MIME-Version: 1.0 Content-Type: multipart/related; boundary="----=_NextPart_01C63655.19781CE0" Este documento es una página Web de un solo archivo, también conocido como archivo de almacenamiento Web. Si está viendo este mensaje, su explorador o editor no admite archivos de almacenamiento Web. Descargue un explorador que admita este tipo de archivos, como Microsoft Internet Explorer. ------=_NextPart_01C63655.19781CE0 Content-Location: file:///C:/895641EC/glosario-L.htm Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/html; charset="us-ascii" L

L

 

   &nb= sp;        L.-  Duodécima letra= del alfabeto inglés y también del hebreo, en el cual Lámed [nombre dicha letra] significa “aquijada”, signo de una forma del dios Marte, la divinidad generatriz.  El valor numérico de esta l= etra es 30.  El nombre divino hebre= o correspondiente a la L es Limmud o Docto.  [En sánscrito hay dos L voc= ales, una breve (li) y otra larga (), que son la noventa y décima letras respectivamente del alfabeto.  Su sonido es poco perceptible al oído.  No hay ninguna p= alabra sánscrita que empiece por una u otra de estas dos vocales.  Hay, además, la L consonant= e o semivocal, que es la 42da. letra del alfabeto, y se pronuncia como la L castellana.  Y por últi= mo, existe otra L, llamada védica, que es cerebral y tiene un sonido poco perceptible, como en la voz castellana flor.]  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * La=   (Sánscrito).-  Indra, dios del firmamento.  <= /span>(G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        * La  (Tibet).-  Nombre q= ue los lamas del Tibet dan al Fo (Buddha) de los chinos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lâ  (Sánscrito).-  Don ofrecido o recibido.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

   &nb= sp;        Lábaro  (Labarum, en latín).-&nb= sp; Estandarte que llevaban delante de los antiguos emperado= res romanos y que tenía en el extremo superior un águila, como emblema de la soberanía.  Era una larga pica con un palo cruzado formando ángulos rectos.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Constantino reemplazó el águila con el monograma de Cristo, que llevaba la divisa ENTOU ǁ TÓNIKA, que más tarde= se interpretó en el sentido de = In hoc signo vinces [con esta señal vencerás].  Respecto al monograma, era una combinación de letra X, chi<= /i> y P, rho, o sea la sílaba inicial de Christos.  (Véase: Crismón).  = Pero el Lábaro había sido un emblema de Etruria siglos antes de Constantino y de la era cristiana.  <= /span>Era también el signo de Osiris y de Horus, frecuentemente representado c= on la cruz latina prolongada, así como la cruz pectoral griega es puram= ente egipcia.  En su Decadencia y Caída del Imperio romano, Gibbon puso de manifiesto la impostura de Constantino.&nb= sp; Este emperador, si es que tuvo alguna visión, debió se= r la del Júpiter olímpico, en cuya fé murió.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Labdha  (Sánscrito).-  Adquirido, logrado, alcanzado.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

   &nb= sp;        * Labdhavarna  (Sánscrito).-  Sabio, pandita.  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        Laberinto  [del griego labyrinthos].-  Egipto tenía el “Labe= rinto celeste”, en el cual se introducían las almas de los difuntos,= y también su representación en la tierra, el famoso Laberinto, = una serie de recintos y pasadizos subterráneos con los más extraordinarios recovecos.  Se= gun la descripción de Herodoto, consta de tres mil cámaras o recinto= s, la mitad debajo de suelo y la otra mitad sobre el mismo.  Aun en su tiempo no se permit&iacu= te;a a los extraños entrar en las partes subterráneas del Laberinto porque éstas contenían los sepulcros de los reyes que lo construyeron y otros misterios.  El “Padre de la Historia” encontró al Laberinto ya casi en ruinas, y con todo, lo consideraba, aun en tal estado, mucho más maravilloso que las Pirámides.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lâbha  (Sánscrito).-  Obtención, adquisició= ;n, logro, lucro, provecho.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Labhasa  (Sánscrito).-  Posesión, riqueza.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

   &nb= sp;        * Labhya  (Sánscrito).-  Que ha de alcanzarse, que ha de ser obtenido.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Labro.-  Santo romano, solemnemente beatifi= cado no hace muchos años.  <= /span>Su gran santidad consistía en estar sentado junto a una de las puertas de Roma, noche y día, por espacio de cuarenta años, s= in lavarse ni una sola vez durante ese tiempo.  A consecuencia de ello, la miseria= se lo estaba comiendo hasta los huesos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Labyrinthodon.-  Animal antediluviano del orden de = los saurios, cuyo cráneo fósil presenta una perforación, q= ue únicamente puede explicarse por un extraordinario desarrollo de la glándula pineal o “tercer Ojo”, que, en concepto de vari= os naturalistas, entre ellos E. Korscheldt, funcionaba como un real y verdadero órgano de la visión.  <= /span>–Véase: Doctrina S= ecreta, II, 313, nota, y Glándula pi= neal.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lactancio.-  Padre de la Iglesia, que declar&oa= cute; como doctrina herética el sistema heliocéntrico, y la existencia de los antípodas, como una “falacia inventada por el diablo”.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ladaha  (Sánscrito).-  Bello, agradable, encantador.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Ladakh.-  El valle superior del Indo, habita= do por los libetanos, pero perteneciente al râja de Cachemira.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Laena  (Latín).-  Una vestidura con la cual los augu= res romanos se cubrían la cabeza mientras estaban contemplando el vuelo = de las aves.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lagada  (Sánscrito).-  Bello, bien formado, bien hecho.  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        * Lâghava  (Sánscrito).-  Pequeñez, insignificancia, desprecio, mezquindad, falta de valor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Laghiman  (Sánscrito).-  Ligereza, carencia de peso; el pod= er de neutralizar la acción de la gravedad y de volverse tan ligero como un copo de algodón, una pluma u otros objetos por el estilo.  “Por med= io del samyana sobre la relaci&oac= ute;n que existe entre el cuerpo humano y el éter, y también identificándose con objetos ligeros, tales como un copo de algodón, etc., el yoguî adquiere el poder de viajar por el espacio”.  (Aforismos de Patañjali, III, 42).  (G.T. H.P.B.)=

 

   &nb= sp;        * Laghu  (Sánscrito).-  Ligero, imponderable, rápido, pequeño, escaso, parco.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Laghuvritti  (Sánscrito).-  “Condición de ligereza”.  Por efecto de ella; el cuerpo se vuelve imponderable, como en el estado= de éxtasis o como un cuerpo glorioso.&= nbsp; –Véase: Laghima= n, Etrobacia, Levitación.  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        * Laghvâzin&n= bsp; (laghu-âzin) (Sánscrito).-  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>“Poco comedor”.  Parco o sobrio en la comida.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lagna  (Sánscrito).-  Adicto, atento; confuso; bardo, panegerista.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lahgash  (Cábala).-  Lenguaje secreto; encantació= ;n esotérica; casi idéntico al significado místico de Vâch [el oculto poder de los= Mantras.]  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Laicos, chelâs o Ch&ecir= c;las laicos.-  Son simplemente hombres de mundo que afirman su deseo de conocer las cosas espirituales.  Virtualmente, todo miembro de la Sociedad Teosófica que subscrib= e al segundo de los tres objetos de la misma es un chelâ laico, porque, si bien no pertenece al númer= o de los verdaderos chelâs, ti= ene la posibilidad de llegar a serlo, por cuanto ha atravesado la línea divisoria que le separaba de los Mahâhmâs, y se ha puesto, por decirlo así, bajo su observación.  El Chelado laico no confiere más privilegio que el de trabajar para contraer méritos bajo la observación de un Maestro.  –Véase el excelente artículo de H. P. Blavatsky: Chelâs (regulares) y Chelâs laicos, publicado en Five Years of Theosoph= y.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lajjâ  (Sánscrito).-  “Poder”; una semidiosa= , hija de Dakcha.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lajjyâ  (Sánscrito).-  Pudor, r= ecato, modestia.  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        * Lakcha  (Laksha) (Sánscrito).-  Marca, señal, signo, nota; engaño, fraude.  Se llama también lakcha, lakchâ= , lak, lakh o lac una cantidad equivalente a cien mil unidades, sea en especie, dinero u otra cosa cualquiera.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lakchana  (Lakshana) (Sánscrito).-  Los trei= nta y dos signos corporales de un Buddha, o sean las señales por cuyo medi= o es reconocido.  [He aquí otros significados de esta palabra; marca, señal, símbolo, atributo, signo característico o distintivo; carácter, nombre, designación; observación, vista, visión, etc.]  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lakchana-parinâma  (Sánscrito).-  Cambio o transformación del carácter.  (G.T. H.P.B.= )

 

        &= nbsp;   * Lakchmana  (Sánscrito).-  Marca, señal, nombre.  Hijo del rey Dazaratha y hermanastro de Râma, esposo de Sîtâ.  (Véase esta palabra).  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        Lakchmî  (S&aacut= e;nscrito).-  “P= rosperidad”, fortuna, [belleza, esplendor].  La Venus inda, que nació en el acto de batir los dioses el océano de leche; es la diosa de la belleza, y esposa [o aspecto femenino] de Vichnú.  [= Lakchimî es madre de Kâma, dios del amor.&nbs= p; Es también el sobrenombre de Sîtâ, esposa de Râma.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lakchimî-griha  (Sánscrito).-  El loto rojo, sobre el cual apareció sentada Lakchimî.&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lakchimî-pati  (Sánscrito).-  “Señor o esposo de La= kchimî”: Sobrenombre de Vichnú.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lakchimî-putra  <= /b>(Sánscrito).-  “Hijo de Lakchimî̶= 1;: Kâma.  Hijo de Sîtâ, en general.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lakchimîvat  = (Sánscrito).-  Próspero, afortunado, de fe= liz augurio.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lakchimîza  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Lakchmî-îza) (Sánscrito).-  Hombre afortunado; Vichnú, esposo de Lakchimî.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lakchya  (Sánscrito).-  Notable.  Como substanti= vo: marca, signo, objeto a que uno aspira.&nbs= p; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lakh.-  Véase: Lakcha.  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Laksha, Lakshana, Laksmi.-  Véase: Lakcha, Lakchana, Lakchmî.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Lalâma  (Sánscrito).-  Raya, ma= rca; adorno o signo distintivo; jefe; dignidad, majestad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lâlasa  (Sánscrito).-  Deseo; sentimiento; solicitación.  <= span style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Roman";mso-ansi-= language: ES'>Como adjetivo: deseoso, anheloso.  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        * Lalita  (S&aacut= e;nscrito).-  Belleza, encanto; juego, diversión.  (Adjetivo): agradable, divertido, encantador; sencillo, ingenuo.  (G.T. H.= P.B.)

 

        &= nbsp;   Lalita-vistara  (S&aacut= e;nscrito).-  Célebre biografía de Zâkyamuni, el Señor Buddha, compuesta por Dharmarakcha en el año 308 de nuestra era.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lam  (L.).-  Símbolo del Prithivî-Tattva  (Râma Prasâd).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lama  (Tibet).-  Se escri= be “Clama”.  <= span style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Roman";mso-ansi-= language: ES'>Este título, si se aplica debidamente, corresponde sólo a= los sacerdotes de grados superiores, aquellos que pueden oficiar como gurus en los monasterios.  Desgraciadamente, cada miembro ord= inario del gedun (clero) se llama, o p= ermite que le llamen, “Lama”.  <= /span>El verdadero lama es un gelong ordenado y tres veces ordenado.  Desde la reforma hecha por Tsong-kha-pa, no pocos abusos se han deslizado de nuev= o en la teocracia del país.  Hay “Lamas astrólogos”, los chakh= an o tsikhan (de tsigan “gitano”) ordinarios, y “Lamas adivinos”, de una condición tal que se les permite casarse y n= o pertenecen absolutamente al clero.  Sin embargo, se cuentan en muy escaso número en el Tibet oriental, perteneciendo principalmente al Tibet occidental y a ciertas sectas que nada tienen que ver con los gelupkas= o “casquetes amarillos”.  <= /span>Por desgracia, los orientalistas, que casi nada saben del verdadero estado de l= as cosas del Tibet, confunden el Choichong de la Lamasería (Lhasa) de Gurmakhayas –los esotéricos iniciados- con los charlatanes y dugpas (hechiceros) de la secta de los bhons.  No es de extrañar que –como dice Schlagintweit en su Buddhismo del Tibe= t- “si bien las imágenes del rey Choichong (el “dios de la astrología”) se encuentran en la mayor parte de los monasterios del Tibet occidental y de los Himalayas, mis hermanos no han visto jam&aacu= te;s un lama Choichong”.  Est= o es muy natural.  Ni el Choichong = ni el Khubilkhan (véase esta pala= bra) invadieron el país.  Lo= mismo que el “Dios” o “Rey Choichong” dista tanto de ser “dios de la astrología” como cualquier otro Dhyân Chohân “planetario”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lama-gylungs  (<= st1:place w:st=3D"on">Tibet).-  Discípulos de los lamas.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Lamba  (Sánscrito).-  Grande, vastoso, espacioso; pendiente, colgantes.&= nbsp; (Substantivo) presente, regalo.  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        * Lambhana  (Sánscrito).-  Adquisición, obtención; reproche, censura.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lamrin  (Tibet).-&= nbsp; Libro sagrado de reglas y preceptos escrito por Tsong-kha-pa “= para el progreso del conocimiento”.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lang-chu o Lang-shu  (Chino).-  Título de una traducci&oacu= te;n de la obra de Nâgârjuna Ekazloka-Zâstra.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Langhan.-  Véase: Ashen.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Langhana  (Sánscrito).-  Ayuno.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lang-shu.-  Véase: Lang-chu. (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lankâ  (Sánscrito).-  Antiguo nombre de la isla actualme= nte llamada Ceilán.  Es también el nombre de una montaña situada al Sur-Este de Ceilán, en donde, segun cuenta la tradición, había una ciudad poblada por demonios, conocida con el nombre de Lankâpuri.  La gran epopeya Râmâyana la describe diciendo que era de gran magneficencia y de extensión gigantesca, “con siete anchos fos= os y siete estupendas murallas de piedras y metal”.  Su fundación se atribuye a Vizvakarma, que edificó dicha ciudad para residencia de Kuvera, rey = de los demonios, de quien fue tomada por Râvana, reptor de la bella Sîtâ.  El Bhagavad-Gîtâ dice que Lankâ o Ceilán era primitivamente la cumbre del monte Mer&uacu= te;, que fue arrancada por Vâyu, dios del viento, y precipitada en el océano.  Desde entonces= ha venido a ser la sede de la Iglesia búdica del Sur, la secta siamesa (dirigida actualmente por el sumo sacerdote Sumangala), representació= ;n del más puro budismo exotérico de esta parte de los Himalayas.  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

* Lânkâvatâra  (S&aacut= e;nscrito).-  Título de un tratado de filosofía búdica.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lankeza  (Lankâ-îza) (Sán= scrito).-  “Señor de Lankâ”.  Epí= ;teto de Râvana.  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lanoo.-  Véase: Lanu.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lanú  (lanoo, segun la transliteración inglesa)&n= bsp; (Tibet).-  Es el nombre= que en el Tibet se da a los chelâ= s o estudiantes de la doctrina esotérica.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lao-tze  (Chino).-  Un gran sabio, santo y filó= sofo, que precedió a Confucio.  [Fue una gran reformista chino.]&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lâpa  (Sánscrito).-  Palabra, lenguaje.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lapana  (S&aacut= e;nscrito).-  Habla o acción de hablar; l= a boca (que habla).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lapis philosophorum  (Latin).-  “Piedra de los filósofos”.  Véase: Piedra filosof= al.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lapita  (Sánscrito).-  Palabra, lenguaje; voz, lamento.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lararium  (Latin).-  Un aposento en la casa de los anti= guos romanos, en donde se guardaban, juntamente con otras reliquias de la famili= a, los lares o dioses domésticos.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lares  (Latin).-  Los Lares son los manes o sombras de las personas desencarnadas.  Los había de tres clases: Lares = familiares, que eran los guardiantes o presidentes invisibles de la familia; Lares parvi, pequeños ídolos que se utilizaban para adivinaciones y augurios, y Lares prœtites, que, segun se suponía, mantenían el orden entre los demás.  Dice Apuleyo que la inscripci&oacu= te;n tumularia: “A los dioses manes que vivieron”, significa que el = alma había sido transformada en un lémur, y añade que, si b= ien “el alama humana es un demonio que nuestros lenguajes pueden denomina= r genio”, y “es un dios inmortal, a= unque en cierto sentido nace al mismo tiemp= o que el hombre en quien ella reside, sin embargo podemos decir que muere de la misma manera que nace&= #8221;.  Lo cual significa, usando un lengu= aje más claro, que los Lares y los Lémures son simplemente los cascarones o envolturas desechadas por el Ego, la elevada Alma espiritual e inmortal, cuya cubierta o envoltura= , lo mismo que su reflejo astral, el alma animal, muere, mientras que el Alma superior persiste durante toda la eternidad.  [Véase: Penates].  [Tomado= s en otra acepción de la palabra, los Lares son las divinidades solares, = los conductores y jefes de hombres.  Como Aletœ [Dioses o adoradores del fuego], eran los siete planetas (astronómicamente), y como Lares, los regentes de dic= hos planetas, nuestros protectores y gobernadores (místicamente).  –(Doctr. Secr., II, 377).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Larva  (Latin).-  El alma animal.  Las Larvas (larvœ) son las sombras de= los hombres que vivieron y han muerto.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lâsa  (Sánscrito).-  Danza, juego, diversión, pl= aceres amorosos.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Lascaris.-  Misteri= oso personaje de origen oriental.  Apareció en Alemania a principios del siglo XVIII.  Dedicábase con ahinco al hermetismo, y poseía una tintura o polvo filosofal con que obraba la transmutación de los metales.  Uno de los experimentos que más llamaron la atención pública fue el trocar en oro purísimo toda la vajilla de plata que en su castillo poseía la condesa de Erbach; hecho completamente auténtico, por cuanto la vajilla en cuestión llegó a s= er objeto de litigio, a causa de haberse separado la condesa de su esposo, que reclamaba la mitad de su valor.  El eminente químico Dippel pretendió demostrar que la tintura de= que se servía Lascaris era una simple solución saturada de clorur= o de oro, y que bastaba calcinar el polvo con que se preparaba la tintura para reducirlo a oro puro; pero difícilmente se explica que, segun afirma= el mismo Dippel, una parte en peso de dicha tintura transmutase en oro 600 par= tes de plata; tampoco hay manera de explicar que una plancha circular de cobre = con un pie de diámetro, calentada al fuego y tratada, con un peque&ntild= e;o grano de tintura se convirtiese toda ella en oro, como se demostró l= uego cortando a pedazos la plancha para que se viera claramente que no se tratab= a de un mero cambio superficial, sino de una verdadera transmutación de t= odo el espesor de la masa metálica.&nbs= p; Lascaris tuvo numerosos discípulos, tales como Bötticher, Braun, Martin, Schmolz de Dierbach y otros, que recorrieron la Europa para demostrar con hechos prácticos la verdad de la ciencia hermética.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lâsa  (Sánscrito).-  Danza, especialmente de mujeres; j= uego, solaz; placeres amorosos.  (G.= T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lâsaka  (Sánscrito).-  El que danza, juega o se divierte.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lâsakî  (Sánscrito).-  Bailarina, cortesana.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lâsya  (Sánscrito).-  Danza acompañada de canto y música instrumental; danza de mujeres, una especie de pantomima.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Latâ  (Sánscrito).-  Hilo; rama; planta trepadora.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lâta  (Sánscrito).-  Lenguaje pueril o inconsciente; de= fecto, tacha, vicio; tela, vestido.  = (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lata  (S&aacut= e;nscrito).-  Ignorante, que habla como un niño; defecto.  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Latta  (S&aacut= e;nscrito).-  Hombre vil, miserable.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lavana  (S&aacut= e;nscrito).-  Salino, salado, salobre.  Lavana era el nombre de un râkchasa, hijo de Madhu y re= y de Mathurâ.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Lavanâmbhas  = (Sánscrito).-  “Aguas saladas”: el mar.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Lâvanya  (Sánscrito).-  Sabor salado; gracia, encanto, bel= leza.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Laya o Layam  (Sánscrito).-  Palabra derivada de la raíz= li, “disolver”, “desintegrar”; un punto de equilibrio (punto cero o neutro) en física o química.  En ocultismo es el punto en que la substancia se vuelve homgénea y es incapaz de obrar o de diferenciarse.  [Es el punto d= e la materia por encima y por debajo del cual ha cesado toda diferenciació= ;n o cambio de manifestación.  En la práctica del Yoga, laya es un momento crítico = en que la mente, al pasar de un estado de conciencia a otro llamado “inconsciente”, puede caer en una condición de entorpecimiento pasivo, que conduce a todas las calimades de la mediumnidad irresponsable.  –V&eacut= e;ase: Punto o centro laya.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Laya-yoga  (Sánscrito).-  Es una especie de Yoga que consiste en contemplar con atención algun objeto exterior; o más propiamente, el nâda (sonido) interno que se percibe cerrando los oídos.  (M. Dvivedi).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lebanon  (Hebreo).-  Véase: Líbano.  (G= .T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lecho de Procusto.-  Procusto o Procrusto, era un famoso bandido del Atica, que hacía tender a sus víctimas sobre un l= echo de hierro, haciéndolas ajustar exactamente a la longitud del mismo, a cuyo fin les cortaba las extremidades de las piernas si éstas eran m= ás largas, o las estiraba con fuerza mediante una cuerda si eran más cortas.  Esta alegoría,= de que se habla varias veces en las obras teosóficas, se aplica principalmente a aquellos dogmáticos que se empeñan en ajusta= r de un modo forzado y violento una idea determinada a su propio criterio o a una norma preestablecida.  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Leffas.-  Cuerpos astrales de las plantas.  Pueden hacerse visibles surgiendo = de las cenizas de las plantas, después que éstas han sido quemadas.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  –Véase: Palingenesia.  (F. Hartmann).  –Véase también= Gaffarillus y Kircher.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Leha y Lehya  (Sán= scrito).-  Alimento; alimento divino.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lekha  (Sánscrito).-  Rasgo, línea; letra, carácter (de letra); carta, misiva.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lekhana  (Sánscrito).-  Escrito, escritura; hoja de palma, corteza de abedul (que servían para escribir a guisa de papel).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lémures.-  Son los= manes o sombras que conocemos con = el nombre de lares.  Cuando se hallan a alguna distanci= a de nosotros y nos muestran una benéfica protección, honramos en ell= os las divinidades del hogar doméstico; pero si sus crímenes los condenan a andar errantes, los denominavos larvas.  Llegan a ser una verdadera plaga p= ara los hombres malvados y un vano terr= or para los buenos.  (Isis sin velo, I, 345).  –Son los elementales del air= e; elementarios de los muertos; “espíritus llamadores o golpeadores”, que producen manifestaciones físicas.  (F. Hartmann).  –Véase: Cabales, Elementarios, Lares, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lemuria.-  Término moderno empleado po= r algunos naturalistas, y que actualmente usan los teósofos para designar un vastísimo continente que, segun la Doctrina Secreta del Oriente, precedió a la Atlántida.  SU nombre oriental no revelar&iacu= te;a gran cosa a los oídos europeos.&nbs= p; [La Lemuria constituía un antiquísimo y gigantesco continente, anterior al Africa y a la Atlántida.  Fue destruída por efecto de= los terremotos y de los fuegos subterráneos, y sumergida en el fondo del= océano desde hace algunos millones de años, dejando sólo como recuer= do de ella varios picos de sus más altas montañas, que ahora son otras tantas islas, entre las cuales figura la llamada Isla de Pascua, famo= sa por sus estatuas gigantescas.  Este vastísimo continente comprendía el sur de Africa, Madagascar, Ceilán, Sumatra, Océano Indico, Australia, Nueva Zelandia, extendiéndose hasta gran parte del sur del Océano Pacífico.  Fue la cuna y residencia de la tercera Raza-madre, o sea de la primitiva humanidad física y sexual, que en aquellos remotos tiempos tenía una estatura gigantesca.  Una vez aparecida la Lemuria, surgió la Atlántida.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lemurianos.-  Constituían la tercera Raza-madre.  Eran de estatura gigantesca, andróginos y hermafroditas durante los primeros períodos de la Raza, pero más tarde se diferenciaron en formas distintamente masculinas y femeninas.  (P. Hoult).  –Véase: Lemuria= .  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lenguaje de los dioses  Deva-nâgarî, en sánscrito.-  Con este nombre se designa el alfabeto y el lenguaje sánscrito más frecuentemente empleado, sobre todo en el sur de la India.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lenguaje de los Hierofantes.-  Es un lenguaje universal que tiene= siete “dialectos”, por decirlo así, cada uno de los cuales se refiere y está apropiado a uno de los siete Misterios de la Naturale= za.  Cada uno de ellos tiene su simboli= smo propio.  (Doctrina Secreta, I, 329).&nbs= p; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lenguaje del Misterio.-  Lenguaje secreto sacerdotal usado = por los sacerdotes iniciados, que lo emplean únicamente cuando discuten materias sagradas.  Cada nación tiene su propia lengua de “misterio”, desconocida= de todos, a excepción de aquellos que han sido admitidos en los Misterios.  [Las razas prehistóricas tenían su lenguaje de misterio, que no es una l= engua fonética, sino gráfica y simbólica.  En la actualidad, son poquí= simos los que la conocen, siendo para la masa de la humanidad, desde hace unos 5.= 000 años, una lengua absolutamente muerta.  Sin embargo, la mayor parte de los gnósticos, griegos y judíos ilustrados la conocieron y emplea= ron, si bien de un modo muy diferente.  Doctrina Secreta,= I, 606.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   León, Moisés de.-  Nombre de un rabino judío del siglo XIII.  Fue acusado de haber compuesto el = Zohar, que publicó como ver= dadera obra de Simeón Ben Jachai.  Su nombre completo está expresado en la Qabbalah de Myer, y era Moisés ben-Shem-Tob de Leó= ;n, rebino español, y el mismo autor demuestra con toda claridad que León no fue el autor del= Zohar.  Pocos dirán lo contrario, p= ero cada uno debe sospechar que Moisés de León falseó considerablemente el “Libro de Esplendor” (Zohar) original.  = Esta falta, sin embargo, puede él compartirla con los “cabalistas cristianos” de la Edad media y especialmente con Knorr von Rosenroth.  Con toda seguridad= , ni el rabino Simeón, condenado a muerte por Tito, ni su hijo, el rabino Eliezer, ni su secretario, el rabino Abba, pueden ser acusados de haber introducido en el Zohar las doc= trinas y dogmas puramente cristianos inventados por los Padres de la Iglesia algun= os siglos después de la muerte de los primeros rabinos mencionados.  Esto, estirando la cosa un poco más de lo debido, sería una supuesta profecía divina.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

* León de la Ley<= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>.-  Título aplicado a Buddha.  (Véase: Voz del Silencio, II).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Leones de Fuego y Leones de Vida.-  Estos nombres, que expresan atribu= tos ígneos, se han aplicado a los elevados Seres que constituyen la prim= era de las Jerarquías creadoras, por razón de ser la Vida y el Corazón del universo.  -Véase: Jerarqu&iacut= e;as creadoras.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Leopoldo I.-  Este emperador colmó de fav= ores al monje Venzel Zeyler por haber éste transformado en presencia suya estaño en oro, y de él se cuenta que también obr&oacut= e; tal transformación.  (G= .T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lerad  (Escandinavo).-  El abeto de Walhall, con cuyas hoj= as se alimenta la cabra Heidruna.  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Letanía.-  El más somero examen compar= ativo entre la letanía lauretana de la Iglesia católica y las del Egipto y de la India, demuestra claramente que estas dos últimas sirvieron de modelo a la primera, que ha copiado al pie de la letra algunos= de sus elogios o atributos.  (Véase: Isis sin velo= , II, 209).  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Leteo  (Del griego lethé, olvido).-  Uno de los ríos del infierno, llamado por otro nombre "Río del Olvido".  Tras muchos soglos pasados en los infiernos, en donde habían expiado sus culpas, las almas, antes de abandonar la región de las sombras, están obligadas a beber de las tranquilas y silenciosas agu= as de dicho río, que tienen la virtud de borrar el recuerdo de su vida anterior o de no dejar en la memoria más que vagas y obscuras reminiscencias, disponiéndolas así a sufrir en un nuevo cuerpo las pruebas y miserias de la existencia.&n= bsp; Con esta ingeniosa alegoría, los antiguos griegos explicaban = la pérdida de la memoria de las vidas pasadas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Levânah  (Hebreo).-  La luna, considerada como planeta = y como una influencia astrológica.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Levi, Eliphas.-  El verdadero nombre de este sabio cabalista era Alfonso Luis Constant.  Eliphas Levi Zahed era autor de varias obras sobre magia filosófica.  Miembro de= los Fratres Lucis (Hermanos de la Luz)= , fue también, en un tiempo, sacerdote o abate de la Iglesia católico-romana, que en breve procedió a secularizarle cuando él adquirió fama de cabalista.  Murió unos veinte añ= os atrás (tén= gase en cuenta que la obra original salió a la luz en el año 1892<= /span>), dejando cinco obras famosas: Dogme = et Rituel de la Haute Magie (1856); Histoire de la Magie (1860); La Clef des grands Mystéres (1861); = Legendes et Symboles (1862), y La Scienc= e des Esprits (1865), además de algunas otras obras de menor importancia.  Su estilo es sum= amente claro y fascinador, pero con un sello harto marcado de ironía y para= doja para ser el ideal de un cabalista serio.&n= bsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Leviathan.-  En el Esoterismo bíblico, e= s la Deidad en su doble manifestación de bien y de mal.  Su significado puede encontrarse e= n el Zohar (II, 34, b):  "El rabi= no Shimeon dijo: La obra del principio (de "creación") los compañeros (candidatos) la estudian y comprenden; pero los pequeños (los completos y perfectos Iniciados) son los que comprenden la alusión a la obra del principio por medio del Misterio de= la Serpiente del Gran Mar (a saber)  Thanneen, Leviathan".  (Véase también: Qabbalah, de I. Meyer).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Levitación.-  "Suspensión de un cuer= po pesado en el aire sin sostén alguno visible".  (A. Besant).  La levitación y el hecho de= andar sobre el agua pueden ejecutarse con la ayuda de los elementales del aire y = del agua, respectivamente; pero con más frecuencia se emplea para ello un método distinto, que expresa Patañjali en uno de sus Aforismos del Yoga:  "Por el dominio sobre el aire= vital llamado udâna, el yogu&ic= irc; adquiere el poder de ascensión (o levitación), de sostenerse sobre el agua sin tocarla y sobre el cieno y de andar sobre abrojos".<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (III, 39).  -Véase: Etrobacia.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ley de Retribución.-  Véase: Karma.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ley de Sacrificio.-  Véase: Sacrificio.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Leyes de Manú.-  Véase: Mânava-dharma-zâstra.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Leza  (Sánscrito).-  Disminución; partícula; pequeña cantidad.  (G.T. H.P.B.)

I

        &= nbsp;   Lha&= nbsp; (Tibet).-  Espíritus de las esferas más elevadas; de esta palabra deriva el nombre de Lhassa, residencia del Dalai-Lama.  El título de Lha se da frecuentemente en el Tibet a algunos Narjols (santos y yoguîs adeptos), que han alcanzado grandes poderes ocultos.  [Lha es un antiguo término de lsa regiones situadas más allá de los Himalayas; significa "Espíritu&qu= ot;, un Ser celestial o superhumano cualquiera, y comprende toda la serie de jerarquías celestes, desde = un Arcángel o Dhyâni,= hasta un Angel de tinieblas, o espíritu terrestre.  (Doctr. Secr., II, 25).]  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lhagpa  (Tibet).-  El planeta Mercurio [simbolizado p= or una "mano".  -Véa= se: Voz del Silencio, II.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lhakang  (Tibet).-  Un templo; una cripta, especialment= e un templo subterráneo para ceremonias místicas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lhamayin  (Tibet).-  Espíritus elementales del p= lano terrestre inferior.  La fantasía popular hace de ellos unos demonios y diablos.  [Espíritus elementales y malignos, envidiosos y enemigos del hombre (Voz del Silencio, III).  En un= a de las instrucciones expuestas en el recomendable artículo de H. P. Blavatsky titulado Ocultismo práctico, se lee:  "No debe hacerse uso de ningun vino, ningun espíritu ni = opio, porque éstos son a manera de los lhamayin (malos espíritus), que se apoderan del imprudente y devoran el entendimiento".  Estos se= res son diametralmente opuestos a los L= has, segun se colige de la estanza II, 8 del Libro de Dzyan:  "Vinieron = los Lhas de lo Alto y los Lhamayin de Abajo".]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lhassa  (Tibet).-  Ciudad donde reside el Dalai-Lama.=   Véase: Lha.  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Li=   (Sánscrito).-  Disolución, destrucción; igualdad, identidad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Libaciones.-  Mr. Cha= bas (L'Egyptologie, pág. 95) opi= na que la efusión de agua en honor de los manes tenía un significado= muy importante: era símbolo de la frescura y humedad devueltas al cuerpo deseado por la momificación.  En los ritos funerarios se prescribían frecuentes libaciones.=  (P. Pierret, Diction. D' Archéol. Egypt.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Líbano  (Lebanon, en hebreo).-  Una cadena de montañas de la Siria, que conserva unos pocos restos de los cedros gigantescos, un bosque de que estaba coronada en otro tiempo su cumbre.  Cuenta la tradición que de allí se sacó la madera para construir el Templo del rey Salomón.  (Véase= : Drusos).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Liberación  (Mokcha, en sánscrito).-  Véase: Mokcha.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Libra.-  Uno de los signos del Zodíaco.  Véase:= Tulâ.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Libros de bambú.-  Obas antiquísimas y seguram= ente prehistóricas escritas en chino, que contienen los registros antediluvianos de los Anales de la = China.  Se encontraron en la tumba del rey= Seang de Wai, que murió en el año 295 antes de J. C., y con mucha justicia se les puede hacer remontar a muchos siglos antes.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Libro de las Claves.-  Antigua obra cabalística.  [Ya no existe el original, si bien= puede haber copias espurias y desfiguradas y falsificaciones del mismo.  (Glosario de la Clave de la Teosofía).]=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Libro de la Creación.-  Este libro y el Zohar son las dos únicas obras fundamentales del sistema cabalístico que han llegado hasta nosotros.  El Libro de la Creación responde bastante bien a la idea que, segun el Thalmud, podemos formarnos de la Historia de la Génesis.  (A. Frank, La Cábala).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Libro de Dzyan.-  Este libro, cuyo nombre deriva de = la voz sánscrita dhyân (meditación mística), es el primer volumen de los Comentarios sobre los siete folios secretos de Kiu-te, y un glosario de las obras públicas de igual nombre.  En la biblioteca de cualquier monasterio pueden hallarse en posesión de los lamas gelugpa tibetanos, treinta y cinco volúmenes de Kiu-te para fines exotéricos y para uso de los laicos, y además, catorce libros de comentarios y anotaciones sobre = los mismos, escritos por Maestros iniciados.&n= bsp; Estos catorce libros de Come= ntarios, algunos de los cuales son de una antigüedad incalculable, contienen una recopilación de todas las ciencias ocultas.  (Doctrina Secreta, III, 405).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Libro de Enoch.-  Rechazado por los judíos y declarado apócrifo por los cristianos.  Se le ha atribuído grande importancia a causa de la mención que de él se halla en los versículos 14 y 15 de la epístola del apóstol san Juda= s, y también por citarlo varios santos Padres de la Iglesia primitiva.  El libro en cuestión es completamente simbólico, y sus símbolos se hallan entremezcla= dos con misterios astronómicos y cósmicos.  Abarca las cinco Razas del Manvantara, y hace algunas alusion= es a las dos últimas.  No contiene, pues, "profecía bíblicas", sino simplemen= te hechos sacados de los Libros sagrados del Oriente, y es evidentísimo= que las doctrinas de los Evangelios y aun las del Antiguo Testamento fueron copiadas enteramente del Libro de Enoch.  (Doctr. Secr., III, pág. 82 y siguiente).  -Véase: Enoch.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Libro de los Muertos.-  Es una antigua ritualista y oculta egipcia atribuída a Thot-Hermes.&nb= sp; Se encontró en los ataúdes de vetustas momias.  [Es una colección de oracio= nes divididas en 165 capítulos.  Estas preces debía recitarlas el difunto para guardar salva su alma en las pruebas de ultratumba y purificarla en el juicio final; a este = fin, cada momia tenía en su ataúd un ejemplar más o menos completo de este libro.  El ejemplar-tipo, publicado por M. Lepsius, es la reproducción de un manuscrito de Turín de la XXVI dinastía, pero la redacci&oacu= te;n de algunos de sus capítulos se remonta a las épocas más antiguas.  -P. Pierret, Diction. D' Archéol, egypt.= ]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Libro de los Números caldeo.-  Esta obra contiene todo cuanto se encuentra en el Zohar de Simeón Ben-Jochai, y mucho más.  Debe ser muchos siglos anterior a él, y en cierto sentido su original, puesto que encierra todos los p= rincipios fundamentales expuestos en las obras cabalísticas judías, pero sin ninguno de sus velos.  Es verdaderamente una obra rarísima, de la cual sólo existen dos= o tres copias, y éstas en manos de particulares.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Licantropía  (del griego lykanthropía).-  Fisiológicamente, es una enfermedad o manía, durante la cual uno se figura ser un lobo y obra como tal.  Ocultamente, significa lo mismo qu= e la voz inglesa werwolf, la facultad psicológica de ciertos hechiceros de aparecer o presentarse con la apariencia= de lobos.  Voltaire afirma que en= el departamento de Jura, en el espacio de dos años, entre 1598 y 1600, = unos seiscientos licántropos fueron sentenciados a muerte por un juez demasiado cristiano.  Esto no significa que los pastores acusados de hechicería y vistos como lobos tenían el poder de transformarse físicamente en dichos animales, sino simplemente que poseían = el poder hipnotizador de hacer creer a la gente (o a aquellos que consideraban como enemigos) que estaba viendo un lobo, cuando en realidad no había ninguno.  El ejercicio de tal = poder es verdadera hechicería.  La posesión "demoníaca" es verdaera en el fondo, excepción hecha de los diablos de = la teología cristiana.  Pe= ro éste no es lugar a propósito para una larga disquisició= ;n sobre los misterios ocultos y poderes mágicos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Licnomancia  (del griego lychnos, llama, y mante= ia, adivinación).-  Como ex= presa su nombre, es la adivinación por medio de la llama, segun su intensi= dad, color, dirección, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Liebre.-  En algunos monumentos de la antigüedad cristiana, tales como piedras sepulcrales, lámparas, mármoles, etc., se ve esculpida la figura de este animal, cuyo significado, segun confiesa el abate Martigny, no han podido definir claram= ente los anticuarios.  Así, = un mármol del cementerio de Saint-Urbain está adornado con una liebre que corre hacia la izquierda en dirección de una paloma que l= leva en el pico una rama de olivo cargada de hojas y frutos; en una piedra graba= da de la colección de M. Perret, se ve una liebre que corre hacia el monograma de Cristo, y una palma debajo.&n= bsp; Sobre la tumba de un niño se ve esculpida una liebre que está comiendo un racimo de uva, y en una urna bautismal (nymphœum) de Pisauro (hoy Pésaro), se ve un carnero frente a una liebre.  Igualmente encontramos la liebre en algunas lámparas de barro, entre ellas una que M. Cavallari recogió en una catacumba cristiana en las cercanías de Girgen= ti en Sicilia, en el año 1875.  -Véase: Culto de la l= iebre.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lif  (Escandinavo).-  Lif y Lifthresir son los dos únicos seres humanos a quienes se permitió estar presentes en= la "Renovación del Mundo".&n= bsp; Por ser "puros e inocentes y libres de deseos pecaminosos, se l= es concedió entrar en el mundo en donde ahora reina la paz".  El Edda los presenta escondidos en la selva de Hoddmimir, sumidos en los ensueños de la infancia mientras ocurría la postrera lucha.  Estas dos criaturas y la alegor&ia= cute;a en que toman parte, hacen referencia a las pocas naciones de la cuarta Raza-madre, que, sobreviviendo a la grande sumersión de su continent= e y a la mayoría de su Raza, pasaron a la quinta y continuaron su evolución étnica en nuestra presente Raza humana.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lîlâ  (Lila)  (Sánscrito).-  Literalmente: Juego, diversi&oacut= e;n, pasatiempo.  En las escrituras ortodoxas indas se explica que "los actos de la Divinidad son lîlâ, o una diversión".  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lil-in  (Hebreo).-  Los hijos de Lilith y los descendi= entes de éstos.  "Lilith= es la madre de los Shedim y de los Muquishim (engañadores, que tienden lazos)".  Todas l= as especies de Lil-ins, sin embarg= o, son demonios en la demonología de los judíos.  (Véase: Zohar, II, 268a).  -[Véase: Lilith.]  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lilith  (Hebreo).-  Segun la tradición jud&iacu= te;a, era un demonio que fue la primera esposa de Adán, antes de que fuera creada Eva.  Creése que ejerce una influencia fatal sobre las madres y los niños recien nacidos.  Lil es noche, y Lilith<= /i> es también la lechuza, y en las obras medievales es un sinónimo = de Lamia o demonio hembra.  (W.W.W.).  [El Talmud describe a Lilith como una hechicera mujer de opulenta y ondeada cabellera,= o más bien un animal femenino cabelludo de un carácter actualme= nte desconocido, que en las alegorías cabalísticas y talmúdicas es llamado la reflexión femenina de Samael, Samael-Lilith, o sea una mezcla de hombre y animal, un ser denominado en el= Zohar Hayo Bischat, la Bestia o Ma= la Bestia, de cuya unión contranatural descienden los actuales monos.  (Doctr. Secr., II, 274).  Tras alg= unas desaveniencias, rehusó Lilith someterse a su esposo y le abandonó.  Fue madre de gigantes y demonios.  Aun hoy = se la considera como un espectro nocturno, fatal a las madres y a los recien nacidos.  La tradición atribuye a esta diabla meretriz la seducción de varios jóvene= s, cuyo corazón, después de la muerte, se encontró preso = en uno de sus cabellos.  Lilith e= s el prototipo de los seres llamados Kha= dos en el Tibet y Dâkinîs en sánscrito, pertenecientes a raz= as pre-adámicas, desprovistos de inteligencia y dotados sólo de instinto animal.  Adán = tuvo hijos de ella.  (Id., II, 183).  La palabra Lilith (nocturna) figura en Isaías (XXXIV, 14) y se ha traducido como Empusa, lamía, kobold, estrige, zumaya, etc.  En el Diccion. Hebreo-francés de Sander y Trenel se halla traducida: ave de noche, monstruo, fantasma nocturno, (sirena).  Goethe hace aparecer tan siniestro personaje en la "Noche de Walpurgis" del Fausto.  -Vé= ;ase: Pramlochâ.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Limbus Major [o Limbus Magnus]  (Latín).-  Término usado por Paracelso para designar la materia primordi= al (alquímica); "tierra de Adam".  [El mundo en conjunto: la matriz espiritual del universo; el Caos en que está contenido aquello de que está hecho el mundo.  -= (F. Hartmann).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Limosna.-  Segun d= eclara el Zend-Avesta (Patet Mokhat), la limosna establece un lazo de unión ent= re el que la da y el que la recibe.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Linga o Lingam  (Sá= nscrito).-  Un signo o símbolo de creación abstracta.  La Fuerza se convierte en el órgano de la procreación [masculino] sólo en esta tierra.  E= n la India hay doce grandes Lingams = de Ziva, algunos de los cuales se hallan en montañas y rocas y también en templos.  Ta= l es el Kedareza en el Himalaya, una ingente e informe masa de roca.  En su origen, el Lingam no tuvo nu= nca la grosera significación relacionada con el falo, idea que es completam= ente de una fecha posterior.  Este símbolo tiene en la India el mismo significado que tenía en Egipto, que es simplemente que la Fuerza creatiz o procreadora es divina.  Designa también que era el = Creador -masculino y femenino.  Ziva y= su Zakti  [su esposa o aspecto femenino].  La grosera e impúdica idea relacionada con el falo no es inda, sino griega, y sobre todo judía.=   Los Bethels bíblicos eran verdaderas piedras priápicas, el "Beth-el" (falo) donde D= ios reside.  El mismo símbo= lo estaba encubierto en el Arca de la Alianza, el "Santo de los Santos".  Así es q= ue el Lingam, hasta entonces considerado= como un falo, no es "un símbolo de Ziva" únicamente, sin= o el de todo "Creador" o dios creador en cada nación, incluso l= os israelitas y su "Dios de Abraham y Jacob".  [La voz linga, además de falo o miembro viril, significa: marcha, señal, sello, signo característico o distintivo, atributo, emblema, evidencia, prueba, etc.  -Véase: Linga-deha o Linga-zarîra.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Linga-deha  (Sánscrito).-  Llamado también linga y linga-zarîra.  Significa literalmente "cuerpo caracterizante".  Segun enseña la filosof&iac= ute;a sânkhya, el buddhi, el ahânkara, el manas y los diez indriy= as, agrupados y unidos por medio de los cinco elementos sutiles o Tanmâtras, forman el llamado "cuerpo sutil o interno", el cual, sobreviviendo al cuerpo físico, perecedero, acompaña al Purucha (Espíritu individual) en sus transmigraciones sucesivas a otros cuerpos, hasta que el Purucha se ha librado por completo de toda conexión con la materia.  El linga-deha es lo que constituye la naturaleza, carácter o disposición particular de cada individuo, y forma la individualidad persistente a través de las numerosas existencias por que pasa el al= ma en su dilatada peregrinación; por medio de él entra el Espíritu en relación con el mundo exterior.  No se confunda este "cuerpo sutil" con el linga-zarî= ra (o doble astral) de la literatura teosófica.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Linga-Purâna  (S&aacut= e;nscrito).-  Una Escritura de los zaivas, zivaitas o adoradores de Ziva.  En ella, Mahezvara, "el gran Señor", oculto en el Agni-linga, explica la étic= a de la vida: deber, virtud, sacrificio de sí mismo, y finalmente la liberación por medio de la vida ascética al fin del Agni-kalpa (la séptima Ronda).  Como hace justamente observar el profesor Wilson, "el espíritu del culto (fál= ico) se halla tan poco influído por el carácter del símbolo como se pueda imaginar.  Nada hay en él que se parezca a= las orgías fálicas de la antigüedad; todo él es miste= rio y espiritualidad".  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lingârchana  (Sánscrito).-  Culto fálico.  -Véase: Culto fálico, Fálico, Linga-Purâna, etc.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Linga-sharîra.-  Véase: Linga-zarîra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Linga-zarîra  (Sánscrito).-  El "cuerpo", esto es, el símbolo aéreo del cuerpo.&nb= sp; Este término designa el doppelgänger o "cuerpo astral" del hombre o del animal.  Es el eidolon de los griegos, el cuerpo vital y prototípico; la reflexión [o duplicado eté= reo] del hombre de carne.  Nace antes y muere o se desvanece con la desaparición del último átomo del cuerpo.  [En lenguaje teosófico, el = linga-zarîra es el tercer principio de la constitución humana, conocido igualmente con los nom= bres de "doble etéreo", "cuerpo fantasma", "doble astral", etc., y forma parte del cuaternario inferior.  Este cuerpo, que tiene la misma fo= rma que el cuerpo físico, es un vehículo y acumulador de vida (prâna), cuya corriente dirig= e y distribuye con regularidad segun las necesidades del organismo.  Este "principio" est&aac= ute; simbolizado por el pomo de cristal de que se sirvió Prometeo para guardar algunos rayos de sol con que animó la estatua de barro que había fabricado.  Es también el factor que perpetúa los tipos orgánicos del hombre y los demás seres vivientes, determinando sus límites y estructura, dibuja o moldea sus formas orgánicas, así como los caracteres típicos de la especie y de la raza y aun ciertos rasgos de familia; en una palabra, es el nisus formativus, el agente que preside la evolución de las formas orgánicas.  Es tambi&ea= cute;n el linga-zarîra el princi= pal factor de donde se originan nuestras enfermedades y que, provocando reaccio= nes, crisis y otras operaciones saludables, se convierte en fuerza medicatriz cuando nuestro organismo sufre alguna dolencia.  En este cuerpo etéreo está el secreto de los admirables efectos de la medici= na homeopática y de las dosis infinitesimales de los remedios.  Por último, el linga-zarîra desempeñ= a un importante papel en las sesiones espiritistas, y puede en ciertos casos hac= erse perceptible a nuestra vida e impresionar la placa fotográfica.  No se confunda con el linga-zarîra de la filosofía sânkhya.=   -Véase: Linga-deha, Cuerpo astr= al, etc.  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lipi=   (Sánscrito).-  Escritura, escrito.  -Véase: Lipikas, = en el tomo I de la Doctrina Secreta.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lipikas  (Sánscrito).-  Los Registradores celestes, los "Escribientes", aquellos que registran cada palabra proferida y c= ada acción ejecutada por el hombre mientras vive en esta tierra.  Como enseña el Ocultismo, s= on los agentes del KARMA, la ley= de Retribución.  [Son los Registradores o cronistas que impresionan en las (para nosotros) invisibles tablas de la Luz Astral, "la gran galería de pinturas de la eternidad, un registro fiel de cada acción y aun de cada pensamiento= del hombre, de todo cuanto fue, es o será en el Universo fenomenal.  Como se expresa en Isis sin velo, este lienzo divino e invisible es el Libro de la Vida.  Los Lipikas pesan los actos de cada personalidad en el momento en que se efectúa= la separación definitiva de sus "principios" en el Kâma-loka, y suministran al = hombre el molde de su cuerpo etéreo futuro, molde ajustado a las condiciones Kármicas que han de formar el campo de su próxima vida.  Como quiera que los Lipikas son los que desde la pasiva Mente universal proyectan e= n la objetividad el plan ideal del Universo sobre el cual los "Constructores" reconstruyen el Kosmos después de cada Pralaya, son ellos los que corren parejas con los siete Angeles de la Presencia o Espíritus de los ast= ros, siendo así los amanuenses directos de la Ideación eterna o "Pensamiento divino", como la denomina Platón.  -Véase: Inteligencias, Karma, Señores del Karma, etc.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lobha  (Sánscrito).-  Ambición, codicia, avidez, avaricia; un hijo en mala hora nacido de Brahmâ.  [Lobha significa además: anhelo, afán, veneración, adoración.]  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lobhopahata  (lobha-upahata) (Sánscrito).-  Extravia= do por la codicia o ambición.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lochana  (Sánscrito).-  Ojo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Loder.-  V&eacut= e;ase:  Lodur.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lodur o Loder  (Escandinavo).-  Segunda persona de la trinidad de dioses en los Eddas de los antiguos escandinavos, y padre de los doce grandes dioses.  Lodur dotó de sangre y colo= r al primer hombre, hecho del fresno.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lodyna  (Escandinavo).-  Madre de Thor.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Loefos  (Escandinavo).-  Madre de Loki.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lofna  (Escandinavo).-  Una de las asianas (diosas).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Logi=   (Escandinavo).-  Literalmente, "llama".&nb= sp; Este gigante con sus hijos y allegados se dieron a conocer al fin co= mo autores de todo cataclismo y conflagración en el cielo o en la tierr= a, permitiendo que los mortales los percibieran en medio de llamas.  Estos demonios-gigantes eran todos= ellos enemigos del hombre y se esforzaban en destruir su obra dondequiera que la encontraban.  Son un sí= mbolo de los elementos cósmicos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Logia  (Griego).-  Enseñanzas y lecciones secr= etas de Jesús, contenidas en el Evangelio de San Mateo -en el original he= braico, no en el espurio texto griego que poseemos-, y conservadas por los ebionita= s y nazarenos en la biblioteca coleccionada por Pánfilo, en Cesarea.  Este "Evangelio", llamad= o por muchos escritores "el verdadero Evangelio de Mateo", estaba en us= o, segun San Jerónimo, entre los nazarenos y ebionitas de Berrea, Siria= , en su propio tiempo (siglo IV).  = Como los Aporrheta o discursos secre= tos de los Misterios, estos Logia sólo podían comprenderse con el auxilio de una clave.  Remitidos por los obispos Cromacio= y Heliodoro, San Jerónimo, después de haber obtenido permiso pa= ra ello, los tradujo, pero encontró que era una tarea muy difíci= l (y realmente lo era) conciliar el texto del Evangelio "genuino" con = el del espurio griego que ya conocía.&= nbsp; (Véase: Isis sin velo= , II, 180 y siguientes).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Logia Blanca (La).-  Fraternidad= o Jerarquía de Adeptos, que velan por la humanidad y la guían e= n su evolución, conservando intactas las antiguas verdades que constituye= n el fondo de todas las religiones, y predicándolas de nuevo de tiempo en tiempo a los hombres segun las exigencias de la época.  Las dos columnas de esta Logia son= : Amor y Sabiduría.  (A. Besan= t, Sabiduría Antigua).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Logoi  (Griego).-  Es el plural de la palabra Logos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Logos  (Griego).-  La Divinidad manifestada en cada nación y pueblo; la expresión exterior, o el efecto de la Causa que permanece siempre oculta o inmanifestada.  Así, el lenguaje es el logos del pensam= iento; por esto se traduce correctamente con los términos “Verbo̶= 1; y “Palabra” en su sentido metafísico.  [Saliendo de las profundidades de = la Existencia Una, del inconcebible e inefable Uno, un Logos, imponiénd= ose a sí mismo un límite, circunscribiendo voluntariamente la extensión de su propio Ser, se hace el Dios manifestado, y al trazar= los límites de su esfera de actividad, determina también el área de su Universo.  D= entro de dicha esfera nace, evoluciona y muere este universo, que en el Logos viv= e, se mueve y tiene su ser.  La m= ateria del universo es la emanación del Logos, y sus fuerzas y energías son las corrientes de su vida.  El Logos es inmanente en cada átomo, es omnipenetrante; todo lo sostiene, tod= o lo desarrolla.  Es el principio (u origen) y el fin del universo, su causa y objeto, su centro y circunferencia… Está en todas las cosas, y todas están = en él (como penetrante perfume que impregna el aire y todos los objetos de un aposento,= o bien como el agua del mar que penetra en toda la masa de una esponja conten= ida en su seno.  (N. del T.)).  El Logos se despliega de sí mismo manifestándose en una triple forma: = El Primer Logos, raíz u origen del Ser; de él procede el Segundo Logos, manifestando los dos aspectos de vida y forma, la primitiva dualidad, que constituye los dos pol= os de la Naturaleza entre los cuales se ha de tejer la trama del Universo: Vida-forma, Espíritu-materia, positivo-negativo, activo-receptivo, padre-madre de los mundos; y por último, el Tercer Logos, la Mente universal, en la que existe el arquetipo= de todas las cosas, fuente de los seres, manantial de las energías formadoras, arca en donde se hallan almacenadas todas las formas originales= que han de manifestar y perfeccionar en las clases inferiores de materia durant= e la evolución del universo.  (A. Besant, Sabidur. Antig.).  En otros términos: De lo ABSOLUTO, o sea Parabrahman, la Única Realidad, Sat, que es a la vez Absoluto Ser y No-Ser, procede: 1) El Primer Logos, el Logos impersonal e inmanifestado, precursor del manifestado.&= nbsp; Esta es la “Causa primera”, lo “Inconsciente”= ; de los panteístas europeos.  2) El Segundo Logos: Espíritu-Materia (como dice H. P. Blavatsky en la Doctrina Secreta, Espíritu y Materia, Sujeto y Objeto, no son más = que dos aspectos de la Realidad única en el universo condicionado.  (N. del T.)), Vida;= el “Espíritu del Universo”, Purucha y Prakriti, y 3) El Tercer Logos, la Ideación cósmica, Mahat o Intelig= encia, el Alma universal del mundo, el Nóumeno cósmico de la Materia= , la base de las operaciones inteligentes en y de la Naturaleza, llamado también Mahâ-Buddhi.  (Doctrina Secreta, I, 44).  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Logos planetario.-  Cada mundo o planeta tiene su prop= io Logos que lo rige y hace evolucionar.  Este Logos, que llamaremos “planetario”, extrae de la materia del sistema solar emanada del mismo LOGOS central los toscos materiales que necesita, y los elabora mediante sus propias energías vitales, especializando así cada Logo= s planetario la materia de su reino procedente de un depósito comun.  (A. Besant, Sabid. Ant., pág. 415).=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lohitânga  (Sánscrito).-  El planeta Marte.  [Llamado así debido a su co= lor rojo (lohita).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Loka=   (Sánscrito).-  Una región o un lugar circunscrito.&nbs= p; En metafísica, es un mundo, esfera o plano.  Los Purânas de la India hablan repetidas veces de siete y catorce lokas encima y debajo de nuestra tierra; de cielos e infiernos.  [La clasificaci&oa= cute;n general exotérica, ortodoxa y tántrica de los Lokas es la siguiente:  1) Bhûrloka: el mundo terrestre, la tierra en que vivimos; 2) Bhuvarloka: la región intermedia, o sea el espacio comprendido entre la tierra y el sol, la región de los Siddhas, Munis, Yoguîs, etc.=   3) Svar-loka o Svarga-loka: el cielo o paraíso de Indra, entre el sol y la Estrella polar; el mundo celeste= ; 4) Mahar-loka: la mansión d= e Bhrigu y otros santos, que se supone que son coexistentes con Brahmâ; 5) Jana o Janar-loka: el mundo en que, segun se supone, moran los munis (santos) después de la muerte del cuerpo, y también los Kumâras que no pertenecen a este plano: Sanaka, Sânanda y Sanatkumâra; = 6) Tapar-loka: la región celes= te donde residen las divinidades llamadas Vairâjas (véase esta palabra), y 7) S= atya-loka o Brahmâ-loka: la mansión de Brahmâ y de los nirvanis.  –Además de estos siet= e Lokas divinos, hay los siete Lokas infernales (o terrestres), q= ue son, enumerándolos desde el más inferior al más superior:  1) Pâtâla (nuestra tierra), 2) Mahâtala, 3) Ras&= acirc;tala, 4) Talâtala (o Karatala), 5) Sutala, 6) Vitala y= 7) Atala.  La clasificación de los sânkhyas y de algunos vedantinos es como sigue:  1) Brahmâ-loka, el mundo de las divinidades superiores; 2) Pitri-loka, el de los Pitris, Richis y Prajâpatis; 3) Soma-loka, el del dios Soma (la lu= na) y de los Pitris lunares; 4) Indra-loka, el de las divinidades inferiores; 5) Gandharvaloka, e= l de los espíritus celestes; 6) R&aci= rc;kchasa-loka, el de los Râkchasas; 7) Yakcha-loka, el de los Yakchas; 8) Pizâcha-loka, el de los demonios y espíritus malignos.  Hay, por últ= imo, la clasificación vedantina, la que más se acerca a la esotérica.  En ella cad= a Loka corresponde esotéricam= ente a las Jerarquías kósmicas o de Dhyân Chohans, a los Tattvas, a l= os diversos estados de conciencia humana y sus subdivisiones (cuarenta y nueve= ), etc.  Esta clasificació= n, contando desde lo superior a lo inferior, es la siguiente:  1) Atala, “ningun lugar” (de a, prefijo de negación, y tala<= /i>, lugar, condición o estado); condición o localidad âtmic= a o áurea, de plena potencialidad, pero no de actividad; emana directame= nte de lo Absoluto, y corresponde a la Jerarquía de los primitivos Seres= no substanciales, de los Dhyâni-= Buddhas, en un lugar que no es lugar (para nosotros), en un estado que es estado, en= el Parasamâdhi, en que no es po= sible ningun progreso más; 2) Vita= la: corresponde a la Jerarquía de los Buddhas celestes o Bodhisattvas, y = se refiere al Samâdhi o conc= iencia búdica del hombre; en tal estado uno se siente unificado con el Universo.  3) Sutala: Corresponde a la Jerarquía de los Kumâras, Agnichvattas, etc., y está relacionado en la tierra con = el Manas superior, y por tanto, con el Sonido, el Logos, nuestro Ego superior y también con = los Buddhas humanos o encarnados.  Es el tercer estado del Samâdhi.  4) Karatala (o Talâtala): corresponde= a las Jerarquías de etéreos, semiobjetivos Dhyân Chohans de la materia astral del Mânasa-Manas o puro rayo de Manas, que es el Manas = inferior antes de mezclarse con Kâma.  Estos seres son llamados Sparza-devas o devas dotados de tacto, por estar este loka relacionado con dicho sentido.  5) Rasâtala o Rûpatala:  Corresponde a las Jerarquía= s de Rûpa-devas dotados de forma y también de vista, oído y tacto.  Son las entidades Kâma-manásicas y los Elementales superiores (Silfo= s y Ondinas de los rosacruces).  E= n la tierra corresponde a un estado artificial de conciencia, como el producido = por el hipnotismo o las substancias narcóticas (morfina, etc.).  6) Mahâtala:  Corresponde a las Jerarquía= s de devas dotados de gusto, e incluye = un estado de conciencia que comprende los cinco sentidos inferiores y las emanaciones de la vida y del ser.  Está relacionado con = Kâma y con el Prâna en el homb= re, y con los Gnomos y las Salamandras en la Naturaleza.  7) Pâtâla:  Corresponde a las Jerarquía= s de devas dotados de olfato (ghanda), al mundo inferior o Myalba (véase esta palabra)= .  Es la esfera de los animales irracionales, que no tienen otro sentimiento que el de la propia conservación y el de la satisfacción de los sentidos, as&iacu= te; como de los seres humanos intesamente egoístas, de los dugpas animales, elementales de an= imales y espíritus de la Naturaleza.  Es el estado terrestre, y está relacionado con el sentido del olfato.  (Doctrina Secreta, III, 564, etc.).  La palabra loka: significa mundo, tierra, universo, lugar, región, plano, esfera de existencia; mansión, cielo, paraíso; gente, generación, humanidad, muchedumbre, comunidad; práctica ordinaria.  Y como adjetivo: luminoso, claro, visible.  –(Véase: Troilo= kya o Trilokya).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Loka-bândhava  (Sánscrito).-  “Pariente o amigo del mundo”; el sol.  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Loka-chakchus  (Loka-chakshuh) (Sánscrito).-  Literalm= ente, “Ojo del mundo”: título del sol (sûrya).  (G.= T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lokâchâra  (Sánscrito).-  Uso o práctica del mundo; costumbre general.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Loka-dhâtri  = (Sánscrito).-  Literalmente:  “Conservador o creador del mundo”.  Epíteto = de varios dioses, especialmente de Brahmâ y Vichnú.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lokahita  (Sánscrito).-  Bien del mundo; provecho o benefic= io de la humanidad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lokaichanâ  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Deseo de fama y nombradía.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lokajit  (Sánscrito).-  Literalmente: “que ha vencid= o al mundo”, esto es, las afecciones mundanas: un Buddha o un santo budista.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Loka-Kalpa  (Sánscrito).-  Una edad o período del mundo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lokakchaya  (Sánscrito).-  La destrucción del universo= , el fin del mundo.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Lokalochana  (Sánscrito).-  “El ojo del mundo”: el sol.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Lokâloka  (Sánscrito).-  Literalmente:  “Mundo y no mundo”.  –Un fabuloso cinturón= de montañas que limita el extremo de los siete mares, dividiendo el mun= do visible de las regiones de las tinieblas.&= nbsp; (Dowson: Hindu class, Dict.<= /i>).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Loka-mâtâ o Loka-mâtri  (Sánscrito).-  “Madre del mundo”.  Epíteto de Lakchmî.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Loka-mâyâ  = (Sánscrito).-  Espacio: lo que contiene al mundo.=   (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Loka-nâtha  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  “Señor del mundo”.  Epíteto = de Buddha.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lokântaras  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Término búdico que e= xpresa los infiernos situados entre el mundo de aquí abajo y los mundos vecinos.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Loka-pâlas  (S&aacut= e;nscrito).-  Los defensores, regentes y guardia= nes del mundo [en nuestro Cosmos visible].&nbs= p; Las divinidades (dioses planetarios) que presiden los ocho puntos ca= rdinales, y entre las que figuran los cuatro = Maharâjas.  [“… Soma, Agni, S&ucir= c;rya, Anila, Indra, Kuvera, Varuna y Yama son los ocho [principales] guardiantes = del mundo”.  (Leyes de Manú, V, 96).&= nbsp; A Soma corresponde el NE; a Agni, el SE; a Sûrya, el SO; a Ani= la o Vâyu, el NO; a Indra, el E; a Kuvera, el N; a Varuna, el O; y a Yama,= el S.  Cada una de estas divinida= des tiene un elefante que forma parte en la defensa y protección de su p= unto respectivo, y estos ocho elefantes se designan igualmente con el nombre de = Lokapâlas.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Loka-sangraha  (Sánscrito).-  Orden, gobierno o buena marcha del mundo; el bien o bienestar del mundo; el concierto de las cosas humanas; la masa de los hombres; el conjunto de las cosas que constituyen la vida munda= na.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Loka-tattva  (Sánscrito).-  Verdadero conocimiento del hombre (microcosmo).  –(P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lokatraya  (Sánscrito).-  El triple mundo o los tres mundos:= cielo o región superior (svarga); atmósfera, aire o región intermedia (antarikcha), y tierra (= prithivî).  Segun otra clasificación, l= os tres mundos son: cielo, tierra e infierno (o región inferior).  –Véase: Trailokya o trilokya.  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lokâyata  (Sánscrito).-  Ateísmo de las secta de los= chârvâkas; ateo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lokayâtika  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Ateo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Loke.-  V&eacut= e;ase: Loki.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

    =         * Lokeza  (loka-îza) (Sánscrito).-  Literalm= ente: “Señor del mundo”: Brahmâ; un santo budista que ha vencido al mundo.  –Véase: Lokajit= .  (G.T. H.P.B.)

 

    =         * Lokezvara  (loka-îzvara) (Sánscrito).-  Se&ntild= e;or del mundo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Loki  (Escandinavo).-  El Espíritu maligno escandi= navo, exotéricamente.  En la filosofía esotérica es un “poder antagónico̶= 1;, sólo porque está en oposición con la armonía primordial.  En el Edda, es padre del terrible lobo F= enris y de la serpiente Midgard.  Po= r la sangre, es hermano de Odín, el dios bueno y valeroso, pero por naturaleza es su antagonista.  Loki-Odín son simplemente dos en uno.  Como Odín es, en cierto sen= tido, el calor vital, así Loki es símbolo de las pasiones producidas por la intensidad del mentado calor.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lokottara  (loka-uttara) (Sánscrito).-  Superior= al mundo; que se sobrepone a lo común u ordinario; no usual; extraordinario.  Este califica= tivo se aplica al sistema Râja-yog= a.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lokottara-iddhî  (Pâli).-  Poder extraordinario, como el que adquieren los Arhats.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lola  (Sánscrito).-Ansioso, deseoso, ávido, codicioso, inquieto, impresionable.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lolatva  (Sánscrito).-  Anhelo, afán, codicia, avid= ez, pasión; agitación, inquietud, impaciencia, volubilidad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Longevidad.-  Numeros= os monumentos egipcios nos muestran que el límite extremo de una vejez = sana y vigorosa era, desde los tiempos de Moisés, la edad de ciento diez años.  Este es el número de años invariablemente adoptado para el formulario de= las inscripciones, cuando se trata de pedir a los dioses la gracia de una existencia dilatada y feliz.  (Pierret, Dict. D’Archéol, egypt.).  –Véase: Elixir = de vida.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   Longino, Dionysius Kassius.-  Célebre crítico y filósofo, que nació a principios del siglo III (hacia el año 213).  Era un gran viajero que asisti&oac= ute; en Alejandría a las lecciones de Ammonio Saccas, fundador del neoplatonismo, pero era más bien un crítico que un partidario.  Porfirio (el judío Malek o Malchus) fue discípulo suyo antes de serlo de Plotino.  Dicen de él q= ue era una biblioteca viviente y un museo ambulante.  Hacia el término de su vida= fue profesor de literatura griego de Zenobia, reina de Palmira, la cual pag&oac= ute; sus servicios acusándole ante el emperador Aurelio de haberla aconse= jado rebelarse contra él, por cuyo delito Longino y varios otros fueron condenados a muerte por el emperador en el año 273.  (Glosario de la Clave de la Teosof.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lopt o Lopter  (Escandinavo).-  Otros = tantos nombres de Loki.  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lorelei.-  Imitación o copia alemana d= e la “Doncella del Lago” escandinava.  Ondina es una de las denominacione= s que se dan a estas jóvenes, conocidas en la Magia exotérica y en Ocultismo con el nombre de Elementales de agua.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Loto  (Del griego lotós).-  P= lanta de cualidades sumamente ocultas, sagrada de Egipto, en la India y en otras partes.  Llámanla el “hijo del Universo que lleva en su seno la semejanza de su madre”.  Hubo un tiempo “en que el mundo era un loto (padma) de oro”, dice la alegoría.&nb= sp; Una gran variedad de estas plantas, desde el majestuoso loto de la I= ndia hsata el loto de los pantanos (trébol de pata de ave) y el Dioscoridis griego, se usa como al= imento en Creta y otras islas.  Es una especie de Nymphœa, introd= ucida al principio de la India a Egipto, de donde no era indígena.  Véase el texto del Simbolismo Arcaico en el Apé= ;ndice VIII del tomo I de la Doctrina Secr= eta:  “El Loto, como símbol= o universal”.  [Los egipcios han visto en el loto= un símbolo de renacimiento del sol y de la resurreción.  Por este motivo lo colocan sobre la cabeza de Nowré-Toum, y Horus es representado saliendo del cá= liz de esta flor.  –Pierret,= Dict. D’Archéol. Egypt.].  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Loto  (Señor del).-  Véase:  Señor del loto.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lubara  (Caldeo).-  El dios= de la pestilencia y de la enfermedad.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lubha  (Sánscrito).-  Codicioso, avaro, anheloso, ávido, ambicioso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lucas, Pablo.-  Viajero francés, que a prin= cipios del siglo XVIII recorrió el Oriente a expensas del rey.  En Bursa encontró un dervic= he llamado Usbeek, con quien tuvo algunas pláticas acerca de la filosofía hermética.  Escribió un curioso relato de su viaje por el Asia Menor, en = que narra multitud de hechos prodigiosos de que fue testigo y que él mis= mo confiesa que difícilmente son creíbles.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Lucifer  (Latín).-  El planeta Venus considerado como = la brillante “Estrella matutina”.=   Antes de Milton, nunca había sido Lucifer un nombre del Diablo.  Todo lo contrario, pu= esto que en el Apocalipsis (SSII, 16= ) se le hace decir de sí mismo al Salvador cristiano:  “Yo soy … la resplandesciente estrella de la mañana”, o Lucifer.  Uno de los primeros Papas de Roma llevaba dicho nombre, y hasta había en el siglo IV una secta cristia= na denominada de los Luciferianos.=   [Lucifer viene de Lucíferus, portador de luz, el que ilumina, y corresponde exactamente a la voz griega Phospho= ros.  La iglesia da ahora al Diablo el n= ombre de “tinieblas”, mientras que en el Libro de Job se le = llama “Hijo de Dios”, la brillante Estrella matutina, Lucifer.  Hay toda una filosofía de artificio dogmático en la razón de por qué el primer Arcángel, que surgió de las profundidades del Caos, fue llama= do Lux (Lucifer), el luminoso “= Hijo de la Mañana” o Aurora manvantárica.  La Iglesia le ha transformado en L= ucifer o Satán porque es anterior y superior a Jehovah, y tenía que = ser sacrificado al nuevo dogma.  (= Doctrina Secreta, I, 99-100).  –Lucifer es el portador de l= uz de nuestra Tierra, tanto en el sentido físico como en el místico.  (Id., II, 36).  En la antigüedad y en realidad, Lucifer, o Lucíferus, es el nombre de = la Entidad angélica que preside a la Luz de la Verdad, lo mismo que a l= a luz del día.  Lucifer es Luz divina y terrestre, el “Espíritu Santo” y “Satán” a un mismo tiempo.  (Id., II, 539).  –Está = en nosotros; es nuestra Mente, nuestro Tentador y Redentor, el que nos libra y salva del puro animalismo.  Si= n este principio –emanación de la misma esencia del puro y divino principio Mahat (Inteligencia),= que irradia de un modo directo de la Mente divina –con toda seguridad no seríamos superiores a los animales.=   (Id., II, 540).  –Lucifer y el Verbo son uno = solo en su aspecto dual.  Equivale = al Uzanas-Zukra de la India.  –Véase: Chandra= -vanza, Luz Astral, Satán, etc.].  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Luis de Neus.-  Alquimista, natural de la Silesia.=   En el año 1483, hizo en la = corte de Marburgo y en presencia de gran número de testigos, algunos exper= imentos con su tintura filosófica para transformar el plomo en oro puro.  En vista del éxito feliz de tales operaciones, Juan Dornberg, ministro del landgrave Enrique III, le exigió que le revelara el secreto, y habiéndose el alquimista negado a sus pretensiones, fue encerrado en una cárcel, donde murió de hambre.  Este y otros casos que podrí= ;an relatarse, muestran cuan atinadas y justas eran las reglas trazadas en el l= ibro De Alchymia, atribuído a Alberto el Grande, y que deben servir de norma a los alquimistas para llega= r a la grande obra.  La primera de= estas reglas es la siguiente:  ̶= 0;El alquimista será discreto y callado; no revelará a nadie el re= sultado de sus operaciones”.  Ot= ra de dichas reglas dice así:  “Evitará (el alquimista) tener relación alguna c= on los príncipes y señores”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lulio o Lull  (Lully)  Raimundo.-  Alquimista, adepto y filóso= fo, nació en el siglo XIII, en la isla de Mallorca.  Cuéntase de él que, = en un momento de necesidad, hizo para el rey Eduardo III de Inglaterra varios millones de “rosas nobles” de oro, y ayudándole as&iacut= e; a proseguir victoriosamente la guerra.  Fundó varios colegios para el estudio de las lenguas oriental= es, y el cardenal Jiménez de Cisneros, uno de sus protectores, le tenía en gran estima, lo mismo que el Papa Juan XXI.  Murió en 1314, a una edad m= uy avanzada.  La literatura ha conservado muchas extravagantes historias acerca de Raimundo Lulio, que for= marían una novela sumamente extraordinaria.  Era el hijo mayor del Senescal de Mallorca, de quien heredó cuantiosos bienes.  [Raimundo = Lulio compuso varias obras de gran mérito, tales como Arbor scientiœ, Lógica nova, Ars Magna, vasto siste= ma de filosofía que resume los principios enciclopédicos de la ciencia de su tiempo, y clasifica de una manera ordenada todos los conocimientos humanos, formando ingeniosas combinaciones para lograr con el= las rápidos progresos en las ciencias.&= nbsp; Es notabilísimo su “Libro de Amigo y Amado” (Libre d’amich é d’a= mat), verdadera obra mística y de ocultismo de buena ley, de la cual, para muestra, traducimos el pasaje siguiente:&n= bsp; “Decía el Amigo al Amado [la Divinidad, Brahma]:  Tú eres todo y existes en t= odo y con todo.  A ti quiero darme t= odo, con tal que to te posea todo y tú me poseas todo.  Respondió el Amado:  Si tú me posees todo, ¿qué tendrán tu hijo, tu hermano y tu padre?  Contestó el Amigo:  Tú eres tan absolutamente t= odo que puedes hasta ser todo de cada uno que se dé todo a ti”.  –Es verdaderamente triste –decía nuestro malogrado hermano D. Francisco de Montoliu- ver como se falsea el texto de la obra en la traducción castellana, añadiendo frases enteras que no se hallan en el texto lemosín, tan sólo para aplicarlo a la ortodoxia reinante.  –En su obra De nova Logica, obra rarísima impresa en Valencia, en el año 1512, Lulio expone la evolución casi lo mismo que en las obras teosóficas, partiendo del mineral o piedra (Lapis) y pasando sucesivamente por la llama (Flamma), el vegetal (Pl= anta), el bruto (Brutum), el hombre (Homo), el cielo (Celum, sic), el ángel (Angelus) y llegando a Dios (Deus), que está en el punto más elevado de la escala de evolución.]  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Luna.-  El satélite de la tierra ha figurado muchísimo como emblema en las religiones de la antigüe= dad, y lo más comúnmente se la ha representado como femenina, pero esto no es universal, puesto que en los mitos de los teutones y de los árboles, lo mismo que en el concepto de los râjputs de la India (véase: Tod., Hist.), y en la Tartaria, la luna era del género masculino.  Los autores latinos hablan de Luna y también= Lunus [masculino], pero con suma rareza.  El nombre griego de Selene, y el hebreo de Lebanah y también Yarcah.  En Egipto, la luna estaba asociada con Isis, en Fenicia con Astarté y en Babilonia con Ishtar.&= nbsp; Desde ciertos puntos de vista, los antiguos consideraban la luna también como un ser andrógino.  Los astrólogos asignan a la= luna una influencia sobre diversas partes del hombre, segun los varios signos del Zodíaco que atraviesa, así como una influencia especial produ= cida por la casa que ocupa en un horóscopo.  La división del Zodí= aco en las veintiocho mansiones de la luna parece ser más antigua que la división en doce signos.  Los coptos, egipcios, árabes, persas e indos se servían de la división en veintiocho partes, hace ya algunos siglos, y los chinos = se sirven de ella todavía.  Los herméticos decían que la luna dio al hombre una forma astral, mientras que la Teosofía enseña que los Pitris lunares fueron los creadores de nuestro cuerpo humano y = de los principios inferiores.  (Véase: Doctr. Secr.<= /i>, I, 386, edic. antig. –W.W.W.).  [La luna es por excelencia la Deidad de los cristianos, sin saberlo ellos mismos, por mediación de algunos judíos mosaicos y cabalistas.  Para algunos anti= guos Padres de la Iglesia, tales como Orígenes y Clemente de Alejandría, la luna era el símbolo viviente de Jehovah: el dador de vida y de muerte, el que dispone de la existencia (en nuestr= o mundo).  El cristianismo es una religión enteramente basada en el culto solar y lunar.  (Doctr. Secr., I, 415, etc.).  La = luna es la Diva triformis, el Tres en Uno:  Luna en el cielo, Diana = en la tierra, y Hécate en el infierno.&nb= sp; Las influencias de la luna son de orden psicofisiológico.  Es un astro muerto que exhala emanaciones nocivas como un cadáver; vampiriza la tierra y a sus habitantes, de manera que si uno se duerme bajo sus rayos (a menos de estar protegido por un vestido blanco), experimenta sus malos efectos, perdiendo = algo de fuerza vital.  Bajo su infl= uencia las plantas adquieren cualidades maléficas, y las que son venenosas tienen mayor actividad cuando se las coge bajo los rayos lunares.  Tal influencia varía, sin embargo, segun las fases del astro nocturno.  Así leemos en el Zend-Avesta que la luna calienta, = da ánimo y comunica paz; cuando está en el novilunio y plenilunio favorece el crecimiento, el desarrollo y la vegetación, y tiene generalmente una influencia bienhechora y saludable.  –Esotéricamente, la l= una es símbolo del Manas inferi= or, y también lo es de la Luz Astral  (Doctr. Secr., III, 562)].  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lunares, dioses.-  Véase: Dioses lunares.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lunares, pitris.-  Véase:  Pitris.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lundî y Lundikâ  (Sánscrito).-  Observaciones de los deberes de un príncipe; justicia en las acciones, juicios y sentencias.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Lupercales  (Lupercalia, en latín).-  Véa= se: Fiestas lupercales.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lupta  (Sánscrito).-  Privado, perdido, suprimido.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Lupta-pinda  (Sánscrito).-  Privado de la torta que se ofrece = a los antepasados en la ceremonia religiosa llamada zrâddha.  (Véase esta palabra).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Lustración.-  Ceremonia religiosa que practicaba= n los griegos y los romanos para purificar las ciudades, los campos, rebañ= os, casas, etc., así como los niños recién nacidos y las personas manchadas por un crimen o inficionadas por un objeto impuro.  Tales prácticas se hac&iacu= te;an ordinariamente por medio de aspersiones, procesiones y sacrificios expiator= ios.  Las lustraciones propiamente dicha= s se practicaban por medio del fuego, del azufre quemado, de las fumigaciones de laurel, sabina, enebro, olivo y otras plantas, de la aireación o del agua lustral (agua purificada con un tizón ardiente sacado del fuego= del sacrificio, y que se empleaba en forma de aspersiones, como se hace con el = agua bendita).  La lustració= n de los niños era una ceremonia análoga a la del bautismo propio = de los países cristianos, puesto que en ella el tierno ser recibí= ;a su nombre y era purificado con una aspersión de agua lustral.  Practicábase en el dí= ;a llamado lustral, que para los niños era generalmente el noveno después del nacimiento, y pa= ra las niñas el octavo, terminando la ceremonia con un festín y grandes regocijos.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Luxor  (Ocultismo).-  Palabra compuesta de lux (luz) y aur (fuego), viniendo así a significar la “Luz del Fuego (divino)”.  La Fraternidad de Luxor era cierta asociación de místicos.  Mucho mejor hubiera sido que no se hubiese divulgado nunca su nombre, porque fue causa de que un gran número de personas de buena fe queda= sen engañadas y aligeradas de dinero por cierta espuria sociedad mística de especuladores, nacida en Europa, sólo para ser descubiertos y huir a América.  El nombre en cuestión deriva del antiguo Lookshur en Beluchistán, situado entre Bela y Kedjee.  Dicha orden es muy antigua y la más secreta de todas.  Inútil es repetir que sus miembros rechazaban toda relación con la “H. B. de L.” y los tutti quanti de místicos mercantiles, sean de Glasgow o = de Boston.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Luz.-  La conexión entre la luz y = la entonación (svara) de lo= s Vedas es uno de los más pro= fundos secretos del esoterismo.  (T. = Subba Row).  –La luz es la mansión de Ormuzd, segun los parsis; para apagar una luz, ést= os hacen aire con la mano o un abanico, y si se trata de una candela, cortan el cabo encendido a cosa de unas tres o cuatro líneas por debajo del pabilo, lo llevan a su hogar y dejan que se consuma cerca del fuego.  (Zend-Avesta, II, pág. 567).  (G.T. H= .P.B.)

        &= nbsp;   Luz Astral  (Ocultismo).-  La región invisible que rod= ea nuestro globo, como rodea a todos los demás, y corresponde, como seg= undo “principio” del Kosmos (siendo el tercero la Vida, de la cual es vehículo), al Linga-zar&icir= c;ra o Doble astral del hombre.  Es= una Esencia sutil, visible sólo para un ojo clarividente, y el más inferior, excepto uno (la tierra), de los siete Principios âkâzicos o kósmicos.  Eliphas Levi la denomina la Gran Serpiente y el Dragón del cual irradia sobre la humanidad toda mala influencia.  Así es; pe= ro ¿por qué no añade que la Luz Astral no emite nada más que lo que ha recibido; que es el gran crisol terrestre en el cual las malas emanaciones de la tierra (morales y físicas) de que se nutre la Luz Astral, se han convertido todas ellas en su esencia más sutil y las devuelve intensificadas, convirtiéndose de este modo en causa de epidemias morales, psíquicas y físicas?  Por último, la Luz Astral e= s lo mismo que la Luz sideral de Par= acelso y otros filósofos herméticos.  Físicamente, es el é= ter de la ciencia moderna.  Metafísicamente, y en su sentido espiritual y oculto, el éter es mucho más de lo que se suele imaginar.  En física oculta y en la al= quimia está bien demostrado que encierra dentro de sus ondas sin playa no sólo la “promesa y= potencia de cada cualidad de vida&= #8221; de Tyndall, sino también la = realización de la potencia de cada cualidad de espíritu.  Los alquimistas y herméticos creen que su éter astral, o sideral, además de las superiores cualidad del azufre y la magnesia blanca y roja, o magnes, es el Anima mun= di, el taller de la Naturaleza y de todo el Kosmos, espiritualmente lo mismo que físicamente.  El “= ;Gran Magisterio” se sostiene a sí propio en el fenómeno del mesmerismo, en la “levitación” del cuerpo humano y de ob= jetos inertes, y puede llamarse éter bajo su aspecto espiritual.  El hombre astral es antiguo y fue empleado por algunos de los neoplatónicos, si bien pretenden algunos que dicha palabra la invent= aron los martinistas.  Porfirio des= cribe el cuerpo celeste, que va siempre unido con el alma, como “inmortal, luminoso y radiante como un astro”.&= nbsp; La raíz de dicha palabra puede encontrarse, quizás, en= el Aist-aer escítico, que sign= ifica astro, o en el Istar asirio, qu= e, segun Burnouf, tiene igual sentido”.=   (Isis sin velo).-  [La Luz Astral es lo mismo que el = Arqueo (Achœus).  Un elemento universal viviente y etéreo, más etéreo y más altamente organizado q= ue el Âkâza; el primer= o es universal, mientras que el segundo es solamente cósmico, esto es, perteneciente a nuestro sistema solar.&nbs= p; Es a la vez un elemento y un poder, que contiene el carácter = de todas las cosas.  Es el archiv= o de la memoria del gran mundo, el Macrocosmo, cuyo contenido puede incorporarse= y reencarnarse en formas objetivas; es el archivo de la memoria del pequeño mundo, el Microcosmo, o sea el hombre, por cual archivo puede recordar sucesos pasados.  Exi= ste uniformemente en todos los espacios interplanetarios.  Sin embargo, la Luz Astral es m&aa= cute;s densa y más activa alrededor de ciertos objetos, a causa de su activ= idad molecular, especialmente en derredor del cerebro y de la médula espi= nal de los seres humanos, que están rodeados de ella como si fuera un au= ra luminosa.  Por medio de esta a= ura, que rodea las células nerviosas y los tubos nerviosos, puede el homb= re recoger impresiones hechas en el aura astral del Cosmos y “leer en la= Luz Astral”.  Constituye el = medio para la transmisión del pensamiento, y sin este medio ningun pensami= ento podría ser transmitido a distancia.=   Puede verla el clarividente, y como cada persona tiene un aura astra= l propia, los que están dotados de dicha facultad pueden leer el caráct= er de una persona en su Luz Astral.  En el caso de un niño que no ha engendrado todavía ninguna cuali= dad característica especial, esta aura emanante es blanca como la leche,= pero en el adulto hay siempre sobre este color fundamental otros, como el azul, verde, amarillo, rojo, rojo-obscuto y aun negro.  Todo nervio vivo tiene su aura ast= ral; todo mineral, vegetal o animal, y toda cosa dotada de vida, y el cuerpo glorificado del espíritu resplandece con su luz.  (F. Hartmann).  –La Luz Astral es en algunos= casos sinónima de Âkâz= a.  Así, leemos en la Doctrina Secreta (II, 538):  “El Âkâza, la Luz Astral, puede definirse en breves palabras: es el Alma universal, la matriz del universo, el Mysterium Magnum del cual todo cuanto existe ha nacido por sepa= ración o diferenciación.  Es la causa de existencia; llena t= odo el espacio infinito, es el mismo Espacio, en cierto sentido, o sus principios sexto y séptimo a la vez.  Pero como lo finito en lo Infinito= , en lo concerniente a la manifestación, esta Luz ha de tener su lado tenebroso.  Y como lo Infinito jamás puede manifestarse, por esta razón el mundo finito tiene que contentarse con la sombra solar= , que sus acciones extienden sobre la humanidad y que los hombres atraen y ponen forzosamente en actividad.  Así es que, al paso que la = Luz Astral es la Causa universal en su inmanifestada unidad e infinitud, viene a ser, con respecto a la humanidad, simplemente los efectos de las causas producidas por los hombres en sus vidas pecadoras.  No son sus resplandescientes morad= ores –ya se llamen Espíritu de Luz o de Tinieblas- los que producen= el Bien o el Mal, sino que la humanidad misma es la que determina la inevitable acción y reacción en el Gran Agente mágico… Así, para el profano, la Luz Astral puede ser Dios y Diablo a la vez= : Dœmon est Deus inversus, es d= ecir, a través de cada punto del Espacio infinito vibran las corrientes magnéticas y eléctricas de la Naturaleza animada, las ondas que dan vida y dan muerte, pues la muerte en= la tierra viene a ser vida en otro plano.&nbs= p; (Doctr. Secr., II, 538-559).  Véase: Âkâza, Eter, etc.]  (G.T. H.P.B.)

        &= nbsp;   * Luz, Hermanos de la.-  Véase: Hermanos de la= Luz.  (G.T. H.P.B.)

        &= nbsp;   * Luz del Logos.-  La Luz primordial; Fohat (Vé= ;ase: Fohat).  También se aplica el califi= cativo de “creadora y generatriz Luz= del Logos” a diversas divinidades, Horus, Brahmâ, Ahura Mazda, etc., como primitivas manifestaciones del Principio siempre inmanifestado, = ya se llame Ain-Suph, Parabrahman o Zeruâna Akerne. Kâla, o Tiempo infinito.  (Doctr. Secr., II, 244).  (G.T. H.P.B.)

        &= nbsp;   * Luz lunar.-  Leemos en el Bhagavad-Gîtâ (VIII, 25):  “Humo, noche, la quincena en= que mengua la luna y los seis meses en que el sol está en el sur; entonc= es el yoguî alcanza solamente la luz lunar, para nacer de nuevo entre los mortales”.  Mohini M. Chatterji opina que esta “luz lunar” significa ciertas mansione= s de felicidad, en donde permanece el alma hasta el momento en que ha de volver = a la tierra.  En sentir de Râmânuja, hace referencia al Pitri-loka, o reino de los Manes.  Mrs. An= nie Besant relaciona dicha luz con el cuerpo lunar o astral (Linga-zarîra).  Hasta que es destruído este cuerpo sutil, el alma está sujeta al renacimiento.  Thoms= on opina que este pasaje puede hacer referencia al Soma-loka, o mundo lunar, inferior al de Brahmâ, si bien = se inclina a creer que más bien se trata del Deva-loka, o mundo de las divinidades inferiores, fundán= dose en el texto de Manú, que en su libro IV, 182, sustituye al Soma-loka con el Deva-loka.  (G.T. H.P.B.)

        &= nbsp;   Luz primordial.-  En Ocultismo, es la luz que nace e= n y a través de las preternaturales tinieblas del Caos, que contiene ̶= 0;el todo en todo”, los siete rayos que más tarde pasan a ser los s= iete Principios de la Naturaleza.  = [Véase: Fohat.]  (G.T. H.P.B.)

        &= nbsp;   * Luz sideral.-  Nombre que Paracelso y otros filósofos herméticos han dado a la Luz Astral.  (G.T. H.P.B.)

 

------=_NextPart_01C63655.19781CE0 Content-Location: file:///C:/895641EC/glosario-L_archivos/preview.wmf Content-Transfer-Encoding: base64 Content-Type: image/x-wmf AQAJAAAD7h8AAAgAngAAAAAABAAAAAMBCAAFAAAACwIAAAAABQAAAAwCeQ/2CwQAAAAuARgAHAAA APsCsP8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAASVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAA LQEAAAQAAAACAQEAHAAAAPsCsP8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAAQVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEBAAQAAAAtAQAABQAAAAkCAAAAAg0AAAAyCrIB3wUBAAQAAAAAAPQL eA9MMzUABwAAAPwCAAAAAAACAAAEAAAALQECAAwAAABACSEA8AAAAAAAAAAIADUAuwHfBQcAAAD8 AgAA////AAAABAAAAC0BAwAEAAAA8AECAA0AAAAyCrIBFAYBAAQAAAAAAPQLeA8gMysAHAAAAPsC zv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAAiQXJpYWwAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEC AAQAAAACAQEADQAAADIK8QHCAQEABAAAAAAA9At4DyAzHAAcAAAA+wLO/wAAAAAAAJABAAAAAARA ACJBcmlhbAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAQAAAAtAQQAHAAAAPsCzv8AAAAAAACQ AQEAAAAEQAAiQXJpYWwAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEFAAQAAAACAQEA BAAAAC0BAgANAAAAMgoqAsIBAQAEAAAAAAD0C3gPIDO0AA0AAAAyCioCdgIBAAQAAAAAAPQLeA9M Mx8ABAAAAC0BBAANAAAAMgoqApUCAQAEAAAAAAD0C3gPLjMOAA0AAAAyCioCowIBAAQAAAAAAPQL eA8tMxEAdgAAADIKKgK0AkcABAAAAAAA9At4DyAgRHVvZOljaW1hIGxldHJhIGRlbCBhbGZhYmV0 byBpbmds6XMgeSB0YW1iaeluIGRlbCBoZWJyZW8sIGVuIGVsIGN1YWwgAA8ADwAkABwAHAAcABwA GAAMACgAHAAPAAwAHAAOABEAHAAPABwAHAAMAA8AGwAMAA4AHAAbABwADgAcAA8ADAAbABsADAAc ABkADwAZAA8ADgAcACkAHAAMABwAHAAPABwAGwAMAA8AHAAcABsAEQAcABwADgAPABwAHAAPABsA DAAPABkAHAAbAAwADwAEAAAALQEFABMAAAAyCioC0ggFAAQAAAAAAPQLeA9M4W1lZGEcABwAKgAc ABwABAAAAC0BBAAZAAAAMgoqAmwJCQAEAAAAAAD0C3gPIFtub21icmUgAg8ADgAcABwAKAAcABEA HAANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBACIAAAAMgplAsIBUwAEAAAAAAD0C3gPZGljaGEgbGV0cmFdIHNp Z25pZmljYSCTYXF1aWphZGGULCBzaWdubyBkZSB1bmEgZm9ybWEgZGVsIGRpb3MgTWFydGUsIGxh IGRpdmluaWRhZCAAHAAMABkAHAAbABQADAAcAA4AEAAcAA4AFQAYAAwAHAAbAAwADQAMABkAGwAV ABEAGwAcABsADAAKABwAHAAcABEADgAVABgADAAcABsAHAAVABwAGwAVABwAGwAcABUADgAcABEA KAAcABUAHAAcAAsAFQAbAAwAHAAYABUAKQAcABEADgAcAA4AFAAMABsAFQAbAAwAGAAMABsADAAc ABwAGwAVAAQAAAAtAQUAGgAAADIKZQLxCAoABAAAAAAA9At4D2dlbmVyYXRyaXocABwAGwAcABEA HAANABAACwAYAAQAAAAtAQQAFAAAADIKZQLNCQYABAAAAAAA9At4Dy4gIEVsIA4AFQAVACEADAAO AAQAAAACAQEABAAAAC0BBABtAAAAMgqeAsIBQQAEAAAAAAD0C3gPdmFsb3IgbnVt6XJpY28gZGUg ZXN0YSBsZXRyYSBlcyAzMC4gIEVsIG5vbWJyZSBkaXZpbm8gaGVicmVvIGNvcnIgGQAcAAwAGwAR AA8AHAAcACgAHAARAAwAGQAbAA8AHAAcAA8AHAAYAA4AHAAOAAwAHAANABEAHAAPABwAGAAPABwA HAAOAA4ADwAhAAsADwAcABwAKAAcABEAHAAPABsADAAZAAsAHAAcAA8AGwAcABwAEQAcABsADwAZ ABwAEAARACwAAAAyCp4CaQcWAAQAAAAAAPQLeA9lc3BvbmRpZW50ZSBhIGxhIEwgZXMgHAAZABwA HAAbABsADAAcABwADgAbAA8AHAAOAAwAHAAOABwADwAcABkADgAEAAAALQEFABQAAAAyCp4CVgkG AAQAAAAAAPQLeA9MaW1tdWQcAAoAKgAqABwAHAAEAAAALQEEABAAAAAyCp4CCAoDAAQAAAAAAPQL eA8gbyAADwAbAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAFkAAAAyCtgCwgE0AAQAAAAAAPQLeA9Eb2N0by4g IFtFbiBz4W5zY3JpdG8gaGF5IGRvcyBMIHZvY2FsZXMsIHVuYSBicmV2ZSAoJAAcABkADgAcAA4A FQAVAA4AIQAcABUAGQAcABwAGQAZABEADAANABwAFQAcABwAGQAVABwAHAAZABUAHAAVABkAHAAZ ABsADAAcABkADgAVABwAGwAcABUAHAARABwAGQAcABUAEQAEAAAALQEFAA4AAAAyCtgCkQYCAAQA AAAAAPQLeA9saQsACgAEAAAALQEEACMAAAAyCtgCpgYQAAQAAAAAAPQLeA8pIHkgb3RyYSBsYXJn YSAoEQAVABkAFQAcAA4AEQAcABUADAAbABEAHAAcABUAEQAEAAAALQEFAA4AAAAyCtgC/AcCAAQA AAAAAPQLeA9s7gsADQAEAAAALQEEAC8AAAAyCtgCFAgYAAQAAAAAAPQLeA8pLCBxdWUgc29uIGxh IG5vdmVudGEgeSARAA4AFQAcABwAHAAVABkAHAAcABQADAAcABUAHAAcABgAHAAcAA4AHAAVABgA DQAEAAAAAgEBAJUAAAAyChEDwgFcAAQAAAAAAPQLeA9k6WNpbWEgbGV0cmFzIHJlc3BlY3RpdmFt ZW50ZSBkZWwgYWxmYWJldG8uICBTdSBzb25pZG8gZXMgcG9jbyBwZXJjZXB0aWJsZSBhbCBv7WRv LiAgTm8gaGF5IBwAHAAZAAwAKAAcABcADAAcAA0AEQAcABkAFwARABwAGAAcABwAGQANAAwAGQAc ACgAHAAcAA4AHAAXABwAGwAMABcAGwAMAA4AHAAbABwADgAcAA4AFgAXACEAHAAXABkAHAAcAAsA HAAcABcAHAAZABYAHAAcABkAHAAXABsAHAARABkAHAAcAA0ACwAcAAsAHAAXABsADAAXABwADQAc ABwADgAXABcAIwAcABcAHAAcABgADQAEAAAAAgEBAEMAAAAyCksDwgElAAQAAAAAAPQLeA9uaW5n dW5hIHBhbGFicmEgc+Fuc2NyaXRhIHF1ZSBlbXBpZWNlAxwADAAcABsAHAAcABwAEAAcABsADAAb ABwAEQAcABAAGQAbABwAGQAZABAADAAOABwAEAAcABsAHAAQABwAKAAcAAwAHAAZABwAYQAAADIK SwM0BTkABAAAAAAA9At4DyBwb3IgdW5hIHUgb3RyYSBkZSBlc3RhcyBkb3Mgdm9jYWxlcy4gIEhh eSwgYWRlbeFzLCBsYSBMIPEQABwAHAARABAAGwAcABwAEAAcABAAHAAOABEAHAAQABsAHAAQABwA GQAOABwAGQAQABwAHAAZABAAGAAcABkAGwAMABwAGQAOABAAEAAkABwAGQAOABAAHAAbABwAKAAd ABkADgAQAAwAHAAPABsADQAEAAAAAgEBAJ4AAAAyCoQDwgFiAAQAAAAAAPQLeA9jb25zb25hbnRl IG8gc2VtaXZvY2FsLCBxdWUgZXMgbGEgNDJkYS4gbGV0cmEgZGVsIGFsZmFiZXRvLCB5IHNlIHBy b251bmNpYSBjb21vIGxhIEwgY2FzdGVsbGFuYS4gIBkAHAAcABkAHAAcABwAHAAOABwADwAcABAA GQAcACgADAAZABwAGQAcAAwADgAPABwAHAAcABAAHAAZAA8ADAAcAA8AHAAcABwAHAAOAA8ADAAc AA0AEAAcABAAHAAcAAwADwAbAAwADgAcABwAHAANABwADgAQABkAEAAZABwAEAAcABAAHAAcABwA HAAYAAwAHAAQABkAHAAoABwAEAAMABwAEAAcABAAGQAcABgADQAcAAsADAAcABsAHAAOAA4ADQAE AAAAAgEBAJ0AAAAyCr4DwgFhAAQAAAAAAPQLeA9ZIHBvciD6bHRpbW8sIGV4aXN0ZSBvdHJhIEws IGxsYW1hZGEgdulkaWNhLCBxdWUgZXMgY2VyZWJyYWwgeSB0aWVuZSB1biBzb25pZG8gcG9jbyBw ZXJjZXB0aWJsZSwgICEAEgAcABwAEQASABwADAANAAwAKAAcAA4AEgAdABgADAAZAA4AHAASABwA DgARABwAEgAcAA4AEgALAAwAHAAoABwAHAAcABIAGQAcABwADAAZABwADgASABsAHAAcABIAHAAZ ABIAGQAcABEAHAAcABEAGwAMABIAGQASAA4ADAAbABwAHAASABwAHAASABkAHAAbAAwAHAAcABIA HAAcABkAHAASABwAHAARABgAGwAcAA4ADAAbAAwAGwAOAA0ABAAAAC0BBAAEAAAAAgEBABEAAAAy CvcDwgEEAAQAAAAAAPQLeA9jb21vGQAcACgAHAAsAAAAMgr3AzsCFgAEAAAAAAD0C3gPIGVuIGxh IHZveiBjYXN0ZWxsYW5hIA4AHAAcAA4ADAAcAA4AGQAcABkADgAZABwAGQAOABsACwAMABwAGwAc AA4ABAAAAC0BBQARAAAAMgr3AxAEBAAEAAAAAAD0C3gPZmxvcg4ACwAcABEABAAAAC0BBAAlAAAA Mgr3A1YEEQAEAAAAAAD0C3gPLl0gIChHLlQuIEguUC5CLilsDQAOAA4ADgARACcADQAfAA4ADgAk AA4AIQAOACEADgAQAA0AAAAyCvcDrQUBAAQAAAAAAPQLeA8gMxsABAAAAAIBAQANAAAAMgoxBMIB AQAEAAAAAAD0C3gPIDMbAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAANAAAAMgppBMIBAQAEAAAAAAD0C3gPIDO0 AAQAAAAtAQIAFAAAADIKaQR2AgYABAAAAAAA9At4DyogTGEgIBMADgAfABwADgAOAAQAAAAtAQQA HQAAADIKaQTuAgwABAAAAAAA9At4DyhT4W5zY3JpdG8pLhEAIQAcABwAGQAZABAADAAOABsAEQAO AA0AAAAyCmkE7gMBAAQAAAAAAPQLeA8tMxEAOgAAADIKaQT/Ax8ABAAAAAAA9At4DyAgSW5kcmEs IGRpb3MgZGVsIGZpcm1hbWVudG8uICAADgANAA4AHAAcABAAHAAOAA4AGwAMABwAGQAOABwAGwAM AA0ADgALABEAKAAdACgAHAAcAA4AHAAOAA4ADgAfAAAAMgppBIUGDQAEAAAAAAD0C3gPKEcuVC4g SC5QLkIuKQQRACcADgAfAA4ADgAkAA4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCmkEpwcBAAQAAAAAAPQLeA8g MxoABAAAAAIBAQAEAAAALQECAA0AAAAyCqMEwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gMxwABAAAAAIBAQAEAAAA LQECAA0AAAAyCtwEwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gM7QAEwAAADIK3AR2AgUABAAAAAAA9At4DyogTGEg IBMAEAAfABwAEAAEAAAALQEEABkAAAAyCtwE5AIJAAQAAAAAAPQLeA8gKFRpYmV0KS4CEAARAB8A DAAcABwADgARAA0ADQAAADIK3ASUAwEABAAAAAAA9At4Dy0zEQAOAAAAMgrcBKUDAgAEAAAAAAD0 C3gPICAQABAAdwAAADIK3ATFA0gABAAAAAAA9At4D05vbWJyZSBxdWUgbG9zIGxhbWFzIGRlbCBU aWJldCBkYW4gYWwgRm8gKEJ1ZGRoYSkgZGUgbG9zIGNoaW5vcy4gIChHLlQuICQAHQAoABwAEQAc ABAAHAAcABwAEAAMABwAGQAQAAwAHAAoABwAGQAQABwAHAAMABAAHgAMABsAHAAOABAAHAAcABwA EAAcAAwAEAAfABwAEAARACEAHAAcABsAHAAcABEAEAAcABwAEAALABwAGQAQABkAHAALABwAHAAZ AA4AEAAQABEAJwAOAB8ADQANAAQAAAACAQEAFgAAADIKFwXCAQcABAAAAAAA9At4D0guUC5CLikg JAAOACEADgAhAA4AEQANAAAAMgoXBWMCAQAEAAAAAAD0C3gPIDMbAAQAAAACAQEADQAAADIKUAXC AQEABAAAAAAA9At4DyAzGwAEAAAALQECAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAANAAAAMgqJBcIBAQAEAAAA AAD0C3gPIDO0AAQAAAAtAQIAFAAAADIKiQV2AgYABAAAAAAA9At4DyogTOIgIBMADgAfABwADgAO AAQAAAAtAQQAHQAAADIKiQXuAgwABAAAAAAA9At4DyhT4W5zY3JpdG8pLhEAIQAcABwAGQAZABAA DAAOABsAEQAOAA0AAAAyCokF7gMBAAQAAAAAAPQLeA8tMxEAMgAAADIKiQX/AxoABAAAAAAA9At4 DyAgRG9uIG9mcmVjaWRvIG8gcmVjaWJpZG8uDgAOACMAHAAcAA4AHAANABEAHAAYAAwAHAAcAA4A HAANABEAHAAYAAwAGwAMABwAHAANAA4AAAAyCokFKgYCAAQAAAAAAPQLeA8gIA4ADgAfAAAAMgqJ BUYGDQAEAAAAAAD0C3gPKEcuVC4gSC5QLkIuKQUQACcADgAfAA4ADgAkAA4AIQAOACEADgARAA0A AAAyCokFZwcBAAQAAAAAAPQLeA8gMxoABAAAAAIBAQAEAAAALQECAA0AAAAyCsIFwgEBAAQAAAAA APQLeA8gMxwABAAAAAIBAQAEAAAALQECAA0AAAAyCvwFwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gM7QAFAAAADIK /AV2AgYABAAAAAAA9At4D0zhYmFybx8AHAAfABwAEwAeAAQAAAAtAQQAEAAAADIK/AUdAwMABAAA AAAA9At4DyAgKAAiACIAEAAEAAAALQEFABYAAAAyCvwFcQMHAAQAAAAAAPQLeA9MYWJhcnVtIBwA HAAcABwAEAAcACoABAAAAC0BBAAdAAAAMgr8BTcEDAAEAAAAAAD0C3gPLCBlbiBsYXTtbikuDgAh ABwAHAAhAAwAHAAOAA0AHAARAA4ADQAAADIK/AU9BQEABAAAAAAA9At4Dy0zEAAOAAAAMgr8BU0F AgAEAAAAAAD0C3gPICAiACIAUwAAADIK/AWRBTAABAAAAAAA9At4D0VzdGFuZGFydGUgcXVlIGxs ZXZhYmFuIGRlbGFudGUgZGUgbG9zIGFudGlndW9zICEAGQAOABwAHAAbABwAEQANABwAIgAcABwA HAAhAAsADAAcABgAHAAcABwAGwAiABwAGwAMABwAHAAOABsAIgAcABsAIgALABwAGQAiABwAHAAN AAsAHAAcABwAGAANAAQAAAACAQEAiwAAADIKNgbCAVUABAAAAAAA9At4D2VtcGVyYWRvcmVzIHJv bWFub3MgeSBxdWUgdGVu7WEgZW4gZWwgZXh0cmVtbyBzdXBlcmlvciB1biDhZ3VpbGEsIGNvbW8g ZW1ibGVtYSBkZSBsYSACHAAoABwAHAARABwAHAAcABEAHAAZABoAEQAcACgAHAAcABwAGQAaABkA GgAcABwAHAAaAA4AHAAcAA4AHAAaABwAHAAaABwADAAaABwAGAAOABEAHQAoABwAGgAZABwAHAAc ABEADAAcABEAGgAcABwAGgAcABwAGwALAAwAHAAOABoAGQAcACgAHAAaAB0AKAAcAAwAHQAoABwA GwAcABwAGgAMABsADQAEAAAAAgEBAB0AAAAyCnAGwgEMAAQAAAAAAPQLeA9zb2JlcmFu7WEuICAZ ABwAHAAcABEAHAAcAA0AHAAOABkAGQBoAAAAMgpwBuECPgAEAAAAAAD0C3gPRXJhIHVuYSBsYXJn YSBwaWNhIGNvbiB1biBwYWxvIGNydXphZG8gZm9ybWFuZG8g4W5ndWxvcyByZWN0b3MhABEAHAAY ABwAHAAcABgADAAbABEAHAAcABkAGwAMABkAGwAZABkAHAAcABkAGwAcABkAHAAbAAsAHAAZABkA EQAcABkAHAAcABsAGQAOABwAEQAoABwAHAAcABwAGQAcABwAHAAbAAwAHAAYABkAEQAcABkADgAc ABgAEAAAADIKcAboCAMABAAAAAAA9At4Dy4gIAAOABkAGQAdAAAAMgpwBigJDAAEAAAAAAD0C3gP Q29uc3RhbnRpbm8gJAAcABwAGQANABwAHAAOAAsAHAAbAA0AHAAAAPsCzv8AAAAAAACQAQAAAAAE QAAiTHVjaWRhIFNhbnMgVW5pY29kZQAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEGAAQAAAAtAQYABAAAAAIB AQAEAAAALQEEAH0AAAAyCrwGwgFMAAQAAAAAAPQLeA9yZWVtcGxhevMgZWwg4Wd1aWxhIGNvbiBl bCBtb25vZ3JhbWEgZGUgQ3Jpc3RvLCBxdWUgbGxldmFiYSBsYSBkaXZpc2EgRU5UT1UgEQAcABwA KAAcAAwAHAAZABwAEgAcAAwAEgAcABwAGwALAAwAHAASABkAHAAcABIAGwAMABIAKAAcABwAHAAc ABEAHQAoABwAEgAcABwAEgAlABEADAAZAA0AHAAOABIAHAAcABwAEgALAAwAHAAYABwAHAAcABIA CwAcABIAHAAMABgADAAZABwAEgAhACQAHwAnACQAEgAEAAAALQEGAA4AAAAyCrwG2ggCAAQAAAAA APQLeA8/IBYAFAAEAAAALQEEAB0AAAAyCrwGBAkMAAQAAAAAAPQLeA9U005JS0EsIHF1ZSAfACcA JAAOACEAIQAOABIAHAAcABwADgAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQASQAAADIK9gbCASkABAAAAAAA9At4 D23hcyB0YXJkZSBzZSBpbnRlcnByZXTzIGVuIGVsIHNlbnRpZG8gZGUgdCgAHAAaAA4ADgAcABEA HAAcAA4AGQAcAA4ADAAcAA4AGwARABwAEAAcAA4AHAAOABwAHAAOABsADAAOABkAHAAcAA0ADAAc ABwADgAcABwADgAEAAAALQEFACgAAAAyCvYGRQUTAAQAAAAAAPQLeA9JbiBob2Mgc2lnbm8gdmlu Y2VzAA0AHAAOABwAGwAZAA4AGQAKABwAHAAcAA4AGgAKABwAGQAcABkABAAAAC0BBAA3AAAAMgr2 Bu0GHQAEAAAAAAD0C3gPIFtjb24gZXN0YSBzZfFhbCB2ZW5jZXLhc10uICAGDgAOABkAHAAcAA4A HAAZAA4AHAAOABkAHAAcABwADAAOABkAHAAcABkAGwARABwAGQAOAA4ADgAOABkAAAAyCvYGXwkJ AAQAAAAAAPQLeA9SZXNwZWN0byB1JAAbABkAHAAcABkADgAcAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAFAA AAAyCjAHwgEuAAQAAAAAAPQLeA9hbCBtb25vZ3JhbWEsIGVyYSB1bmEgY29tYmluYWNp824gZGUg bGV0cmEgWCwgHAAMABIAKAAcABwAHAAcABEAHAAoABwADgASABwAEQAcABIAHAAcABwAEgAZABwA KAAcAAwAHAAcABgADAAcABwAEQAcABwAEQAMABwADgARABsAEgAhAA4AEgAEAAAALQEFABAAAAAy CjAHDgYDAAQAAAAAAPQLeA9jaGkAGQAcAAoABAAAAC0BBAAUAAAAMgowB00GBgAEAAAAAAD0C3gP IHkgUCwgEgAZABIAIQAOABIABAAAAC0BBQAQAAAAMgowB8sGAwAEAAAAAAD0C3gPcmhvABEAHAAc AAQAAAAtAQQANwAAADIKMAcUBx0ABAAAAAAA9At4DywgbyBzZWEgbGEgc+1sYWJhIGluaWNpYWwg ZGUgBw4AEgAcABIAGQAcABwAEgALABwAEgAZAA0ADAAcABwAHAARAAwAGwAMABgADAAbAAwAEQAc ABwAEgAEAAAALQEFABcAAAAyCjAHbgkIAAQAAAAAAPQLeA9DaHJpc3RvcyQAGwARAAoAGQAOABwA GQAEAAAALQEEABAAAAAyCjAHJAoDAAQAAAAAAPQLeA8uICAADgAOAA4ABAAAAAIBAQAEAAAALQEE ABcAAAAyCmkHwgEIAAQAAAAAAPQLeA8oVulhc2U6IBEAIQAcABwAGQAcAA4ADgAEAAAALQEFABYA AAAyCmkHfQIHAAQAAAAAAPQLeA9DcmlzbfNuICQAEQAKABkAKgAcABwABAAAAC0BBAA6AAAAMgpp BzcDHwAEAAAAAAD0C3gPKS4gIFBlcm8gZWwgTOFiYXJvIGhhYu1hIHNpZG8gdQARAA4ADgAOACEA HAARABwADgAcAAwADgAcABwAHAAcABEAHAAOABwAHAAbAA4AHAAOABkADAAbABwADgAcAFUAAAAy CmkH3AUxAAQAAAAAAPQLeA9uIGVtYmxlbWEgZGUgRXRydXJpYSBzaWdsb3MgYW50ZXMgZGUgQ29u c3RhbnRpbm8gBhwADgAdACgAHAAMABwAKAAcAA4AHAAcAA8AIQAOABEAHAARAAwAHAAOABgADAAb AAwAHAAZAA4AHAAcAA4AHAAZAA4AHAAcAA4AJAAcABwAGQANABwAHAAOAAsAHAAbAA0ABAAAAAIB AQAvAAAAMgqjB8IBGAAEAAAAAAD0C3gPeSBkZSBsYSBlcmEgY3Jpc3RpYW5hLiAgGQATABwAHAAS AAwAHAATABsAEQAcABMAGQAQAAwAGQANAAwAGwAcABwADgATABMAdgAAADIKowe8A0cABAAAAAAA 9At4D0VyYSB0YW1iaeluIGVsIHNpZ25vIGRlIE9zaXJpcyB5IGRlIEhvcnVzLCBmcmVjdWVudGVt ZW50ZSByZXByZXNlbnRhZG8gACEAEAAcABMADgAcACgAHAAMABwAHAATABsADAATABgADAAbABwA HAATABsAHAATACcAGQALABAADAAZABMAGQATABwAGwATACQAHAARABwAGQANABMADgARABwAGQAb ABwAHAAOABwAKAAcABwADgAcABMAEQAcABwAEAAcABkAGwAcAA4AHAAcABsADQAEAAAAAgEBAAQA AAAtAQQAjgAAADIK3AfCAVcABAAAAAAA9At4D2NvbiBsYSBjcnV6IGxhdGluYSBwcm9sb25nYWRh LCBhc+0gY29tbyBsYSBjcnV6IHBlY3RvcmFsIGdyaWVnYSBlcyBwdXJhbWVudGUgZWdpcGNpYS4g IAAZABwAHAAVAAwAHAAWABgAEQAcABkAFQAMABsADgALABwAHAAWABsAEQAbAAwAHAAcABsAHAAc ABwADQAWABwAGQAOABYAGQAcACgAHAAWAAsAHAAWABgAEQAcABkAFgAcABwAGQANABwAEQAbAAsA FgAcABAADAAcABsAHAAWABwAGAAWABwAHAAQABwAKAAcABwADgAcABYAHAAcAAwAHAAYAAsAHAAO ABUAFQAUAAAAMgrcB6oJBgAEAAAAAAD0C3gPRW4gc3UgIQAcABYAGQAcAA0ABAAAAAIBAQAEAAAA LQEFACgAAAAyChYIwgETAAQAAAAAAPQLeA9EZWNhZGVuY2lhIHkgQ2HtZGEgbiQAHAAZABwAHAAc ABwAGQAKABwAJgAZACYAJAAcAA4AHAAcACYAJgAAADIKFgjbAxIABAAAAAAA9At4D2RlbCBJbXBl cmlvIHJvbWFubxsAHAALACYADgAqABwAGwARAAoAHAAmABEAHAAqABwAGwAbAAQAAAAtAQQATQAA ADIKFgi4BSwABAAAAAAA9At4DywgR2liYm9uIHB1c28gZGUgbWFuaWZpZXN0byBsYSBpbXBvc3R1 cmEgZGUgDgAmACcACwAcABwAHAAcACYAGwAcABkAHAAmABwAGwAmACgAHAAcAAwADgALABwAGQAO ABwAJQAMABwAJQAMACgAHAAcABkADgAcABEAHAAmABwAGwANAAQAAAACAQEAIAAAADIKTwjCAQ4A BAAAAAAA9At4D0NvbnN0YW50aW5vLiAgJAAcABwAGQAOABwAHAANAAwAHAAcAA4AEAAQAIkAAAAy Ck8I/AJUAAQAAAAAAPQLeA9Fc3RlIGVtcGVyYWRvciwgc2kgZXMgcXVlIHR1dm8gYWxndW5hIHZp c2nzbiwgZGViafMgc2VyIGxhIGRlbCBK+nBpdGVyIG9s7W1waWNvLCBlbiAhABkADgAcABAAHAAo ABwAHAARABwAHAAcABEADgAQABkADAAQABwAGQAQABwAHAAcABAADgAcABkAGwAQABwADAAcABwA GwAcABAAGQAMABgADAAcABwADgAQABwAGwAbAAwAHAAQABkAHAARABAACwAcABAAHAAbAAwAEAAZ ABwAGwAMAA4AHAARABAAGwAMAA4AKAAcAAwAGQAcAA4AEAAcABsADgAEAAAAAgEBACMAAAAyCokI wgEQAAQAAAAAAPQLeA9jdXlhIGbpIG11cmnzLiAgGQAcABkAHAAOAA4AHAAOACgAHAARAAwAHAAO AA4ADQAfAAAAMgqJCBgDDQAEAAAAAAD0C3gPKEcuVC4gSC5QLkIuKS4RACcADgAfAA4ADgAkAA4A IQAOACEADgARAA0AAAAyCokIOgQBAAQAAAAAAPQLeA8gMxoABAAAAAIBAQANAAAAMgrCCMIBAQAE AAAAAAD0C3gPIDMbAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAANAAAAMgr7CMIBAQAEAAAAAAD0C3gPIDO0AAQA AAAtAQIAGgAAADIK+wh2AgoABAAAAAAA9At4DyogTGFiZGhhICATAA4AHwAcAB8AHwAeABwADgAO AAQAAAAtAQQAHQAAADIK+whmAwwABAAAAAAA9At4DyhT4W5zY3JpdG8pLhEAIQAcABwAGQAYABAA DAAOABwAEQANAA0AAAAyCvsIZQQBAAQAAAAAAPQLeA8tMxEAPgAAADIK+wh2BCIABAAAAAAA9At4 DyAgQWRxdWlyaWRvLCBsb2dyYWRvLCBhbGNhbnphZG8uICAOAA4AIQAcABwAGwALABEACwAcABwA DgANAAwAHAAbABEAHAAcABwADgANABsACwAZABwAHAAZABwAHAAcAA4ADgANABYAAAAyCvsIUAcH AAQAAAAAAPQLeA8oRy5ULiBIIBEAJwAOAB8ADQAOACQAFAAAADIK+wj0BwYABAAAAAAA9At4Dy5Q LkIuKQ4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCvsIcQgBAAQAAAAAAPQLeA8gMxsABAAAAAIBAQAEAAAALQEC AA0AAAAyCjQJwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gMxwABAAAAAIBAQAEAAAALQECAA0AAAAyCm4JwgEBAAQA AAAAAPQLeA8gM7QAIgAAADIKbgl2Ag8ABAAAAAAA9At4DyogTGFiZGhhdmFybmEgIAATAA4AHwAc AB8AHwAeABwAGwAcABMAHgAcAA4ADgAEAAAALQEEAB0AAAAyCm4J6gMMAAQAAAAAAPQLeA8oU+Fu c2NyaXRvKS4RACEAHAAcABkAGQARAAwADQAcABEADgANAAAAMgpuCesEAQAEAAAAAAD0C3gPLTMQ AA4AAAAyCm4J+wQCAAQAAAAAAPQLeA8gIA4ADgAlAAAAMgpuCRcFEQAEAAAAAAD0C3gPU2FiaW8s IHBhbmRpdGEuICAFIQAcABsADAAcAA4ADgAcABsAHAAbAAwADgAcAA4ADQAOAB8AAAAyCm4JgAYN AAQAAAAAAPQLeA8oRy5ULiBILlAuQi4pCREAJwAOAB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIK bgmiBwEABAAAAAAA9At4DyAzGgAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQIADQAAADIKpwnCAQEABAAAAAAA9At4 DyAzHAAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQIADQAAADIK4QnCAQEABAAAAAAA9At4DyAztAAZAAAAMgrhCXYC CQAEAAAAAAD0C3gPTGFiZXJpbnRvAh8AHAAfABwAEwAOAB4AEQAeAAQAAAAtAQQAIAAAADIK4Qla Aw4ABAAAAAAA9At4DyAgW2RlbCBncmllZ28gFgAWAA4AGwAbAAwAFgAbABEACwAcABwAGwAWAAQA AAAtAQUAHAAAADIK4QmMBAsABAAAAAAA9At4D2xhYnlyaW50aG9zZwsAHAAcABkAEQAKABwADgAc ABwAGQAEAAAALQEEAA4AAAAyCuEJfgUCAAQAAAAAAPQLeA9dLg4ADgANAAAAMgrhCZoFAQAEAAAA AAD0C3gPLTMQAA4AAAAyCuEJqgUCAAQAAAAAAPQLeA8gIBYAFgBYAAAAMgrhCdYFMwAEAAAAAAD0 C3gPRWdpcHRvIHRlbu1hIGVsIJNMYWJlcmludG8gY2VsZXN0ZZQsIGVuIGVsIGN1YWwgc2UgACEA GwAMABwADgAbABYADgAcABwADgAbABYAGwAMABUAEQAcABwAHAAbABAADAAcAA4AGwAWABkAGwAM ABwAGQAOABsAEQAOABYAGwAcABYAGwALABYAGQAcABsADAAWABgAGwANAAQAAAACAQEAlAAAADIK GwrCAVsABAAAAAAA9At4D2ludHJvZHVj7WFuIGxhcyBhbG1hcyBkZSBsb3MgZGlmdW50b3MsIHkg dGFtYmnpbiBzdSByZXByZXNlbnRhY2nzbiBlbiBsYSB0aWVycmEsIGVsIGZhbW9zbyAADAAcAA0A EQAcABwAHAAZAA4AGwAcABwADAAcABkAHAAbAAwAKAAcABkAHAAcABwAHAAMABwAGQAcABsADAAO ABwAHAANABwAGQAOABwAGQAcAA4AGwAoABwADAAcABwAHAAZABwAHAARABwAHAARABwAGQAcABwA DQAcABkACwAcABwAHAAcABwAGwAMABwAHAANAAwAHAAQABEAHAAOABwAGwAMABwADgAbACgAHAAa AB0ADwAEAAAAAgEBABAAAAAyClUKwgEDAAQAAAAAAPQLeA9MYWIAHAAcABwAiAAAADIKVQoWAlMA BAAAAAAA9At4D2VyaW50bywgdW5hIHNlcmllIGRlIHJlY2ludG9zIHkgcGFzYWRpem9zIHN1YnRl cnLhbmVvcyBjb24gbG9zIG3hcyBleHRyYW9yZGluYXJpb3MgABwAEAAMABwADQAcAA4AJQAcABsA HAAlABkAHAAQAAwAGwAlABwAHAAkABEAHAAYAAwAHAAOABwAGAAlABkAJQAcABwAGAAbABwADAAZ ABwAGAAlABkAHAAcAA4AGwARABEAHAAbABwAHAAZACUAGQAcABsAJAAMABwAGQAlACgAHAAZACUA HAAYAA4AEQAcABwAEQAbAAwAHAAbABAADAAcABkADQAEAAAAAgEBAB0AAAAyCo4KwgEMAAQAAAAA APQLeA9yZWNvdmVjb3MuICARABwAGQAcABkAHAAZABwAGQAOABMAEwCGAAAAMgqOCtsCUgAEAAAA AAD0C3gPU2VndW4gbGEgZGVzY3JpcGNp824gZGUgSGVyb2RvdG8sIGNvbnN0YSBkZSB0cmVzIG1p bCBj4W1hcmFzIG8gcmVjaW50b3MsIGxhIG1pdGFkICEAHAAcABwAHAASAAwAHAATABsAHAAZABkA EAAMABwAGAAMABwAHAATABsAHAATACQAHAARABwAHAAbAA4AHAAOABMAGQAcABwAGQAOABwAEwAc ABwAEwANABEAHAAZABMAKAAMAAwAEwAZABwAKAAcABEAHAAZABMAHAATABEAHAAZAAsAHAAOABwA GQAOABIADAAbABQAKAAMAA4AHAAbAA0ABAAAAAIBAQBVAAAAMgrICsIBMQAEAAAAAAD0C3gPZGVi YWpvIGRlIHN1ZWxvIHkgbGEgb3RyYSBtaXRhZCBzb2JyZSBlbCBtaXNtby4gIGUcABwAHAAcAAoA HAAQABwAHAAQABkAHAAbAAwAHAAQABkADwAMABwADwAcAA4AEQAcABAAKAAMAA4AHAAcABAAGAAc ABwAEQAcAA8AHAALABAAKAAMABkAKAAcAA4AEAAQADgAAAAyCsgKCgYeAAQAAAAAAPQLeA9BdW4g ZW4gc3UgdGllbXBvIG5vIHNlIHBlcm1pdO0hABwAHAAQABwAHAAQABkAHAAQAA4ADAAcACgAHAAc ABAAHAAcABAAGQAcABAAHAAbABEAKAAMAA4ADgAlAAAAMgrICssIEQAEAAAAAAD0C3gPYSBhIGxv cyBleHRyYfFvcyAFHAAQABwADwAMABwAGQAQABsAGAAOABEAHAAcABwAGQAOAAQAAAACAQEAlQAA ADIKAQvCAVwABAAAAAAA9At4D2VudHJhciBlbiBsYXMgcGFydGVzIHN1YnRlcnLhbmVhcyBkZWwg TGFiZXJpbnRvIHBvcnF1ZSDpc3RhcyBjb250ZW7tYW4gbG9zIHNlcHVsY3JvcyBkZSBsb3MgHAAc AA4AEQAcABEAFwAcABwAFwAMABwAGQAYABwAGwARAA4AHAAZABgAGQAcABsADgAcABEAEAAcABwA HAAcABkAGAAbABwACwAYABwAHAAcABsAEAAMABwADgAcABcAHAAcABEAGwAcABwAGAAcABkADgAc ABkAGAAZABsAHAAOABwAHAAOABsAHAAXAAwAHAAZABgAGQAcABwAGwAMABgAEQAcABkAFwAcABwA GAALABwAGQANAAQAAAACAQEAUAAAADIKOwvCAS4ABAAAAAAA9At4D3JleWVzIHF1ZSBsbyBjb25z dHJ1eWVyb24geSBvdHJvcyBtaXN0ZXJpb3MuICARABwAGQAcABkAEwAcABwAHAASAAwAHAATABkA HAAcABkADQARABwAGQAbABEAHAAcABMAGQATABwADgARABwAGQATACgADAAZAA4AHAAQAAwAHAAZ AA4AEgATAFgAAAAyCjsLzwUzAAQAAAAAAPQLeA9FbCCTUGFkcmUgZGUgbGEgSGlzdG9yaWGUIGVu Y29udHLzIGFsIExhYmVyaW50byB5YSAAIQAMABMAEQAhABwAHAARABwAEwAcABwAEgAMABwAEwAj AAwAGQAOABsAEAAMABwAEQATABwAHAAYABwAHAAOABEAHAATABsADAATABsAHAAcABwAEAALABwA DgAcABMAGQAbAA0ABAAAAAIBAQBWAAAAMgp0C8IBMgAEAAAAAAD0C3gPY2FzaSBlbiBydWluYXMs IHkgY29uIHRvZG8sIGxvIGNvbnNpZGVyYWJhLCBhdW4gZW4ZABwAGQAMABQAHAAcABQAEAAbAAwA HAAcABkADgAUABkAFAAZABwAHAAUAA4AHAAbABwADgAUAAsAHAAUABkAHAAcABgADAAcABwAEAAc ABwAHAAOABMAHAAcABwAFAAcABwATAAAADIKdAtIBisABAAAAAAA9At4DyB0YWwgZXN0YWRvLCBt dWNobyBt4XMgbWFyYXZpbGxvc28gcXVlIGxhcyAuFAAOABsADAAUABwAGQAOABwAGwAcAA4AFAAo ABwAGQAcABwAFQAoABwAGQAVACkAHAARABwAGQAMAAsACwAcABkAHAAUABsAHAAcABQADAAcABgA DQAEAAAAAgEBAB0AAAAyCq4LwgEMAAQAAAAAAPQLeA9QaXLhbWlkZXMuICAhAAwAEQAcACgADAAc ABwAGQAOAA4ADgAfAAAAMgquC8sCDQAEAAAAAAD0C3gPKEcuVC4gSC5QLkIuKQkRACYADgAfAA4A DgAkAA4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCq4L7AMBAAQAAAAAAPQLeA8gMxoABAAAAAIBAQANAAAAMgrn C8IBAQAEAAAAAAD0C3gPIDMbAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAANAAAAMgogDMIBAQAEAAAAAAD0C3gP IDO0AAQAAAAtAQIAGQAAADIKIAx2AgkABAAAAAAA9At4DyogTOJiaGEgIAITAA4AHwAcAB8AHgAc AA4ADgAEAAAALQEEAB0AAAAyCiAMRwMMAAQAAAAAAPQLeA8oU+Fuc2NyaXRvKS4RACEAHAAcABkA GQAQAAwADQAcABEADgANAAAAMgogDEcEAQAEAAAAAAD0C3gPLTMRAGsAAAAyCiAMWARAAAQAAAAA APQLeA8gIE9idGVuY2nzbiwgYWRxdWlzaWNp824sIGxvZ3JvLCBsdWNybywgcHJvdmVjaG8uICAo Ry5ULiBILlAuQi4pDQAOACcAHAAOABwAHAAYAAwAGwAcAA4ADgAcABwAGwAbAAwAGQAMABgACwAc ABsADgAOAAwAHAAbABEAHAAOAA0ADAAcABgAEQAcAA4ADgAbABEAHAAZABwAGQAcABsADgAOAA4A EQAnAA0AHwAOAA4AJAAOACEADgAhAA4AEQANAAAAMgogDLQJAQAEAAAAAAD0C3gPIDMaAAQAAAAC AQEABAAAAC0BAgANAAAAMgpZDMIBAQAEAAAAAAD0C3gPIDMcAAQAAAACAQEABAAAAC0BAgANAAAA MgqTDMIBAQAEAAAAAAD0C3gPIDO0ABwAAAAyCpMMdgILAAQAAAAAAPQLeA8qIExhYmhhc2EgIAAT AA4AHwAcAB8AHgAcABwAHAAOAA4ABAAAAC0BBAAdAAAAMgqTDH8DDAAEAAAAAAD0C3gPKFPhbnNj cml0bykuEQAhABwAHAAZABgAEAAMAA4AHAARAA0ADQAAADIKkwx+BAEABAAAAAAA9At4Dy0zEQAs AAAAMgqTDI8EFgAEAAAAAAD0C3gPICBQb3Nlc2nzbiwgcmlxdWV6YS4gIA4ADgAhABwAGQAcABgA DAAcABwADgANABAADAAcABwAHAAYABwADgAOAA4AHwAAADIKkwxiBg0ABAAAAAAA9At4DyhHLlQu IEguUC5CLikMEAAnAA4AHwAOAA4AJAAOACEADgAhAA4AEQANAAAAMgqTDIMHAQAEAAAAAAD0C3gP IDMaAAQAAAACAQEABAAAAC0BAgANAAAAMgrMDMIBAQAEAAAAAAD0C3gPIDMcAAQAAAACAQEABAAA AC0BAgANAAAAMgoGDcIBAQAEAAAAAAD0C3gPIDO0ABoAAAAyCgYNdgIKAAQAAAAAAPQLeA8qIExh Ymh5YSAgEwAOAB8AHAAfAB4AGwAcAA4ADgAEAAAALQEEAB0AAAAyCgYNYgMMAAQAAAAAAPQLeA8o U+Fuc2NyaXRvKS4RACEAHAAcABkAGQARAAsADgAcABEADQANAAAAMgoGDWIEAQAEAAAAAAD0C3gP LTMRAA4AAAAyCgYNcwQCAAQAAAAAAPQLeA8gIA4ADgAZAAAAMgoGDY8ECQAEAAAAAAD0C3gPUXVl IGhhIGRlBCcAHAAcAA0AHAAcAA4AHAAcAFgAAAAyCgYNeQUzAAQAAAAAAPQLeA8gYWxjYW56YXJz ZSwgcXVlIGhhIGRlIHNlciBvYnRlbmlkby4gIChHLlQuIEguUC5CLikADQAcAAwAGAAcABwAGQAc ABEAGAAcAA4ADgAcABwAHAAOABwAGwAOABwAHAAOABkAGwARAA4AHAAcAA4AGwAbAAwAHAAcAA4A DgANABEAJwAOAB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIKBg3fCQEABAAAAAAA9At4DyAzGgAE AAAAAgEBAAQAAAAtAQIADQAAADIKPw3CAQEABAAAAAAA9At4DyAzHAAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQIA DQAAADIKeQ3CAQEABAAAAAAA9At4DyAztAATAAAAMgp5DXYCBQAEAAAAAAD0C3gPTGFicm8pHwAc AB8AEwAfAAQAAAAtAQQADQAAADIKeQ0CAwEABAAAAAAA9At4Dy4zDQANAAAAMgp5DQ8DAQAEAAAA AAD0C3gPLTMRAGoAAAAyCnkNIAM/AAQAAAAAAPQLeA8gIFNhbnRvIHJvbWFubywgc29sZW1uZW1l bnRlIGJlYXRpZmljYWRvIG5vIGhhY2UgbXVjaG9zIGHxb3MuICApGQAZACEAHAAcAA4AHAAZABEA HAAoABwAHAAcAA4AGQAZABwADAAcACgAHAAdACgAHAAcAA4AHAAZABwAHAAdAA4ADAANAAwAGQAc ABsAHAAZABwAHAAZABwAHAAZABwAGQAoABwAGQAcABwAGQAZABwAHAAcABkADgAZABkAFwAAADIK eQ13CQgABAAAAAAA9At4D1N1IGdyYW4gIQAcABkAHAARABwAHAAOAAQAAAACAQEAkQAAADIKsw3C AVkABAAAAAAA9At4D3NhbnRpZGFkIGNvbnNpc3TtYSBlbiBlc3RhciBzZW50YWRvIGp1bnRvIGEg dW5hIGRlIGxhcyBwdWVydGFzIGRlIFJvbWEsIG5vY2hlIHkgZO1hLCBwb3IgAxkAHAAcAA4ACwAc ABwAHAAZABkAHAAcABgADAAZAA4ADgAcABkAGwAcABkAHAAZAA4AHAARABkAGQAcABsADgAcABwA HAAZAAoAHAAcAA4AHAAZABsAGQAcABwAHAAZABwAHAAZAAwAHAAZABkAGwAcABwAEQAOABwAGQAZ ABsAHAAZACQAHAAoABwADgAZABwAHAAZABwAHAAZABkAGQAcAA4AHAAOABkAHAAcABEADQAcAAAA +wIQAAcAAAAAALwCAAAAAAECAiJTeXN0ZW0AAAAAAAAAAAAAGAAAAAQAAAC4gl0H5AQAAAQAAAAt AQcABQAAABQCAAAAAAUAAAATAngPAAAFAAAAEwJ4D/QLBQAAABMCAAD0CwUAAAATAgAAAAAFAAAA FAIBAAEABQAAABMCdw8BAAUAAAATAncP8wsFAAAAEwIBAPMLBQAAABMCAQABAAUAAAAUAgIAAgAF AAAAEwJ2DwIABQAAABMCdg/yCwUAAAATAgIA8gsFAAAAEwICAAIABQAAABQCAwADAAUAAAATAnUP AwAFAAAAEwJ1D/ELBQAAABMCAwDxCwUAAAATAgMAAwAFAAAAFAIEAAQABQAAABMCdA8EAAUAAAAT AnQP8AsFAAAAEwIEAPALBQAAABMCBAAEAAUAAAAUAgUABQAFAAAAEwJzDwUABQAAABMCcw/vCwUA AAATAgUA7wsFAAAAEwIFAAUABQAAABQCBgAGAAUAAAATAnIPBgAFAAAAEwJyD+4LBQAAABMCBgDu CwUAAAATAgYABgAFAAAAFAIHAAcABQAAABMCcQ8HAAUAAAATAnEP7QsFAAAAEwIHAO0LBQAAABMC BwAHAAUAAAAUAggACAAFAAAAEwJwDwgABQAAABMCcA/sCwUAAAATAggA7AsFAAAAEwIIAAgABQAA ABQCCQAJAAUAAAATAm8PCQAFAAAAEwJvD+sLBQAAABMCCQDrCwUAAAATAgkACQAFAAAAFAIKAAoA BQAAABMCbg8KAAUAAAATAm4P6gsFAAAAEwIKAOoLBQAAABMCCgAKAAMAAAAAAA== ------=_NextPart_01C63655.19781CE0 Content-Location: file:///C:/895641EC/glosario-L_archivos/filelist.xml Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/xml; charset="utf-8" ------=_NextPart_01C63655.19781CE0--