MIME-Version: 1.0 Content-Type: multipart/related; boundary="----=_NextPart_01C63655.32D1D410" Este documento es una página Web de un solo archivo, también conocido como archivo de almacenamiento Web. Si está viendo este mensaje, su explorador o editor no admite archivos de almacenamiento Web. Descargue un explorador que admita este tipo de archivos, como Microsoft Internet Explorer. ------=_NextPart_01C63655.32D1D410 Content-Location: file:///C:/895641ED/glosario-M.htm Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/html; charset="us-ascii" M

M

 

        &= nbsp;   M.-  Trigésimo tercera letra de = los alfabetos hebreo e inglés, vigésimo cuarta del arábigo= [y trigésimo novena del sánscrito].  Como número romano, esta le= tra representa 1000, y con un trazo horizontal en la parte superior, significa = un millón.  En el alfabeto hebreo, Mem [nombre de la letra= M] simboliza el agua, y como número, equivale a 40.  El Ma [nombre de la M] sánscrito es equivalente al número 5, y se h= alla igualmente relacionado con el agua por medio del signo zodiacal denominado = Makara.  (Véase esta palabra).  Además, en las numeraciones hebrea y latina, la M expresa “un número definido en lugar de = una cantidad indefinida” (Mackenzie, Mason, Cyclop.), y “el nombre sagrado hebreo de Dios adaptado a esta let= ra es Meborach, Benedictus”.  Entre los esoteristas, la M es el símbolo del Ego superior, Manas, la Mente.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Ma, Mut  (Egipcio).-  La diosa del mundo inferior, otra = forma de Isis, puesto que es la Naturaleza, la Madre Eterna.  Era soberana y regente del viento = Norte, precursora de la inundación del Nilo, y así se la llamaba “abridora de las ventanas nasales de los vivientes”.  Estaba representada ofreciendo el = ankh (o cruz), emblema de la vida física para sus adoradores, y era llamada “Señora del Cielo”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ma=   (Sánscrito).-  Agua, buena fortuna; tiempo, estación, la luna, la cuarta not= a de la gama musical; verso o fórmula mágica; veneno.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;     (Sánscrito).-  Sobrenombre de Lakchmî.  [También significa: medida; muerte; luz; conocimiento; uno de los cinco metros inferiores al gâya= tri; es, además, adv= erbio de negación y equivale a no<= /i>.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maat  (Egipcio).-  Equivalente al Némesis de l= os griegos, al Fatum de los latino= s, y en cierto modo al Karma indo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Macrocosmo  (Griego).-  Literalmente, el “Gran Universo” o Kosmos.  [Es= el Universo, el gran mundo, incluyendo todas las cosas visibles e invisibles.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (F. Hartmann).  –El Universo en contraposición al hombre (microcosmo, o pequeño universo).  Tanto el macrocosmo como el microc= osmo tienen una constitución septenaria.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Macroprosopo  (Macroprosopus)  (Griego).-  Término cabalístico, formado de una palabra griega compuesta, que significa: “Vasta o gran= de Faz”.  (Véase: Faces cabalísticas); un título de Kether, la Corona, el Sephira más elevado.  Es el nom= bre del Universo, llamado Arikh-Anpin, la totalidad de aquello de lo cual el Microprosopo, o Zauir-Anpin, “la Faz menor, es la parte y antítesis.  En su senti= do metafísico más elevado y abstracto, Microprosopo es Adam Kadm= on, el vehículo de Ain-Suph,= y la corona del Arbol Sephirotal, si= bien desde que Sephira y Adam Kadmon= son en realidad uno bajo dos aspectos, resulta lo mismo.  Muchas son las interpretaciones qu= e se han dado sobre este punto, pero difieren unas de otras.  [En la Cábala caldea, Macroprosopo es una pura abstracció= ;n, el Logos o la Palabra; Palabra = que si bien en realidad viene a ser un número plural (o Palabras), cuando se refleja a sí misma, o desciende hasta adquirir el aspecto de una Hue= ste de Angeles, o Sephiroth<= span lang=3DEN-US> –el “Número”-, es, sin embargo, colectivamente Uno, y en el plano ideal un cero, “No-cosa”, Ain, el que existe negativamente.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (Doctr. Secr., I, 374; II, 662, etc.  –Véase: Cara o = Faz Superior y Tetragrammaton.]=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Machagistia.-  Magia, tal como en otro tiempo se enseñaba en Persia y Caldea, y elevada en sus prácticas ocult= as a la categoría de magismo-religión.  Platón, al hablar de Machag= istia o Magismo, hace notar que es la más pura forma del culto de las cosas divinas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mach-chitta  (Mat-chitta) (Sánscrito).-  Que pien= sa en mí; que tiene el pensamiento fijo en mí.  (Bhagavad-Gîtâ).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mada  (Sánscrito).-  Orgullo, soberbia; uno de los pecados capitales o “enemigos internos”, que ha de vencer aquel que desea la liberación.  Mada significa también embriaguez, incontinencia, desenfreno, pasió= ;n, delirio, frenesí, locura, temeridad, lascivia, lujuria.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madâzraya  (Sánscrito).-  Que recurre a mí, que busca= en mí su refugio.  (Bhagavad-Gîtâ).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madbhakta  (Sánscrito).-  Adorador o devoto mío; devo= to a mí.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Madbhakti  (Sánscrito).-  La devoción a mí.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madbhâva  (Sánscrito).-  Mi ser, naturaleza o condici&oacut= e;n; que es o participa de mi ser, esencia o naturaleza.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madgata  (Sánscrito).-  Que ha venido a mí; que está en mí; dirigido a mí.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madgata-prâna  (Sánscrito).-  Que tiene puesta su vida en m&iacu= te;; cuya vida está concentrada o consagrada a mí; que me ofrece su vida.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Madhasûdana.-  Véase: Madhu-sûdana.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mâdhava  (Sánscrito).-  1) Epíteto de Vichnú= o Krichna.  2) El mes de abril.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  [Literalmente, “Señor= o matador de Madhu”.]  (G.= T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mâdhavî  (Sánscrito).-  Sobrenombre de Lakchmí.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Madhu  (Sánscrito).-  Literalmente, “dulce”.=   Nombre de un daitya, gigante o demonio a quien dio muerte Krichna.  La primavera, el mes de chaitra (marzo-abril); leche, miel, azúcar.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Madhujit  (Sánscrito).-  “Vencedor de Madhu”.  Epíteto de Krichna o Vichnú.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Madhumat  (Sánscrito).-  Dulce.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madhuparka  (Sánscrito).-  Ofrenda hospitalaria confeccionada= con miel, leche cuajada y fruta.  = (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madhupratikâ  (Sánscrito).-  Con este nombre se designan ciertos poderes (siddhis) ocultos que describe Patañjali en los aforismos 44 a 48 del libro tercero.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madhupurî  (Sánscrito).-  “La ciudad de Madhu”: Mathurâ.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Madhusakka  (Sánscrito).-  Literalmente, “amigo de la primavera”:  Epít= eto de Kâma, dios del amor.  (G= .T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Madhu-sûdana  (S&aacut= e;nscrito).-  “Matador de Madhu”.  Sobrenombre de Krichna, debido al = hecho de haber dado muerte a dicho demonio.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Madhya  (Sánscrito).-  Diez mil billones.  [Me= dio, centro, intervalo; situado en el medio o centro.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Madhyadeza  (Sánscrito).-  País central.  Región situada entre los mo= ntes Himalaya y Vindhya, al E. de Vinasama y al O. de Prayâga.  (Leyes de Manú).  (G.T. H.= P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madhyaga  (Sánscrito).-  Que va al centro; centrípeto.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   Madhyama  (S&aacut= e;nscrito).-  Este término aplica a algun= a cosa sin principio ni fin.  As&iacu= te;, de Vâch (Sonido, el Logos femenino, o sea la contrapar= te femenina de Brahmâ) dícese que existe en varios estados, uno de los cuales es el de Madhyama [o= Mâdhyama], lo cual equivale a decir que Vâch es eterno en un sentido: “el Ve= rbo (Vâch) era con Dios, y en Dios”, porque ambos son uno.  [En el sistema vedantino= , Madhyama es el tercer aspecto de Vâch.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Madhyama-loka  (Sánscrito).-  El mundo intermedio: la tierra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mâdhyamikas  (S&aacut= e;nscrito).-  Una secta mencionada en el Vichnu-Purâna.  Segun los orientalistas es una sec= ta búdica, lo cual es un anacronismo.&= nbsp; Probablemente era al principio una secta de indos ateos.  En la China y el Tibet tuvo su ori= gen una escuela posterior designada con este nombre, la cual enseñaba un sistema de nihilismo sofístico, que reduce cada proposición a= una tesis y antítesis, y luego niega la una y la otra.  Adopta algunos principios de Nâgârjuna, que fue uno de los fundadores de los sistemas esotéricos Mahâyâ= ;na, no sus parodias exotéricas.  La alegoría concerniente al= Paramârtha de Nâgârjuna como un don de los Nâgas (Serpientes) prueba que él recibió sus enseñanzas de la escuela secreta de Adeptos, y que, por lo tanto, las verdaderas doctrinas se guardan secretas.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâdhyandina  (Sánscrito).-  Una escuela védica que es u= na subdivisión de la escuela V&= acirc;jasaneyî, relacionada con el Zatapatha Brâhmana.  (G.T. H.P= .B.)

 

        &= nbsp;   * Madhya-stha  (Sánscrito).-  “Que está en el medio”; neutral, imparcial, indiferente.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madre del Mundo.-  Otro no= mbre del Kundalinî-zakti.  “Deja que el ígneo Po= der [Kundalini-zakti] se retire al reci= nto más interno, la cámara del corazón y morada de la Madre del Mundo”.  (Voz del Silencio, I).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâdri  (Sánscrito).-  Hermana del rey de los madras y se= gunda esposa de Pându.  Fue ma= dre de los dos últimos príncipes pândavas, los gemelos Nakula y Sahadeva, místicamente engendrados por los gemelos Azvins, Nâs= atya y Dasra, respectivamente.  (G.= T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madyajin  (Sánscrito).-  Que me adora, venera o rinde culto= .  (Bhagavad-gîtâ).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Madyoga  (Sánscrito).-  La devoción a mí.  (Idem).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maestro.-  Traducción de la voz sánscrita Guru, “Instructor espiritual”, adoptada por los teósofos para designar a los Adeptos, de quienes han recibido sus enseñanzas.  (Glosario = de la Clave de la Teosofía).  –Los Maestros son ciertos gr= andes Seres, pertenecientes a nuestra raza, que han completado su evolución humana y constituyen la Fraternidad de la Logia Blanca, cuyo objeto es activar y dirigir el desenvolvimiento de la raza.  Estos grandes Seres se encarnan voluntariamente en cuerpos humanos a fin de formar lazo de unión entre la humanidad y los seres sobrehumanos, y permiten que aquellos que reúnen determinadas condiciones de virtud, pureza, devoción y trabajo desinteresado en bien de la especie humana, llegu= en a ser discípulos suyos, con el objeto de acelerar su evolución y disponerse para ingresar en la gran Fraternidad, cooperando en la gloriosa y benéfica labor en provecho del hombre.  (A. Besant, Sabid. Antig., 388-9).  –Véase: Mah&aci= rc;tmâ.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magadha  (Sánscrito).-  Un antiguo país de la India= , que se hallaba bajo el dominio de reyes budistas.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâgadha  (Sánscrito).-  En las Leyes de Manú se designa con esta denominación al hombre nacido de un vaizya y un= a kchatriya.  Mâgadhas es también el nombre de los habitantes de Magadha, el país de Behar meridional, en donde se hablaba la lengua pâli.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Magas  (S&aacut= e;nscrito).-  Sacerdotes del Sol [Sûrya] mencionados en el Vichnú Purâna.  Son los Mag= os posteriores de la Caldea y del Irán, los antecesores de los modernos parsis.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Magha  (Sánscrito).-  Felicidad, don, recompensa.  Nombre de uno de los grandes dvîpas o continentes.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâgha  (Sánscrito).-  El décimo asterismo o mansión lunar.  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maghâ  (Sánscrito).-  El mes indo equivalente a nuestro enero-febrero.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Maghavat o Maghavâ= n  (Sánscrito).-  Epíteto de Indra.  Como adjetivo: instituto o patr&oa= cute;n de un sacrificio; liberal, generoso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Magdhim  (Caldeo).-  Término equivalente a ̶= 0;alta sabiduría” o filosofía sagrada, y del cual deriva la vo= z magismo y magia.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magia.-  La gran “Ciencia”.  Segun Deveria y otros orientalista= s, “las naciones más antiguas, más cultas e ilustradas consideraban la Magia como una ciencia sagrada inseparable de la religión”.  Los egipcios, por ejemplo, constituían uno de los pueblos más sinceramente religiosos, como lo eran y son aun hoy día los indos.  “La  Magia consiste en el culto de los = dioses, y se adquiere mediante este culto”, dice Platón.  ¿Cómo, pues, una nación que, gracias al irrecusable testimonio de inscripciones y papiros, está probado que había creído firmemente en la Magia durante millares de años, podía haber sido inducida en = error por espacio de tanto tiempo?  ¿Es probable que generaciones tras generaciones de una jerarquía ilustrada y piadosa, muchas de las cuales llevaron una vid= a de propio martirio, santidad y ascetismo, pudiesen haber continuado engañándose a sí mismas y engañando al pueblo (o siquiera a este último tan sólo), por el gusto de perpetuar la creencia en los “milagros?”&nb= sp; Dícese que los fanáticos son capaces de cualquier cosa para inculcar la creencia en su dios o en sus ídolos.  Pero a esto contestaremos que en t= al caso los brahmanes y los rekhget-am= ens o hierofantes egipcios no hubieran popularizado la creencia en el poder del hombre mediante las prácticas mágicas, para disponer de los servicios de los dios= es; dioses en realidad no son otra cosa que las potencias ocultas de la Naturaleza, personificadas por los mismos sacerdotes instruídos, en las cuales e= llos veneraban tan sólo atributos del Principio Uno desconocido y sin nombre.  Como expresa muy atin= adamente Proclo el platónico:  “Cuando los antiguos sacerdotes consideraron que existía cierta alianza y simpatía mutua entre las cosas naturales y entre las cosas manifiestas y los poderes ocultos, y descubrieron que todas las cosas subsisten en todo, fundaron de esta= mutua simpatía y similitud una ciencia sagrada… y aplicaron para fines ocultos tanto la naturaleza celestial como la terrestre, gracias a las cuales y por efecto de cierta similitud, dedujeron la existencia de virtudes divinas en esta mansión inferior”.  La Magia es la ciencia de comunica= rse con Potencias supremas y supramundanas y dirigirlas, así como de eje= rcer imperio sobre las de las esferas inferiores; es un conocimiento prác= tico de los misterios ocultos de la Naturaleza, conocidos únicamente de u= nos pocos, por razón de ser tan difíciles de aprender sin incurri= r en pecados contra la Naturaleza.  Los místicos antiguos y los de la Edad media dividían la Magia en tres clases: Teurgia, Goecia y Magia natural.  “Desde hace mucho tiempo, la Teurgia ha sido apropiada como la esfera particular de los teósofos y metafísicos”, dice Kenneth Mackenzie.  La Goecia o magia negra, y la Magia natural (o blanca) se ha elevado saludable con sus alas a la encumbrada posición de un estudio exacto y progresivo”.  Los comentarios añadidos por nuestro llorado y sabio hermano = son dignos de atención.  “Los deseos materiales, realistas de los tiempos modernos han contribuído a desacreditar la Magia y ponerla en ridículo.  La fe (en uno mismo) es un elemento esencial en la Magia, y existía mucho tiempo antes que otras ideas q= ue presumen su preexistencia.  Se ha dicho= que se requiere un sabio para hacer un loco, y las ideas de un hombre deben ser exaltadas casi hasta la locura, esto es, las aptitudes de su cerebro han de acrecentarse hasta un nivel mucho más alto que el bajo y miserable estado de la civilización moderna, antes de que pueda él convertirse en un verdadero mago; porque el ir en busca de esta ciencia imp= lica cierto grado de aislamiento y abneg= ación.  Un aislamiento muy grande, por cie= rto, cuya realización constituye por sí sola un fenómeno maravilloso, un milagro.  Por = otra parte, la Magia no es ninguna cosa = sobrenatural.  Segun expone Jámblico, "ellos, por medio de la teurgia sacerdotal, declaran que pueden remont= arse a Esencias más elevadas y universales y hasta aquellas que están por encima del destino, e= sto es, hasta Dios y el Demiurgo, sin hacer uso de la materia ni asumir otra co= sa alguna, excepto la observación de un tiempo razonable".  Ya empiezan algunos a reconocer la existencia de poderes e influencias sutiles en la Naturaleza, de los cuales hasta ahora nada sabían.  Pero, como hace justamente notar el doctor Carter Blake, "el si= glo décimonono no es el que ha observado la génesis de los nuevos métodos de pensamiento ni la consumación de los antiguos"= ;; a lo cual añade Mr. Bonwich que "si los antiguos sabían muy poco de nuestro modo de investigación en los secretos de la Naturale= za, nosotros sabemos menos aun del que ellos empleaban".  -[Magia: Sabiduría; la cien= cia y arte de utilizar conscientemente poderes invisibles (espirituales) para producir efectos visibles.  La voluntad, el amor y la imaginación son poderes mágicos que to= dos poseen, y aquel que sabe la manera de desarrollarlos y servirse de ellos de= un modo consciente y eficaz, es un mago.  El que los emplea para fines buenos, practica la magia blanca; el que los usa para fines egoístas o malos, es un mago negro.  Paracelso emplea la palabra Magia = para designar el más elevado poder del espíritu humano para gobern= ar todas las influencias exteriores con el objeto de hacer bien.  La acción de servirse de po= deres invisibles para fines reprobables, la denomina él necromancia, porque los elementarios de los muertos son frecuentemente utilizados como medio para trasmitir malas influencias.  La hechicería no es Magia; = se halla con ésta en la misma relación que las tinieblas con la luz.  La hechicería tra= ta de las fuerzas del alma animal; la Magia trata del poder supremo del Espíritu.  (F. Hartmann).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magia blanca o "benéfica".-  La Magia así llamada es la = Magia divina, libre de egoísmo, de anhelo de poder, de ambición, de lucro, y que tiende únicamen= te a hacer bien al mundo en general y al prójimo en particular.  El más leve intento encamin= ado a utilizar los propios poderes anormales para la satisfacción personal hace de dichos poderes hechicería o magia negra.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Magia ceremonial.-  La Magia, segun los ritos cabalísticos, obraba, como afirmaban los rosacruces y otros místicos, invocando Poderes espiritualmente más elevados que = el hombre, y ejerciendo imperio sobre los elementales que son muy inferiores a él en la escala de la existencia.&n= bsp; (Glosario de la Clave de la Teosofía).  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magia negra  (Ocultismo).-  Hechicería; necromancia, o evocación de los muertos, y otros abusos egoístas o interesad= os de poderes anormales.  Este ab= uso puede ser hecho sin intención; pero así y todo, siempre es "magia negra", cuando= y dondequiera se produzca fenomenalmente algo por el mero objeto de una satisfacción personal.  -Véase: Magia.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mágico.-  Véase: Mago.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Magismo.-  La filosofía o doctrina de = los antiguos sacerdotes (magos) persas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Magisterio  (Magisterium, latín).-  La virtud cur= ativa de las substancias medicinales, conservada en un vehículo.  (F. Hartmann).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mago o Mágico.-  D= e Mag o Maha.  Esta palabr= a es la raíz de la cual deriva el término "mágico".  El= Maha-âtmâ (Grande Alma= o Espíritu) de la India tenía sus sacerdotes en los tiempos anteriores a los Vedas.  Los magos eran sacerdotes del dios= del fuego; los encontramos entre los asirios y los babilonios, lo mismo que ent= re los persas adoradores del fuego.  Los tres Magos, denominados también Reyes, de quienes se dice= que hicieron presentes de oro, incienso y mirra al infante Jesús, eran adoradores del fuego, como los demás, y astrólogos, puesto que vieron la estrella del recién nacido.  El sumo sacerdote de los parsis, en Surat, es designado con el nombre de Mobed.  Otros hacen derivar dicho nombre d= e Megh; Meh-ab significa alguna cosa grande y noble.  Los discípulos de Zoroastro= eran llamados meghestom, segun dice Kleuker.  (G.T. H.P.B.)

El término Mago o Mágico, en otro tiempo un título honorífico y de distinción, ha decaído p= or completo de su verdadero significado.  Siendo antiguamente sinónimo= de todo cuanto era honorable y digno de respeto, del que estaba en posesi&oacu= te;n de la ciencia y sabiduría, ha degenerado en un epíteto para designar un impostor, farsante y juglar; un charlatán, en una palabr= a, o uno que "ha vendido su alma al diablo", que hace mal uso de su sa= ber y lo emplea para fines reprobables y peligrosos, segun las enseñanzas del clero y una masa de necios supersticiosos que creen que el mago es un b= rujo y un "encantador".  = Dicha palabra deriva de Magh, Mah, en sánscrito Maha (grande),= y significa un hombre muy versado en la ciencia esotérica.  Pero los cristianos, segun parece, olvidan que Moisés era también un mago, y Daniel, "Príncipe de los magos, astrólogos, caldeos y adivinos".  (Daniel, V, 11).  -(Isis sin velo, I, XXXIV).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magna Mater  (Latín).-  "Gran Madre".  Título que en antiguos tiem= pos se daba a todas las principales diosas de las naciones, tales como Diana de Ef= eso, Isis, Mauth y muchas otras.  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magnes.-  Expresión empleada por Para= celso y los teósofos medievales.  Es el espíritu de la luz, o Âkâza.  Era un término muy usado po= r los alquimistas de la Edad Media.  [Algunas veces se ha dado el nombre de Magnes al Caos.  (= Doctr. Secr., I, 367).  -Véase: Luz Astral.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magnética, Masonería.-  Véase: Masonerí= ;a magnética.  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magnetismo.-  Una fuerza que existe en la Natura= leza y en el hombre.  En el primer ca= so, es un agente que da origen a los diversos fenómenos de atracción= , de polaridad, de etc.  En el segu= ndo caso, se convierte en magnetismo "animal", en contraposició= ;n al magnetismo cósmico y terrestre.&= nbsp; [El magnetismo, lo mismo que la electricidad, no son más que manifestaciones del Kundalinî= zakti, el cual incluye las dos grandes fuerzas de atracción y repulsión.]  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magnetismo animal.-  En tanto que la ciencia oficial lo califica de "supuesto" agente y rechaza por completo su realidad,= los numerosos millones de personas de los tiempos antiguos y las naciones asiáticas que viven actualmente, ocultistas, teósofos, espiritistas y místicos de toda especie lo proclaman como un hecho b= ien probado.  El magnetismo animal= es un fluído, una emanación.  Algunas personas lo emites para fines curativos por los ojos y por l= as puntas de los dedos, mientras que todas las demás criaturas, hombres, animales y aun todo objeto inanimado, lo emana, ya sea como un aura, o ya como una luz variable, = sea de un modo consciente o no.  Cuan= do se hace obrar sobre un paciente por contacto o por la voluntad de un operador humano, recibe el nombre de "Mesmerismo".  (Véase esta palabra).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Magnetismo cósmico.-  La fuerza universal de atracci&oac= ute;n y repulsión, conocida ya desde los tiempos de Empédocles y perfectamente descrita por Kepler.  Los llamados "siete hijos-hermanos" de Fohat representan y personifican las siete formas de magnetismo cósmico, denominadas en Ocultismo práctico los "Siete Radicales", cuya generación cooperativa y activa son, entre otras energías, la electricidad, el magnetismo, el sonido, la luz, el calor, la cohesió= n, etc.  (Doctr. Secr., I, 169, 540).&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magnum Opus  (Latín).-  En alquimia, es la consumaci&oacut= e;n final, la "Grande Obra" (= Grand' Œuvre); la producción de la "Piedra filosofal" y = del "Elixir de Vida", que si bien es considerado como un mito por alg= unos escépticos, está lleno de significación mística= y debe admitirse simbólicamente.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Magnus Limbus o Yliaster de Paracelso.-  Es el "Padre-Madre" dentro del Espacio, antes de aparecer en él; es la matriz universal del Kosmos, personificada en el carácter dual del Macrocosmo y Microcosm= o, o sea el universo y nuestro globo (Los cabalistas de la Edad media aplicaban al hombre la palabra Microcosmo; pero= la filosofía antigua llamaba a la Tierra el microcosmo del Macrocosmo, = y al hombre el producto entre ambos.), por Aditi-Prakriti, la Naturaleza espiritual y física.  Segun la explicación de Paracelso, "el Limbus magnus es el semillero del cual se han desarrollado todas las criaturas, de igual mod= o que un árbol se desarrolla de una pequeña semilla; con la diferen= cia, sin embargo, de que el gran Limbus<= /i> recibe su origen del Verbo de Dios, mientras que el Limbus menor (la semilla o esperma terrestre) lo recibe de la tierra.  El gran Limbus es el germen del cual han procedido todos los seres, y el pequeño Limbus es cada ser primario (ultimate) que reproduce su forma y que a su vez ha sido producido por el grande.  El Limbus pequeño tiene todas las cualidades del grande, de igual modo que un = hijo posee una organización similar a la de su padre".  (Doctr. Secr., I, 364).  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magos  (Magi, en latín).-  Nombre de = los antiguos sacerdotes hereditarios y adeptos instruídos de la Persia y= de la Media; palabra que deriva de Mah= a, grande, que más tarde se transformó en mog o magh, que en = pelvi significa sacerdote.  Porfirio= los describe (Abst., IV, 16) dicien= do: "Los hombres instruídos que entre los persas están dedic= ados al servicio de la Divinidad son llamados Magos", y Suidas nos informa = que "entre los persas, los amantes de la sabiduría (philalethai) son conocidos con el = nombre de Magos".  El Zend-Avesta (II, 171, 261) los div= ide en tres grados:  1) Los Herbeds o "novicios"; 2)= Mobeds o "maestros", y 3= ) Destur Mobeds, o "maestros perfectos".  Los caldeos tenían unos colegios parecidos, como también los egipcios, cu= yos hierofantes de los Misterios, tales como se practicaban en Grecia y Egipto, eran idénticos a los Destur = Mobeds.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Magus  (Latín).-  En el Nuevo Testamento significa sabio, un hombre sabio de los caldeos.  En inglés se = usa con frecuencia para designar un mago, un hacedor de prodigios cualquiera.  En la Sociedad Rosacruz es el t&ia= cute;tulo de los miembros más elevado de grado IX; el Magus supremo es el Jefe de la Orden en la sección "externa".  Los mago= s de la "interna" son desconocidos, excepto de aquellos que pertenecen= al grado VIII.  (W.W.W.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mah  (Cábala).-  Nombre secreto cabalístico aplicado a la idea de Formación.&nb= sp; (Doctr. Secr., III, 207)= .  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maha  (Sánscrito).-  Grande, poderoso, rico, abundante.=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâ  (Sánscrito).-  Al principio de una palabra compue= sta tiene el mismo significado que maha= t o mahant.  Así, Mahâdeva (mah&aci= rc;deva) significa "gran Dios".  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâbâhu  <= /b>(Sánscrito).-  Literalmente: "de grande o po= deroso brazo".  -Calificativo honorífico aplicado a los príncipes arios, así como a = los dioses y héroes en general.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâbhârata  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente: "la Gran Guerra", famoso poema épico de la India (probablemente el más extenso poema del mundo), que incluye un bosquejo del Râmâyana y el Bhagavad-Gîtâ, "C= anto celeste" [así como varios otros interesantes episodios, tales c= omo la historia de Nala y la leyenda de Zakuntalâ, que sirvió de b= ase para el tan celebrado drama de este nombre].  No hay dos orientalistas que estén de acuerdo acerca de la fecha de su composición, pero s= in duda alguna es sumamente antiguo.  (G.T. H.P.B.)

        &= nbsp;   [El Mahâbhârata, o la "Gran (guerra de los) Bhâratas", contiene 220.000 versos, divididos en 18 libros (parvas)= , y fue compuesto, segun se cree, por Krichna Dvaipâyana, llamado el Vyâsa ("ordenador"= o "compilador").  El a= sunto de la obra son los hechos que ocurrieron en las postrimerías del Dvâpara-yuga (edad que prece= dió a la nuestra, o sea unos 5.000 años atrás), entre dos ramas rivales descendientes del rey Bharata, que hicieron armas entre ellas para lograr la soberanía de Hastinâpura.  La más antigua de dichas ra= mas conservaba el nombre de uno de sus antepasados, el rey Kurú, mientras que la más joven era designada con el nombre de pândava, nombre derivado de Pându, padre putativo de los cinco principales jefes de la misma.&n= bsp; En lejana época reinaba en Hastinâpura un rey de la dinastía lunar apellidado Vichitravîrya.  Este rey era hijo de Zantanu y Satyavatí; Bhîchma y Krichna Dvaipâyana, llamado el Vyâsa, eran hermanastros suyos, siéndolo el primero por parte = de padre y el último por parte de madre.  Casó con dos hermanas, Ambikâ y Ambâlikâ, pero habiendo muerto sin dejar sucesión, el gran richi llamado el Vyâsa, obedeciendo a las instigaciones de Bhîchma, se casó con las dos viudas y engendró dos hijos, Dhritarâchtra y Pându, que pasaron p= or ser hijos del rey Vichitravîrya, y después de la muerte de Vyâsa fueron educados por su tío Bhîchma, quien, durante= la minoridad de ellos, tuvo a su cargo el gobierno del reino.  Dhritarâchtra, el primogénito, se casó con Gândhârî, de la cu= al tuvo cien hijos, que fueron los príncipes Kurús o Kuravas, el mayor de los cuales se llamaba Duryodhana.=   Pându, el menor de ambos hermanos, tomó primero por esp= osa a Prithâ (o Kûnti, por otro nombre) y más tarde a Mâdrî, de las cuales nacieron los cinco príncipes pândavas, que a pesar de su nombre patronímico, fueron engendr= ados místicamente por varias divinidades.  Dhritarâchtra, por ser ciego= de nacimiento, tuvo que renunciar a la corona en favor de su hermano Pân= du, designado para sucederle en el trono a Yudhichthira, primogéntio de = los pândavas.  Estos cinco príncipes, por su vasta instrucción y sus brillantes hechos de armas, excitaron el celo y la envidia de su primo Duryodhana, quien, después de haber intentado deshacerse de ellos por medios criminales, concertóse con su tío Zakuni, habilísimo jugador, para arruinar a sus rivales.  Invit= ado a jugar, perdió Yudhichthira todo cuanto le pertenecía, su rein= o y su misma esposa Draupadî, que una vez separada de su consorte fue tra= tada ignominiosamente como esclava.  A tenor de lo estipulado, Duryodhana debía ocupar el trono por espacio= de doce años, mientras que los cinco príncipes pândavas, acompañados de su esposa común, Draupadî, estaban condenados al destierro sufriendo toda clase de privaciones.  Una vez expirado el plazo y transc= urrido además otro año que los infelices pândavas pasaron de incógnito en el reino de Matsya, Yudhichthira, alegando incuestionab= les derechos, reclamó la corona, pero el pérfido de Duryodhana se= a opuso tan legítimas pretensiones.&n= bsp; En vista de ello, los pândavas resolvieron conquistar su reino= por medio de la fuerza, y a tal fin reunieron en torno a sus aliados y amigos, formando así un poderoso ejército para atacar a sus rivales, quienes se apresuraron igualmente a reunir todas sus fuerzas.  Pusiéronse en marcha las dos huestes enemigas, encontrándose en Kurukchetra, o sagrada llanura de Kurú.  El valeroso y experto Bhîma, segundo hijo de Pându, tomó el mando del ejército pândava, mientras que Bhîchma figuraba a la cabeza del ejército contrario.  De un momento a otro iba a estalla= r el combate; sonaban con estruendo atronador atabales, trompetas, caracolas y o= tros instrumentos guerreros; los combatientes, llenos de impaciencia y formados = en orden de batalla, tenían armados ya sus arcos, prontos a sembrar la muerte.  En tan críticos instantes, Arjuna, tercero de los príncipes pândavas, presa de dolor y sufrimiento al ver a sus parientes y amigos que militaban en una y = otra hueste, arroja su arco declarando que se dejará matar sin resistencia antes que hacer armas contra aquellos por cuyas venas corre su misma sangre= .  Contéstale Krichna (el dios= que guiaba su carro de guerra) haciéndole ver que está en un lamentable error al adoptar semejante resolución, y exponiénd= ole las sublimes doctrinas del Bhagavad= -Gîtâ, del Canto celestial.  Escucha = Arjuna sumiso y atento a su divino Instructor, y por fin, sobreponiéndose a sí mismo, toma una parte activísima en la pelea, y los valero= sos príncipes pândavas recobran sus dominios después de ven= cer y exterminar a sus inicuos opresores.  Como se comprende, el Mah&ac= irc;bhârata es una obra en la cual la realidad permanece encubierta tras el tupido = velo de la alegoría y la fábula.&= nbsp; Para más detalles, véase el notable compendio de esta epopeya que, con el título de Historia de la Gran Guerra, escribió la señora A. Besant, y cuya traducción castellana está próxima a publicarse.  -En Pânini encontramos el término Mahâbhâr= ata, no aplicándolo a la epopeya de este nombre, sino como un apelativo p= ara designar cada hombre entre los Bhâratas (Jâbâla, Hailîlha) que se distingue de un modo especial.  (Weber, Indische Literatur-geschichte).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâbhâchya  (Mahâbhâshya)  (Sánscrito).-  El "Gran Comentario" de Patañjali sobre la Gram&aacu= te;tica de Pânini.  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâbhâga  (Sánscrito).-  Muy eminente, muy ilustre, muy vir= tuoso, muy afortunado.  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâbhâgya  (Sánscrito).-  Preeminencia, gran poder o importa= ncia, condición suprema.  (G.= T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâbhautik  (S&aacut= e;nscrito).-  [Adjetivo derivado de Mahabhûta]  -Perteneciente o relativo a los principios macrocósmicos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâbhikchu  (Sánscrito).-  "El gran Mendigo".  Epíteto de Buddha.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâbhûta  = (Sánscrito).-  "Gran Ser" o "Grande elemento".  -Sinón= imo de Tattva.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâbhûtas  [o más propiamente, mahâbhûtâni, plu= ral de mahâbhûta.]  -Los groseros principios elementar= ios de la materia.  [Los cinco grandes elementos, o elementos compuestos de la filosofía Sânkhya: éter, aire, fuego, agua y tierra, que combinándose entre sí, forman el mundo material.  Estos elementos, productos del Prakriti (materia), corresponden a= los cinco sentidos por el orden expresado, esto es: el éter, al oí= ;do; el aire, al tacto; el fuego, a la vista; el agua, al gusto; y la tierra, al olfato.  Así, leemos en= el Bhagavad-Gîtâ:  "Yo soy sabor en las aguas= 230;, sonido en el éter…, fragancia en la tierra…, esplendor e= n el fuego…"  (VII, 8, 9).  Hay que advertir, sin emb= argo, que cada uno de estos elementos afecta no sólo al sentido correspondiente, sino que además, por razón de ser compuesto, afecta igualmente, si bien en un grado menor, a los demás sentidos.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  -Véase: Tanmâtras o Eleme= ntos sutiles.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâbodhi  (Sánscrito).-  Literalmente: "Gran sabio&quo= t;: un Buddha.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâbuddhi  (S&aacut= e;nscrito).-  Mahat.  El Alma inteligente del mundo.  Los siete Prakritis, o siete "naturalezas" o planos, se cuentan desde el Mahâbuddhi abajo= .  [Véase: Mahat.]  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâ-Chohan  (Sánscrito).-  Jefe de una jerarquía espir= itual o de una escuela de Ocultismo: el jefe de los místicos de la región situada más allá del Himalaya.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâ-deva  (Sánscrito).-  Literalmente: "Gran Dios"= ;; epíteto de Ziva.  [En e= l Yajurveda Blanco se aplica este calificativo al dios Rudra.  En plural, los Mahâdevas o Chaturdevas se han hecho sinónimos de los cuatro Mah&= acirc;rajas.  (Véase: A. Besant, Sabiduría Ant., 350.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâ-Gurú  (Sánscrito).-  Literalmente: "Gran Instructor"; el Iniciador.  [El Ser prodigioso que descendió de una de las regiones superiores al principio de la Edad tercera, antes de la separación de los sexos de= la tercera Raza; el Arbol de que han brotado todos los grandes Sabios y Hierofantes históricamente conocidos; el excelso Personaje que cambia de forma, permaneciendo siempre él mismo; el Ser sin nombre, a pesar de la multitud de nombres con q= ue se le ha designado; el Iniciador llamado = GRAN SACRIFICIO poruqe se sacrificó en provecho de la especie hu= mana con el objeto de arrancarla de las cadenas de la carne y de la ilusión.  Bajo la gu&ia= cute;a y dirección de este grande Instructor, todos los demás Instructores y Maestros, menos divinos que él, han venido a ser los guías de la humanidad terrestre.&nb= sp; Estos "Hijos de Dios" echaron los primeros cimientos de la= s antiguas civilizaciones y enseñaron a la humanidad, cuando ésta se hal= laba en su infancia, las primeras nociones de todas las artes y ciencias, as&iac= ute; como el conocimiento espiritual.  (Doctr. Secr., I, 228, 229).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâ-îzvara.-  Véase: Mahezvara.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâjvala o Mahâjwala  (= Sánscrito).-  Literalmente: "gran llama o fuego".  -Nombre de cierto infierno.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâkâla  (Sánscrito).-  "Gran tiempo".  Título de Ziva como "Destructor", y de Vichnú como "Conservador".  [El infierno en que las cualidades= de Prithivi Tattva se hallan en dolor= oso exceso.  (Râma Prasâd).]  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâkalpa  (Sánscrito).-  "Gran Edad" [o "Gran Ciclo".  Una Edad de Brahmâ, equivalente a 100 años de Brahmâ, o sea la enorme cifra de 311.040.000.000.000 de años solares, segun el cómputo brahmánico del tiempo.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâkarana-zarira  (Sánscrito).-  "El gran cuerpo causal",= el cuerpo búdico.  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâ-kâvyas  (Sánscrito).-  Grandes poemas.  Se cuentan seis, entre los cuales figuran en primer término:  La Dinastía de Raghu, El Nacimi= ento del Dios de la Guerra y La Nube Mensajera.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Mahâkâza  <= /b>(Mahâ-âkâza) (Sánscrito).-  Literalm= ente: "Gran Espacio".  -El Espacio.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâlaya  (Sánscrito).-  Mansión suprema, el mundo de Brahmâ; el Ser supremo; santuario; lugar de peregrinación.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâmanvantara  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente: "el gran interv= alo de tiempo entre dos Manús".  El período de actividad universal.  Manvantara implica simplemente un período de actividad, en contraposició= n al Pralaya, o período de re= poso, sin referencia alguna a la longitud del ciclo de tiempo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâ-mâyâ  (Sánscrito).-  La gran ilusión o manifestación.  Este un= iverso y todo cuanto hay en él en sus mutuas relaciones, es denominado Gran Ilusión, o Mahâ-m&acir= c;yâ.  Este es también el tí= ;tulo ordinario dado a la inmaculada madre de Gautama el Buddha, Mâyâdevî, o "Gran Misterio", como la denominan los místicos.  [El universo objetivo.  (Voz del Silencio).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâ-moha  (Sánscrito).-  Gran ilusión o error.  Uno de los cinco sufrimientos de Patañjali.  Sinó= nimo de râga (afán de adquirir o atesorar).  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâ-mudrâ  (Sánscrito).-  Entre los yoguîs, es una act= itud especial de las manos y de los pies.  (Powis Hoult).  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahânubhava  = (Sánscrito).-  De grande o alta dignidad; magnánimo, eminente, poderoso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâpâpa  <= /b>(Sánscrito).-  Gran pecado o crimen.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâpâpman  (Sánscrito).-  "Gran pecador"; muy malv= ado o perverso.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   Mahâparinibbâna Sutta  (Pali).-=   Una de las más autoritativas escrituras sagradas de los budistas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâpâtâla   (Sánscrito).-  Lugar pavoroso parecido a un infie= rno ardiente y al fuego del día del Juicio final.  (Véase: Uttara-Gîtâ, II, 28).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâpâsaka  (Sánscrito).-  Religioso mendicante.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâpatha  (Sánscrito).-  "Gran vía"; el gr= an camino de los seres vivientes; la muerte.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâprâjña  (Sánscrito).-  Muy sabio, sapientísimo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâ-pralaya  (S&aacut= e;nscrito).-  Lo opuesto al Mahâ-manvantara.  Literalmente: "Gran Disolución", la "Noche&quo= t; que sigue al "Día de Brahmâ".  Es el gran reposo y sueño d= e toda la Naturaleza después de un período de activa manifestación.  Los cristianos ortodoxos dirían que es la "Destrucción del Mundo".  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâ-purânas  (Sánscrito).-  "Los Grandes Purânas: el Vichn= ú -y el Bhâgavata-Purâ= ;na.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâ-Purucha  (-Purusha) (Sánscrito).-  Grande o supremo Espíritu.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Epíteto de Vichnú.  [Esta palabra equivale tambi&eacut= e;n a Paramâtman.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahârâja  (Sánscrito).-  Gran rey o soberano.  En plural:

 

        &= nbsp;   Mahârâjâs o Mahârâjahs.  Los Cuatro. (Sánscrito).-  Entre los budistas del Norte, son las cuatro grandes divinidades kármicas, colocadas en los cuatro puntos cardinales, para guardar la humanidad.  [Mahârâjâs o Devarâjâs son los cuatro regentes que presiden, respectivamente, los cuatro puntos cardinales, gobernando las Fuerzas cósmicas de dichos puntos, cada u= na de las cuales tiene una distinta propiedad oculta.  Estos seres son los protectores de= la humanidad y se hallan relacionados con el Karma, del cual son agentes en la tierra, razón por la que se les designa también con el nombre= de "dioses kármicos".  -Véase: Lipika, Señores del Karma, Cuatro Mahârâjâs, Inteligencias= , etc.  -Con el nombre de Mahârâjah o Vallabhâchârya se desi= gna una secta oriental que practica el más vergonzoso y desenfrenado cul= to fálico.  (Clave de la Teosofía, p&aac= ute;g. 280.)  -Véase: Goswâmi Mahârâjah y Vallabhâchârya.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahârâjikâs  (Sánscrito).-  Una clase (gana) de divinidades [inferiores], en número de 236.  En las enseñanzas esotéricas, son ciertas Fuerzas.&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâratha  (Sánscrito).-  "Que tiene un gran carro".  Calificativo de = los grandes héroes, jefes o caudillos de ejército.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâraurava  = (Sánscrito).-  El quinto infierno ardiente.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maharchi  (Mahâ-richi) (Sánscrito).-  Gran Richi.  En plural: los grandes Richis o Prajâpatis.  (Véase: Richi.).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâ-richi.-  Véase: Maharchi.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maharishis o Maharshis.-  Véase: Mahârich= is o Maharchis.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahar-loka  (mahâ-loka) (Sánscrito).-  Una región donde moran los Munis= o "santos" durante el prala= ya, segun declaran los Purânas.  Es la residencia ordinaria de Bhri= gu, uno de los Prajâpatis (Progenitores) y uno de los siete R= ichis que, segun se dice, son coexistentes con Brahmâ.  Véase: Loka.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahârupaka  (Sánscrito).-  Drama; representación dramática.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Mahâsena  (Sánscrito).-  "Gran Capitán".  Epíteto de Kârttikeya= , dios de la guerra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maha sûnyatâ.-=   Véase: Mahâ-z&u= circ;nyatâ.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâsura  (Sánscrito).-  El gran asura [mahâ-asura= ].  Exotéricamente, Satá= n o Lucifer; esotéricamente, el gran dios [mahâ-sura].  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahat o Mahant  (Sá= nscrito).-  Literalmente: "El grande".  Primer Principi= o de conciencia o inteligencia universales [o cósmicas].  En la filosofía puránica es el primer produ= cto de la Naturaleza radical o Pradhâ= ;na (o sea el Mûlaprakriti); = el productor del Manas (principio pensador) y del Ahankâra (egotismo o sentimiento del "yo soy yo" (en el Manas inferior).  = [Mahat es el nombre que, por antono= masia, se da al Buddhi o Mahâbuddhi, intelecto o prin= cipio intelectual.  Significa también: grande, vasto, abundante, numeroso, considerable, poderoso, eminente, ilustre, etc.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâtala  (Sánscrito).-  Exotéricamente, significa "gran lugar"; pero, esotéricamente, expresa un lugar que incluye todos los demás subjetivamente, y que potencialmente incluye todo lo que le precede.  El Mahâtala corresponde a las jerarquías de Rasadevas o Devas del gusto, e incluye un estado de conciencia que abarca las emanacion= es de la vida y del ser y los cinco sentidos inferiores.  Corresponde al Kâma y al Pr&acir= c;na en el hombre, y a los gnomos y salamandras en la Naturaleza.  (Doctrina Secreta, III, 565-566).  -= Segun se expresa en el Uttara-Gît&a= circ; (II, 27), "la porción inferior del muslo (jânu) se llama Ma= hâtala.  (Véase: Loka y Tala).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâtmâ  [o Mahâtman] (Sánscrito).-  Literalm= ente: "grande Alma o Espíritu".=   Un Adepto del orden más elevado.  Los Mahâtmas son seres eminentes que, habiendo logrado el dominio de sus principios infe= riores, viven así libres de los impedimentos del "hombre de carne"= y se hallan en posesión de un conocimiento y poder proporcionados al n= ivel que han alcanzado en su evolución espiritual.  En pâli se les llama Rahats o Arhats.  [Tambi&ea= cute;n se les conoce con el nombre de Sidd= has; son unos seres perfectos, que por su poderosa inteligencia y santidad han llegado a una condición semidivina.=   -Véase: M. Dvivedi, Comentarios de los Aforismos de Patañjali (III, 32).  -Estos Seres magnánimos, poderosos, de alma excelsa, primeros frutos de la humanidad, han alcanzado = la conciencia âtmica o nirvânica, la que pertenece = a la vida del quinto plano, y han completado el ciclo de la evolución humana.  Se les designa con los nombres de Maestros, Grandes Espíritus o Jivan-muktas [almas libertadas], y continúan, sin embarg= o, relacionados con el cuerpo físico para ayudar al progreso de la humanidad.  (A. Besant, Sabid. Antig., 220.)  -Véase: Maestro, Mahâguru, etc.]=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâtmya  (Sánscrito).-  "Magnanimidad", una leye= nda de un altar, sepulcro o cualquier sitio sagrado.  [Mahâtmya tiene varias otras ascepciones: majestad, eminencia, grandeza, excelsitud, etc.  -Es también el título de un libro dedicado a describir la potencia del Bhâgavata.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahatowarat  (Sánscrito).-  Calificativo aplicado a Parabrahm; más grande que l= as más grandes esferas.  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahat-tattva  (Sánscrito).-  La primera de las siete creaciones, llamadas, respectivamente, en los P= urânas: Mahat-tattva, Bhûta, Indriya, Mukhya, Tiryakzrotas, Urdhvazrotas y Arvâkzrotas,  [Literalmente: "el gran elemento"; lo mismo que â= ;di-tattva, y probablemente se denomina así porque, como raíz primordial = que es, incluye en su grandeza todos los demás elementos.  (Bhagavân Dâs).  -En la filosofía sânkhya, Mahat-tattva o Mahâ-tattv= a es Mahat, Buddhi o Gran Princip= io, primera y principal producción del Prakriti.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mahâvanso  (Pali).-  Obra histórica búdica escrita por el bhikchu Moh&acir= c;nâma, tío del rey Dhatusma.  = Es una autoridad en la historia del Budismo y su difusión en la isla de Ceilán.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâvastu  (Sánscrito).-  "La grande historia".  Título de un libro búdico.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Mahâvideha  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Literalmente: "gran incorpóreo".  El profesor Manilal Dvivedi, en su comentario a los Aforismos de Patañjali (III, 43), explica así esta palabra:  "Siempre pensam= os en relación con el ego que está dentro de nosotros, y por consiguiente en relación con el cuerpo.  Hasta cuando dirigimos nuestro pensamiento a alguna parte fuera del cuerpo, está siempre en relación con el yo pensante.  Cuando esta relación se halla cortada por completo y la mente existe, por decirlo asi, espontáneamente, ajena e independiente del cuerpo, el poder que se origina es llamado mahâvideha.  En esta condición, toda clase de conocimiento se halla fácilmente al alcance del asceta, sin= que éste haga el menor esfuerzo, porque se ha disipado el velo de las tr= es cualidades [gunas], que impide = la intuitiva iluminación s&acir= c;ttvica".  He aquí el aforismo en cuestión:  "Cuando= se ha alcanzado aquella condición mental que es externa, independiente del cuerpo y no afectada por éste, entonces se disipa el velo que impide= la iluminación".  (G.= T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâvidyâ  (S&aacut= e;nscrito).-  La gran ciencia esotérica.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Unicamente los más altos Iniciados se hallan en posesión de esta ciencia, que abarca casi el conocimiento universal.  [Gran= de o perfecto conocimiento; sabiduría; nombre de uno de los aspectos del = Zakti.  (Bhagavân Dâs).]  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâvîra  (Sánscrito).-  Héroe.  Agni, el fuego sagrado o celeste, = el rayo.  Epíteto de Buddh= a.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâvirya  (Sánscrito).-  Dotado de gran fuerza o poder.  Brahmâ.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâvizichta  (Sánscrito).-  Dotado de grandes cualidades.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâvrata  (Sánscrito).-  Muy piadoso; que practica grandes austeridades; muy fiel a sus votos.  Epíteto de Ziva.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâvyâhriti  (Sánscrito).-  "La grande exclamación", esto es, las tres palabras místicas: bhûr, bhuva(s), svar.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâyajña  (Sánscrito).-  Gran sacrificio.  Hay cinco de éstos, que han= de celebrar diariamente los jefes de familia, y son: la lectura o estudio del = Veda (Brahma-yajña); la ofrenda que se hace a los dioses y consiste en derramar en el fuego manteca derretida (Devayajña); la libación y ofrenda en honor de los manes (Pitriyajña); las ofrendas depositadas en varios sitios en el suelo para los espíritus= y todos los seres vivientes (Bhû= ;ta-yajña), y la ofrenda a los hombres, que consiste en la hospitalidad, especialmente a los brahmanes mendicantes (Manuchya= -yajña).  -Véase: Leyes de Manú, III, 69-70.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâyâna  (S&aacut= e;nscrito).-  Nombre de una escuela [de filosofía búdica].  Literalmente: "gran vehículo".  Sistema místico fundado por Nâgârjuna.  Sus li= bros fueron escritos en el siglo segundo antes de J. C.  [Las escuelas mahâyânas son "contemplativas".  (Prefacio de La Voz del Silencio.  -Véase: Hinayân= a.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâyoga  (Sánscrito).-  El hecho de ver al Yo como uno con= Dios.  (Swâmi Vivekânanda).  -Constituye la perfección e= n el Yoga.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahâyogî  <= /b>(Sánscrito).-  "El gran yogui o asceta"= .  Epíteto de Ziva.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâyuga  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente, "gran edad".  Es el agregado de cuatro yugas o edades, que cons= ta de 4.320.000 años solares, o sea la milésima parte de un "Día de Brahmâ", segun el cómputo brahmánico.  [Vé= ase: Yuga.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahâzana  (Sánscrito).-  Muy comedor; voraz.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahâ-zûnyatâ  (Mahâ-Sûnyatâ) (Sánscrito).-  Espacio,= o ley eterna; el gran vacío o caos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahendra  (Mahâ-Indra) (Sánscrito).-  "El= gran Indra".  Calificativo de = este dios.  Una de las siete cadenas montañosas de la India.  (G.T. H.P.B.)

I

        &= nbsp;   * Mahesha.-  Véase: Maheza.  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maheshvara.-  Véase: Mahezvara.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maheza  (Mahesha) (Sánscrito).-  "Gr= an Señor" (Mahâ-&ici= rc;za).  Epíteto de Ziva.  Sinónimo de Mahezvara.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahezvara  (Mahâ-îzvara) (Sánscrito).-  "Gr= an Dios o Señor".  Un= o de los título de Ziva.  (G= .T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahesvara-Purâna  (Sánscrito).-  Título de uno de los Purânas. <= /p>

 

        &= nbsp;   * Mahî  (Sánscrito).-  La tierra; suelo, país, rei= no; vaca.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahîkchit  (Sánscrito).-  Rey, príncipe o seño= r de la tierra.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Mahimâ o Mahiman  (Sánscrito).-  Grandor, grandeza, majestad, poder= .  -El poder de extenderse o dilatars= e en el espacio; el mágico poder de aumentar de tamaño a voluntad.=   Uno de los ocho vibhûtis o poderes anormales más elevados del yogui.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mahîpati  (Sánscrito).-  "Señor de la tierra&qu= ot;; rey, príncipe.  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   Mahoraga  (Mahâ-uraga) (Sánscrito).-  "Gr= an serpiente".  Zecha o algu= nas otras.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mahûrta.-  Véase: Muhûrta.  (G= .T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maia.-  Madre de Mercurio (Buddha, Thot Hermes).  Maia, entre los griegos, ha venido a significar "madre&quo= t;, y ha dado su nombre al mes de mayo, que estaba consagrado a todas las diosas antes de que fuera consagrado a María.  (Véase: Maya, Mâyâ y María).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maitra  (Sánscrito).-  Amigo, amistoso, amable, benévolo, bondadoso, afectuoso.&nbs= p; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maitrabha  (Sánscrito).-  Nombre del 17mo. Asterismo o mansión lunar.  -Véase: Maitrî.=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maitrâkchajyotika  (S&aacut= e;nscrito).-  Una clase de espíritu malig= no que se nutre de materias purulentas.  (Leyes de Manú, XII, 72).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maitreya  (Sánscrito).-  Benévolo, amable, afectuoso= .  Nombre de un Bodhisattva.  -Véase: Maitreya Budd= ha.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Maitreya Buddha  (S&aacut= e;nscrito).-  Lo mismo que el Kalkî Avatar de Vichnú (el Avatar del "Cabello Blanco"), y de Sosiosch y otros Mesías.  La única diferencia está en las fechas de sus apariciones respectivas.  Así, mientras que se espera= que Vichnú aparecerá en su caballo blanco al fin del presente Kali-yuga "para exterminio fi= nal de los malvados, renovación de la creación y restablecimiento de= la pureza, Maitreya es esperado antes.  La enseñanza popular o exotérica, diferenciándo= se muy poco de la doctrina esotérica, afirma que Zâkyamuni (Gauta= ma Buddha) visitó a Maitreya en Tuchita (una mansión celeste), y= le comisionó para salir de allí y dirigirse a la tierra como suc= esor suyo al expirar el término de cinco mil años después d= e su muerte (de Buddha).  Para que = esto ocurra, no faltan aun 3.000 años.&n= bsp; La filosofía esotérica enseña que el pró= ximo Buddha aparecerá durante la séptima (sub)raza de esta Ronda.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  El hecho es que Maitreya era un se= cuaz de Buddha, un célebre Arhat<= /i>, aunque no su discípulo directo, y que fue fundador de una escuela filosófica esotérica.  Segun declara Eitel (Diccion= ario Sánscrito-Chino), "se erigieron estatuas en honor suyo en u= na época tan lejana como el año 350 antes de J. C.".  [Maitreya es el nombre secreto del quinto Buddha, y el Kalkî Ava= tara de los brahmanes, el postrer Mesías que vendrá a la culminación del Gran Ciclo.  -En todo el oriente es una creencia universal que este Bodhisattva aparecerá con el nombre de Maitreya Buddha, en la séptima Raza.  (Doctr. Secr., I, 412, 510).]  (G.= T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maitri, Maitrâyani  (Sánscrito).-  Título de uno de los Upanichads.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maitrî  (Sánscrito).-  Amistad, benevolencia, caridad; la caridad universal.  -El décimoséptimo asterismo lunar.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maitrya  (Sánscrito).-  Amistad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Makara  (S&aacut= e;nscrito).-  "Cocodrilo".  -Décimo signo del Zod&iacut= e;aco, equivalente al Capricornio de los europeos.  Esotéricamente, es una mística clase de devas.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Entre los indos, es vehícul= o de Varuna, dios de las aguas.  [Makara significa cocodrilo, o m&aa= cute;s bien un monstruo acuático asociado siempre con el agua.  (Doctr. Secr., I, 412).  -Es un mo= nstruo marino provisto de una especie de trompa algo parecida a la del elefante, y= en el cual cabalga Varuna, dios del océano.  Signo del Zodíaco equivalen= te a nuestro Capricornio y representado en forma de un animal que tiene la cabez= a y las patas delanteras de antílope, y el cuerpo y cola de pez.  -Véase: Kâma-deva, Makaram y Makara-ketu.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Makara-ketu  (Sánscrito).-  [Literalmente: "que tiene por emblema o bandera el makara&quo= t;.]  Sobrenombre de Kâma, el dios= indo del amor y deseo.  [Véa= se: Kâma-deva.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Makaram o Pañchakaram  (Sánscrito).-  En la simbología oculta, es= el pentágono, la estrella de cinco puntas, los cinco miembros o extremidades del hombre.  Es m= uy místico.  [Makaram puede servir para represen= tar a la vez el microcosmo y el macrocosmo, como objetos externos de percepción.  (Subba Row= , Los doce signos del Zodíaco= ).  -Véase: Pentágono.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mâkâras  (Sánscrito).-  Las cinco M M de los tântrikas.  -(Véase: Tantra).  [Estas c= inco M M aluden a los cinco requisitos para el culto tántrico que son: Madya (vino), Mansa (carne), Matsya <= /i>(pescado), Mudrâ (grano seco y gesticulaciones místicas), y Maithuna (comercio sexual).  -(Dowson: = Diccionario clásico indo).]=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mal de ojo.-  Influjo maléfico que puede = una persona ejercer sobre otra, mirándola de cierta manera, y particularmente sobre los niños.&nb= sp; Esta creencia se halla sumamente extendida en España, Italia, Alemania, Grecia y muchos otros países, pero su origen es oriental.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  El mismo Thalmud habla de ella.  En el lenguaje gitanesco, se llama querelar nazula el hacer caer enferma a una persona por la simple influencia de = la mirada; los niños, sobre todo, son los más expuestos a tan funesta acción.  En Andalucía se ven no pocos niÑos con un pequeño cuerno = de ciervo colgado al cuello, que, segun la creencia vulgar, es un poderoso preservativo contra el aojamiento.  En Isis sin Velo (II, 63= 3) se relata un curioso caso, cuyo protagonista fue el jesuíta padre Girad, que en el año 1731 fue juzgado ante el Parlamento de Aix, con motivo= de la seducción de su penitente, la bella y virtuosa señorita Catalina Cadiere, de Tolón, y por ciertos repugnantes crímenes relacionados con ella.  El mal= de ojo, mal'occhio o jettatura, es efecto del poder que tienen algunas personas de comprimir el fluído astral y lanzar un ra= yo del mismo, de un modo consciente o inconsciente, contra un objeto determina= do con una fuerza fatal.  Persona= s hay que puedan matar aves y sapos con solo mirarlos, y del mismo modo pueden ma= tar seres humanos.  La malignidad = de su deseo acumula en un foco fuerzas maléficas que son disparadas como un dardo mortífero.  (Véase: Isis sin velo= , I, 380).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mala  (Sánscrito).-  Impureza, suciedad, mancha, polvo, orín.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâla  (Sánscrito).-  Vil, abyecto, ruin.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Malachim  (Hebreo)= .-  Mensajeros, ángeles.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Malâpakarchana  (Sánscrito).-  Limpieza, purificación.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Malaya  (S&aacut= e;nscrito).-  Jardin; el paraíso de Indra= .  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Malina  (S&aacut= e;nscrito).-  Sucio, negro, manchado por el peca= do, criminal.  Como substantivo: m= ancha, pecado, crimen, vicio, defecto, imperfección.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Malina-mukha  (Sánscrito).-  "De rostro negro".  Salvaje, feroz, cruel.  Calificativo de los râkchasas y otras especies de demonios.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Malkuth  (Hebreo)= .-  El Reino, el décimo Sephira, correspondiente a la H () final del Tetragrammaton o I H V H.  Es la Madre inferior, la esposa del Microprosopo (véase esta palabra), llamada también la "Reina".  Es, en cie= rto sentido, el Shekinah.  (W. W. W.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâlya  (Sánscrito).-  Collar, diadema, guirnalda, corona, flor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâm  (Sánscrito, pronombre personal).-  A mí.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Mama  (S&aacut= e;nscrito, pronombre posesivo).-  Mío.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   Mamitu  (Caldeo)= .-  La diosa del Destino.  Una especie de Némesis.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâna  (Sánscrito).-  Medida, peso; ponderación, = consideración, respeto, honor, aprecio, opinión, concepto, intuición, indiferencia o razonamiento; arrogancia, soberbia, orgullo, alto aprecio de sí mismo; voluntad, capricho; necio, fatuo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mânakara  (Sánscrito).-  Que forma o constituye autoridad.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manana  (S&aacut= e;nscrito).-  Pensamiento, reflexión, consideración, contemplación, meditación.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mananâ  (Sánscrito).-  De un modo cuidadoso, atento o reflexivo.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Mânana o Mânan&a= circ;  (Sánscrito).-  Veneración, respeto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Manas  [o Manah]  (Sánscrito).-  Literalmente: “la mente̶= 1;, la facultad mental que hace del hombre un ser inteligente y moral y le disting= ue del simple bruto; es sinónimo de Mahat.  Esotéricamente, sin embargo, cuando no está especificado, significa el Ego superior, o sea el principio senciente, que se reencarna en= el hombre.  Cuando se le califica= , es llamado por los teósofos Bud= dhi-Manas, o sea el Alma espiritual, en contraposición de su reflexión humana, el Kâma-Manas.  [Manas, quinto principio de la constitución humana, deriva su nombre de la raíz sánscrita man, “pensar”, y significa la mente propiamente dicha, el Pensador, = lo que en nosotros piensa, el Ego = que se reencarna repetidas veces acumulando en él las experiencias recogida= s en la vida terrestre.  Este princ= ipio es dual en su esencia, y de ahí su división en Manas o Inteligencia inferior, terrestre, que está íntimamente ligada con el alma animal (Kâma), y Manas o Inteligencia superior, relacionada con Âtma y Buddhi= , y vehículo o instrumento del alma espiritual (Buddhi).  –E= l Manas superior, junto con el Buddhi y Âtman, constituye la Tríada superior, imperecedera, mientras que el Manas inferior,= unido a los principios inferiores (cuerpo fisico, doble etéreo, principio = vital y alma animal), forma el cuaternario inferior, esto es, la personalidad transitoria.  –El Manas, en el h= ombre, es el reflejo de la Mente universal, o sea el tercer principio constituyente del universo, contando de abajo hacia arriba.  (Râma Prasâd).  –El Manas de la literatura teosófica no debe confundirse con= el de la filosofía sânkhy= a.  Segun esta última, Manas es el órgano interno = de percepción y conocimiento, el sensorio común o sentido interno que regula y gobierna la acción de los sentidos; es el analizador de= las impresiones que de ellos recibe; el principio que combina, sintetiza y elab= ora las sensaciones transformándolas en conceptos rudimentarios, que lue= go transmite al ahankâra y a= l buddhi.  Es también la facultad que siente, desea, duda, piensa, discurre y reflexiona; la mente impulsiva que incita a funcionar los cinco órganos de acción.  Así, pues, en el referido sistema, la voz Manas viene a significar: mente, pensamiento, alma, ánimo, corazón, sentimiento; inteligencia, razón, conocimiento, intención, voluntad, inclinación, deseo, disposición, etc.  Con frecuencia el Manas es incluído entre los indriyas (véase: Indriyas).  Véase, además: Cuaternario, Ego inferior, Ego superio= r y Tríada superior.]  = (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manas inferior.-  La mente o inteligencia terrestre,= la que actualmente predomina en la especie humana.  Está estrechamente ligado c= on el alma animal (razón por la cual se designa al Manas inferior con el nombre de Kâma-Manas), y profundamente egoísta y pasional como es, aplica la inteligencia a satisfacción de los deseos, de las pasiones y de los instintos de la bestia humana, para lograr un refinamiento de los placeres de los sentidos y dar origen a ciertas aberraciones y anomalías que ponen al hombre por debajo del bruto.  A esto se refería Mefistófeles cuando, al hablar del hombre, dirig&iacu= te;a al Señor estas palabras:  “Un poco mejor viviera si no le hubieses dado esa vislumbre de= la luz celeste a la que da el nombre de Razón, y que no utiliza sino pa= ra ser más bestial que toda bestia”.  (Fausto, Prólogo en el cielo).  –El Manas inferior= es lo que hace que la personalidad se considere como Yo, y engañada por el sentimiento de separatividad, se juzgue distinta y separada de los dem&aacu= te;s Yos, sin ver la unidad que está por cima de lo que pueden alcanzar l= os sentidos.  El Manas inferior obra como instinto en los animales. _-Véa= se: Manas, Manas-Kâma, Manas superio= r, etc.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manas-Kâma  (Sánscrito).-  Literalmente: “la mente del = deseo [o pasional]”.  Entre los budistas, es el sexto de los chad&a= circ;yatanas (véase esta palabra), o sean los seis órganos de percepción o conocimiento, y de ahí el más elevado de éstos, sintetizados por el séptimo, llamado Klichta, la percepción espiritual de lo que vicia este Manas (inferior), o por otro nombr= e el alma humano-animal, como la denominan los ocultistas.  Así como el Manas superior o el Ego= está directamente relacionado con el Vij= ñâna (el décimo de los doce nid&a= circ;nas), que es el conocimiento perfecto de todas las formas de conocimiento, sea re= ferente al objeto o al sujeto con el nid&ac= irc;nico encadenamiento de causas y efectos, el inferior, el Kâma-Manas es sólo uno de los indriyas u órganos (raíces) de sentido.  Muy poco puede decirse aquí= del Manas dual, por cuanto la doctrina= que trata de este punto sólo se halla expuesta debidamente en las obras esotéricas.  Así= es que únicamente pueden mencionarse de un modo superficial.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manas sanyama  [o Manas samyama] (Sánscrito).-  Perfecta concentración de la mente y dominio de la misma durante las prácticas del Yoga.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manas-sûtrâtmâ  (Sánscrito).-  Esta palabra compuesta significa: “mente” y “alma-hilo”.  Es sinónima de Ego, o la entidad que se reencarna= .  Es un término técnic= o de la filosofía vedantina.  (Glosario de la Clave de la Teosofía).  –Véase: Sû= ;trâtmâ.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manas superior.-  S&oacut= e;lo muy raras veces se manifiesta en el presente período de la evolución humana.  Es el aspecto más noble y sublime de la mente, el principio inmortal de la Egoidad, el Ego permanente e imperecedero, que, en su marcha evolutiva, va recogiendo todas las experien= cias más elevadas y tiende sin cesar a remontarse hacia el Alma espiritua= l (Buddhi), a lo eterno, a lo divino.=   Tras repetidos nacimientos, el Manas entero adquiere una condici&= oacute;n sublime, se reconcentra en la indiv= idualidad, y el hombre, purificado ya, lleno de altruísmo absoluto, iluminado p= or la luz del Manas superior, goza= de la visión del “ojo interno”, de la intuición pura, y= se convierte en un verdadero genio, en un Mahâtmâ.  Entonces el hombre adquiere plenam= ente el libre albedrío, y su voluntad obra siempre de acuerdo con la Ley divina.  Otro de los poderes d= el Manas superior es el llamado Kriyazakti, o sea el misterioso po= der de pensamiento que le permite producir resultados fenomenales externos y perceptibles, gracias a su propia energía inherente.  (Véase: Manas, Manas inferior, etc.).&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manas-taijasa  (Manas taijasi) (Sánscrito).-  Literalmente: el “Mana= s radiante”; un estado del Ego superior que sólo los más grandes metafísicos son capaces de conceb= ir y comprender.  [Es el alma human= a (Manas) iluminada por la radiaci&oa= cute;n del Buddhi.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mânasa o Manaswin  (S&aacut= e;nscrito).-  “La emanación de la m= ente divina”, explicada en el sentido de que dicha emanación signif= ica los mânasa o hijos divino= s del Brahmâ-virâj  (véase esta palabra).  Nilakantha, que es la autoridad pa= ra esta declaración, explica más adelante el término Mânasa en el sentido de manomâtra-zarîra [“cuerpo puramente mental”].&n= bsp; Estos Mânasa son l= os hijos incorpóreos (arû= pa) del Prajâpati Virâj, segun otra versión.  Pe= ro como quiera que Arjuna Mizra identifica a Virâj con Brahmâ, y c= omo quiera que Brahmâ es Mahat, la mente universal, el velo exotérico se hace más claro.  Los Pitris son idénticos a los Kum&acir= c;ras, los Vairaja, los Mânasa-putras (Hijos de la Mente), y por último están identificados con los = Egos humanos.  [Mânasa significa “nacido de la mente”, mental, espiritual; y como substantivo, alma, ánimo, mente, corazón, pensamiento, sentido interno.  En el Mahâbhârata dicho n= ombre se aplica al “dios primitivo, sin principio ni fin, indivisible, inmutable e inmortal”.  También es el nombre de un lago sagrado del Himâlaya y lugar de peregrinación.  –Véase: Mâ= ;nasa-sarovara.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manasâ  (Sánscrito).-  Nombre de la divinidad que reina s= obre las serpientes y protégé contra su mordedura.  (Véase: Manasâ-devî).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mânasâ  (Sánscrito).-  Mente, ánimo, alma, corazón.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   Mânasas  (S&aacut= e;nscrito).-  Aquellos que dotaron de manas o inteligencia a la humanida= d, los Egos inmortales en los hombres.  (Véase: Manas).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mânasa-devas  (Sánscrito).-  Los devas rûpa o arûp= a del mundo mental.  (Powis Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manasâ-devî  (Sánscrito).-  Hermana del rey de las serpientes = Zecha, y esposa del sabio Jarat-kâru.  Tenía un poder especial para neutralizar el veneno de las serpientes.  (Véase: Manasâ).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mânasa Dhyânis  (Sánscrito).-  Los más elevados Pitris en los Purânas; los Agni= chvâttas o Antecesores solares del hombre, que hicieron de éste un ser racion= al, encarnándose en las formas desprovistas de sentido de los semietéreos hombres de carne de la tercera Raza.  (Véase: Doctr. Secr., II).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mânasa-Manas  (Sánscrito).-  Es el puro rayo del Manas, o sea el Manas inferior antes de mezclarse con el = Kâma, como acontece en el niño.  (Doctr. Secr., III, 566).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mânasa-pitris  (Sánscrito).-  Aquellos Pitris que dotan a las Mónadas humanas de mente y princi= pios razonadores; los Agnichvâttas= .  (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mânasa-putras  (Sánscrito).-  Los “Hijos de la Mente”= ;, o “Hijos nacidos de la Mente”; nombre dado a nuestros Egos superiores antes de que se encarnaran en la humanidad.  E= n los Purânas exotéricos, a= unque alegóricos y simbólicos, es el título dado a los hijos= de Brahmâ nacidos de la Mente, los Kumâras.  (Glosario de la Clave de la Teosofía).&= nbsp; –Los Mânasa-putr= as son los Hijos de Sabiduría que en la última parte de la tercera Raza madre dotaron de “mente” a las formas (cascarones o envolturas) desprovistas de sentido, creadas y modeladas por = los Pitris.  (Doctr. Secr., I, 203; II, 643).  –Véase: Praj&ac= irc;patis.  –Considerados desde otro pun= to de vista, los Mânasa-putras, “los Hijos de la Mente universal”, son “el Pensamiento individualizado” al cual los teósofos denominan “verdadero Ego humano”, la Entidad pensante, aprisionada en una envoltura de carne y hueso.  Dichas Entidades son los Egos que = se encarnan y animan la masa de materia animal llamada humanidad, y que son designadas con el nombre de Mâ= ;nasa o “Mentes”.  (Clave de la Teosofía, p&aac= ute;g. 184).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mânasa-rûpa  (Sánscrito).-  El cuerpo mental.  Así como el Kâma-rûpa se refiere al yo astral o personal, el Mânasa-rûpa se relaciona con la individualidad o Yo que se reencarna.  (Voz del Silencio, I).  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   Mânasa-sarovara  (S&aacut= e;nscrito).-  Fonéticamente, se pronuncia= Mânsoravara [o Mânsarovara].  Un lago sagrado del Tibet, en los Himalayas, llamado también A= navatapta.  Mânasa-sarovara es el nombre de la deidad tutelar de dicho lago, y segun la creencia popula= r, dícese que es un nâga<= /i> o “serpiente”, lo cual, traducido al lenguaje esotérico, significa un gran adepto o sabio.  El lago referido es un importante lugar de peregrinación anual para los indos, y se pretende que en sus orillas fueron escritos los Vedas.  [Los siete cisnes que se cree baja= n del cielo en el lago Mansarovara son, segun la fantasía popular, los sie= te Richis de la Osa Mayor, que adoptan dicha forma para visitar el sitio en que fueron escritos los referidos libr= os sagrados.  (Doctr. Secr., I, 382).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mânasatva  (Sánscrito).-  Forma de pensamiento.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manásico,  plano.-  Véase: Plano manásico.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manasija  (Sánscrito).-  “Nacido en el manas”; mental; el amor: Kâma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manasizaya  (Sánscrito).-  Igual significado que Manasija.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manaskâra  (Sánscrito).-  “Operación del manas”.  Atención, percepción interior, sentido interno.  (G= .T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manasvin  (Sánscrito).-  Inteligente, razonable, atento.  (Véase: Mânasa).  (G= .T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mana(s)prasâda  <= /b>(Sánscrito).-  La paz del corazón.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mânava  (S&aacut= e;nscrito).-  Un país de la India antigua= ; un Kalpa o Ciclo.  Nombre de un arma utilizada por Râma.  Adjetivo derivado= de Manu.  [Hombre, ser humano, gente, humani= dad; humano.  Nombre de una escuela védica.]  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mânava-dharma-zâstra  (-shâstra) (Sánscrito).-  Antiguo código de leyes de Manú.  [Literalmente: “Libro de leyes de Manú”.  Este código es atribu&iacut= e;do al primer Manú, titulado Svâyam-bhuva, que floreció cer= ca de 30 millones de años atrás, y es la primera y principal obra clasificada como Smriti (o basa= da en la tradición autoritativa), por lo cual es tenida en el mayor respet= o y es el fundamento de la ley inda.  Dícese que originalmente constaba de 100.000 versos, distribuídos en 24 capítulos; que Nârada la abrevi&oacu= te; reduciéndola a 12.000 versos y que Sumati la compendió aun más, con lo cual constaba de 4.000, de los cuales sólo quedan= en la actualidad 2.685.  –Véase: Manu-sa= nhitâ.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mânavarjita  (Sánscrito).-  Modesto, humilde.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manavas  (Sánscrito).-  Plural de Manu.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Mânavî  (Sánscrito).-  Forma femenina de Mânava: mujer.  La hija de Manú.  (G.T. H.= P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manda  (S&aacut= e;nscrito).-  Adormecido, indolente, inerte, per= ezoso, apático; débil; necio; mezquino.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mandâkinî  (S&aacut= e;nscrito).-  El Gangâ o Ganges celeste.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mandala  (Sánscrito).-  Un círculo, y tambié= n las diez divisiones del Rig-veda.  [Disco del sol o de la luna; terri= torio; colección; grupo, multitud, etc.]&n= bsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mandala nritya  (Sánscrito).-  Danza circular, como la de las gopîs (zagalas) en torno de Krichna y Râdhâ.  (Véase: Danza).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mandapâla  (Sánscrito).-  Un santo Richi, de que se habla en el Mahâbhârata.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mandara  (S&aacut= e;nscrito).-  La montaña de que se sirvie= ron los dioses a guisa de batidor para batir el océano de leche, segun refieren los Purânas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mandehas  (Sánscrito).-  Una clase de râkchasas enemigos del Sol, al cual trataron de devorar.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mandjusry.-  V&eacut= e;ase: Manjushrî.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mandrágora.-  Planta cuya raíz tiene forma humana.  En Ocultismo es utili= zada por los magos negros para varios fines ilícitos, y algunos de los ocultistas “de la mano izquierda” hacen homúnculos con ella.&nb= sp; Segun la creencia vulgar, lanza gritos cuando se la arranca del suelo.  [La Mandrágora,= de que se habla en el Génesis (XXX, 14 y siguientes), es una planta cuyas raíces son carnosas, pel= udas y ahorquilladas, representando toscamente los miembros del cuerpo y hasta la cabeza de un hombre.  Sus mágicas y misteriosas virtudes se han proclamado en la fábula= y en el drama desde los tiempos más remotos.  Desde Raquel y Lea, que con ella se entregaron a la hechicería, hasta Shakespeare, que habla de sus espeluznantes chillidos, la mandrágora ha sido la planta mági= ca por excelencia.  Estas ra&iacu= te;ces no tienen aparentemente tallo, y de su cabeza brotan grandes hojas, como una gigantesca mata de cabello.  Presentan poca semejanza con el hombre cuando se las encuentra en España, Italia, Asia Menor o Siria; pero en la isla de Candía= y en Caramania, cerca de la ciudad de Adán, tienen una forma humana que asombra y son sumamente apreciadas como amuletos.  También las llevan las muje= res a guisa de amuleto contra la esterilidad y otros fines diversos.  Son especialmente eficaces en la m= agia negra.  (Doctr. Secr., II, 30).  Los antiguos germanos veneraban como dioses lares unos feos y disfor= mes ídolos a modo de pequeñas figuras fabricadas con la raí= ;z de la mandrágora, y de ahí su nombre de alrunes, derivado de la voz alemana Alraune (mandrágoras).&= nbsp; Aquellos que tenían en su casa una de tales figuritas se creían felices, puesto que ellas velaban por la casa y sus moradores preservándolos de todo mal, y predecían el porvenir emitiendo ciertos sonidos o voces.  El poseedor de una mandrágora, además, obtenía por su inf= luencia cuantiosos bienes y riquezas.  –Véase: Drusos<= /i>.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mândûkya  (Sánscrito).-  Título de uno de los Upanichads: el Mândûkyopanichad (Mândûkya-Upanichad).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mândya  (Sánscrito).-  Torpeza, lentitud, indolencia, apatía.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   Manes o Manus  (Latín).-  “Dioses” benévo= los, esto es, “espíritus” del mundo inferior (Kâmaloka); las sombras de los muertos deificadas por los antiguos profanos y los espíritus “materializados” de los modernos espiritistas, que, segun se creía, eran las almas de los difuntos, siendo así que en realidad no son otra cosa que sus imágenes o envolturas vacías.  [Véase: Pitris.]<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mangala  (Sánscrito).-  El Marte indo.  El planeta Marte, identificado con Kârttikeya, dios de la guerra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mangonaria  (Ocultismo).-  Poder mágico mediante el cu= al los cuerpos pesados pueden levantarse sin gran esfuerzo físico; suspensión mágica; levitación.  Ordinariamente este fenómen= o se ejecuta cambiando la polaridad de dichos cuerpos respecto a la atracci&oacu= te;n (gravedad) de la tierra.  (F. Hartmann).  –Véas= e: Levitación y Etrobacia.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manía  (Griego).-  Entusiasmo, furor divino, transpor= te religioso, inspiración de los dioses.  Platón enumera cuatro clase= s de manía: 1) musical; 2) teléstica o mística; 3) profética; y 4) la perteneciente al amor.  El entusiasmo, en la verdadera acepción de la palabra, aparece cuando aquella parte del alma que es= tá por encima del intelecto se halla exaltada hasta los dioses, de quienes pro= viene su inspiración.  Una de= estas manías (especialmente la amorosa) puede ser suficiente para hacer remontar el alma a su divinidad y bienaventuranza primitivas; pero existe una íntima unión entre todas ellas, y la progresión ordinaria por la cual se encumbra el al= ma es, en primer lugar, por el entusiasmo musical, después por el teléstico o místico; 3) por el profético, y finalmente= por el entusiasmo del Amor.  (Véase: Zanoni, Introducción).  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manîchin  (Sánscrito).-  Sabio, docto, pensador, devoto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mânin  (Sánscrito).-  Orgulloso, soberbio, presuntuoso.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manipûra  (Sánscrito).-  Uno de los siete padmas o plexos del cuerpo.&nb= sp; Está situado en el ombligo, y es el más importante de todos ellos en lo que concierne a la disposición de los nervios del cuerpo, puesto que es el eje de todo el organismo.  Así, leemos en uno de los Aforismos de Patañjali (III, 29):  “Por la prá= ctica del Samyama sobre el cír= culo [chakra o plexo] del ombligo, se lo= gra el conocimiento de la disposición o estructura del cuerpo”.  Es el tercer loto o padma de los yoguis= , el que está opuesto al corazón.=   (Swami Vivakânanda).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Maniqueos.-  Una secta del siglo III, que creía en dos eternos principios del bien y del mal; el primero suministra a la humanidad las almas y el segundo los cuerpos.  Esta secta fue fundada por cierto místico semicristiano llamado Mani, que se hacía pasar por el esperado “Confortador”, Mesías y Cristo.  Muchos siglos más tarde, después de extinguida la secta, apareció una Fraternidad que = se titulaba de los “Maniqueos”, la cual tenía un carácter masónico con varios grados de iniciación.  Sus ideas eran cabalísticas= , pero fueron mal comprendidas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manjushrî  [Manjusri o Mandjusri]  (Tibet).-  El dios de la Sabiduría.  En filosofía esotéri= ca es cierto Dhyân Chohan.  [Bodhisattva humano.  Doctr. Secr., II, 37.)  -En el Budismo del Norte, es el tercer Logos, el Creador.  (P. Hoult).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manmanas  (Sánscrito).-  Que tiene el corazón o el pensamiento puesto en mí, o dirigido a mí.  (Bhagavad-Gîtâ).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manmaya  (Sánscrito).-  Devoto mío; entregado a mí; absorto en mí; lleno de mí; de mi naturaleza o condición.  (Bhagavad-Gîtâ).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mano  (Gn&oacu= te;stico).-  El Señor de Luz.  Rex Lucis, en el Codex Nazarœu= s.  Es la segunda “Vida” d= e la segunda Trinidad o Trinidad manifestada, “la Vida y Luz celestes, y más antigua que el arquitecto del cielo y de la tierra”.  (Cod. Naz., vol. I, pág. 145).  Estas trinidades son como sigue:&nb= sp; El supremo Señor de esplendor y de luz, luminoso y refulgente, antes del cual ningun otro existía, es llamado Corona; el Señ= or Ferho, la vida no revelada, que existía en el primero desde la eternidad; y el Señor Jordán, el Espíritu, el Agua viv= a de gracia. (Id., II, págs. 45-51).  Es el único, p= or medio del cual podemos ser salvados.  Estos tres constituyen la Trinidad in abscóndito.  La seg= unda Trinidad está compuesta de las tres Vidas.  La primera es la similitud del Señor Ferho, por medio de quien él ha dimanado, y el segundo Ferho es el Rey de Luz: Mano.  La segunda Vida es Ish Amon (Plero= ma), el vaso de elección, que contiene el pensamiento visible del Jordanus Máximus, la imagen (o su reflejo inteligible),= el prototipo del Agua viviente, que es el “Jordán espiritual”.  (Id., II, pág. 211).  La tercera Vida, producida por las= otras dos, es Abatur (Ab, el Padre).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Es el misterioso y decrépito “Anciano de los Ancianos”, el Antiguo, “Senem sui obtegentem et grandœvum mundi”.  Esta última tercera Vida es= el Padre del Demiurgo Fetahil, el Creador del Mundo, a quien los ofitas denomi= nan Ilda-Baoth (véase esta palabra), si bien Fetahil es el único engendrado, la reflexión del Padre, Abatur, que le engendra igualmente a su Hijo Ilda-Baoth, el Demiurgo, considerando el caos de materia.  Pero el Señor Mano, “= el Señor de Excelsitud, el Señor de todos los genios, es superio= r al Padre, en este Codex cabalístico, puesto que el uno es puramente espiritual, y el otro es material.  Así, por eje= mplo, mientras que el “único engendrado” de Abatur es el genio Fetahil, el creador del mundo físico; el Señor Mano, el “Señor de Excelsitud”, que es el Hijo de Él, que = es “el Padre de todos los que predican el Evangelio”, produce también un “único engendrado”, el Señor Lehdaio, “un Señor justo”.  Es el Christos, el ungido, que derrama la “gracia” del Jordán invisible, el Espíritu de la Corona Suprema.  (= Para más detalles, véase: = Isis sin velo, II, págs. 227 y siguientes, de la edición inglesa).  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mano  (Sánscrito).-  Esta voz sánscrita, en las palabras compuestas, v. gr., Manomaya, manodhâtu, etc., equivale a Manas.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mano.-  En los monumentos cristianos de los cuatro primeros siglos, la idea, la acci&oacut= e;n, la omnipotencia o la intervención de la Divinidad no se expresaba más que por una mano aislada, que por regla general salía de = una nube.  Así se daba ento= nces a entender que Dios era un Ser incorpóreo e invisible, que sólo= se nos manifiesta por sus obras.  Todo cuanto se parecía a una materialización o personificaci&oacut= e;n de Dios repugnaba esencialmente al espíritu cristiano, y el mismo San Agustí condena toda práctica de esta naturaleza con las siguientes palabras: “Todo lo que pueda, tratándose de Dios, despertar la idea de una semejanza corpórea, debes rechazarlo de tu pensamiento, repudiarlo, renegarlo y huir de ello”.  Aunque en los primeros tiempos del Cristianismo no había nacido aun la herejía de los antropomor= fitas, tales prevenciones era, sin embargo, necesarias contra los herejes y contra= los estoicos, que se figuraban un Dios corpóreo.  Pero en varios monumentos cristian= os posteriores al siglo IV vemos ya antropomorfizada la figura de la Divinidad= , a la cual se representa como un viejo, como un hombre de edad madura y hasta = como un joven.  (Véase: Mart= igny, Dict. Des Antig. Chret., artículo Dieu).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manobhâva  (Sánscrito).-  El amor; Kâma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manobhû o Manobhû= ta  (Sánscrito).-  Igual significado que Manobhâva.  –La mente, con una envoltura= que corresponde al mundo físico.  La pasión de amor.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   Manodhâtu  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente: “Mundo de la mente”; lo cual significa no sólo todas nuestras facultades mentales, sino también una de las divisiones del plano de la mente.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Cada ser humano tiene su manodhâtu o plano de pensami= ento proporcionado al grado de su intelecto y de sus facultades mentales, m&aacu= te;s allá del cual no puede ir sino estudiando y desenvolviendo sus facultades espirituales, más elevadas en una de las esferas superior= es del pensamiento.  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manodvâra-varjana  (o –vajjana)  (Pali).-=   La abertura de las puertas de la m= ente, la convicción de lo transitorio de todo lo mundano.  En el Budismo, es el cambio que se= opera en el hombre cuando éste se vuelve consciente de que las cosas visib= les son temporales, y así, desde entonces en adelates, consagra sus energías vitales a las cosas invisibles o eternas.  Su equivalente sánscrito es= Viveka, o sea el perfecto discerni= miento entre lo real y lo irreal.  (G= .T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manogata  (Sánscrito).-  Que existe en la mente; una idea, = un concepto.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manogavi  (Sánscrito).-  Deseo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manohara  (Sánscrito).-  Que embelesa el corazón; seductor, atractivo, hechicero; lo que agrada, atrae y embelesa la mente.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manoja  (S&aacut= e;nscrito).-  Nacido en el corazón.  El amor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manojanman  (Sánscrito).-  Igual significado que Manoja.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manojava  (Sánscrito).-  Que comprende pronto; prontitud de ingenio o talento.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Manojña o Manojñ= am  (Sánscrito).-  Lo que conoce o satisface la mente= ; que conoce el camino del corazón; bello, seductor.  Nombre de un gandharva.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manokâya  (Sánscrito).-  El sub-koza o envoltura que corresponde al mundo mental inferior.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manolaya  (Sánscrito).-  Pérdida de la conciencia.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manomani  (Sánscrito).-  “En el ojo izquierdo y relac= ionado con la dirección ichân= ya [deseo, impulso], está el Zi= va loka [región de Ziva], conocido con el nombre de Manomani.  (Uttara-Gîtâ, II, 24).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manomaya  (Sánscrito).-  Constituído o formado por la mente; de naturaleza mental.  = (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manomaya-jagat  (Sánscrito).-  El mundo de la mente.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Manomaya-koza  (-kosha) (Sánscrito).-  Témino vedantino que signif= ica envoltura (Koza) del Manomaya, un equivalente de los “principios” cuarto y quinto del hombre.  En filosofía esotéri= ca este Koza corresponde al Manas dual.  [Es la tercera envoltura de la Mónada divina, el principio mental; la mente individualizada, que es, por decirlo así, una cáscara o cubierta para que en ella se manifieste la energía espiritual, de la manera particular como encon= tramos la mente operando.  (Râma Prasâd).  –Es el a= lma animal juntamente con las porciones inferiores del principio intelectual, o= sea la envoltura del Yo compuesta de la mente inferior y del principio o asient= o de las emociones y pasiones, la unión del cuerpo mental y el cuerpo pas= ional (alma animal, o cuerpo astral, como otros lo denominan).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manorama  (Sánscrito).-  Lo que agrada, atrae y embelesa la mente.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manoratha  (Sánscrito).-  “Gozo del corazónR= 21;; deseo, anhelo, gusto, deleite, contento, placer.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mânsa  (Sánscrito).-  Carne.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mânsa-bhakcha  (Sánscrito).-  Comedor de carne, carnívoro= .  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mânsarovara.-  Véase: Mânasa-sarovara.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mansión de dolor.-  La tierra, el “valle de lágrimas”, como se le ha calificado.  (Voz del Silencio, I).  –= En el plano físico es donde reina el dolor más intenso.  Por esta razón se ha dado a nuestra tierra el nombre de “infierno”.  –Véase: Myalba.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manticismo,  o Frenesí mántico.-  Durante = dicho estado se desarrollaba el don de profecía.  Ambas expresiones son casi sinónimas.  La una era = tan honrada como la otra.  Pitágoras y Platón lo tenían en alta estima, y Sócrates aconsejaba a sus discípulos estudiasen el Manticismo.  Los Padres de la Iglesia, que con tanta severidad condenaban el furor mántico en los sacerdotes paganos y en las pitonisas, no dejaban de aplicarlo para su uso particular.  Los montanistas, = que tomaron su nombre de Montano, obispo de Frigia, a quien se consideraba como= divinamente inspirado, competían con los manteis o profetas.  “Tertuliano, Agustín y los mártires de Cártago figuraban en el número de ellos”, dice el autor de Profecía antigua y Moderna.  “Los montanistas, segun pare= ce, tenían semejanza con las ban= cantes, en el frenético entusiasmo que caracterizaba sus orgías” añade el citado autor.  Hay diversas opiniones acerca del origen de la palabra Manticismo.  Había la famosa Mantis, la Vidente, en los tiempos de Melampo y Preto, rey de Argos, y había también Manto, la hija del profeta de Tebas (Tiresias) que a su vez era profetisa.  Cicerón describe la profecía y el furor mántico diciendo que “en las profundidades de la mente está oculta y recluída la profecía divina, un impulso divino, que cuando arde más vivam= ente es denominado furor”, frenesí.  (Isis sin velo).  [Véase:= Soma.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mantra  [o Mantram] (Sánscrito).-  Los mantras son versos tomados de las = obras védicas y usados como encantos y hechizos.  Por mantras se entienden todas aquellas porciones de los Vedas que son distintas de los Brâhmanas, o su interpretación.  [= Mantras o encantaciones, ensalmos,= etc., son ciertas combinaciones de palabras rítmicamente dispuestas, media= nte las cuales se originan ciertas vibraciones que producen determinados efectos ocultos.  Esotéricament= e, los mantras son más bien invocaciones mágicas que oraciones religiosas.  Como enseña la ciencia esotérica, cada sonido en el mundo físico despierta un sonido correspondiente en los reinos invisibles e incita a la acción alguna fuerza u otra en el lado oculto de la Naturaleza.  (Doctr. Secr., III, 451).  El soni= do es el más eficaz y poderoso agente mágico y la primera de las ll= aves para abrir la puerta de comunicación entre los mortales y los Inmortales.  (Id., I, 502).  Por= otra parte, cada letra tiene su significado oculto y su razón de ser; es = una causa y un efecto de otra causa precedente, y la combinación de éstos produce con mucha frecuencia los más mágicos efectos.  Las vocales, sobre t= odo, contienen las potencias más ocultas y formidables.  (Id., I, 121).  Los Mantras están sacados todos de libros especiales que los brahmanes mantienen ocultos y, segun se dice, cada uno de ellos produce un efecto mágico, puesto que quien lo recita o lee, con sólo cantarlos [con la entonación debida] origina causas secretas que se traducen en efectos inmediatos.  (Id., I, 511).  –En la mayoría de los= casos –dice M. Leadbeater- la fórmula no sirve más que para fortalecer la voluntad del que hace uso de ella y para imprimir en la mente= del sujeto el resultado que se desea obtener.&= nbsp; Al logro de este resultado contribuyen no poco la firme confianza del operador y la fe ciega del sujeto.  –La voz mantra tie= ne, además, otras acepciones: lenguaje, especialmente el sagrado; senten= cia; texto; himno védico, plegaria, rezo; encanto, hechizo, ensalmo, conj= uro; verso o fórmula mística de encantamiento, etc.  –Véase: Encanto, Dhâranî y Soma.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mantra-bîja  (Sánscrito).-  “Semilla mágica”.  –= La primera sílaba de un mantra<= /i>, en que se da la nota fundamental.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Mantra-gandaka  (Sánscrito).-  Ciencia o conocimiento de los mantras.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mantra, Período.-  Véase: Período mántrico.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mantra-prabhâva  (Sánscrito).-  Poder de la magia.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mantra-sanhitâ  <= /b>(Sánscrito).-  Colección de himnos védicos.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   Mantra shâstra.-  V&eacut= e;ase: Mantra-zâstra.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mantra-tantra-zâstras  (Sánscrito).-  Obras que tratan de encantamiento,= pero especialmente de magia.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mantra-vâdin  (Sánscrito).-  Que pronuncia mantras; que sabe o hace fórmulas de encantación.  (G.T. H.P= .B.)

 

        &= nbsp;   * Mantra-vid  (Sánscrito).-  Conocedor de los mantras.  (G.T. H.= P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mantra-vidyâ  (Sánscrito).-  Literalmente: “Conocimiento = de los mantras”.  –Arte mágica.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mantra-yoga  (Sánscrito).-  Una clase de yoga que consiste en recitar mentalmente ciertas fórmula= s, con atenta meditación sobre su significado.  Este proceso es útil en todo acto, tanto del Hathayoga como = del Râja-yoga.  (Manilal Dvivedi).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mantra-zakti  (Sánscrito).-  El poder o un medio de encantamiento.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   Mantra-zâstra  (Mantra shâstra) (Sánscrito).-  Escritos brahmánicos acerca de la ciencia oculta o encantamientos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Matrezvara  (Mantra-îzvara) (Sánscrito).-  Se&ntild= e;or de los mantras.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mântrika  (Sánscrito).-  Recitador de textos o ensalmos; encantador, hechicero.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mantrika  sakti.-  Véase: Mantrikâzakti.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mantrikâzakti  (Mantrikâshakti) (Sánscrito).-  El poder= o la potencia oculta de los sonidos, palabras, letras o números místicos de los mantras.=   [La influencia de la música= es una de sus manifestaciones.  El poder del mirífico nombre inefable es la corona de este zakti.  Doctr. Secr., I, 312.]  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manu=   (Sánscrito).-  El gran legislador indo.  Este no= mbre deriva de la raíz sánscrita man “pensar”, humanidad, realmente, pero significa Swâyambhuva, el primero de los Manús, que surgió de Swayambhú, “el que existe por sí mismo”, y es, por lo tanto, el Logos y el progenitor de la humanidad.  Manú es el = primer legislador, casi un Ser divino.  [El Código o Libro de leyes de Manú (Mânava-dharma-zâstra) se atribuye a este gran legislador, a quien, para diferenciarle de los restantes Manús, se ha dado el nombre de Manú Swâyambhuva.  –Véase: Man&uac= ute;s y Mânava-dharma-zâstra<= /i>.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manus   (Sánscrito).-  Los catorce Manús son los patronos o guardianes de los ciclos de raza de un manvantara o Día de Brahmâ.  Los Manús primitivos son si= ete, pero en los Purânas su número llega a catorce.  [Los Manús –propiamente= Manavas, en plural- son en n&uacut= e;mero de catorce en cada Kalpa, y cad= a uno de ellos preside su correspondiente período de tiempo o Manvantara (Manu-antara, o período entre dos Manús).  Esotéricamente, cada Man&ua= cute;, como patrono antropomorfizado de su ciclo (o Ronda) especial, no es m&aacut= e;s que la idea personificada del “Pensamiento divino” (como el Pymander hermético); siendo, por lo tanto, cada uno de los Man&uacut= e;s el dios especial, el creador y modelador de todo cuanto aparece durante su propio ciclo respectivo de existencia, o Manvantara.  (Doctr. Secr., I, 93).  –Manú es el Ser concebido como el substratum del tercer principio del universo, contando desde ab= ajo.  La idea de la humanidad de uno de los ciclos conocidos con el nomb= re de Manvantara  (Râma Prasâd).]  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manu-Svâyambhuva  [o –Swâyambhuva] (Sánscrito).-  El hombre celeste, Adam Kadmon, la síntesis de los catorce Manús [o Prajâpatis.  Hijo de Svayambhû o Brahm&acir= c;, segun el Bhâgavata Purâ= na, y el primero de los Manús.  “De este Manu Svâyambhuva (nacido del Ser existente por sí mismo) descie= nden otros seis Manús, dotados de un alma sublime y de gran potencia emanadora, cada uno de los cuales emitió su creación propia, y son: Svârochicha, Auttami, Tâmasa, Raivata, el gloriosís= imo Châkchucha y el hijo de Vivasvat”.  (Mânava-dharma-zâstra, I, 61).  –En la Doctrina Secreta (II, 323) encontr= amos una lista de los catorce Manús antes mencionados, en su orden respec= tivo y en su relación con cada Ronda: Svâyambhuva y Svârochi o Svârochicha, correspondientes a la primera Ronda; Auttami y Tâm= asa, a la segunda; Raivata y Châkchucha, a la tercera; Vaivasvata (nuestro Progenitor) y Sâvarna, a la cuarta; Dakcha-Sâvarna y Brahma-Sâvarna, a la quinta; Dharma-Sâvarna y Rudra-Sâvar= na, a la sexta; y Rauchya y Bhautya, a la séptima.  –Segun dice la Doctrina Secreta, el primer Man&ua= cute; (Manu-Svâyambhava) no era un hombre, sino la representación de= las primeras razas humanas, desarrolladas con la ayuda de los Dhyân Chohans (Devas) al principio de la primera Ronda.  Pero en el Mânava-dharma-zâstra leemos que en cada uno de los = Kalpas hay catorce Manús, c= on lo cual catorce Manvantaras forman= un Día de Brahmâ o Kalpa<= /i>, debiendo entenderse por tal el intervalo desde un pralaya menor a otro.  (Doctrina Secreta, II, 321).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manubhú  (Sánscrito).-  “Nacido de Manú”= ;; hombre.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manucha o Mânucha=   (Manusha) (Sánscrito).-  Humano; perteneciante a los hombres.  Día manucha, el día ordinario de veinticuatro horas; año manucha, el años solar ordinario.  El mes lunar es designado con el n= ombre de “día de los padres” (pitrîya); el año solar, a su vez, es denominado “día de los dioses”.  (Râma Prasâd).  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manuchî  (Manushi) (Sánscrito).-  Forma fe= menina de Manucha; mujer.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mânuchi o Mânuchi Buddhas  (Sánscrito).-  Buddhas humanos, Bodhisattvas o Dhy&aacu= te;n Chohans encarnados.  [Véase: Dhyâni Buddhas.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manuchya  (Manushya) (Sánscrito).-  Hombre; humano.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manuchya-dharma  (Sánscrito).-  Condición humana.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Manuchya-loka  (S&aacut= e;nscrito).-  El mundo de los mortales o humano.=   Comprende todas las esferas materi= ales de existencia, cielo (svarga) i= nclusive.  (G.T. H.P.B.)

        &= nbsp;  

        &= nbsp;   * Manuchya-yajña  (Sánscrito).-  Ofrenda a los hombres.  Uno de los cinco sacrificios (yajñas) diarios que debe practicar el jefe de familia indo: la hospitalidad.  (Véase: Mahâyajña).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manu-ja  (Sánscrito).-  Literalmente: “Nacido de Manú”; hombre.  (= G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Manu-sanhitâ  (Sánscrito).-  “Colección de Manu”.  –Vé= ase: Mânava-dharma-zâstra, o “Libro de las leyes de Manú”.  (G.T. H.P.B.)

 

   = ;         * manusha, Manushî y Manushya.= -  Véase: Manucha, Manuchî y Manuchya.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Manvantara [o Manwantara]  (Sánscrito).-  Un período de manifestación [del universo], opuesto al pralaya (reposo o disolució= n); término aplicado a varios ciclos, especialmente a un Día de Brahmâ, que comprende 4.320.000.000 de años solares, y al rein= ado de un Manú, equivalente a 306.720.000.  (Véase: Doctrina Secreta, II, págs. 69 y siguientes.)  Literalmente significa: “Período entre dos Manús” (Manu-antara).  –[La expiración del Principio creador; el períod= o de actividad cósmica entre dos = pralayas.  Cada manvantara se divide en siete períodos o Rondas, y así cada globo tiene siete períodos de actividad durante un manvantara.  (A. B= esant, Sabiduría Antigua, 419).=   –El Manvantara, o período entre dos Manús, es una Ron= da o ciclo de existencia correspondiente a un Manú, y durante el cual exi= ste una humanidad de cierto tipo.  Catorce Manvantaras form= an un Kalpa o Día de Brahmâ= .  No obstante, los Manvantaras, así como los Kalpas, segun se expresa en el lenguaje de los Purânas, han de entenderse en sus diversas referencias, puesto que dichas edades se refieren tanto=   los grandes períodos como a los pequeños, a los Mahâkalpas y a los ciclos menores.  (Doctr. Secr., I, 396).  Estas diversas maneras de apreciación se notan sobre todo cua= ndo se comparan los datos de la ciencia ortodoxa con los de la ciencia esotérica.  (Id., II, 752).  Así es que la duració= ;n del Manvantara, considerado como una décimocuarta parte de un Kal= pa o Día de Brahmâ, sería de 308.448.000 años (o de 306.720.000, como se lee en otras partes); mientras que considerado como un ciclo de 71 Mahâ-yugas (o= Chatur-yugas), se trataría = de un período de 36.720.000 años.&= nbsp; En la actualidad nos hallamos en el séptimo Manvatara, llamado Vaiv= asvata, nombre del séptimo Manú.]&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manvantárico.-  Perteneciente a un Manvantara.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mânya  (Sánscrito).-  Honorable, venerable, respetable.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Manzana de Sodoma.-  Véase: Fruta del Mar Muerto.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mañju y Mañjula  (Sánscrito).-  Bello, agradable; famoso, reputado= ; de sonido agradable.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Mañjukezin  = (Sánscrito).-  De hermosa cabellera.  Epíteto de Krichna.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Maquom  (S&aacut= e;nscrito).-  “Lugar secreto”, en la fraseología del Zohar, un sitio oculto, ora sea referente a un objeto sagrado de un templo, ora lo se= a a la “Matriz del Mundo” o a la matriz humana.  Es un término cabalístico.  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mar de Fuego.-  Con este nombre se designa la Luz superastral (esto es, noumenal), la primera radiación de la Ra&iacut= e;z Mûlaprakriti, Substancia cósmica indiferenciada, que pasa a ser Materia astral.  El Mar de Fuego es denominado también Serpiente ígnea o de Fuego.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mâra  (Sánscrito).-  El Dios de la Tentación, el Seductor que trataba de apartar a Buddha de su Sendero.  Es denominado “Destructor= 221; y “Muerte” (del Alma).  Es uno de los nombres de Kâma, dios del amor.  [El gran Engañador, el Tent= ador o Destructor.  En las religiones exotéricas, Mâra es un demonio, un asura; pero, en la filosofía esotérica, es la Ten= tación personificada por los vicios humanos, y traducida esta palabra literalmente, significa “lo que mata” el Alma.  Es representado como un Rey (Rey d= e los Mâras), con una corona en la= cual brilla una joya con resplandor tal que ciega a cuantos la miran, figurando = este brillo la fascinación producida por el vicio sobre ciertas naturalezas.  (Voz del Silencio, I).  -Es el Diablo de los budistas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Marabut.-  Peregrino mahometano que ha estado= en La Meca; un santo, cuyo cuerpo, después de la muerte, es colocado en un sepulcro abierto erigido sobre el suelo, como las demás construccion= es, pero en medio de las calles y plazas de las ciudades populosas.  Colocado dentro del único y= pequeño recinto de la tumba (y muchos de estos sepulcros públicos de ladrill= o y argamasa pueden verse hoy día en las calles y plazas de El Cairo), la devoción de los transeúntes mantiene una lámpara siemp= re encendida sobre la cabeza del santo.  Las tumbas de algunos de estos marabuts son muy famosas por los milagros que se atribuyen a ellas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mârajit  (Sánscrito).-  “Vencedor de Mâra”.  Epí= teto de Buddha.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Mâraka  o Maraka  (Sánscrito).-  Destructor; epidemia, pestilencia, contagio, mortalidad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Marana  (S&aacut= e;nscrito).-  Muerte.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Marcionistas.-  Antigua secta gnóstica [del= siglo II], fundada por Marción, que fue devoto cristiano en tanto que ning= un dogma de creación humana vino a viciar los conceptos puramente trascendentales y metafísicos, y las creencias originales de los primeros cristianos.  Dichas creencias primitivas eran l= as de Marción.  Este negaba l= os hechos históricos (tales= como ahora se encuentran en los Evangelios) del nacimiento, de la encarnaci&oacu= te;n y pasión de Cristo, así como la resurrección del cuerp= o de Jesús, sosteniendo que tales afirmaciones no eran más que la = carnalización del simbolism= o y de las alegorías metafísicas y una degradación de la verdadera idea espiritual.  Lo= mismo que todos los demás gnósticos, Marción acusaba a los “Padres de la Iglesia”, como se lamentaba de ello el propio Ire= neo, de “forjar su doctrina (cristiana) segun la capacidad de sus oyentes, inventando cosas obscuras para los ciegos, conforme a su ceguera; para el necio, segun su necedad, y para los que están sumidos en el error, s= egun sus propios errores”.  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mârdava  (Sánscrito).-  Mansedumbre, dulzura, bondad, benignidad, ternura, docilidad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mârddhava  (Sánscrito).-  Hombre de casta vil.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mârga  (S&aacut= e;nscrito).-  “Sendero”.  El Actânga mârga [óctuple sendero], el sendero “santo” o sagrado, es el único que conduce al Nirvâna.  El óctuple sendero ha pasado más allá del séptuplo, gracias a la adición del (ahora) primero del óctuple sendero, esto es, “la posesi&oacut= e;n de las opiniones ortodoxas”, con las cuales el verdadero Yogâcharya nada tiene que ver.  [Mârga significa: vía, método, sendero.  Los cuatro senderos de liberaci&oa= cute;n conocidos en el indoísmo son: el Karma-mârga, o sendero de las obras; el Jñ= ;âna-mârga, o sendero del conocimiento; el Bhak= ti-mârga, o sendero de devoción, y el = Dhyâna-mârga, o sendero de meditación.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mârgazîrcha  (Sánscrito).-  (De mriga-zîrcha, “cabeza de antílope”).&= nbsp; Nombre derivado de una constelación de tres estrellas, figura= da por una cabeza de antílope.  Mes constituído por la segunda quincena de noviembre y la pri= mera de diciembre.  Antiguamente er= a el primer mes del año, por lo cual se le denomina también âgrahâyana “prin= cipio de año”, y es el mejor de todos porque entonces las cosechas están en sazón, y además se han mitigado los excesivos calores a consecuencia de las lluvias periódicas.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâri  (Sánscrito).-  Muerte, destrucción, ruina, pestilencia.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * María.-  Mar&iac= ute;a, Maia y Maya forman un nombre genérico.  Maia proviene de la raíz ma (= nodriza), y entre los griegos vino a significar “madre”, y aun dio su nom= bre al mes de mayo, consagrado a todas las diosas antes de que fuese consagrado= a María.  En efecto, el p= agano Plutarco expone que “mayo es consagrado a Maia o Vesta, nuestra madre tierra, nuestra nodriza y sustentadora, personificadas”.  (Doctrina Secreta, I, 426).  –María, madre de Jesús, es llamada tambié= n Mâyâ, por cuanto María es Mare, el mar, l= a gran Ilusión, simbólicamente.&nbs= p; María, además, tiene por inicial la letra M, la m&aacu= te;s sagrada de todas, que simboliza el Agua en su origen, el Gran Abismo, y en todas las lenguas, así orientales como occidentales, representa gráficamente las olas, y en el esoterismo ario, lo mismo que en el semítico, dicha letra expresa las Aguas.  (Doctr. Secr., I, 412).  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mariam  (Arábigo).-  María, entre los musulmanes= .  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mârichâ [o Mârichî] (Sánscrito).-  Hija del= sabio Kandu y de Pramlochâ, la apsa= ra-demonio del cielo de Indra.  Fue madre= de Dakcha.  Es una alegoría referente al misterio de la segunda y tercera Razas humanas.  [Véase: Pramlochâ.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Marîchi  (Mârîchi) (Sánscrito).-  Uno de l= os hijos nacidos de la mente de Brahmâ, segun los Purânas.  Los brahmanes hacen de él la luz personificada, el padre de Sûrya, el Sol, el antecesor directo de Mahâkâzyapa.  Los budistas del norte pertenecientes a la escuela Yogachârya, ven en Marîchi Deva un Bodhisattva, mientras que los budistas chinos (especialmente los taoístas), han hecho de este concepto la Reina de los Cielos, la dio= sa de la luz, regente del sol y de la luna.&n= bsp; Entre los piadosos, e iliteratos budistas, su mágica fórmula “On Marî= chi svâha” es muy poderoso.&nb= sp; Hablando de Marîchi, Eitel hace mención de “Georg= i, que explica tal término como una transcripción china del nomb= re de la santa virgen María” (!!).  Como quiera que Marîchi es e= l jefe de los Maruts [personificacione= s de los vientos] y uno de los siete Ric= his primitivos, aquella supuesta derivación parece buscada demasiado lejos.  [Marîchi significa literalmente “rayo de luz”.  Es uno de los Prajâpatis (procreadores), y uno de los ocho puntos del cielo.  En su significado esotérico, es uno de los antecesores solares de la humanidad, los Egos humanos inteligentes.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mârja o Mârjana  (S&= aacute;nscrito).-  Limpieza, purificación, absolución.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Mârkandeya  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Famoso asceta, hijo de Mrikanda; a= utor del Mârkandeya Purâna <= /i>y célebre por sus estudios y acerbas austeridades.  De él se hace frecuente mención en el Mahâbh&a= circ;rata, de él se cuenta que habiéndose unido a Bhagavat (Vichnú= ;) por medio del pensamiento, a fuerza de ascetismo y meditación, se le apareció Hari (Vichnú-Krichna) bajo la doble figura de nara y Nârâyana.  También se cuenta de él que, por el favor de Hrichikez= a, “venció a la muerte, tan difícil de vencer”, y de ahí su sobrenombre de Dîrghâyus, “el de larga vida”.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Marta  (S&aacut= e;nscrito).-  Mortal, hombre.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mârtanda o Mârttanda  (Sánscrito).-  Nombre védico del Sol [o Di= os sol, uno de los hijos de Aditi.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Martillo de Thor  [Mitología escandinava].-  Un arma que tenía la forma = de cruz svástika, y que los masones y místicos europeos designaban con el nombre de “Cruz hermética” y también con el de “Cruz jaina”= , croix cramponnée.  Es el símbolo más ar= caico y el más sagrado y universalemente respetado.  –Véase: Svastika.  [Véase, además: Isis sin velo, I, 160-161, edic. inglesa.]  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Martini.-  Profesor de filosofía en He= lmstadt, célebre por sus diatribas contra la alquimia.  Un día, en una de sus lecci= ones públicas, mientras se desataba en improperios contra los buscadores = de la piedra filosofal y aducía argumento tras argumento contras sus doctrinas, un gentilhombre extranjero que estaba allí presente le interrumpió de muy buenos modos y le propuso una discusión pública.  Despué= s de haber refutado uno por uno todos los argumentos del profesor, el gentilhomb= re pidió que le facilitaran al punto un crisol, un hornillo y plomo, y = acto contínuo operó la transmutación; convirtió dicho metal en oro y lo ofreció a su estupefacto adversario diciénd= ole: Domine, solve mi hunc syllogismum <= /i>(Señor, resuélveme este silogismo).  Esta demostración tan patente causó la completa conversión de Martini, que, en la edición siguiente de su Tratado de Lógica, se expre= sa en estos términos: “Nada diré contra la verdad de esta art= e, puesto que no puedo rechazar los testimonios de tantas personas honradas que aseguran haber visto con sus propios ojos la sublimación de los meta= les y haberla ejecutado ellas mismas.  Mentir sería aquí una locura, sobre todo para un discípulo de la Sabiduría”.  (Figuier, L’Alchimmie et les Alchimistes, pág. 246).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Martinistas.-  Sociedad fundada en Francia por un= gran místico llamado Marqués de Saint Martin, discípulo de Martínez Pasqualis.  Fue establecida primeramente en Lión, como una especie de sociedad masónica oculta, cuyos miembros creían en la posibilidad de comunicarse con los espíritus planetarios, los dioses menores y los genios de las esferas ultramundanas.  Luis Claudio de Saint Martin, nacido en el año 1743, comenzó su vida como un brillante oficial del ejército, pero abandonó la carrera militar para consagrarse al estudio y a las belles lettres, y acabó por= ser un ferviente teósofo y discípulo de Jacobo Boehme.  Trató de hacer volver la masonería a su primitivo carácter de Ocultismo y Teurgia, pero fracasó en su empeño.  En primer lugar, hizo que su “Rito rectificado” constara= de diez grados, pero éstos quedaron reducidos a siete, debido al estudi= o de las órdenes masónicas originales.  Los masones se lamentan de que Sai= nt Martin introdujo ciertas ideas y adoptó ritos “que está= n en desacuerdo con la historia arqueológica de la masonería”= ;; pero otro tanto hicieron antes que él Cagliostro y Saint Germain, lo mismo que todos los que conocían bien el origen de la francmasonería.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mârttanda.-  Véase: Mârtanda.  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Martya  (Sánscrito).-  Mortal, humano; hombre; la tierra,= el mundo de los mortales.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Martya-loka  (Sánscrito).-  El mundo de los hombres o mortales= .  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Martya-mukha  (Sánscrito).-  Literalmente: “de rostro humano”.  Un ser (kinnara, yakcha, etc.) en quien se hallan combinadas las figuras de hombre y de animal.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Marut.-  V&eacut= e;ase: Maruts.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Maruta o Mâruta  (S&a= acute;nscrito).-  Viento, aire; soplo vital.  (Véase: Maruts).  (G.T. H.= P.B.)

 

        &= nbsp;   Mârut-jivas  (S&aacut= e;nscrito).-  Las Mónadas de Adeptos que = han alcanzado la liberación final, pero prefieren reencarnarse en la tie= rra en beneficio de la humanidad.  No se los confunda, sin embargo, con los = Nirmânakâvas que ocupan un lugar mucho más elevado.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Maruts  [Marutas o Mârutas] (Sánscrito).-  Entre los orientalistas, son los dioses de la tormenta, pero en el Veda son algo muy místico.  En las enseñanzas esotéricas, por razón de reencarnarse ellos en cada Ronda, son simplemente id’enticos a algunos de los Agnichvâtta-Pitris, los Egos humanos inteligentes.  De ah&i= acute; la alegoría de que Ziva transformó las masas de carne en niños, y los denominó Maruts, para expresar hombres desprovistos de sentido transformados gracias a llegar a ser vehícul= os de los Pitris o Maruts ígneos, y por lo tanto, seres racionales.  [Marut significa: viento, aire, aliento, soplo vital.  En plural (Maruts o Marutas), = son dioses, genios o personificaciones de los vientos.  Son hijos de Rudra y de Diti, y am= igos o aliados de Indra.  Su nú= ;mero es de siete (siete veces siete, o cuarenta y ocho, segun otros), y su jefe = es Marîchi.  –V&eacut= e;ase: Diti.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Marutpâla  (Sánscrito).-  “Señor de los Maruts”: Indra, dios del firmamento.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Masben  (Caldeo)= .-  Término masónico que significa: “el Sol en putrefacción”.  Tiene una relación directa (quizás olvidada por los masones) con su “Palabra en voz baja”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mash-Mak.-  Por tradición, una palabra atlántica de la cuarta Raza, usada para expresar un misterioso fuego cósmico, o más bien Fuerza, que, segun se decía, era c= apaz de pulverizar en un segundo ciudades enteras y destruir el mundo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Masonería magnética= .-  Llamada también “Masonería iátr= ica”.  Se la describe como una Fraternida= d de sanadores (de iatriké, v= oz griega que significa “arte de curar”), y es muy frecuentada por= los “Hermanos de la Luz”, como afirma Kenneth Mackenzie en Royal Masonic Cyclopœdia.  Parece existir una tradició= n en ciertas obras secretas masónicas (así lo dice al menos Ragon,= la grande autoridad masónica) referente al hecho de que había un grado masónico titulado Or&a= acute;culo de Cos, “instituído en el siglo XVIII antes de J. C., por razón de que Cos fue el lugar donde nació Hipócrates”.  El = iatriké era una cualidad característica distinta de los sacerdotes que tenían a su car= go los enfermos en las antiguas Asclep= ias, templos en donde es fama que el dios Asclepios (Esculapio) curaba pacientes= y lisiados.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   Masora o Massorah  (Hebreo)= .-  Nombre que se aplica especialmente= a una colección de notas aclaratorias, gramaticales y críticas que = se encuentran en el margen de antiguos manuscritos hebreos, o en rollos del Antiguo Testamento.  [El objeto que se propon&iacut= e;an los rabinos al redactar dichas notas era conservar la genuina lectura e inteligencia del sagrado texto hebreo.&nbs= p; Hay el Gran Masora y el = Pequeño Masora, que es un extracto del anterior.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Masoretas.-  Llamados también melquitas.  [Gramáticos hebreos que se ocupaban en la división, estudio, acentuación, palabras, letr= as y formas gramaticales del texto hebreo del Antiguo Testamento.]  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   Masoréticos.-  Véase: Puntos masoréticos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mastaba  (Egipcio).-  La porción superior de una = tumba egipcia, que, como dicen los egiptólogos, constaba siempre de tres partes, a saber: 1) el Mastaba o capilla conmemorativa levantada sobre el suelo; 2) un hoyo de 20 a 90 pies de profundidad, que conducía por me= dio de un pasadizo, a 3) la cáma= ra sepulcral, en donde estaba el s= arcófago, que contenía la momia durmiendo su sueño de largos siglos.  Una vez enterrada la momia, se ceg= aba el hoyo y quedaba oculta la entrada.  Así dicen los orientalistas, que dividen la última mor= ada de la momia en casi los mismos principios en que los teólogos divide= n al hombre; cuerpo, alma y espíritu o mente.  El hecho es que estas tumbas de los antiguos eran simbólicas como sus demás edificios sagrados, y= que esta simbología se refiere directamente a la división septena= ria del hombre.  Pero, en la muert= e, el orden resulta invertido; y así como el Mastaba, con sus escenas de la vida diaria pintadas en las pare= des, su mesa de ofrendas, para la larva, la sombra o linga zar&icir= c;ra, era un objeto conmemorativo de los dos principios de la Vida que habí= ;a abandonado, lo que era un trí= ;o inferior en la tierra, el hoyo,= el pasadizo y la cámara sepulcral y la momia del sarcófago eran = los símbolos objetivos erigidos a los dos “principios” perecederos, la mente personal = y el Kâma, y a los tres impereced= eros, la Tríada superior, ahora fundidos en uno.  Este “Uno” era el Espíritu del bienaventurado que descansa actualmente en el Círculo feliz de Aanru.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mata  (Sánscrito).-  Pensamiento, opinión, creencia, doctrina, intención, consideración, sentencia, dictamen.=   Como adjetivo: pensado, considerado, juzgado, declarado, conocido, supuesto, aprobado.  (G.T. H.P= .B.)

 

        &= nbsp;   * Matallikâ  (Sánscrito).-  Excelencia.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Matanga  (Sánscrito).-  Una de las castas inferiores de la India; elefante; nube.  Nombre= de un personaje de que se habla en el Mah= âbhârata y en el Râmâyana.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mâtari-svan.-  Véase: Mâtarizvan.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mâtarizvan  (Mâtarishvâ) (Sánscrito).-  Un ser aéreo representado en el Rig= -veda aportando de lo alto o produciendo fuego (agn= i) para los Brighus, que son desig= nados con el nombre de “Consumidores”, y son descritos por los orientalistas como “una clase de seres míticos pertenecientes = a la clase media o aérea de los dioses”.  En Ocultismo, los Brighus son simplemente las “Salamandras” de los rosacruces y cabalistas.  [Mâtarizvan: divino personaje estrechamente asociado con Agni, dios del fuego de los Vedas.  (Doctr. Secr.,II, 431).  –Literalmente: “el que duerme en el espacio”.  = Este término se aplica al Pr&acir= c;na, en el sentido de que desempeña las funciones de registrar los actos = de los hombres.  (Râma Prasâd).  Algunos autores suponen que es el viento en general, y en el Diccionario de Burnouf se dice que es el nombre del jefe de los cuarenta y ocho Maruts que rodean el carro de Indra.  –Véase: Prometeo.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Materia.-  Espíritu y Materia son dos = polos o aspectos bajo los cuales se manifiesta el Logos.  Como Ser absoluto que es, la Divin= idad suprema, es a la vez Espíritu y Materia.  La Materia es la Madre del mundo, así como el Espíritu es el Padre.  La vida del Logos aparece como Espíritu; su Mâyâ, como Materia.  (A. Besant, Sabid. Antig., 364).  En otros términos: la naturaleza inferior del Logos, la material, es origen o matriz de todos los seres, mien= tras que su naturaleza superior, la espiritual, es el vital Elemento que los ani= ma y sostiene:  “Todos los se= res que vienen a la existencia, sean animado o inanimados, son producto de la unión de la Materia con el Espíritu”.  (Bhagavad-Gîtâ, XIII, 26).  La Materia, por lo tanto, es eterna, increada e indestructible, mientras que las formas de la misma, que constituyen el mundo de = Mâyâ o de ilusión, son creadas, transitorias y cambiantes; no son permane= ntes ni tienen verdadera realidad.  En el universo manifestado no hay materia muerta.  La Materia es viva, y así p= odemos afirmar que “no hay fuerza sin materia, ni materia sin fuerza”;= una y otra están unidas en indisoluble maridaje.  Se halla en contínuo movimi= ento, tomando forma bajo cada estremecimiento o vibración de vida y adaptándose a cada cambio de movimiento.  (Sabiduría Antigua, 55, 142).  La act= ividad esencial de la Materia consiste en su naturaleza receptiva.  Al recibir impulsos de vida, se or= ganiza en formas, y éstas se mantienen gracias a tales impulsos, mientras q= ue se disgregan en cuanto cesa dicha influencia.  (Id., 366).  La Materia es también el factor indispensable, la base o vehículo necesario, una condición sine qua non <= /i>para la manifestación de las fuerzas o agentes físicos (luz, calor, electricidad, etc.) en el plano físico.  (Doctr. Secr., I, 536).  –La= Materia ofrece diversos grados de densidad segun sea el plano o subplano al que corresponda.  Su grado de vita= lidad es asimismo muy diverso.  Así, la materia del plano mental es mucho más sutil qu= e la del plano astral, y ésta, a su vez, lo es mucho más que la del plano físico.  Por esta razón, la una atraviesa y penetra fácilmente a la otra.  En el plano físico vemos diferentes estados de materia: sólido, líquido y gaseoso, pero investigando más profundamente, encontramos un cuarto estado, el etéreo, que a su vez existe en cuatro estados perfectamente definidos como los de sólido, líquido y gaseoso.  (Sabid. Ant., 57-58).  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Segun la filosofía Sânkhya, el Prakriti o Pradhâna es la Materia primaria, caótica o inmanifestada, raíz de la Materia y causa material del universo.  Opuestamente al Purucha (Espíritu), que es simple, el Prakriti es una substancia compuesta constituída por los tres gunas (modos o cualidades), denominados respectivamente sattva,= rajas y tamas, que no son meros accidentes de la Materia, sino que son de su misma naturaleza y entran en su composición, como los ingredientes que integran un producto.  Los tres gunas se hallan únicamente difundidos en la naturaleza material; existen en toda las criaturas determinando el carácter o c= ondición individual, por la proporción en que se hallan reunidos en cada uno = de los seres.  (Véase: Gunas).  –El Prakriti es un principio ilimitado, universal, la materia cósmica, que se presenta como una masa sutil, informe, sin diferenciación o manifestación alguna.  Pero, gracias a su incesante activ= idad y a su potencia productora, es la causa material de los diferentes desarrollo= s, manifestaciones, formas o productos de la Materia.  Así, pues, la Materia se pr= esenta en dos estados distintos: 1) Materia indiferenciada, inmanifestada, caótica, informe, raíz o esencia de la Materia (Mûlaprakriti), eterna causa material del universo físico, y 2) Materia diferenciada o manifestad= a, que constituye las innumerables formas o diferenciaciones materiales accidentales o transitorias de la masa de Materia caótica o indiferenciada, formas que, después de una existencia más lar= ga o más breve, se destruyen desvaneciéndose en el océano de materia informe o caótica de donde procedieron.  El Prakriti es inconsciente, y toda su actividad se emplea exclusivamente en favor y provecho del Purucha, para su experiencia y para así conducirle al conocimiento de sí mismo.  La asociación d= el Espíritu y la Materia se ha comparado con la alianza entre un paralítico (el consciente y a la par inactivo Purucha) y un ciego (el inconsciente pero activo Prakriti).  Si el ciego lleva a cuestas a su paralítico guía, pueden los dos juntos llegar al térmi= no de su peregrinación.  –No se confunda la Materia con la Substancia.  (Véase esta palabra).  –Véase también= : Purucha, Prakriti y Mûlaprakriti.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Materialista.-  No lo es necesariamente sólo aquel que no cree ni en Dios ni en el alma, ni en la supervivencia de esta última, sino que también lo es toda persona que materializa lo puramente espiritual; aquellos que creen en una divinidad antropomórfica, en un alma capaz de arder en el fuego del infierno, = en un infierno y un cielo como localidades, en lugar de estados de conciencia.  Los “substancialistas” americanos, que constituyen una secta cristi= ana, son materialistas, como los son asimismo los “espiritualistas”.  (Glosario de la Clave de la Teosofía).&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Materializaciones.-  En espiritismo, esta palabra signi= fica la aparición objetiva de los llamados “espíritus”= de los muertos, que en ciertas ocasiones se revisten de materia; esto es, se forman para sí mismos, utilizando los materiales que tienen a mano; = que se encuentran en la atmósfera, y las emanaciones de los circunstante= s, un cuerpo temporal que tiene el parecido humano del difunto cuando estaba vivo.  Los teósofos ace= ptan el fenómeno de la “materialización”, pero rechaza= n la teoría de que ésta sea producida por “Espíritus&= #8221;, esto es, los principios inmortales de personas desencarnadas.  Creen los teósofos que cuan= do el fenómeno es verdadero y genuino –lo cual es un hecho más raro de lo que generalmente se cree- es producido por las larvas, formas astrales (eidola), “fantasmas” kâmal= ókicos de las personalidades muertas.  (Véase: Kâmadh&= acirc;tu, Kâmaloka y Kâmar&uc= irc;pa).  –Como quiera que el Kâmaloka se halla en el plano terrestre y difiere del grado de materialidad de éste sólo en= el grado de su plano de conciencia, razón por la que está oculto= a nuestra vista normal, la aparición fortuita de tales cascarones es t= an natural como la de los globos eléctricos y otros fenómenos atmosféricos.  La electricidad, como materia fluída o atómica (puesto que los ocultistas sostienen con Maxwell que es atómica), aunque invisible, existe siempre en el aire y se manifiesta bajo diversas formas, pero sólo cuando existen ciertas condiciones para “materializar” el fluído, cuando pasa de su propio plano= al nuestro y se hace objetivo.  U= na cosa parecida acontece con las formas astrales de los muertos.  Están presentes a nuestro alrededor, pero hallándose en otro plano, ellas no nos ven, como nosotros tampoco las vemos a ellas.  Pero siempre que los vehementes deseos de personas vivas, y las condiciones suministradas por las constituciones anormales de los médium se combinan entre sí, estas formas astrales son atraídas, o mejor dicho, arrancadas de su plano para caer e= n el nuestro, y se hacen objetivas.  Esto es nigromancia; ningun bien hace a los muertos, y si grave daño a los vivos, además de que se opone a una de la leyes de la Naturaleza.  La materialización eventual= de los “cuerpos astrales” o duplicados de personas vivas es una cuestión enteramente distinta.  Estos “astrales” muchas veces se toman equivocadamente por apariciones de muertos, puesto que, a semejanza del camaleón, nuestro propios “elementarios”, = lo mismo que los de los “elementales” desencarnados y cósmi= cos, adoptan a menudo la apariencia de aquellas imágenes que con mayor fu= erza tenemos en el pensamiento.  En= una palabra: en las sesiones llamadas de “materialización”, = las personas presentes y el médi= um son lo que crean la semejanza especial de las apariciones.  Las “apariciones” independientes pertenecen a otra clase de fenómenos psíquicos.  Las materializaciones se han designado también con los nombres de “manifestaciones de forma” y “estatuas-retratos”.  Llamaralas “espíritus materializados” es inadmisible, porque, en realidad, no son espíritus, sino estatuas-retratos.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Math  (Celta).-  La Naturaleza.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mathâdhipatis  (Sánscrito).-  Jefes o cabezas de varias fraterni= dades religiosas de la India, grandes sacerdotes de los monasterios.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mathana  (Sánscrito).-  Agitación, rotación.=   Como adjetivo: aflictivo, da&ntild= e;ino, destructor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mati  (S&aacut= e;nscrito).-  Opinión, creencia, parecer, sentencia, pensamiento, juicio, concepto, inteligencia, mente; determinación, consideración, estimación, propósito; meditación, devoción, culto, voto.  –Véase: Deona.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Matkarmakrit  (Sánscrito).-  Que practica obras por mí o= en honor mío.  (Bhagavad-Gîtâ).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Matpara  (Sánscrito).-  Que hace de mí su meta o fin supremo, o el objeto de sus aspiraciones; consagrado, devoto o entregado a mí; consagrado sólo a mí; entregado por completo a m&i= acute;; que piensa sólo en mí; que tiene el corazón dirigido a mí; que me mira como lo supremo; que me tiene por su principal objet= o; atento sólo a mí.  (Bhagavad-Gîtâ).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Matparama  (Sánscrito).-  Igual significado que matpara.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Matparâyana  = (Sánscrito).-  Que me tiene o considera como su f= in, meta u objeto supremo; que hace de mí el objeto de sus anhelos o aspiraciones; que está enteramente lleno o penetrado de mí; devoto, atento o consagrado a mí.&n= bsp; (Bhagavad-Gîtâ).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mâtra  (Matrâ) (Sánscrito).-<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Brevísimo período de tiempo, aplicado a la duración de los sonidos, y equivalente a un ab= rir y cerrar de ojos.  [Medida en general, límite, cantidad, tamaño, duración, medida del verso, pequeña cantidad; un poco, un momento; átomo, partícula; materia, elemento, instrumento.  Mâtra significa también “manifestación”.  Los tres mâtras so= n: el Adhi-bhûta, Adhi-daiva y Adhi-yajña, que son equival= entes al Âtma-Buddhi-Manas de l= os vedantinos.  (P. Hoult).  –Al fin de una palabra compu= esta, significa: solo, puro, simple.  –Véase: Mâ= ;trâ.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mâtrâ  (Sánscrito).-  La cantidad de una sílaba sánscrita.  [Materia, elemento, medida, límite, cantidad, tamaño, duración; = partícula, átomo.  –Vé= ;ase: Mâtra.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâtrâsparza  (Sánscrito).-  Contacto material; choque o encuen= tro de elementos materiales.  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâtri  (Sánscrito).-  Madre.  En sentido figurado: la tierra; la vaca.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mâtris  (S&aacut= e;nscrito).-  “Madres”; las madres divinas.  Son en número= de siete.  Son los poderes y aspe= ctos femeninos de los dioses [como Brahmânî, de Brahmâ; Vaichnavî, de Vichnu; Aindrî o Indrâni, de Indra, etc.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Matrices  (Alquimia).-  Los vehículos de las cosas,= bases elementarias.  (F. Hartmann).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâtrikâ  (Sánscrito).-  El Abhidharma o tercera parte del Tripitaka d= e los budistas.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Mâtripadma  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  La madre-loto; la matriz de la Naturaleza.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Matronethah  (Hebreo, Caldeo).-  Lo mismo que Malkuth o Malcuth el décimo Sephira.  Literalmente: Matrona es la “= ;madre inferior”.  <= /span>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Matsanstha  (Sánscrito).-  Que está, vive o descansa en mí; que está unido a mí; que está concentrado en mí.  (Bhagavad-Gîtâ).&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Matsara (Sánscrito).-&nb= sp; Envidioso, celoso; envidia, celos.&= nbsp; Uno de los seis pecados o pasiones capitales.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâtsara o Matsarin  (Sánscrito).-  Envidioso, celoso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Matstha  (Sánscrito).-  Que está, vive o reside en mí.  (Bhagavad-Gîtâ).&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Matsya  (S&aacut= e;nscrito).-  “Pez”.  El Matsya avatar fue la primera de las encarnaciones de Vichnú.  [Es también un nombre geográfico.]  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Matsya-Purâna  (Sánscrito).-  Uno de los Purânas que trata de la encarnación o avatar de Vichnú en forma de pez.  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Matsyodarî  (Sánscrito).-  Epíteto de Satyavatî,= madre de Vyâsa, que fue encontrada en el vientre (udara) de un pez.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Matta  (S&aacut= e;nscrito).-  Ebrio, furioso, frenético, = loco, insensato.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Mattâ  (Sánscrito).-  Bebida embriagante.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mauhûrta o Mauhûrt= ika  (Sánscrito).-  Astrólogo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maula  (S&aacut= e;nscrito).-  Voz derivada de mûla (raíz): radical.  De raza pura, de origen noble.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maulî  (Sánscrito).-  La tierra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mauna  (S&aacut= e;nscrito).-  Derivado de Muni.  –La condición de un muni; el silencio.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Mauna-vrata  (Sánscrito).-  Literalmente: “voto del muni”.  Voto de silencio= .  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Maunin  (S&aacut= e;nscrito).-  Silencioso; asceta; que practica el silencio.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Maya  (S&aacut= e;nscrito).-  Maya, Maia y María forman un nombre genérico.  (Véase: María = y Maia).  Maya es también el nombre de un a= sura, mago por excelencia, de quien se sirvieron los dioses para diversos fines, tales como la edificación de ciudades aéreas y otros hechos portent= osos de que hace mención el Bh&ac= irc;gavata-Purâna.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mâyâ  (S&aacut= e;nscrito).-  Ilusión.  El poder cósmico que hace posibles la existencia fenomenal y las percepciones de la misma.  Segun la filosofía inda, sólo aquello que es inmutable y eterno merece el nombre de realidad; todo aquello que est&aac= ute; sujeto a cambio por decaimiento y diferenciación, y que, por lo tanto tiene principio y fin, es considerado como mâya: ilusión.  [Mâyâ: Arte, poder o vi= rtud mágica extraordinaria o prodigiosa; prestigio, magia, ilusión, ficción; poder de ilusión que origina la aparición ilusoria de las cosas mundanas.  La ilusión personificada como un ser de origen celeste; la personificación de la irrealidad de las cosas mundanas; el universo objetivo o la naturaleza considerada como una ilusión.  –El poder ilusionante, la mágica potencia del pensamiento, capaz de crear formas pasajeras o ilusorias, y por el que tiene existencia el mundo fenomenal.  La potencia creadora mediante la c= ual el universo llega a la manifestación.&= nbsp; –Segun la filosofía vedânta, todo el universo vis= ible no es más que una grande ilusión (mahâ-mâyâ), puesto que tiene principio y fin y está sujeto a incesantes cambios; así como la única realidad es el Espíritu, por ser eterno e inmutable.  –Véase: María.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâyâkâra  (Sánscrito).-  Mago; actor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâyâmaya  <= /b>(Sánscrito).-  Mágico.  Un hecho o manifestación en= que hay prestigio o ilusión; ilusión creadora o mágica.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mâyâ-moha  (S&aacut= e;nscrito).-  [“Confusión o enga&nt= ilde;o causado por la ilusión”.]&nbs= p; Una forma ilusoria adoptada por Vichnú con el objeto de aluci= nar a unos ascetas daityas que, por= sus grandes austeridades, habían llegado a un excesivo grado de santidad= , y por lo mismo se habían hecho demasiado peligrosos por su poder, como dice el Vichnu-Purâna.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâyântika  (Sánscrito).-  Mágico, que produce ilusión.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Mâyâvat  (Sánscrito).-  Mágico, ilusorio.  Sobrenombre de Kansa.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâyâvi o Mâyâvin  (Sánscrito).-  Mago, charlatán.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mayâvico.-  Palabra castellanizada que deriva del sánscrito mâyâ, y equivale a “ilusorio”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mayávico, Upadhi.-  Véase: Upadhi mayávico.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mâyâvi-rûpa  (Sánscrito).-  “Forma ilusoria”, el “doble”, en filosofía esotérica; doppelgänger o per= isprit, en alemán y francés respectivamente.  [Cuerpo o forma de ilusión;= el cuerpo del plano mental inferior.  –Un vehículo o envoltura artificial formado de elementos mentales y astrales mediante un ejercicio de voluntad de un Adepto (esto es, por medio del Kriyâzakti)= , con el objeto de funcionar en dichos dos mundos o planos.  (P. Hoult).  En otros términos, segun se expresa Mrs. A. Besant: Cuerpo mental o ilusorio dispuesto para funcionar d= e un modo independiente en el mundo mental inferior, y del cual se sirve el chela, libre temporalmente de su envoltura física.  (Sabid. Ant., 150).  Este cuerpo es susceptible de trasladarse a grandes distancias en plena conciencia.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mâyâ-yoga  (Sánscrito).-  El yoga de ilusión o magia.=   (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâyâ-zakti  (Sánscrito).-  Potencia o fuerza ilusoria.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mâyin  (Sánscrito).-  Mago; que alucina o causa ilusión.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Mazda  (Zendo).= -  Véase: Ahura-Mazda.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mazdeísmo.-  Sistema religioso del Zend-Avesta, la antigua religi&oac= ute;n de los parsis, y cuyo origen, aunque posterior al del indoísmo, se remonta a la noche de los tiempos, pues los historiadores griegos asignan a= las enseñanzas de Zarathustra (o Zoroastro) unos 9.000 años antes= de nuestra era, siendo muy probable que su antigüedad sea aun mucho mayor.  Es la segunda de las religiones salidas del tronco ario.  En ella, el Fuego es símbolo del Dios supremo, emblema de la = Vida divina, y por lo tanto, el símbolo sagrado que más veneran los mazdeístas.  El Ser sup= remo es Ahura-Mazda, “trino delante de las otras criaturas”, lo supr= emo, lo universal, omnipresente, origen y fuente de vida y creador del mundo.  Ahura-Mazda, a su vez, surgi&oacut= e; de Zeroana Akerna, el Tiempo sin límites, o la Causa desconocida.  Siguen después las jerarquías de las Inteligencias celestes, dirigidas por los siete grandes Espíritus, los Amesh= aspentas, los siete dioses o arcángeles presidentes.  “Pensamientos puros, palabras puras y obras puras”: he aquí el famoso axioma de la religión de los parsis.  “La pureza es el mejor de los bienes”, dice tambié= ;n uno de sus libros sagrados.  –Para más detalles, véase: Annie Besant, Cuatro grandes Religiones.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mazdeísta.-  Voz derivada de (Ahura) Mazda.  (Véase: Spiegel, Yasna, I).  –Los mazdeístas eran = los antiguos noble persas que adoraban a Ormuzd, y rechazando las imágen= es, inspiraron a los judíos el mismo horror a toda representación concreta de la Divinidad.  Par= ece que en tiempo de Herodoto fueron sustituídos por los que profesaban = la religión de los magos.  Los parsis y guebros (geberim, homb= res poderosos, del Génesis, = VI y X, 8) parecen ser los religionarios magos.=   [Véase: Isis sin velo= , I, XXXVI.]  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mazdiasniano.-  Zoroastriano.  Literalmente: “que adora a Dios”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   M’bul  (Hebreo).-  Las “aguas del diluvio”.  Esotéricamente, las emisiones periódicas de impurezas astrales sobre la tierra; períodos de iniquidades y crímenes psíquicos, o de cataclismos morales que se presentan de un modo regular.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mecha  (Mesha) (Sánscrito).-  Primer s= igno del Zodíaco indo, correspondiente a nuestro Aries.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Medha  (Sánscrito).-  Sacrificio, inmolación.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Medhâ  (Sánscrito).-  Inteligencia, conocimiento, sabiduría, sagacidad; premio, recompensa.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Medhâvin  (Sánscrito).-  Inteligente, sagaz, sabio.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Media luna.-  Sin era el nombre asirio de la lun= a, y Sin-ai el Monte, el lugar de nacim= iento de Osiris, de Dionysos, Baco y varios otros dioses.  Segun Rawlinson, la luna era tenid= a en más alta estima que el sol en Babilonia, por la razón de que = las tinieblas precedieron a la luz= .  La media luna era, por lo tanto, un símbolo sagrado en casi todas las naciones antes de que llegara a se= r la enseña de los turcos.  = Como dice el autor de Creencia egipcia:  “La media luna … no es esencialmente una insignia mahometana.&nbs= p; Por el contrario, era una insignia cristiana, derivada, a trav&eacut= e;s del Asia, de la Astarté babilónica, Reina del cielo, o de la = Isis egipcia … cuyo emblema era la media luna.  El greco-cristiano Imperio de Cons= tantinopla tenía dicha insignia como su paladión.  A raíz de la conquista de l= os turcos, el sultán mahometano la adoptó como símbolo de= su poder.  Desde entonces, la med= ia luna se ha tomado para contraponerla a la idea de la cruz”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Medinî  (Sánscrito).-  La tierra; así llamada de la médula (meda) de los dem= onios [denominados Kaitabha y Madhu.]  Estos monstruos, saliendo del oído de Vichnú mientras éste dormía, se aprestaban para dar muerte a Brahmâ, que estaba echado en el loto que nace del ombligo de Vichnú, cuando se despertó el dios conservador y dió muerte a ellos.  Sus cuerpos, arrojados al mar, produjeron tanta cantidad de grasa y médula, que Nârâyan= a la utilizó para formar con ella la tierra.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Meditación.-  La inexplicable y ardiente aspiración del hombre interior a lo Infinito.  (H. P. Blavatsky).  –En los Aforismos de Pata&ntild= e;jali se define así:  “Meditación (dh= yâna) es la contínua y prolongada corriente de pensamiento dirigida a un objeto determinado hasta llegar a absorberse en él”.  Es una de las principales prácticas del Râja-yog= a, y sus resultados son de grandísima trascendencia, como se puede juzg= ar por estas palabras de Mrs. Annie Besant referentes a la disciplina a que de= be someterse el chela:  “El aspirante se habrá adiestrado en la meditación, y esta práctica eficaz fuera del= cuerpo físico habrá avivado y puesto en activo ejercicio muchas de l= as facultades superiores.  Durant= e la meditación habrá llegado a más altas regiones de la existencia, aprendiendo más de la vida del plano mental.  Se le enseñará a uti= lizar sus crecientes poderes en servicio de la humanidad, y durante muchas de las horas del sueño del cuerpo habrá trabajado con ahinco en el p= lano astral ayudando a las almas que la muerte ha llevado allí, aportando refrigerio a las vícitimas de accidentes, enseñando a aquellos que están menos instruídos que él y ayudando de mil mo= dos a los que necesitan de su auxilio.  De esta suerte, y segun sus humildes medios, toma parte en la benéfica obra de los Maestros, asociado a la sublime Fraternidad como colaborador en un grado por mínimo que sea”.  Sabiduría Antigua, 399-400).  –Véase: Dhy&aci= rc;na.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Medium.-  Es un ser diametralmente opuesto al Adepto.  El médium es un instrumento pasivo de influenci= as extrañas; mientras que el Adepto ejerce de un modo activo su poder sobre sí mismo y sobre todas las potenci= as inferiores.  (Isis sin velo, II, 588).  En la mediumnidad, el sujeto, por ser pasivo, está expuesto a= la influencia de cualquier entidad astral que se halle en sus inmediaciones.  De ordinario es inconsciente; nada= sabe de lo que se hace por mediación de su organismo, ni quien lo hace, ni recuerda nada de ello al despertar de su especie de ensueño.  Su estado es el de una verdadera obsesión.  Por otra par= te, los mejores médium físicos son personas enfermizas, neur&oacu= te;ticas, histero-epilépticas, o, lo que aun es peor, propensas a algun vicio anormal.  La mediumnidad, tal = como se practica en nuestros días, es un don todavía menos deseable que la túnica de Neso.  (Obr. cit., I, 488-489).  –Véase: Mediumnidad.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mediumnidad o Madiumismo.-  Pala= bra ahora admitida para designar aquel estado anormal psicofisiológico q= ue lleva a una persona a considerar como realidades las fantasías de su imaginación, así como sus alucinaciones reales o artificiales.  Ninguna persona enteramente sana en los planos fisiológico y psíquico puede jamás ser médium.  Lo que los médium ven, oyen y sienten es “real”, pero no verdadero; proviene, o bien del= plano astral, tan engañoso en sus vibraciones y sugestiones, o bien de pur= as alucinaciones, que no tienen existencia real sino para quien las percibe.  La “mediumnidad” es una especie de vulgarizada cualidad de mediador, en la que aquel que padece dic= ha facultad se supone que se convierte en un agente de comunicación ent= re un hombre vivo y un “Espíritu” desencarnado.  Hay verdaderos métodos para producir el desarrollo de esta facultad tan poco envidiable.  (Glosario de la Clave de la Teosofía.)&= nbsp; -Véase: Médium= .  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Megacosmo  (Griego).-  El mundo de la Luz astral, o segun= lo expresa con embrollados términos un masón, es “un gran mundo, no idéntico al Macrocosmo, el universo, sino algo entre éste y el Microcosmo, el pequeño mundo”, o sea el hombre.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Megha  (Sánscrito).-  Nube.  Nombre de un demonio.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Meghadvâra  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  La atmósfera.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Meghavâhana  = (Sánscrito).-  Llevado sobre una nube; un dios (I= ndra, Ziva, etc.).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Meghavanhi  (Sánscrito).-  El fuego de las nubes, el rayo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mehen  (Egipcio= ).-  Segun los mitos populares, es la g= ran serpiente que representa la parte inferior de la atmósfera.  En Ocultismo, es el mundo de la Luz astral, llamada simbólicamente la Serpiente y el Dragón cósmico.  (Véans= e las obras de Eliphas Levi, que denominó a esta Luz Serpiente del Mal y con otros nombres, atribuyéndole tod= as las malas influencias en la tierra.  [Segun P. Perret, Mehen = es la serpiente mitológica que figura en el hemisferio inferior, y que par= ece simbolizar las sinuosidades del curso del sol nocturno.  (Dict. D’ Arch. Egypt.).  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mehour o Mehur  (Egipcio).-=   “La gran plenitud”; personificación del Espacio, nombre con que se designa el principio femenino de la Divinidad.  (Pi= erret, Dict. D’Arch. Egypt.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mela  (Sánscrito).-  Reunión, asamblea.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Melekh  (Hebreo)= .-  Literalmente, “Rey”.  Un título del Sephira Tiphe= reth, la V, o vau del Tetragrammaton –el hijo del Microprosopo (la Faz menor).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Melhas  (Sánscrito).-  Una clase de dioses del fuego, o Salamandras.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Melosinæ  (Cábala).-  Espíritus elementales del a= gua, que aparecen ordinariamente en figura de mujer, pero que pueden asimismo to= mar la forma de peces o serpientes.  Tienen alma, pero no principio espiritual; sin embargo, pueden adquirirlo entrando en unión con el hombre.  (El cuarto principio uniénd= ose con el quinto.)  La forma huma= na es su verdadera forma; sus formas animales las toman prestadas.  Son designadas igualmente con el n= ombre de Ondinas.  (F. Hartmann).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Memoria.-  Por memoria en general se entiende= la facultad mental de recordar o retener el conocimiento de los pensamientos, actos y sucesos pasados; la facultad de reproducir impresiones anteriores mediante una asociación de ideas sugeridas principalmente por cosas objetivas o por alguna acción sobre nuestros órganos sensoria= les externos.  Esta facultad depen= de por completo del funcionamiento más o menos sano o normal de nuestro cer= ebro físico.  Pero memoria es un nombre genérico, además de la memoria en general, tenemos:  1) L= a recordación (remembrance); 2) lo que los ingleses llaman recollection, y talvez podríamos traducir como retentiva, y la 3) la reminiscencia.  La recordación y la retenti= va son los atributos y auxiliares de la memoria en general.  La reminiscencia es una cosa enter= amente distinta; los ocultistas y teósofos la definen diciendo que es "= ;la memoria del alma", y, por lo tanto, no es física ni pasajera, ni depende de las condiciones fisiológicas del cerebro.  La reminiscencia da al hombre la c= erteza de haber vivido antes y de tener que vivir de nuevo.  En efecto, como dice Wordsworth: "Nuestro nacimiento es sólo un sueño y un olvido; el alma que surge con nosotros, la estrella de nuestra vida, tuvo en otra parte su = ocaso, y viene de lejos".  (Clave de la Teosofía, págs. 124 y siguientes.)  Por lo antes expuesto se explica el hecho de perder el hombre la memoria de sus existencias anteriores.  Los antiguos griegos lo explicaban por medio de la ingeniosa alegoría de= l río Leteo, o río del olvido, cuyas tranquilas y silenciosas aguas tenían la virtud de hacer olvidar lo pasado.  Lo que desaparece realmente es la memoria física o cerebral, que dura sólo el tiempo de una existencia o de parte de ella, pero queda= la reminiscencia, el reflejo de los hechos pasados en la memoria del alma, com= o el perfume que deja una flor, reminiscencia muy vaga y aun del todo latente en= la inmensa mayoría de las personas, pero que en determinadas condiciones (sonambulismo, éxtasis, etc.) se despierta como recuerdo vivísimo; hasta el punto que el hombre que ha llegado a una de las etapas superiores de la evolución se da cuenta clara y puntual de la dilatada serie de sus vidas pasadas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Memrab  (Hebreo).-  En la cábala, es "la v= oz de la voluntad"; esto es, las fuerzas colectivas de la naturaleza en actividad, conocidas con el nombre de "Palabra", o Logos por los cabalistas judíos.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mendaítas  [Mandaítas o Mandeanos].-  Llamados también sabeos y cristianos de San Juan.  Esta última denominaci&oacu= te;n es incorrecta porque, segun todas las declaraciones, y aun las propias, nada absolutamente tienen ellos que ver con el cristianismo, al cual abominan.  La moderna secta de los mendaítas se halla extensamente difundida por e= l Asia Menor y en otras partes, y varios orientalistas creen con razón que = es un directo resto sobreviviente de los gnósticos.  Porque, segun se explica en el Dictionnaire des Apocryphes del ab= ate Migne (artículo "Le Code Mazarean", vulgarmente llamado Livre d'Adam), dicha palabra (que en francés se escribe Mandaïtes, nombre que ellos pronuncian Mandai), significa propiamente ciencia, conocimiento o gnosis.  Así, pues, mendaítas= son equivalentes a gnósticos (lo= c. Cit., nota pág. 3).  Segun expresa la obra antes mencionada, aunque numerosos viajeros han hablado de una secta cuyos nombres son conocidos con los diversos nombres de sabeos, cristianos de San Juan y mendaítas, y que se hallan esparcid= os en los alrededores de Schat-Etarab, en la confluencia del Tigris y el Eufra= tes (principalmente en Basora, Hoveiza, Korna, etc.), Norberg fue el primero que indicó una tribu perteneciente a la misma secta establecida en Siria= , y que es la más interesante de todas.=   Esta tribu, compuesta de 14.000 o 15.000 miembros, reside a cosa de = una jornada de distancia al Este del Monte Líbano, principalmente en Elmerkah (Lata-Kich).  Titúlanse indistintamente nazarenos y galileos, por cuanto originariamente llegaron a Siria procedentes de Galilea.  Pretenden que su religión e= s la misma que la de San Juan Bautista, y que no ha cambiado ni un ápice desde el tiempo de este santo.  En los días festivos se visten de piel de camello, duermen sobre piel de camello y comen langostas y miel, como hacía su "Padre, San Juan Bautista".  No obstante, llamaron a Jesu-Cristo impostor= , falso Mesías y Nebso (o sea= el planeta Mercurio en su parte maligna), y&n= bsp; le presentan como un producto del Espíritu de los "siete= mal dispuestos estelares" (o planetas).&n= bsp; -Véase: Codex Nazar&#= 339;us, que es su Escritura.  [V&eacut= e;ase también: Sistema bordesiano<= /i>.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mendes  (Griego).-  Nombre del demonio cabrío que la Iglesia de Roma suponía hab= er sido adorado por los templarios y otros masones.  Pero esta res cabría era un= mito creado por la mala fantasía del odium theologicum.  Nunca ha exi= stido semejante criatura, ni su culto fue jamás conocido entre los templar= ios ni sus predecesores, los gnósticos.=   El dios de Mendes, o el Mendesio griego, nombre que se daba al Bajo Egipto en los tiempos precristianos, era Ammón, el dios de cabeza de carnero, el viviente y santo espíritu de Ra, el sol dador de vida; y esto condujo a ciertos autores griegos al error de afirmar que los egipcios llamaban Mendes a la "res cabría" misma (o sea al dios de cabeza de carnero).  Amm&oacut= e;n fue, por espacio de siglos, la principal divinidad de Egipto, el dios supre= mo; Ammon-Ra, el "dios oculto" o Amen (el oculto), el Engendrado de sí mismo, que es "su propio padre= y su propio hijo".  Esotéricamente, era Pan, el dios de la Naturaleza, o la Natur= aleza personificada, y probablemente el pie hendido de Pan, el de pie de cabra, contribuyó a producir el error de que dicho dios era una res cabría.  Como quiera qu= e el altar de Ammón se hallaba situado en Pa-bi-neb-tat, "la morada de Tat o del Espíritu, Señor de Ta= t" (Rindedi, en las inscripciones asirias), los griegos adulteraron primero este nombre convirtiéndolo= en Bendes y más tarde en Mendes, derivado de "Mendesio".  Semejan= te "error" sirvió para ciertos designios eclesiásticos demasiado bien para ser apropiado, aun después de reconocido.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Menes  (Egipcio).-  Nombre egipcio de la mente, mens en latín.  (Doctrina Secreta, II, 95).  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mensa Isíaca.-  Véase: Tablilla de Bembo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mensambulismo  (Del latín mensa, mesa).-  Palabra inventada por ciertos cabalístas franceses para designar el fenómeno de las "m= esas giratorias".  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mental, cuerpo.-  Vé= ;ase: Cuerpo mental.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mente.-  Es la energía del Manas (el Pensador) que obra dentr= o de las limitaciones del cerebro físico.  (A. Besant, Sabiduría Antigua, 107.)  -Véase: Manas.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mente demiúrgica.-  Lo mismo que "Mente universal", Mahat, primer "productor" de Brahmâ, o este mismo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Menyw o Menyu  (Celta).-  Es sin disputa alguna el equivalen= te del Adam Kadmon de la Cábala, del Manú-Svâyambhuva de la India.  Lo mismo que estos dos, Menyw es testigo de la creación, y de ahí su sobrenombre de H= ijo de los Tres Gritos, de las Tres Voces, de las Tres Exclamaciones: es el Logos.  (E. Bally).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Meracha phath  (Hebreo).-  Término aplicado al "aliento" del Espíritu divino en el acto de cernerse sobre= las aguas del espacio antes de la creación.  (Véase: Siphra Dzeniutha).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mercavah o Mercabah  (Caldeo)= .-  Un carro.  Dicen los cabalistas que el Ser su= premo, después de haber establecido los diez Sephiroth [que en su totalidad= son Adam Kadmon, el Hombre arquetipo o celeste], los utilizó a guisa de carro o trono de gloria para descender con él sobre las almas de los hombres.  [Los rabinos jud&iac= ute;os daban a su serie religiosa secular el nombre de Mercavah (el cuerpo exterior, "el vehículo", o= la cubierta que encierra el alma oculta, = esto es, su ciencia secreta más elevada).  -Clave de la Teosofía, 8.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Merodach  (Caldeo).-  Dios de Babilonia, el Bel de tiemp= os posteriores.  Es hijo de Davki= na, diosa de las religiones inferiores, o la tierra, y de Hea, dios de los mare= s y del Hades, entre los orientalistas.  Pero, esotéricamente y entre los accadios, es el Gran Dios de Sabiduría, "el que resucita los muertos".  Hea, Ea, Dragón u Oannes y Merodach son uno solo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Merú  (Sánscrito).-  Nombre de una supuesta monta&ntild= e;a del centro (u "ombligo) de la tierra, en donde está situado el = Svarga, el Olimpo de los indos.  Contiene las "ciudades" = de los más grandes dioses y las mansiones de varios devas.  Geográficamente considerada, es una montaña desconocida situada al norte de los Himalayas.  Segun la tradición, el Merú era la "Región= de Bienaventuranza" de los primitivos tiempos védicos.  Se les designa igualmente con los nombres de Hemâdri (la "Montaña de Oro"), Ratnasânu ("Cima de piedra preciosa"), Karnikâchala ("Montaña de loto"), Amarâdri y Devaparvata ("Monta&ntil= de;a de los dioses").  Las enseñanzas ocultas colocan dicho monte en mismo centro del Polo Nort= e, e indican que era el sitio del primer continente de nuestra tierra, después de la solidificación del globo.  [El Meru o Su-meru es una simbóli= ca montaña elevadísima, stiuada en el mismo centro de la tierra, esto es, en el centro del Jambu-dv&= icirc;pa (India o continente indo), que a su vez se halla en medio de los otros seis continentes.  La cima de este = monte está en el cielo, su parte media en la tierra, y su base en los infiernos.  En su cumbre est&a= acute; situada la Ciudad de Brahmâ o Mansión de bienaventuranza.  -El Merú no es una monta&nt= ilde;a de tierra como las que vemos en la superficie de nuestro globo.  Es la línea divisoria que s= epara la atmósfera terrestre del aire superior, esto es, del éter p= uro; o, usando nuestra terminología, el Merú es el círculo = que limita el Prâna terrestre= .  Del lado hacia acá, el círculo es nuestro planeta, con su atmósfera; del lado hacia allá, es el Prâna = celeste, la mansión de los dioses.  El sabio Vyâsa describe el Bh&uc= irc;rloka (la tierra) como extendiéndose desde el nivel del mar hasta la p= arte de atrás del Merú.  En la faz de la llamada montaña viven los seres celestiales y, por lo tanto, el límite de la tierra es su espalda.  Esta línea es denominada montaña (parvata, achala= ), a causa de su posición fija e inmutable.  (Râma Prasâd).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Meru-danda  (Sánscrito).-  Nombre dado simbólicamente = a la espina dorsal.  (Uttara-Gîtâ, II, 13, 14).  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   Meshia y Meshiana  (Zendo).= -  El Adán y Eva de los zoroastrianos, segun el primitivo sistema persa; la primera pareja humana.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mesmer, Federico-Antonio.-  Famoso médico que redescubrió y aplicó prácticamente al hombre aquel fluído magnético que fue designado con el nombre de "magnetismo animal", y desde entonces "Mesmerismo".  Nació en Schwaben, en 1734, y murio en 1815.  Era miembro iniciado en la Fratern= idad de los Fatres Lucis [Hermanos d= e la Luz] y de Lukshoor (o Luxor), o la rama egipcia de esta última.  El Consejo de "Luxor" le= eligió -con arreglo a las órdenes de la "Gran Fraternidad"- para actuar en el siglo XVIII como un explorador usual, enviado en el últ= imo cuarto de cada siglo para instruir en la ciencia oculta una pequeña parte de las naciones occidentales.  El conde de Saint Germain inspeccionó el desarrollo de los acontecimientos en este caso; y más tarde Cagliostro fue comisionado para prestar su concurso, pero habiendo cometido una serie de desaciertos más o menos fatales, fue des= tituído de su cargo.  De estos tres personajes, que al principio fueron considerados como charlatanes, Mesmer ya está vindicado.  La justificación de los dos restantes seguirá en la próxi= ma centuria.  Mesmer fundó= la "Orden la Armonía Universal", en 1783, en la que, segun er= a de suponer, sólo se enseñaba el magnetismo animal, pero en reali= dad se exponían las doctrinas de Hipócrates, los métodos de los antiguos Asclepieia, los Te= mplos de curación y muchas otras ciencias ocultas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mesmerismo.-  Término derivado de Mesmer,= que redescubrió la fuerza magnética y sus aplicaciones prácticas.  Es una corr= iente vital que puede transmitir una persona a otra, y por cuyo medio se produce = un estado anormal en el sistema nervioso, que permite ejercer una influencia directa sobre la mente y la voluntad del sujeto o persona mesmerizada.  (Glosa= rio de la Clave de la Teosofía)= .  La referida corriente de Prâna es la energía v= ital que, especializada por el doble etéreo, emite el mesmerizador para restaurar a una persona débil y para curar las enfermedades.  (Antig. Sabid., 64).  –El mesmerismo, que en otro tiempo fue objeto de tan acerbas burlas, ha sido aceptado modernamente por la ciencia oficial, pero no sin cambiar antes su antiguo nombre por el de hipnotismo.  (Véase: Magnetismo an= imal).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Metafísica  (Del griego meta, sobre, más allá, y phisica, las cosas del mundo material externo).-  Traducir esta palabra en el sentid= o de “más allá de la naturaleza”, o sobrenatural, es olvidar el espíritu y atenerse a la let= ra muerta, puesto que es más bien fuera de lo natural, visible o concreto.  La metafísic= a, en ontología y filosofía, es el término corriente para designar aquella ciencia que trata del ser real y permanente, en contraposición al ser irreal, ilusorio o fenomenal.  (Glosa= rio de la Clave de la Teosofía.= )  -La Metafísica se ha repres= entado bajo la figura de una matrona, que, como reina de las ciencias, lleva un ce= tro en la mano; contempla un globo celeste adornado de estrellas; lleva una ven= da en los ojos, dispuesta de manera que, sin privarla de la luz de lo alto, le impide sólo mirar hacia abajo el globo de la tierra, sobre el cual está apoyada y que cubre en parte con su ropaje, para ocuparse sólo en contemplaciones más elevadas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Metamorfosis  (Del griego metamorphosis).-  Transformación de una persona o cosa en otra, o mudanza de una persona o cosa al pasar de un estado a otro distinto.  La metamorfosis se expresa en egip= cio con la palabra venir a ser, transformarse, y está simbo= lizada por el escarabajo, Khepra.  Es un atributo divino, un privileg= io prometido a los justos.  En to= dos los capítulos del Libro de l= os Muertos, el difunto pide la facultad de revestir todas las formas que le plazcan.  (P. Pierret, Dict. D’ = Arch. Egypt.)  -Véase: Metempsicosis.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Metatron  (Hebreo).-  El cabalístico “Príncipe de las Faces”, la inteligencia del primer Seph= ira, y el supuesto director de Moisés.&n= bsp; Su numeración es el 314, lo mismo que el título de la Divinidad “Shaddai”, Todopoderoso.  Es tambié= ;n el Angel del mundo de Briah y el que condujo a los israelitas a través = del desierto y, por lo tanto, es lo mismo que el “Señor Dios” Jehovah.  Dicho nombre se pare= ce a la palabra griega metathronon o “cerca del trono”.  (W.W.W.)  -[Metatron es en griego ángelos (mensajero) o el Gr= an Instructor (Doctr. Secr., III, 388).  –Este nombre se a= plica igualmente al Hombre perfecto o divino.&nb= sp; (Id., I, 362).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Metempsícosis  [Voz derivada del griego y que equivale a transmigración de las almas a otros cuerpos].-  Es el progreso del alma desde un e= stado de existencia a otro.  Vulgarm= ente se cree (y así está simbolizada) que la metempsícosis = se refiere a renacimientos en cuerpos de animales.  Es un término generalmente = mal interpretado por todas las clases de la sociedad europea y americana, incluyendo a muchos hombres de ciencia.&nb= sp; Metempsícosis deb= iera aplicarse sólo a los animales.  El axioma cabalístico: “La piedra se convierte en plant= a, la planta en animal, el animal el hombre, el hombre en espíritu y el espíritu en Dios”, halla su explicación en el Mânava-Dharma-Zâstra y= en otros libros brahmánicos.  [La creencia de los egipcios en la transmigración del alma en= los cuerpos de animales, atestiguada por Herodoto (II, 123), parece ser confirm= ada por los monumentos.  Los capítulos LXXVI a LXXXVIII del Libro de los Muertos están consagrados a la transformación del hombre en gavilán, golondrina, serpiente, cocodrilo y hasta en loto.  (Dict. D’Arch. Egypt.)&nb= sp; -“¿No es muy natural –dice el autor del Diccionario filosófico- que= todas las metamorfosis de que está cubierta la tierra hayan hecho imaginar= , en el Oriente, que nuestras almas pasaban de un cuerpo a otro?  Un punto casi imperceptible se con= vierte en gusano, este gusano se convierte en mariposa; una bellota se transforma = en una encina, un huevo en ave; la madera se cambia en fuego y en ceniza; todo= , en fin, parece metamorfoseado en la Naturaleza.  La idea de la metempsícosis= es quizás el más antiguo dogma del universo conocido”.  (Véase: Metamorfosis, Reencarnación, etc.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Metis  (Griego).-  Sabiduría.  La teología griega asociaba= Metis (Sabiduría divina) co= n Eros (amor divino). Dicha palabra –como se dice tambi&eacut= e;n- formaba parte de la divinidad de los templarios, o sea el ídolo Baphomet, que algunos autores de nota derivan de Baphe, bautismo, y Meti= s, sabiduría; mientras que otros dicen que el ídolo en cuestión representaba los dos maestros a quienes los templarios nega= ban por igual, a saber: el Papa y Mahoma.  (W.W.W.).  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Microcosmo o Microcosmos  (Del = griego mikrós, pequeño, = y Kosmos, mundo).-  El hombre que es un compendio y tr= asunto fiel del universo o macrocosmo.  El pequeño universo, entendien= do por ésta palabra el hombre, hecho a imagen de su Creador, el Macrocosmo,= o gran universo, y conteniendo todo = cuanto este último contiene.  = Ambos términos se emplean en Ocultismo y Teosofía.  (Glosario de la Clave de la Teosofía).-=   La palabra Microcosmo, o pequeño mundo, se aplica generalmente al hombre.  Un mundo más pequeño= es un microcosmo si se compara con otro más grande.  Nuestro sistema solar es un microc= osmo en comparación del Universo, y un macrocosmo si se compara con la Tierra.  De igual manera, el h= ombre es un microcosmo en comparación de la Tierra, y un macrocosmo cuando= se le compara con un átomo de materia.=   Un átomo de materia es un microcosmo, porque en él están todas las potencialidades de que puede desarrollarse un macroc= osmo si las condiciones son abonadas.  Toda cosa contenida en un microcosmo en estado de desarrollo est&aac= ute; contenida en el microcosmo en germen.  –(F. Hartmann).  –El hombre es llamado espejo del universo, imagen o reflexión de Dios; y así, el hombre repite en miniatura la evolución del universo.  (A. Besant, Sabiduría Antigua, 213).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Microprosopo o Microprosopus.-  V= oz griega que significa literalmente: “Cara pequeña” o “Faz menor”.  En su sentido metafísico más elevado, Microprosopo es Adam Kadmon, = el Hombre celeste o arquetipo; el vehículo de Ain Suph.  Igualmente se aplica dicho término al Microcosmo (Doctr. Secr., I, 235) y a la Tétrada (Id., II, 663).  Véase: Cara inferior, Faces o Caras cabalísticas, Macroprosopo, Tetragrammaton, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Micha  (Sánscrito).-  Envidia, engaño, fraude.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Middha  (Sánscrito).-  Soñolencia, torpeza, estupidez.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   Midgard  (Escandi= navo).-  La gran Serpiente de los Eddas, que roe las raíces d= el Yggdrasil, el Arbol de Vida y del Universo, segun la leyenda los antiguos escandinavos.  Midgard es la mundana Serpiente del Mal.  [Midgard, considerado desde otro pu= nto de vista, es la Tierra, mansión del hombre, en contraposición al= Asgard, morada de los dioses, y al= Utgard, residencia de los gigantes= .  Está unido con el Asgard por el puente del arco iris= .  Midgard es también la Serpiente del mundo, oculto en el océano, y cuy= os anillos o espirales rodean todo nuestro planeta.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Midrash.-  Otro nombre del Zohar.  (Doctr. Secr., III, 167).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Midrashim  (Hebreo).-  “Antiguo”; lo mismo qu= e Purâna.  Los antiguos escritos de los judíos, como los Purân= as, son desginados con el nombre de “Antiguas” (Escrituras de la India).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Migmar  (Tibet).-  El plane= ta Marte.  [Está simboliza= do por un Ojo.  –“Contemp= la como Migmar, cubriendo su ̶= 0;Ojo con un velo carmesí, pasa majestuoso acariciando la tierra adormecida”.  (Voz del Silencio, II).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Miguel.-  Es el Metatron de los cabalístas judíos.  Se le ha designado con numerosos títulos: Miguel-Jehovah, Angel de la Faz, Príncipe de las Fac= es del Señor, Gloria del Señor, Guía de Israel, Caudillo = de los ejércitos del Señor, etc.  Los católico-romanos identi= fican a Cristo con Miguel, que es su Fero= uer.  (Véase esta palabra).  –Segun la alegoría primitiva, arcaica, Miguel lucha con Satán, el Dragón, y le v= ence a él y a sus ángeles.  (Doctrina Secreta, II, 5= 03; III, 388, etc.).  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Milagro.-  Segun Chambers, es todo fenó= ;meno que excede al poder del hombre y se aparta de la acción comun de las leyes de la Naturaleza.  Webst= er está más en lo justo diciendo:  “Una desviación de las leyes conocidas de la Naturaleza”.  Sabemos por experiencia –dic= e Mr. Leadbeater- que en la actualidad el hombre conoce tan sólo una parte= muy mínima de las leyes naturales, y que, por lo tanto, suceden muchas c= osas que no alcanza a explicarse.  = Pero, apoyándonos en la analogía, así como en la observación directa, estamos completamente que dichas leyes son inmutables, y que siempre que ocurre un fenómeno inexplicable para nosotros, la falta de explicación es debida a nuestra ignorancia de tales leyes y no a ninguna contravención de las mismas.  Así es que a medida que se = va ensanchando el círculo de nuestros conocimientos, más y m&aac= ute;s se va reduciendo proporcionalmente el campo de lo milagroso.  Los que se llaman “milagros&= #8221; no son hechos que están supra vires naturœ (por encima de las fuerzas de la Naturaleza), sino simplemente efectos o manifestaciones de la Ley que están por encima= de nuestro saber y comprensión actuales.  Enseña, pues, la Teosof&iac= ute;a que no existe ni puede existir el milagro, y que negar un hecho porque nos parezca extraordinario, o declararlo imposible a priori, es una simple prueba de ignorancia.  Todo cuanto sucede es resultado de= la Ley eterna e inmutable, y muchos hay que ignoran que hay leyes en otro tiem= po conocidas y ahora desconocidas de la ciencia oficial.  No concluyen las posibilidades allí donde termina nuestro saber y nuestros alcances intelectuales, por muy grandes que nos parezcan.  Muchas novedades que nuestros abue= los hubieran calificado de sobrenaturales o milagrosas son para nosotros hechos completamente naturales, por la sencilla razón de que conocemos su mecanismo.  En vista de los sorprendentes descubrimientos que cada día hace la ciencia, ¿quién será bastante osado para decir que conocemos ya todas las leyes de la Naturaleza?  Las palabras “milagro”, “sobrenatural” y otras por el estilo figuran, por lo tanto, sólo en el vocabulario de la ignorancia.  Pero hay muchas personas, doctas al parecer, que, llevadas de un exceso de presunción y no queriendo confesar su propia ignorancia, niegan en absoluto la posibilidad de todo cu= anto excede a su limitada comprensión.&n= bsp; A tales personas se pueden aplicar las palabras que pone Goethe en b= oca de Fausto:  “Ten por cie= rto que lo que llaman talento es, a menudo, más bien fatuidad e intelige= ncia limitada”.  Aconsejan, p= ues, de consuno la prudencia y el buen sentido que, dondequiera que nos encontre= mos delante de un fenómeno natural cuya explicación nos escapa todavía, nos esforcemos en buscarla por todos los medios posibles.  –Véase: Sobrenatural, Yoga, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mîmânsâ  (Sánscrito).-  Un sistema de filosofía, un= o de los seis que existen en la India.  Hay dos escuelas filosóficas de este nombre: la primera, llam= ada Pûrva-Mîmânsâ<= /i> [o Mîmânsâ anter= ior], fue fundada por Jaimini, y la segunda, Uttara Mîmânsâ [o M&= icirc;mânsâ posterior], lo fue por un Vyâsa, y actualmente es conocida con el nom= bre de Escuela Vedânta.  Zankarâchârya fue el más eminente apóstol de esta última.  La escuela Vedânta es el más antiguo de los seis darzanas (literalmente “demostraciones”), pero aun al Pûrva-Mîmânsa no se le atribuye una antigüedad que pase del año 500 antes de J.C.  Los orientales que patro= cinan la absurda idea de que todas estas escuelas “son debidas a la influen= cia griega” quisieran asignarles una fecha posterior, con el objeto de ap= oyar su teoría.  Los Chad-darzana (o seis demostracione= s) tienen todos un mismo punto de partida y afirman que exnihilo nihil fit [de la nada, nada se hace].  –[Véase: Filosofía pûrva-mîmânsâ y Filosofía vedânta.]  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

* Mimer.-  Véase: Mimir.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

Mimir  (Escandinavo).-  Un sabio gigante, en los Eddas.  Uno de los Jotuns o Titanes.  Tenía a su cuidado un pozo (Pozo de Mimir), que contení= ;a las aguas de la Sabiduría primitiva, bebiendo de las cuales Od&iacut= e;n adquirió el conocimiento de todos los sucesos pasados, presentes y futuros.  (G.T. H.P.B.)

 

Mîna  (Minas) (Sánscrito).-  Lo mismo= que Meenam.  Duodécimo signo del Zodíaco indo, correspondiente a nuestro Piscis (los Peces).  (G.T. H.P.B.)

 

Minas.-  Véase: Mîna.  (G.T. H.P.B.)

 

Minos  (Griego)= .-  El gran Juez del Hades.  Un antiguo rey de Creta.  (G.T. H.P.B.)

 

Miölner  [o Miolner]  (Escandinavo).-  El martillo de combate de Thor (véase: Svastika), que l= os enanos fabricaron para él.  Con dicho martillo el dios venció a los hombres, lo mismo que= a los dioses.  Es la misma espec= ie de arma mágica que el Agneyastr= a indo, el arma de fuego.  (G.T. H.P.B= .)

 

Mishnah  (Hebreo)= .-  [Literalmente: instrucción = o repetición.]  La parte más antigua del Talmud judío, o ley oral, q= ue se compone de reglas secundarias para guía de los judíos, con un extenso comentario.  Su conten= ido está ordenado en seis secciones, que tratan, respectivamente, de Simientes, Fiestas, Mujeres, Daños, Cosas sagradas y Purificación.  El rabino Judas Haunasse codificó el M= ishnah en el año 140, aproximadamente, después de J. C.  (W.W.W.).  (G.T. H.P.B.)

 

Mistagogía.-  Voz derivada del griego.  –Doctrinas e interpretacione= s de los sagrados Misterios.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mistagogo  (Mystagogus, en griego).-  Jefe de los iniciados.  Sacerdote que iniciaba a los neófitos en los Misterios.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mistelten  (Escandi= navo).-  Un arbolillo o retoño con e= l que Oeder, instigado por Loke, mató a Balder.  (G.T. H.P.B.)

 

Misterios.-  En griego, teletai, consumaciones, ceremonias de iniciación o Misterios.  Eran unas ceremoni= as que generalmente se mantenían ocultas a los profanos y a las personas no iniciadas, y durante las cuales se enseñaban por medio de representaciones dramáticas y otros métodos el origen de las cosas, la naturaleza del espíritu humano, las relaciones de é= ste con el cuerpo y el método de su purificación y reposici&oacut= e;n a una vida superior.  La cienc= ia física, la medicina, las leyes de la música, la adivinación, se enseñaban todas ellas de la misma manera.  El juramento de Hipócrates = no era más que un compromiso místico.  Hipócrates era un sacerdote= de Asclepios, algunos de cuyos escritos llegaron por casualidad a hacerse públicos.  Pero los Asclepiades eran iniciados del culto de la serpiente de Esculapio, como las bacantes lo eran del dionisíaco, y ambos ritos, andando el tiempo, fueron incorporados a los eleusinos.  Los sagrados Misterios eran celebrados en los antiguos templos por l= os hierofantes-iniciados, para provecho e instrucción de los candidatos.  Los Misterios más solemnes y secretos eran seguramente los celebrados en Egipto por “la compañía de los guardadores del secreto”, como denomina Bonwick a los Hierofantes.  Ma= urice describe muy gráficamente su naturaleza en breves líneas.  Hablando de los Misterios que se celebraban en Filé (Isla del Nilo), dice que “en estas sombrías cavernas los grandes y místicos arcanos de la diosa (Isis) eran revelados al adorador aspirante mientras el solemne himno de iniciación resonaba en toda la larga extensión de estas recónditas profundidades de granito.”  La palabra “Misterios” deriva del griego muô, “cerrar la boca”, y cada símbolo relacionado con ellos tenía una significación muy oculta.  Segun afirman Platón y much= os otros sabios de la antigüedad, los Misterios eran altamente religiosos, morales y benéficos como escuela de ética.  Los Misterios griegos, los de Cere= s y Baco eran sólo imitaciones de los egipcios, y el autor de Creencia egipcia y Pensamiento moderno nos enseña que la “palabra ing= lesa chapel (capilla o capella) se dice que es el Caph-El o colegio de El, la divinidad solar.  Los tan conocidos Kabiri o Cabires estaban asociados con los Misterios.  En breves palabras, los Misterios = eran en todos los países una serie de representaciones dramáticas = en las que los misterios de la cosmogonía y de la Naturaleza, en genera= l, eran personificados por los sacerdotes y neófitos, que desempeñaban el papel de los diferentes dioses y diosas, repitiendo supuestas escenas (alegorías) de sus vidas respectivas.  Estas eran explicadas en su sentido oculto a los candidatos a la iniciación, e incorporadas en las doctr= inas filosóficas.  (G.T. H.P= .B.)

 

Misterios de Eleusis.-  Los Misterios eleusinos eran los más famosos y más antiguos de todos los Misterios griegos (excepto los de Samotracia), y se celebraban en las cercanías de la aldea de Eleusis, no lejos de Atenas.  Epifanio los hace remontar a los tiempos de Inachos (1800 antes de J. C.), y fueron fundados, como se expresa en otra versión, por Eumolpo, rey de Tracia y Hierofante.  Se celebraban en honor de Deméter, la Ceres griega y la Isis egipcia, y= el último acto de la representación aludía a una víctima sacrificial expiatoria y una resurrección cuando el Iniciado era admitido al supremo grado de Epopta.  (Véase esta palabra).  La fiesta de los Misterios empezab= a en el mes de Boëdromion (septiembre), época de la vendimia, y duraba desde el día 15 hasta el 22, o sean siete días.&nbs= p; La fiesta hebrea de los Tabernáculos, fiesta de las Cosechas,= en el mes de Ethanim (el séptimo), empezaba igualmente el día 15 y terminaba el 22 de dicho mes.  El nombre del mes = (Ethanim) deriva, segun algunos, de Adonim, Adonia, Attenim, Ethanim, y estaba consagrado a Adonai o Adonis (Thammuz), cuya muerte lamentaban los hebreos en las arboledas de Bethlehem.  El sacrificio del “Pan y del Vino” ejecutábase antes de los Misterios de la Iniciación, y durante la ceremonia se revelaban a los candidatos los misterios del Petroma, especie = de libro hecho de dos tablitas de piedra (petrai), unidas por un lado y dispuestas para abrirse como los demás libros.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (Para más detalles, v&eacut= e;ase: Isis sin velo, II, págs.= 44 y 91 y siguientes).  (G.T. H.P.B= .)

 

Misterios órficos  u Orphica  (Griego).-  Venían después de los Misterios de Baco, pero diferían mucho de éstos.  El sistema de Orfeo se caracteriza= por su purísima moralidad y severísimo ascetismo.  La teología que enseñ= ;aba Orfeo es, por otra parte, puramente inda.&= nbsp; Para él la Esencia divina es inseparable de todo cuanto es en el universo infinito, puesto= que todas las formas están ocultas en ella desde toda la eternidad.  En determinados períodos, e= stas formas son manifestadas emanando de la Esencia divina, o se manifiestan ell= as mismas.  Así, gracias a= esta ley de emanación (o evolución), todas las cosas participan de dicha Esencia, y son partes y miembros impregnados de la naturaleza divina, que es omnipresente.  Habiendo procedido de Ella todas l= as cosas, a Ella deben necesariamente volver y, por lo tanto, son menester innumerables transmigraciones o reencarnaciones y purificaciones antes de llegar la consumación final.  Esto es pura filosofía Vedânta.  Por otra parte, la Fraternidad órfica no comía alimentos animales, llevaba vestidos de lino blanco y practicaba muchas ceremonias parecidas a las de los brahmanes.  (G.T. H.P.B.)

 

* Misticismo.-  Toda doctrina envuelta en el miste= rio y en la metafísica, y que trata más de los mundos ideales que de nuestro positivo universo real.  (Glosario de la Clave de la Teosofía.)  Otra acepción de esta palabra es: el estado de la persona que se dedica m= ucho a Dios y a las cosas espirituales.  (Diccionario de la Lengua castellana).  (G.T. H.P.B.= )

 

* Místico.-  De la voz griega mystikós.  = En la antigüedad era aquel que figuraba entre los que eran admitidos en los antiguos Misterios; en nuestra época es el que practica el misticism= o y profesa ideas místicas, trascendentales, etc.  (Glosario de la Clave de la Teosofía).&= nbsp; Segun leemos en Isis sin vel= o (I, XXXVI), se da el nombre de místicos a los iniciados; pero en la = Edad Media y en períodos posteriores se aplicaba dicho término a aquellos hombres que, como Jacobo Boehme el Teósofo, Molinos el Quietista, Nicolás de Basilea y otros, creían en una comunicación interior directa con Dios, análoga a la inspiración de los profetas.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mita  (S&aacut= e;nscrito).-  Mesurado, reducido, limitado, conc= iso; dividido, distribuído; conocido, examinado; fijo, firme, sólido.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

* Mitabhâchin o Mitabhâchitri  (Sánscrito).-  Que habla poco.  En los Vedas, es un epíteto de ciertos ministros del Sacrificio.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mitadru  (S&aacut= e;nscrito).-  El mar, el océano.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mitakchara  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente, “palabra medida”.  Verso.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mitâzana  (S&aacut= e;nscrito).-  Que come poco; sobrio, frugal.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mithilâ  (S&aacut= e;nscrito).-  Nombre de una ciudad situada al N.= E. de Bengala.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mithra.-  Véase: Mitra.  (G.T. H.P.= B.)

 

* Mithuna  (S&aacut= e;nscrito).-  Par, pareja, unión.  Tercer signo del Zodíaco in= do, correspondiente a nuestro Gé= minis, o los Gemelos.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

* Mithyâ  (S&aacut= e;nscrito).-  Mítico, fabuloso, falso, fi= ngido, hipócrita.  (G.T. H.P.B= .)

 

* Mithyâchâra  (S&aacut= e;nscrito).-  Conducta indebida, incorrecta, que= obra con falsedad o hipocresía; hipócrita, falso devoto.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mithyâdhyavasiti  (S&aacut= e;nscrito).-  Perseverancia en el error; confirmación de un error por medio de un falso razonamiento.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mithyâdrichti  (S&aacut= e;nscrito).-  Visión falsa; ilusió= n; error, herejía.  (G.T. H.P.B.)

 

Mithyâvachana  (S&aacut= e;nscrito).-  Falsedad, mentira.  (G.T. H.P.B.)

 

* Miti  (S&aacut= e;nscrito).-  Medida, peso; apreciación, = valor; juicio, prueba.  (G.T. H.P.B.)=

 

* Mito  (Mythos, en griego).-  Comúnmente se entiende por = mito una fábula o ficción alegórica que encierra en el fondo una verdad generalmente de orden espiritual, moral o religioso.  Pero hay que tener en cuenta que l= os antiguos escritores daban a la voz = mythos el significado de tradición, palabra, relato, rumor público, = etc., y que la palabra latina fábu= la era sinónima de alguna cosa dicha, como sucedida en tiempos prehistóricos, y no necesariamente una ficción o invención.  (Véa= se: Doctrina Secreta, III, 33).  Los mitos tienen una doble significación.  Muchos = de ellos van resultando realidades, y la mayor parte no son invenciones, sino trans= formaciones, puesto que tienen por punto de partida hechos reales.  Los mitos –dice my atinadame= nte Pococke- está ahora probado que son fábulas en la misma proporción que los comprendemos mal, y son verdade= s en la proporción en que se l= es comprendía en otro tiempo.  Los mitos han tenido y tienen aun, para las masas populares, el valo= r de dogmas y realidades, y constituyen la base de las religiones exotéricas.  ¿De= dónde viene –dice Eugenio Talbot- ese consentimiento unánime y persistente en unas creencias fundadas en el error?  De esta ley lógica e indisc= utible de que “todo error tiene su base en la verdad”.  En otras palabras, como lo ha comprendido tan bien Otfried Müller, los mitos no son la consecuencia elaborada de un sistema, sino una creación espontánea, irreflexiva y repentina del espíritu humano en su infancia; el mito = es el antípoda de la abstracción.  Nada tiene, pues, de sorprendente = que la masa de la humanidad siga aferrada en todos tiempos al mito; éste fo= rma parte de ella misma, y cuando la humanidad llega a la edad adulta no puede renegar de las creencias de su cuna.  Los modernos estudios de Mitología comparada han aportado muchísima luz sobre la génesis del mundo, del hombre y de los dioses, así como sobre la historia y la evolución de las principales religiones del globo.  Para todo hombre pensador es de suma importancia examinar con la may= or atención los mitos bajo todo= s sus aspectos, aplicándoles cada una de las siete claves, y descubrir las verdades trascendetales ocultas en el fondo de tales ficciones.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mitra  (S&aacut= e;nscrito).-  Uno de los doce Âdityas (hijos de Aditi) o personificaciones del Sol.  En los Vedas se halla generalmente asociado con Varuna, siendo Mitra el que rige el día, y Varuna el que rige la noche.  Por la semejanza del nombre, y por= ser una forma del sol, guarda estrecha relación con el Mithra persa.  (Véase: Mitra o Mithra.)  Mitra significa también: amigo, compañero, aliado.  (G.T. H.P.B.)

 

Mitra o Mithra  (Persa).-  Antigua divinidad irania, un dios-sol, como lo demuestra el hecho de tener cabeza de león.  Este nombre exis= te igualmente en la India, y significa una forma del sol.  El Mithra persa, el que hizo salir del cielo a Ahrimán, es una especie de Mesías que, segun se espera, volverá como juez de los hombres= , y es un Dios que carga con los pecado= s y expía las iniquidades de la humanidad.  Como tal, sin embargo, se halla directamente relacionado con el Ocultismo supremo, cuyas enseñanzas = se exponían durante los Misterios mitraicos, que así llevaban su nombre.  [Esta divinidad es el principio mediador colocado entre el bien y el mal, entre Ormuzd y Ahrimán, Mithra es Khorschid, el primero de los Izeds, el dispensador de luz y de bienes, mantenedor de la armonía en el mundo y guardián protector de todas las criaturas.  Sin ser propiament= e el sol, es la representación del astro rey, y es invocado con és= te.  Por los documentos relativos a la = Persia –dice E. Bournof- sabemos que el viril (El viril de nuestras iglesias, como se sabe, es un receptáculo de metal que encierra la Hostia, y del cual, a manera de= sol radiante, emanan rayos dorados en todas direcciones) figura también en las ceremonias mazdeístas, en las cuales represent= aba a Mithra, y que Mithra no era otra cosa que la fuerza inmanente del Sol, concebido como regulador del tiempo, iluminador del mundo y agente de vida.  El Veda confirma sobradamente esta interpretación del símbolo, y da al propio tiempo el primer sentido de la fórmula cristiana per quem omnia facta sunt= (por el cual han sido hechas todas las cosas).]  (G.T. H.P.B.)

 

Mitra.-  Toca o adorno de la cabeza de un dignatario religiosos, como un obispo católico-romano; una toca que termina por arriba en dos labios, como una cabeza de pez con la boca abierta –hocico de tenca- asociada con Dagón, la divinidad babilónica, siendo de advertir que la palabra dag significa pez.  Es muy curioso que el orificio de la matriz ha sido denominado también así [os tincœ u “hocico de tenca”] en la hembra humana, y el pez está relacionado con la diosa Afrodita, que surgió del mar.  Es igualmente curioso que las anti= guas leyendas caldeas hablan de un instructor religioso llamado Oannes y Anedoto, medio hombre y medio pez, que, saliendo del mar, llegó a aquel país.  (W.W.W.)

 

* Mitratâ  (S&aacut= e;nscrito).-  Amistad.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mitravatsala  (S&aacut= e;nscrito).-  Que inspira afecto, simpático.  (G.T. H.P.B= .)

 

* Mitrayu  (S&aacut= e;nscrito).-  Afectuoso, benévolo, amigo, simpático.  (G.T. H.P.B= .)

 

* Mitta  (Pali).-=   Benevolencia compasiva.  Esta doctrina ennoblece el Budismo= y coloca a éste en un lugar eminente entre las religiones del mundo.  Esta voz es sinónima de Maitreya (véase esta palabr= a), nombre del Buddha venidero.  (Olcott, Catecismo bú= dico, 42da. Edic., pág 47).  = (G.T. H.P.B.)

 

* Mizra  (S&aacut= e;nscrito).-  Mezcla; mezclado, mixto, vario, múltiple.  (G.T. H.P.B.= )

 

Mizraim  (Egipcio= ).-  Nombre del Egipto en tiempos antiquísimos.  Este nom= bre está ahora relacionado con la masonería.  –Véase el rito de Miz= raim y el rito de Menfis en las Enciclopedias masónicas.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mizraka  (S&aacut= e;nscrito).-  Paraíso, jardín cele= ste; canto.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mizrakâvana  (S&aacut= e;nscrito).-  El paraíso de Indra.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mizrita  (S&aacut= e;nscrito).-  Mezclado, adicionado; respetable.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

Mlechchha  (S&aacut= e;nscrito).-  Paria, descastado.  Este nombre se aplica a los extran= jeros (bárbaros) en general y a los que no son arios.  (G.T. H.P.B.)

 

Mnevis  (Egipcio= ).-  El otro Mnevis, hijo de Ptah, y símbolo del dios-sol Ra, de igual modo que se suponía que Apis era Osiris en la sagrada forma de toro.&nb= sp; Su residencia estaba en Heliópolis, la ciudad del sol.  Era negro, y llevaba sobre los cue= rnos el sagrado urœus [á= spid] y el disco. 

 

Mobeds  (Zendo).= -  Sacerdotes zoroastrianos o parsis.=   [Véase: Mago.]  (G.T. H.P.= B.)

 

* Modalismo.-  Doctrina por primera vez expuesta = por Sabellius, de que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son tres personas distintas, sino sólo tres diferentes modos de manifestación.  (G.T. H= .P.B.)

 

* Mogha  (S&aacut= e;nscrito).-  Vano, inútil.  (G.T. H.P.B.)

 

* Moghajñâna  (S&aacut= e;nscrito).-  De vano saber o conocimiento.  (G.T. H.P.B.)

 

* Moghakarman  (S&aacut= e;nscrito).-  De acciones vanas.  (G.T. H.P.B.)

 

* Moghâza  (S&aacut= e;nscrito).-  De vanas esperanzas.  (G.T. H.P.B.)

 

* Moha  (S&aacut= e;nscrito).-  Ilusión, error, engañ= ;o, ofuscación, confusión, turbación, insensatez; inconsciencia, ignorancia; perplejidad; apatía; olvido, negligencia, descuido; pena, tormento.  Es sinónimo de asmitâ= , uno de los cinco “sufrimientos” de Patañjali.  (G.T. H.P.B.)

 

* Moha-jâla  (S&aacut= e;nscrito).-  La ilusión del mundo de los objetos de los sentidos.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

* Moha-mantra  (S&aacut= e;nscrito).-  Un mantra que crea un encanto o ilusión.  (Id.).  (G.T. H.P.B.)

 

* Mohana  (S&aacut= e;nscrito).-  Error, confusión, enga&ntil= de;o, ilusión; que causa confusión, error, o engaño; falaz, engañoso, ilusorio.  (G= .T. H.P.B.)

 

* Moha-zâstra  (S&aacut= e;nscrito).-  Doctrina falsa o que induce a error.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mohin  (S&aacut= e;nscrito).-  Que turba el entendimiento o los sentidos; que causa vértigo o delirio.  (G.T. H.P.B.)

 

* Moira  (Griego)= .-  Equivalente al Fatum latino: hado, destino, el poder que gobierna las acciones, los sufrimientos, la vida y las luchas humanas.  Pero Moira no es Karma, es sólo una= de sus fuerzas-agentes.  [Para más detalles, véase: = Doctr. Secr., II, 639, nota 3.]  = (G.T. H.P.B.)

 

Moisés.-  Hay datos que hacen creer que los = libros atribuídos a Moisés fueron escritos en Babilonia durante el cautiverio de los israelitas, o inmediatamente después de Esdras.  En efecto, en dichos escritos no s= e ven más que terminaciones persas y caldeas: Babel, puerta de Dios; = Phegor-beel o Beel-phegor, dios del abismo;= Zebuth-beel o Beel-zebuth, dios de los insectos; Bethel, casa de Dios; D= aniel, juicio de Dios; Gabriel, hombre= de Dios; Jahel, afligido de Dios; Jaiel, vida de Dios; Israel, que ve a Dios; Oziel, fuerza de Dios; Rafael, socorro de Dios; Uriel, fuego de Dios.  (Dicc. Filos., art. Moisés)= .  Hace mucho siglos que las fá= ;bulas orientales atribuían a Baco todo lo que los judíos han dicho = de Moisés.  En efecto: alg= unos eruditos escritores, tales como Vossius, M. Huet y el padre Tomassin, han h= echo notar curiosos puntos de semejanza entre el dios Baco y el renombrado legis= lador del pueblo hebreo:  1) Baco nació en Egipto, y tuvo dos madres: la ninfa Semele y su propio padre Júpiter, que recogió al niño del seno de su madre, mue= rta por un rayo, y lo guardó encerrado en su muslo hasta el día d= e su nacimiento.  Moisés nació en Egipto y tuvo también dos madres, una que le dio a l= uz, y otra que le adoptó.  = 2) Baco fue hallado expuesto en la isla de Naxos.  Esta circunstancia le valió= el sobrenombre de Myfas, que significa “salvado de las aguas”.  Moisés fue abandonado en la orilla del Nilo, y por haber sido salvado de las aguas, se le llamó Moisés, de mo, que en eg= ipcio significa “agua”, e yse= s, “salvado”.  3) Baco pasó el Mar Rojo con un ejército compuesto de hombres y mujer= es para ir a la conquista de las Indias.  Moisés atravesó tambien dicho mar con una hueste compu= esta igualmente de hombres y mujeres, para dirigirse a la tierra de Promisión.  4) Baco, lo= mismo que Moisés, cambió las aguas en sangre.  5) La fábula dota de cuerno= s al dios Baco y le pone en la mano un tirso temible.  Moisés tenía sobre la frente dos rayos luminosos y llevaba en la mano una vara milagrosa.  6) Baco fue criado en una monta&nt= ilde;a denominada Nisa.  Moisés pasó cuarenta días en el monte Sinaí, del cual parece = ser Nisa un anagrama.  7) Baco se vegó de Penteo, rey de Tebas, que se oponía a la introducción del culto de dicho dios en su reino.  Moisés castigó a Faraón, que no quería permitir que saliese el pueblo de Dios = para ir a celebrar sacrificios; y por último, Baco plantó la viña en diversos parajes, y en los días de Moisés, los exploradores que éste envió a la tierra de Canaán regresaron con un enorme racimo, que dos hombres llevaban en un varal.  (Connaissance de la Mythologie, Lyon, 1817, página 83).  (G.T. H.P.B.)

 

Mokcha  (Moksha) (Sánscrito).-  “Liberación”.  Liberación de los ví= nculos de la carne y de la materia, o de la vida en esta tierra.  [Véase: Mukti.]  Lo mismo = que Nirvâna; un estado post-mortem de reposo y bienaventu= ranza del Alma-peregrino.  [Mokcha significa: liberació= n, desligamiento, emancipación, salvación; es la liberació= ;n definitiva de los lazos del cuerpo y de la materia en general, y consecutivamente, liberación de los dolores de la existencia mundana.  En tal estado, el Espíritu individual, exento de toda nueva reencarnación, es absorbido en el Espíritu universal.=   Esta liberación final, por lo tanto, es considerada como la suprema bienaventuranza.  Dicha palabra tiene aun otras acepciones: muerte; justicia, equidad, equilibrio, etc.  –Véase: Mukti.]  (G.T. H.P.B.)

 

* Mokcha-dharma  (S&aacut= e;nscrito).-  Título de la tercera parte = del Zânti-Parvan del Mahâbhârata.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mokcha-jñâna  (S&aacut= e;nscrito).-  Conocimiento salvador, o que da la salvación.  (G.T. H.P.B= .)

 

Mokchopâya  (Mokcha-upâya) (Sánscrito).-  Devoto q= ue no piensa más que en la liberación final.  (G.T. H.P.B.)

 

* Moldes.-  Se da en Egipto este nombre a unas tablillas de piedra calcárea que en realidad no son moldes, sino fig= uras impresas.  Todas estas tablill= as llevan la imagen del ave Bennou, avefría o frailecillo, tipo del fénix que renace de sus ceniz= as, y son, por lo tanto, un emblema de reproducción o renovación.  Parecen in= dicar que la momia que acompañan dará nacimiento a un nuevo ser destinado a recorrer una nueva existencia.=   (Pierret, Dict. D’Arch. Egypt.).  (G.T. H.P.B.)

 

* Moloch.-  Véase: Baal.  (G.T. H.P.B= .)

 

Momia.-  Nombre que se da a los cuerpos hum= anos embalsamados y conservados segun el antiguo método egipcio.  La manera de practicar la momificación es un rito de suma antigüedad en la tierra de los Faraones, y era considerada como una de las ceremonias más sagradas.=   Era, además, una operaci&oa= cute;n que demostraba grandes conocimientos de química y cirugía.  Vemos momias que cuentan má= s de cinco mil años tan bien conservadas y frescas como cuando acababan de salir de las manos de los parashist= as.  [Las momias de Tebas conservan una flexibilidad notable y se pueden doblar sin romperse; en algunas de ellas, = el dedo se hunde todavía en la carne.&= nbsp; La mano izquierda está adornada con sortijas y escarabajos.  (Véase: Escarabajo).  Las = momias de Menfis estaban frecuentemente cargadas de amuletos y escarabajos, y a su lado, o entre sus piernas, se habían depositado en el ataúd papiros (ejemplares del Libro de los Muertos); varios de estos manuscritos estaban medio desarrollados y extendidos desde la cabeza hasta los pies de la momia.  (Dict. D’Arch. Egypt.).]  (= G.T. H.P.B.)

 

Mónada  [Del griego monas, unidad.].-  La Unidad, lo uno; pero en Ocultis= mo significa muchas veces la Tríada unificada.  Âtma-Buddi-Manas, o la Duada Âtma-Buddhi, la parte inmortal del hombre que se reencarna en los reinos inferiores y progr= esa gradualmente a través de ellos hasta el hombre, y después has= ta la meta final: el Nirvâna= .  [La Mónada es la Chispa div= ina, el Jîva, el Yo, el Rayo d= el Principio Absoluto único, universal; el hálito o la vida exha= lada del Logos.  Aunque una en esencia, penetra en = todos los planos y regiones del ser y se encarna en todas las formas al recorrer = los arcos descendente y ascendente (involución y evolución).  Por este motivo se la designa, seg= un los casos, con los nombres de Mónada elemental, mineral, vegetal, animal, humana, de un Espíritu planetario, etc.  Contiene en germen o estado latent= e los atributos y poderes divinos, poderes que se van manifestando en virtud de l= as impresiones nacidas del contacto con los objetos del universo con que la Mónada se pone en relación.&= nbsp; (Doctr. Secr., passim).  Se la llama Mónada tanto si= se trata de la Mónada del Espíritu-Materia (Âtmâ), como si de la Mónada de la forma (Âtmâ-Buddhi) o de la Mónada humana (Âtm&aci= rc;-Buddhi-Manas).  En cada uno de estos casos, es una unidad y obra como una unidad, lo mismo si tiene un solo aspecto como si ti= ene dos o tres.  (A. Besant, Sabid. Antig.).]  (G.T. H.P.B.)

 

* Mónada animal.-  Véase: Mónada.  (G= .T. H.P.B.)

 

* Mónada cósmica.-  Buddhi.  –(Véase: Doctr. Secr., I, 200).  (G.T. H.P.B.)

 

* Mónada divina.-  Véase: Âtman.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mónada dual.-  Este término, usado entre l= os estudiantes de Ocultismo de la escuela Âryâsanga, se aplica al Âtma-Buddhi.=   (G.T. H.P.B.)

 

* Mónada espiritual.-  Es una, universal, infinita e indivisible, cuyos Rayos, no obstante, forman lo que, en nuestra ignorancia, llamamos “Mónadas individuales” de los hombres.  (Doctrina Secreta, I, 200).  S&oacut= e;lo existe en un estado latente por com= pleto.  (Id., II, 83).  (G.T. H.P.B.)

 

* Mónada humana.-  Es el conjunto de Âtma-Buddhi-Manas.  Estos tres principios constituyen la parte inmortal del hombre, el Yo superior, que transmigra sucesivamente de un cuerpo a otro, hasta alcanzar = la liberación final, o sea su completa emancipación de la materi= a.  –Véase: Mónada.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mónada individuales= .-  Véase: Mónada espiritual y Mónada universal.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

* Mónada mineral<= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>.-  Véase: Mónada.  (G= .T. H.P.B.)

 

* Mónada universal.-  El Logos, del cual emanan, a modo de Chispas o Rayos, las Mónadas individuales.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mónada vegetal<= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>.-  Véase: Mónada.  (G= .T. H.P.B.)

 

Mónadas ex-lunares.-  Nombre introducido por Mrs. Besant= (Genealogía del Hombre) para diferenciar a los Seres más avanzados (los Barhichads y los Pitris= solares) las siete clases inferiores de entidades de la Cadena lunar, a que= se alude frecuentemente, en la Doctr. = Secr., con el nombre de “Pitris lunares”.  (Powis Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

* Monádica, esencia.-  Véase: Esencia monádica.  (G.T. H.P.B.)

 

Monas  (Griego)= .-  Lo mismo que la palabra Mónada: “Uno”, = una unidad.  En el sistema pitagórico, la duada emana del Monas superior y único, que, por lo tanto, es la “Causa primera”.  (G.T. H.P.B.)=

 

* Monismo.-  El Monismo, o doctrina de la Subst= ancia única, es la más sutil forma de psicología negativa, q= ue uno de sus defensores, el profesor Bain, denomina acertadamente “materialismo disfrazado”.&nbs= p; Esta doctrina, que admite el pensamiento y los fenómenos ment= ales como radicalmente contrastados con la materia, los considera como los dos l= ados o aspectos de una sola y misma substancia en algunas de sus condiciones.  (Doctr. Secr., I, 149-150).  Llámase tambien Monismo o Advatismo (no dualismo) una de las escuelas de la filosofía Ved= ânta.  Esta escuela admite la doctrina de= la unidad o identidad del Âtm&ac= irc; humano con el Paramâtmâ= , esto es, la identidad del Espíritu universal; doctrina que se halla resumida y formulada en la palabras:  “Tú eres Aquello (Brahman)”  (Tat twam asi.)  Véase: = Advaita.  (G.T. H.P.B.)

 

Monjas.-  Había monjas en el antiguo Egipto, lo mismo que en el Perú y en la antigua Roma pagana.  Eran las “esposas vírgenes” de sus respectivos dioses (solares).  Como dice Herodoto, “las esp= osas de Ammon están excluídas de todo trato con los hombres”; son “las esposas del ciclo”, y virtualmente vienen a ser muertas para el mundo, exactamente como lo son ahora.  En el Perú eran “puras vírgenes del Sol”, y en algunas inscripciones se habla de las = pallakistas de Ammon Ra diciendo q= ue ellas son las “esposas divinas”.  La hermana de Ounnefer, primer pro= feta de Osiris durante el reinado de Ramses II, es descripta como “Taia, señora Abadesa de Monjas”.&nb= sp; (Mariette Bey).  (G.T. = H.P.B.)

 

* Mono.-  Opuestamente a lo que afirman vari= os naturalistas modernos, el hombre no desciende del mono o de algun antropoid= e de la presente especie animal, sino que el mono es un hombre degenerado.  –Véase: Doctr. Secr., I, 212, II, 757, etc= .  (G.T. H.P.B.)

 

Monogenes  (Griego)= .-  Literalmente: “unigénito”; un nombre de Proserpina y de otros dioses y diosas.  (G.T. H.P.B.)

 

* Monogénesis.-  Literalmente: “generaci&oacu= te;n única”.  Generación directa, en la cual los seres vivos se reproducen directamente, y con fases de desarrollo idéntico, por huevo o por óvulo, en oposición con la digénesis o generació= ;n alternante.  (Van Beneden).  (G.T. H.P.B.)

 

* Monogenismo.-  Doctrina antropológica segu= n la cual toda la familia humana desciende de un tipo primitivo y único.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'> 

 

* Monograma de Cristo.-  Véase: Crismón.  (G.T. H.P.B.)

 

* Monoteísmo  (Del griego monos, único, y = Theos, Dios).-  Doctrina teoló= gica de los que no reconocen más que un solo Dios, opuestamente a los politeístas, que admiten la existencia de muchos dioses.  (G.T. H.P.B.)

 

* Monstra  (Latín).-  Véase: Monstruos.  (G.T. H.P.B.)

 

* Monstruos.-  Seres no naturales –generalm= ente invisibles-, que pueden provenir de la corrupción o de una uni&oacut= e;n sexual contranatural, de la putrefacción (astral) del esperma, o de = los efectos de una imaginación morbosa.=   Todas estas cosas y otras parecidas pueden pasar del estado simpleme= nte subjetivo al estado objetivo, puesto que “objetivo” y “subjetivo” son términos relativos, y se refieren m&aacu= te;s bien a nuestra capacidad para percibir tales seres, que a cualidades esenci= ales suyas propias.  Lo que puede s= er puramente subjetivo para una persona que se halle en un estado de existencia determinado puede ser completamente objetivo para otra que se halle en un estado distinto.  Así, = por ejemplo, en el delirium tremens= , la locura, las alucinaciones subjetivas le parecen objetivas al paciente, mien= tras que, durante nuestro sueño, todo lo que nos parecía ser objet= ivo en estado de vigilia desaperece y cesa de ser objetivo para nuestra conciencia.  (F. Hartmann).  (G.T. H.P.B.)

 

* Montanismo.-  Herejía que apareció= en la iglesia cristiana en la última mitad del siglo II, fundada por el profeta y “enviado de Dios” Montano de Frigia, que promovi&oacu= te; una reacción en favor de la antigua ascética severidad y disciplina eclesiásticas.  (G.T. H.P.B.)

 

* Monte Merú.-  Véase: Merú.  (G.T. H.= P.B.)

 

* Moral egipcia.-  Los egipcios eran amables, benévolos y caritativos.  Se conocen varios tratados de moral de aquel país: las Máximas de Ptah-hotep, las Máximas del escriba Ani, etc.  El papiro demótico del Louv= re contiene asimismo excelentes máximas morales.  (G.T. H.P.B.)

 

Moral irania.-  La obrita que tiene por tít= ulo Antigua moral irania y zoroastriana, compilada por Mr. Dhunjibhoy Jamsetjee Medhora, teósofo parsi de Bom= bay, es un excelente tratado de repleto de las más sublimes enseña= nzas morales, en inglés y gujerati, y dará a conocer al estudiante, mejor que muchas otras obras, la ética de los antiguos iranios.  (G.T. H.P.B.)

 

Moriah, Monte.-  El sitio que ocupaba el primer tem= plo de Salomón en Jerusalén, segun la tradición.  A dicho monte se encaminó A= braham para ofrecer en sacrificio a su hijo Isaac.  (G.T. H.P.B.)

 

Morya  (S&aacut= e;nscrito).-  Una de las casas budistas reales de Magadha, a la cual pertenecían Chandragupta y su nieto Azoka.  Es también el nombre de una= tribu râjput.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mosaico.-  Adjetivo que se aplica a lo perteneciente o relativo a Moisés.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

 

Môt  (Fenicio= ).-  Lo mismo que ilus, légamo o barro, el caos primordial.  Palabra empleada en la cosmogon&ia= cute;a etrusca.  (Véase: Ilus y Suidas).  (G.T. H.= P.B.)

 

Mout o Muth=   (Egipcio).-  La diosa-madre; la diosa primordial, puesto que “todos los dioses han na= cido de Muth”, como se ha dicho.  Astronómicamente, es la luna.  [Véase: Chnoupis.]  (G.T. H.P.B.)

 

* Mrigaziras  (S&aacut= e;nscrito).-  El quinto asterismo lunar, figurad= o por una cabeza de antílope (mrig= a).  (G.T. H.P.B.)

 

* Mrit  (S&aacut= e;nscrito).-  La tierra; barro.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mrita  (S&aacut= e;nscrito).-  Muerte; mendicidad.  Como adjetivo: muerto.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mrityu  (S&aacut= e;nscrito).-  La muerte.  Epíteto de Yama, dios de los muertos.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mrityusainya  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente: “ejérci= to de la muerte”: las pasiones, en  lenguaje búdico.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mu  (Sensar)= .-  La palabra mística (o mejor dicho, una parte de ella) en el Budismo del Norte.  Significa la “destrucci&oacu= te;n de la tentación” durante el curso de la práctica del Yoga.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mû  (S&aacut= e;nscrito).-  Lazo, vínculo.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mud  (S&aacut= e;nscrito).-  Alegría, júbilo; del= irio, embriaguez.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mudâ  (S&aacut= e;nscrito).-  Alegría, gozo, júbil= o; deleite.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mûdha  (S&aacut= e;nscrito).-  Turbado, confuso; errado, cegado; = iluso, insensato, irracional.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mûdhagrâha  (S&aacut= e;nscrito).-  Que tiene la imaginación extraviada; idea o intención desacertada; comprensión errónea.  (G.T. H.P.B.)=

 

* Mûdhasattva  (S&aacut= e;nscrito).-  Insensato.  (G.T. H.P.B.)

 

* Mudita  (S&aacut= e;nscrito).-  Alegre, gozoso, contento, complacido.  –Entre los budistas, una de las cinco clases de meditación; la meditació= n de la alegría o del gozo.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

Mudrâ  (S&aacut= e;nscrito).-  Llamado sello místico.  Sistema de signos secretos que se = hacen con los dedos.  Estos signos i= mitan antiguos caracteres sánscritos de mágica eficacia.  Usados primeramente en la escuela = yogârcharya del Budismo del = Norte, fueron más tarde adoptados por los tantrikas indos, que con frecuencia han hecho un mal uso de ellos para fines de magia negra.  [Mudrâ es también una práctica del hatha-yoga, que consiste en cierto número de actitudes y contorsiones de los miembros del cuerpo.]  (G.T. H.P.B.)

 

Muérdago.-  Este curioso vegetal, que crece sólo como un parásito en varios árboles, como el manza= no y la encina, era una planta mística en diversas religiones antiguas, y sobre todo en la de los druidas celtas.&nb= sp; Sus sacerdotes cortaban el muérdago en ciertas estaciones, con muchas ceremonias y sirviéndose sólo de una falce de oro especialmente consagrada.  His= lop insinúa la idea, a modo de explicación religiosa, de que sien= do el muérdago una Rama que brota de un Arbol-Madre, fue adorado como u= na Rama divina salida de un Arbol terrestre, la unión de la divinidad c= on la humanidad.  El nombre de es= ta planta en alemán significa “todo lo cura”.  Compárese la Rama de Oro de= la Encida, de Virgilio (VI, 126) y Pl= inio, Hist. Natur. (XVII, 44): Sacerdos cándida veste cultus a= rborem scandit, falce aurea demetit.  [Un sacerdote vestido de blanco sube al árbol y corta el muérdago con una falce de oro.]&nbs= p; (W.W.W.)  -[Entre los druidas, esta planta parásita simboliza el sacrificio divino, el descenso del Espíritu a la Materia.]  (G.T. H.P.B.)

 

* Muerte.-  Para todos los que están plenamente convencidos de que la entidad humana no está constituída principalmente por el cuerpo físico, y que éste no es más que una simple envoltura pasajera del hombre eterno, o sea de la individualidad, la muerte no existe, es un sueño= ; es la mayor de las ilusiones de la tierra, porque no es otra cosa que un mero cambio de estado en las condiciones de la vida perenne e incesante, un camb= io de existencia que da al hombre una liberación parcial, puesto que, c= on el abandono y desintegración del cuerpo grosero, se libra de la más pesada de las cadenas que le esclavizan.  Lo que llamamos “muerte̶= 1; es un nacimiento a otra vida superior, más amplia; un retorno a la verdadera patria del alma, tras un breve destierro en la tierra, el paso de= sde la prisión del cuerpo a la libertad del aire de lo alto.  La muerte, en fin, es el trá= ;nsito de la vida objetiva, material, a la vida subjetiva, esto es, a la verdadera vida del alma.  Nada, pues, más ilógico, más absurdo, que ese aparato fúneb= re, tétrico, con que se suele revestir la muerte en nuestro tiempos excesivamente materialistas.  Véase: Sabid. Ant., págs. 206-207.  –Véase también:=   Kâmaloka, Devach&aacut= e;n, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Segun expresa una fórmula que se halla en las inscripciones funerarias, los egipcios “amaban la vida y detestaban la muerte”.  Así es que tenían mu= cho cuidado al alejar la idea de la muerte, hasta el extremo de que en los text= os no figura dicha palabra.  La aniquilación era considerada como el supremo castigo de los malvados; los justos no bajaban a la tumba más que para prepararse allí para nuevas existencias.  La región infernal es la tierra de los vivientes, y en las inscripciones tumularias, el nombre del difunto va muchas veces se= guido del epíteto reviviente.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (Pierret, Dict.de Arch. Egypt.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Muerte del alma.-  Véase: Segunda muerte.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Muerte segunda.-  V&eacut= e;ase: Segunda muerte.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Muertos vivientes.-  Así se hallan calificados e= n la Voz del Silencio, II, los hombres = que ignoran la Sabiduría y las verdades esotéricas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Muhira  (Sánscrito).-  Amor, deseo; Kâma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Muhurta  (Sánscrito).-  La trigésima parte del día, o sea unos 48 minutos; un momento, un tiempo breve.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mukha  (S&aacut= e;nscrito).-  Boca, rostro; voz, sonido; dirección; principio, medio; el Veda (salido de la boca de Brahma).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mukhya  (S&aacut= e;nscrito).-  Jefe, caudillo; primero, primario, principal, el mejor.  –E= n los Purânas, es la cuarta creación, o sea la del reino vegetal.  Se llama Mukhya o “primaria” porque da principio a la serie = de cuatro.  Es, pues, el punto me= dio entre los tres reinos inferiores y los tres superiores, que representan los siete reinos esotéricos del Kosmos y de la Tierra.  (Doctr. Secr., I, 490).  (G.T. H.P= .B.)

 

        &= nbsp;   * Mukhya-Kârana  (Sánscrito).-  Causa principal.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mukhya-prâna  (Sánscrito).-  El Prâna principal.  La manifestación objetiva del Âtmâ en el cuerpo.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mukta  (S&aacut= e;nscrito).-  Libre, libertado, emancipado, exen= to; beatificado o salvado.  El can= didato al Mokcha (liberación de= las trabas de la carne, de la materia o de la vida en esta tierra).  [El Espíritu libre de la existencia condicionada, o libre de los lazos del cuerpo.]  Véase: Mukti.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Muktasanga  (Sánscrito).-  Libre de interés o de apego; exento de deseos.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Muktâtman  (Sánscrito).-  El Espíritu desligado de la materia.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mukti  (S&aacut= e;nscrito).-  Liberación de la vida senciente.  (Véase: Mukta).  [Exención, emancipaci&oacut= e;n, liberación de los sufrimientos de la vida terrestre; liberació= ;n final; beatitud; Nirvâna.=   Sinónimo de Mokcha.]  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mukti-marga  (Sánscrito).-  Sendero de liberación.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mukunda  (Sánscrito).-  Piedra preciosa.  Epíteto de Vichnú y = de Krichna.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mûla  (Sánscrito).-  Raíz, base, fundamento; ori= gen, principio, causa; principal, original.&nbs= p; Nombre del décimonono asterismo lunar que corresponde a la co= la del Escorpión.  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mûladhâra  = (Sánscrito).-  El centro o chakra inferior de distribución de las corrientes, llama= do en lenguaje poético “loto inferior”, situado en la extremidad inferior de la médula espinal, y opuesto al sahasrâra o “loto superior”, situado en el cerebro.&nb= sp; Segun leemos en el Diccionar= io de Términos teosóficos de Powis Hoult, es el loto fundamenta= l de los yoguis, donde está latente el Kundalinî.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mûladhâra-chakra  = (Sánscrito).-  El plexo sacro.  Véase: Mûladhâra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mûlakârana  (Sánscrito).-  La primera causa; la causa fundamental.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mûlakarman  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Operación mágica.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mûlaprakriti  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente: “raíz d= e la Naturaleza (prakriti) o de la Materia”.  –La raíz Parabrâhmica, el abstracto principio deífico femen= ino: la substancia indiferenciada, &Acir= c;kâza.  [La materia cósmica indiferenciada, materia primordial, esencia o raíz de la materia, et= erna causa material y substancia inmanifestada de todo ser; o sea la masa inmens= a de materia informe, caótica o indiferenciada, de la cual surgen todas l= as formas o manifestaciones materiales del universo visible o manifestado, de igual modo que de la informe masa de barro salen todas las figuras y vasijas que fabrica el alfarero.  R= 11;Los alquimistas occidentales le dan el nombre de “Tierra de Adán”, y los vedantinos, Parabrahman, si bien, en rigor, “el M&ucir= c;laprakriti es sólo el velo echado sobre Parabrahman”.  (Véase: Doctrina Secreta, I, 39, nota.).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mulil  (Caldeo).-  Nombre = del Bel caldeo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mul-il  (Acad.).-  Véase: Dingir.  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Muluk-Taus  (o Muluk-Taoos)  (Arábigo).-  De = Maluh “regente” o “gobernador”, forma posterior de Moloch, Melek, Malayak y Malachim, “mensajeros”, ángeles.&= nbsp; Es la deidad adorada por los yezidis, que forman una secta persa, benévolamente llamada por la teolog&iacu= te;a cristiana “adoradores del diablo”, bajo la forma de un pavo real.  El señor “= Pavo real” no es Satán, ni es el diablo, puesto que es simplemente = el símbolo de la Sabiduría de cien ojos; el ave de Sarasvatî, diosa de la Sabiduría, de Karttikeya el Kumâra, el virgen célibe de los Misterios de Jun= o, y de todos los dioses y diosas que tienen relación con la sabidur&iacu= te;a secreta.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mumia.-  La esencia vital contenida en algun vehículo (Jîva, Vitalidad, que se une a alguna substancia material).  Las partes del cuerpo humano, anim= al o vegetal, separadas del organismo, retienen por algun tiempo su potencia vit= al y su acción específica, como está probado por el injerto cutáneo, o trasplantación de la piel, vacunación, envenamiento por infección cadavérica, heridas anatómi= cas, infección por úlceras, etc.&= nbsp; (Las bacterias son estos vehículos de vida).  La sangre, las materias excretadas= , etc, pueden contener vitalidad durante algun tiempo después que han salido del organismo, y puede existir aun alguna simpatía entre dichas mate= rias y la vitalidad del organismo, y obrando sobre aquellas, este último = puede ser afectado.  Cítase u= n caso en que se practicó una operación plástica en la nariz = de un hombre, trasplantando en ella un trozo de piel tomada de otra persona.  La nariz artificial se conserv&oac= ute; por espacio de largo tiempo, mientras vivió la persona de quien se tomó el trozo de piel; pero cuando ésta murió, la nariz del otro hombre entró en putrefacción.  Igualmente se registran casos en q= ue alguna persona ha sentido dolor por la presión de una piedra en una pierna amputada, que fue enterrada sin que lo supiera el operado, y el dolor cesó instantáneamente cuando se quitó la piedra.  Esta simpatía que existe en= tra coincidencia del hombre y su cuerpo es la causa de que la forma astral de un muerto pueda sentir agudamente cualquier daño que se haga a su cadáver.  El “espíritu” de un suicida puede sentir los efectos de una autopsia post mortem tan vivame= nte como si el cuerpo estuviese vivo.  Todo esto no es sorprendente ni misterioso si recordamos que todas l= as cosas no son sino substancia de la voluntad hecha objetiva, y que la armon&= iacute;a que existe entre dos partes pertenecientes a la misma cualidad de voluntad = no cesa necesariamente de existir cuando las dos partes se han separado.  (F. Hartmann).  Con el reciente descubrimiento de = las vitaminas, la ciencia oficial mode= rna acaba de corroborar lo antes expuesto.&nbs= p; Ha demostrado de un modo concluyente que el valor nutritivo de los alimentos depende principalmente de las vitaminas que contienen, o en otros términos, de su grado de vitalización.  Los alim= entos no vitalizados no sólo son causa de una nutrición deficiente, sino que además originan ciertas enfermedades (escorbuto, raquitismo, etc.).  Los niños somet= idos a la lactancia artificial no se desarrollan tan bien como los que chupan directamente la leche del pecho materno o de una buena nodriza.  Se ha observado que las vacas alimentadas con pastos verdes producen una leche rica, cremosa y abundante, mientras que las que hacen uso de forraje seco dan una leche escasa y aguan= osa.  Por la ausencia de vitalidad se ex= plica que un huevo o una semilla pierda la facultad de germinar después de transcurrido algun tiempo.  En= los saludables efectos que en nuestro organismo producen las exhalaciones vital= es de las substancias orgánicas en estado fresco se fundan además numerosísimas prácticas, tanto de la medicina popular como de= la oficial, tales como la aplicación de redaños, pieles de conej= o, trozos de carne cruda y hasta orina y excrementos de animales en la parte enferma.  En Roma, las personas decrépitas y valetudinarias acudían al Spoliarium para chupar las últimas gotas que manaban de = las heridas de los gladiadores, absorbiendo con la sangre de los postreros eflu= vios vitales que debían vigorizas o rejuvenecer aquellos organismos extenuados por una dolencia o por la mano implacable del tiempo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mumukcha.-  Véase: Mumukchatva.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mumukchatva  (Mumukshatwa)  (Sánscrito).-  Deseo de liberación (de la reencarnación y de la esclavitud de la materia).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mumukchu  (Sánscrito).-  Deseoso de liberación.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Munda  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente: “calvo”.=   Nombre de un demonio (daitya), a quien Durgâ di&oa= cute; muerte.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mundaka  (Sánscrito).-  Título de un Upanichad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Mundakya-Upanichad  (Mundakopanichad) (Sánscrito= ).-  Literalmente: “Doctrina esotérica Mundaka”= .  Obra muy antigua.  Ha sido traducida por el rajâ Rammohun Roy.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mundano, árbol o huevo o cualquier objeto simbólico por el estilo en las mitologías del mundo.-  Merú es una “Montaña mundana”; el Arb= ol Bodhi o Ficus religiosa, es el Arbol mundano de los budistas, así como el Yggdrasil es el Arbol m= undano de los antiguos escandinavos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mundo.-  Este nombre asociado con los de montañas, árboles, etc., denota una creencia universal.  Así, la “Montañ= ;a del mundo” de los indos era el Me= rú.  Como se dice en Isis sin velo: “Todos los montes, huevos, árboles, serpientes y columnas mundanos puede probarse que encierran verdades de filosofía natural científicamente demostradas.  Todas estas montañas contie= nen, con ligeras variaciones, la descripción alegóricamente expres= ada de la cosmogonía primitiva; los huevos mundanos, la de la subsiguien= te evolución del espíritu y de la materia; las serpientes y colu= mnas mundanas, recuerdos simbólicos de los diversos atributos de esta dob= le evolución en su infinita correlación de fuerzas cósmic= as. Dentro de los misteriosos retiros de la montaña –la matriz del universo-, los dioses (poderes) preparan los gérmenes atómico= s de la vida orgánica, y al mismo tiempo el licor de vida, que, una vez gustado, despierta en la materia humana el espíritu humano.  El Soma, bebida sacrificial de los indos, es aquel sagrado licor; porque, en la creación de la prima materia, mientras las partes más groseras de la misma eran emple= adas para el embrionario mundo físico, su más divina esencia impregnaba el universo, penetrando de un modo invisible e incluyendo dentro= de sus ondas etéreas al niño recien nacido; desarrollándo= lo y estimulándolo para la actividad, a medida que iba saliendo lentamente del caos eterno.  De la poesía al concepto abstracto, estos mitos mundanos pasaron gradualme= nte a ser imágenes concretas de símbolos cósmicos, tal como los encuentra ahora la arqueología”.  El calificativo “mundanoR= 21;, aplicado a los diversos objetos de que se ha hecho mención, es más corriente aun que la palabra “Mundo”.  (Véase: Arbol mundano; Huevo mu= ndano e Yggdrasil).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mundos, los cuatro.-  Los cabalistas reconocen cuatro Mundos de existencia, a saber: Atziluth o arquetipo; B= riah o creador, primera reflexión del supremo; Yetzirah o formativo, y Assiah, el mundo de cascarones o Klippoth, y el universo material.  La esen= cia de la Divinidad, concentrándose en los Sephiroth, se manifiesta primero en el mundo de Atziluth, y sus reflexiones se producen sucesivamente en cada uno de los cuatro planos con una radiaciación y pureza que van disminuyendo por grados hasta llegar al universo material.  Algunos autores dan a estos cuatro planos los nombres de Mundos intelectual, moral, sensitivo y material.&= nbsp; (W.W.W.).  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mundos astral.-  Llamado también Plano astral.  Es la región del universo inmediata al plano físico, si puede emplearse la palabra “inmediata” en este sentido, porque los planos del universo no = son unas zonas o capas concéntricas superpuestas, sino más bien esferas concéntricas que se compenetran mutuamente, sin estar separa= das unas de otras más que por la diferencia de su constitución respectiva.  En este plano, la= vida es más activa, y la forma es más plástica que en el físico.  La materia ast= ral es mucho más sutil que la del plano físico, de suerte que penetra fácilmente todo cuerpo de nuestro plano terrestre.  Los objetos astrales son combinaci= ones de materia astral, de igual modo que los objetos físicos son combinaciones de materia física.&nb= sp; Debido a su extraordinaria ductilidad, las entidades astrales pueden modificar rápidamente su aspecto, porque la materia astral de que están compuestas toma forma bajo cada impulso del pensamiento.  –Una parte de este plano está constituída por el Kâma-loka.  (A. Besant, Sabiduría antigua, págs. 73 y siguientes).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mundo briático.-  Véase: Briah y Mundos (los cuatro).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mundos inferior y superior= .-  Los ocultistas y cabalistas concue= rdan en dividir el universo en mundos superior e inferior, los mundos de Idea y = los mundos de Materia.  “Com= o es arriba, así es abajo”, afirma la filosofía hermética.  Este mundo inferior está formado segun su prototipo: el mundo superior; y “toda cosa del inferior no es más que una imagen (o reflexión) del superior”.&nbs= p; (Zohar, II, fol. 20 a.).=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mundo oculto.-  Título del primer libro que trató de Teosofía, de su historia y de algunas de sus doctrin= as. Fue escrito por A. P. Sinnett, editor, de aquella época, del importa= nte periódico indo The Pioneer (El Explorador) de Allahabad, India.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Munen o Munin  (Escandinav= o).-  Hugen y Munen son los cuervos mens= ajeros del dios principal de la Mitología escandinava, Odín, a quien informan de todo cuanto ven y oyen en el mundo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Muni=   (Sánscrito).-  Santo, sabio.  [Literal= mente: “silencioso”.  Solitario, asceta, contemplativo; santo iluminado.  Anacoreta o monje solitario que ob= serva el voto del silencio y vive en el retiro, entregado a la vida contemplativa.  Por su santida= d y sus grandes austeridades participa de una naturaleza semidivina y est&aacut= e; dotado de gran sabiduría y poderes sobrehumanos.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Munîndra  (Sánscrito).-  Literalmente: “Señor = de los santos o munis”.  Un Buddha, un Arhat o sabio budista en general.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Munisthâna  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Literalmente: “residencia o = morada de un Muni”; ermita.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Mura  (Sánscrito).-  Nombre de un daitya o asura.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Murâri  (Sánscrito).-  Epíteto de Krichna o Vichnú.  Literalmente: “enemigo de Mura”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Muro guardián o protector.-  Nombre sugestivo dado a la legi&oa= cute;n de Adeptos (Narjols) o Santos colectivamente, que se supone velan por la humanidad ayudándola y pr= otegiéndola.  Esta es la llamada doctrina Nirmânakâya en el Budi= smo místico del Norte.  [Se= gun se enseña, los acumulados esfuerzos de largas generaciones de yoguis, santos y adeptos, y especialmente de Nirmânakâyas, han creado, por decirlo así, en torno de la humanidad un muro de protección que la defiende invisiblemente de males todavía peores.  Voz del Silencio, III.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Muro protector.-  Véase: Muro guardián.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Mûrta  (Sánscrito).-  Que tiene cuerpo; corpóreo; material, masivo.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mûrti  (Sánscrito).-  Forma, signo y también faz.=   Así, Trimûrti significa: las “tres faces” o imágenes.  [Cuerpo, for= ma corpórea, figura, imagen, aspecto, persona.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mûrtimat  (Murttimat) (Sánscrito).-  Alguna c= osa inherente o encarnada en alguna otra cosa e inseparable de ella; como la humedad en el agua, que es coexist= ente y contemporánea con ella.  Este nombre se aplica a algunos atributos de Brahmâ y otros dioses.  [Mûrtimat significa igualmente: que tiene cuerpo, corpóreo; encarnado, personificado, cuerpo.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Músicos celestes.-  Véase: Gandharvas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Muspel  (Escandinavo).-  Un gigante de que se habla en el Edda<= /i>, el dios del fuego y el padre de las llamas.  Estos malos hijos del buen Muspel, después de amenazar con hacer daño en Glowheim (Muspelheim), = se juntaron formando un ejército formidable, y libraron la “última batalla” en el campo de Wigfred.  La palabra Muspel es traducida en = el sentido de “Fuego del Mundo (mundano)”.  La idea de Dark Surtur (Humo negro), del cual surgen centelleantes lenguas flamígeras, establece una conexión entre Muspel y el dios indo Agni.  [También se desi= gna con el nombre de Muspel o Muspelhem una región de fuego situada al Sur.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Muth.-  Véase: Mout.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mutham o Mattam  (Sá= nscrito).-  Templos de la India con claustros y monasterios para los estudiantes y ascetas regulares.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Myalba  (Tibet).-  En la filosofía esotérica del Budismo del Norte, es el nombre de nuestra Tierra, llamada infierno, destinado para aquellos que se reencarnan en ella para su castigo.  Exotéricamente, la palabra = Myalba se traduce en el sentido de= un infierno.  [Myalba es nuestra Tierra, propiamente llamada “Infierno”, y el mayor de todos los infiernos, por la escuela esotérica.  La doctrina esotérica no co= noce más infierno, o lugar de castigo, que una tierra o planeta habitado = por hombres.  Voz del Sil., III.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mystagogia.-  Véase: Mistagogia.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mysterium  (Latín).-  Esta palabra la explica el Dr. Har= tmann, segun los textos originales de Paracelso, como sigue:  Segun este gran rosacuz, “Mysterium es todo aquello de lo cu= al puede desarrollarse algo que está sólo germinalmente contenid= o en ello.  Una semilla es el Mysterium de una planta; un huevo,= el de un ave, etc.”  (Doctrina Secreta, I, 304).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mysterium magnum  (Latín).-  “El gran Misterio”, expresión usada en alquimia y relacionada con la fabricación = de la “Piedra filosofal” y el “Elixir de Vida”.  [Mysterium magnum es también la mat= eria original, la materia de todas las cosas; la última esencia; la esencialidad de la naturaleza interior; la cualidad específica de la parte semimaterial de las cosas.  Todas las formas proceden originalmente del Mysterium magnum, y todas vuelven a él al fin; el Parabrahman de los vedantinos.=   Segun Jacobo Boehme, el Myst= erium magnum es Dios.  “Di= os es lo más secreto y también lo más revelado.  La obscuridad está ante los= ojos, pero la angustia que hay en ella es incomprensible, a menos que la voluntad entre en ella, y entonces será sentida y experimentada si la voluntad pierde su luz”.  (Cuarenta Preguntas, I, 51).  “Los que hallen el Mysterium magnum sabrán lo = que es; pero para el ateo es incomprensible, porque no quiere ni desea comprenderlo.  Está aprisionado por la esencia terrestre hasta el punto de no poder atraer la voluntad al misterio de Dios”.  (Id., XVII, 13)  -F. Hartmann)  -Akâza; la Luz astral es la matriz del universo, el Mysterium magnum del cual nace por separación o diferenciación todo cuanto existe.  (Doctr. Secr., II, 538)  -Tambi&ea= cute;n se ha dado este nombre al Espíritu y al Caos.  (Paracelso.)  -Véase: Ideos.]  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mystes  (Griego).-  En la antigüedad se daba este nombre a los nuevos Iniciados; actualmente se = da a los cardenales romanos, que habiendo tomado sus ritos y dogmas de los “paganos” arios, egipcios y griegos, se han ofrecido tambi&eacu= te;n para el mysis (voz griega que significa “la acción de cerrar los ojos, la boca, etc.) de los neófitos.  Tienen que mantener cerrados sus ojos y su boca e= n su consagración, y, por lo tanto, se le llama Mistœ.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Mystica Vannus Iacchi.-  Comúnmente se han traducido= estas palabras en el sentido de Abanico místico; pero en una antigua terra cotta del Museo británico, el abanico es una Cesta, la que los Misterios de los antiguos exhibían con místicos contenidos: I= nman dice con testes emblemáticos.  (W.W.W.)= .  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

------=_NextPart_01C63655.32D1D410 Content-Location: file:///C:/895641ED/glosario-M_archivos/preview.wmf Content-Transfer-Encoding: base64 Content-Type: image/x-wmf AQAJAAADbyMAAAgAmgAAAAAABAAAAAMBCAAFAAAACwIAAAAABQAAAAwCeQ/2CwQAAAAuARgAHAAA APsCpv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAASVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAA LQEAAAQAAAACAQEAHAAAAPsCpv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAAQVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEBAAQAAAAtAQAABQAAAAkCAAAAAg0AAAAyCrwBzwUBAAQAAAAAAPQL eA9N/FUABwAAAPwCAAAAAAACAAAEAAAALQECAAwAAABACSEA8AAAAAAAAAAJAFUAxgHPBQcAAAD8 AgAA////AAAABAAAAC0BAwAEAAAA8AECAA0AAAAyCrwBJAYBAAQAAAAAAPQLeA8g/DEAHAAAAPsC zv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAAiQXJpYWwAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEC AAQAAAACAQEADQAAADIK/AHCAQEABAAAAAAA9At4DyD8HAAcAAAA+wLO/wAAAAAAAJABAAAAAARA ACJBcmlhbAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAQAAAAtAQQABAAAAAIBAQAEAAAALQEC AA0AAAAyCjYCwgEBAAQAAAAAAPQLeA8g/LQADQAAADIKNgJ2AgEABAAAAAAA9At4D038KQAEAAAA LQEEAA0AAAAyCjYCnwIBAAQAAAAAAPQLeA8u/A4ADQAAADIKNgKtAgEABAAAAAAA9At4Dy38EQCP AAAAMgo2Ar4CWAAEAAAAAAD0C3gPICBUcmln6XNpbW8gdGVyY2VyYSBsZXRyYSBkZSBsb3MgYWxm YWJldG9zIGhlYnJlbyBlIGluZ2zpcywgdmln6XNpbW8gY3VhcnRhIGRlbCBhcuFiaWdvIA8ADwAf ABEADAAcABwAGAAMACgAHAAPAA4AHAARABkAHAARABwADwAMABwADQARABwADwAcABwADwALABwA GQAPABwACwAOABwAHAAcAA4AHAAZAA8AGwAcABwAEQAcABwADwAcAA8ACwAcABsADAAcABkADgAP ABgADAAcABwAGAAMACgAHAAPABkAHAAcABEADgAcAA8AHAAcAAwADwAcABEAGwAcAAsAHAAbAA0A BAAAAAIBAQCYAAAAMgpwAsIBXgAEAAAAAAD0C3gPW3kgdHJpZ+lzaW1vIG5vdmVuYSBkZWwgc+Fu c2NyaXRvXS4gIENvbW8gbvptZXJvIHJvbWFubywgZXN0YSBsZXRyYSByZXByZXNlbnRhIDEwMDAs IHkgY29uIHVuIA4AGQARAA4AEQALABwAHAAYAAwAKAAcABEAHAAcABkAHAAcABwAEQAcABwADAAR ABkAGwAcABkAGQAQAAwADgAcAA4ADgARABEAJAAcACgAHAARABwAHAAoABwAEQAcABEAEQAdACgA HAAcABwADgARABwAGQAOABwAEQAMABwADgAQABwAEQARABwAGwARABwAGQAcABwADQAcABEAHAAc ABwAHAAOABEAGQARABgAHAAcABEAHAAbAA0AHAAAAPsCzv8AAAAAAACQAQEAAAAEQAAiQXJpYWwA AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEFAAQAAAACAQEABAAAAC0BBABwAAAAMgqq AsIBQwAEAAAAAAD0C3gPdHJhem8gaG9yaXpvbnRhbCBlbiBsYSBwYXJ0ZSBzdXBlcmlvciwgc2ln bmlmaWNhIHVuIG1pbGzzbi4gIEVuIGVsIAAOABEAHAAZABwAEAAbABwAEAAMABkAHAAcAA4AGwAL ABAAHAAcAA8ACwAcABAAHAAbABEADgAcABAAGQAbABwAHAAQAAwAGwARAA4AEAAYAAwAHAAbAAwA DQAMABkAGwAPABwAHAAQACgADAALAAwAHAAcAA0AEAAQACEAHAAQABsACwAQACUAAAAyCqoCOgcR AAQAAAAAAPQLeA9hbGZhYmV0byBoZWJyZW8sIG8bAAwADgAcABwAHAANABwAEAAcABsAHAARABwA HAANABAABAAAAC0BBQAQAAAAMgqqArUIAwAEAAAAAAD0C3gPTWVtACoAGwAqAAQAAAAtAQQAHQAA ADIKqgIkCQwABAAAAAAA9At4DyBbbm9tYnJlIGRlIBAADgAcABwAKAAcABEAHAAQABwAGwANAAQA AAACAQEABAAAAC0BBABtAAAAMgrjAsIBQQAEAAAAAAD0C3gPbGEgbGV0cmEgTV0gc2ltYm9saXph IGVsIGFndWEsIHkgY29tbyBu+m1lcm8sIGVxdWl2YWxlIGEgNDAuICBFbCBsDAAcAA0ADAAcAA0A EQAcAA4AKQAOAA4AGQAMACgAHAAcAAwADAAYABwADgAbAAwADgAcABwAHAAbAA4ADgAZAA4AGQAc ACgAHAAOABwAHQAoABwAEQAcAA4ADgAcABwAHAAMABgAGwAMABwADgAcAA4AHAAcAA4ADgAOACAA DAAOAAQAAAAtAQUADgAAADIK4wJOBwIABAAAAAAA9At4D01hKgAcAAQAAAAtAQQAOgAAADIK4wKU Bx8ABAAAAAAA9At4DyBbbm9tYnJlIGRlIGxhIE1dIHPhbnNjcml0byBlcyAADgAOABsAHAAoABwA EQAcAA4AHAAcAA4ADAAcAA4AKQAOAA4AGQAcABwAGQAZABAADAAOABwADgAcABgADQAEAAAAAgEB AJQAAAAyCh0DwgFbAAQAAAAAAPQLeA9lcXVpdmFsZW50ZSBhbCBu+m1lcm8gNSwgeSBzZSBoYWxs YSBpZ3VhbG1lbnRlIHJlbGFjaW9uYWRvIGNvbiBlbCBhZ3VhIHBvciBtZWRpbyBkZWwgc2lnbm8g dRwAHAAcAAwAGAAbAAwAHAAcAA4AHAAWABsADAAXABwAHAAoABwAEQAcABcAHAAOABcAGQAXABkA HAAWABwAGwALAAwAHAAWAAwAHAAcABsADAAoABwAHAAOABwAFwARABsACwAcABkACwAcABwAHAAc ABsAFwAZABwAHAAXABsADAAWABwAHAAcABwAFgAcABwAEQAXACgAHAAcAAwAHAAWABwAGwALABcA GQAMABwAGwAcAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEACkAAAAyClYDwgEUAAQAAAAAAPQLeA96b2RpYWNh bCBkZW5vbWluYWRvIBkAHAAcAAwAHAAYABsADAAUABwAHAAcABwAKAAMABwAHAAcABsAFAAEAAAA LQEFABQAAAAyClYDtQMGAAQAAAAAAPQLeA9NYWthcmEqABwAGQAbABEAHAAEAAAALQEEABkAAAAy ClYDXAQJAAQAAAAAAPQLeA8uICAoVulhc2VkDgAUABQAEQAhABwAHAAYABwAXAAAADIKVgMwBTYA BAAAAAAA9At4DyBlc3RhIHBhbGFicmEpLiAgQWRlbeFzLCBlbiBsYXMgbnVtZXJhY2lvbmVzIGhl YnJlYSB5IBQAHAAZAA4AHAATABwAHAAMABsAHAARABsAEQAOABQAFAAhABwAHAAoABwAGQAOABQA HAAcABQADAAcABkAFAAbABwAKAAcABEAHAAZAAwAHAAcABwAGQAUABsAGwAcABEAHAAcABQAGAAN AAQAAAACAQEABAAAAC0BBACSAAAAMgqQA8IBWgAEAAAAAAD0C3gPbGF0aW5hLCBsYSBNIGV4cHJl c2Egk3VuIG76bWVybyBkZWZpbmlkbyBlbiBsdWdhciBkZSB1bmEgY2FudGlkYWQgaW5kZWZpbmlk YZQgKE1hY2tlbnppZSwgDAAcAA0ADAAcABsADgAbAAwAHAAbACkAGwAcABgAHAARABwAGQAcABsA EQAcABwAGwAcABwAKAAcABEAHAAbABwAHAAOAAwAHAALABwAHAAbABwAHAAbAAwAHAAcABsAEQAb ABwAHAAbABwAHAAcABsAGQAcABwADQAMABwAGwAcABsADAAcABsAHAANAAwAGwAMABwAHAARABsA EQApABwAGAAZABwAHAAZAAwAGwANAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEFACAAAAAyCskDwgEOAAQAAAAA APQLeA9NYXNvbiwgQ3ljbG9wLioAHAAZABwAHAAOABgAJAAZABkACwAcABwADgAEAAAALQEEAGsA AAAyCskDJgNAAAQAAAAAAPQLeA8pLCB5IJNlbCBub21icmUgc2FncmFkbyBoZWJyZW8gZGUgRGlv cyBhZGFwdGFkbyBhIGVzdGEgbGV0cmEgZXMgEAAOABgAGQAYABEAHAAMABgAGwAcACgAHAARABwA GAAZABwAHAARABwAHAAcABgAHAAcABsAEQAcABwAGAAcABwAGAAkAAsAHAAZABgAHAAcABwAHAAO ABsAHAAcABgAHAAYABwAGQAOABwAFwAMABwADgARABwAGAAcABkAFwAEAAAALQEFABcAAAAyCskD RgkIAAQAAAAAAPQLeA9NZWJvcmFjaCoAHAAbABwAEQAcABkAHAAEAAAALQEEAA4AAAAyCskDJQoC AAQAAAAAAPQLeA8sIA0ADQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQUAGgAAADIKAwTCAQoABAAAAAAA9At4D0Jl bmVkaWN0dXMhABwAHAAcABwACgAZAA4AHAAZAAQAAAAtAQQAIAAAADIKAwS5Ag4ABAAAAAAA9At4 D5QuICBFbnRyZSBsb3MgEQAOABAAEAAhABwADgARABwAEAAMABwAGQAQAFYAAAAyCgME0QMyAAQA AAAAAPQLeA9lc290ZXJpc3RhcywgbGEgTSBlcyBlbCBz7W1ib2xvIGRlbCBFZ28gc3VwZXJpb3Is IBwAGQAcAA4AGwAQAAwAGQAOABwAGQAOAA8ADAAcABAAKQAQABwAGQAQABwACwAQABkADwAoABwA HAAMABwAEAAcABsADAAQACEAHAAcABAAGQAcABwAHAAQAAwAGwARAA4AEAAEAAAALQEFABMAAAAy CgMEHAgFAAQAAAAAAPQLeA9NYW5hc2EqABwAGwAcABkABAAAAC0BBAAoAAAAMgoDBLIIEwAEAAAA AAD0C3gPLCBsYSBNZW50ZS4gIChHLlQuIAAOABAADAAcABAAKQAcABwADgAcAA4ADwAQABEAJwAO AB8ADQANAAQAAAACAQEAFgAAADIKPATCAQcABAAAAAAA9At4D0guUC5CLiloJAAOACEADgAhAA4A EQANAAAAMgo8BGMCAQAEAAAAAAD0C3gPIPwbAAQAAAACAQEADQAAADIKdgTCAQEABAAAAAAA9At4 DyD8GwAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQADQAAADIKrgTCAQEABAAAAAAA9At4DyD8tAAEAAAALQECAA4A AAAyCq4EdgICAAQAAAAAAPQLeA9NYSkAHAAEAAAALQEEAA4AAAAyCq4EuwICAAQAAAAAAPQLeA8s IA4AFAAEAAAALQEFABAAAAAyCq4E3QIDAAQAAAAAAPQLeA9NdXQAKgAcAA4ABAAAAC0BBAAdAAAA MgquBDEDDAAEAAAAAAD0C3gPICAoRWdpcGNpbykuFAAUABEAIQAcAAsAHAAZAAsAHAARAA4ADQAA ADIKrgQtBAEABAAAAAAA9At4Dy38EQBxAAAAMgquBD4ERAAEAAAAAAD0C3gPICBMYSBkaW9zYSBk ZWwgbXVuZG8gaW5mZXJpb3IsIG90cmEgZm9ybWEgZGUgSXNpcywgcHVlc3RvIHF1ZSBlcyBsYSAU ABMAHAAcABQAGwAMABwAGQAcABQAGwAcAAwAFAAoABwAHAAcABwAFAALABwADQAcABEACwAcABEA DgAUABwADQARABwAFAAOABsAEQAoABwAFAAcABwAFAAOABkADAAZAA4AFAAcABwAHAAZAA4AHAAT ABwAHAAcABQAHAAZABMADAAbAA0ABAAAAAIBAQCJAAAAMgrpBMIBVAAEAAAAAAD0C3gPTmF0dXJh bGV6YSwgbGEgTWFkcmUgRXRlcm5hLiAgRXJhIHNvYmVyYW5hIHkgcmVnZW50ZSBkZWwgdmllbnRv IE5vcnRlLCBwcmVjdXJzb3JhIGRlJAAcAA4AHAARABsADAAcABkAHAAOABwADAAcAB0AKQAcABwA EQAcAB0AIQAOABwAEQAcABwADgAdAB0AIQARABwAHQAZABwAHAAcABEAGwAcABwAHQAZAB0AEQAc ABwAHAAcAA4AHAAdABwAGwAMAB0AGQALABwAHAAOABwAHQAkABwAEQAOABwADgAdABsAEQAcABkA HAARABgAHAARABsAHQAcABwAEQAAADIK6QTuCQQABAAAAAAA9At4DyBsYSAdAAwAGwANAAQAAAAC AQEAmgAAADIKIgXCAV8ABAAAAAAA9At4D2ludW5kYWNp824gZGVsIE5pbG8sIHkgYXPtIHNlIGxh IGxsYW1hYmEgk2Ficmlkb3JhIGRlIGxhcyB2ZW50YW5hcyBuYXNhbGVzIGRlIGxvcyB2aXZpZW50 ZXOULiAgAAwAHAAcABsAHAAcABgADAAcABsAGAAcABsADAAYACMACwAMABwADQAYABkAGAAcABkA DQAYABkAGwAYAAsAHAAXAAsADAAcACgAHAAcABwAGAARABsAHAARAAsAHAAcABEAGwAYABwAGwAX AAwAHAAZABgAGQAbABwADgAcABwAHAAYABgAHAAcABkAGwAMABwAGAAYABwAGwAYAAsAHAAZABgA GAAMABgACwAcABwADgAcABkAEQANAA4ADQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQAPgAAADIKXAXCASIABAAA AAAA9At4D0VzdGFiYSByZXByZXNlbnRhZGEgb2ZyZWNpZW5kbyBlbCAhABkADgAcABwAHAAPABEA HAAbABEAHAAZABwAHAANABwAHAAcAA8AGwAOABEAHAAYAAwAHAAbABwAHAAPABsADAAOAAQAAAAt AQUAEQAAADIKXAXQBAQABAAAAAAA9At4D2Fua2gcABwAGQAcAAQAAAAtAQQAYgAAADIKXAU9BToA BAAAAAAA9At4DyAobyBjcnV6KSwgZW1ibGVtYSBkZSBsYSB2aWRhIGbtc2ljYSBwYXJhIHN1cyBh ZG9yYWRvcmVzLCAOABEAHAAPABkAEAAcABkAEQAOAA8AHAAoABwADAAcACgAHAAPABwAHAAPAAwA GwAPABkACwAcABwADwAOAA4AGAAMABkAGwAPABwAHAAQABwADwAZABwAGQAOABwAHAAcABAAGwAc ABwAEQAcABkADQANAAQAAAACAQEAUwAAADIKlQXCATAABAAAAAAA9At4D3kgZXJhIGxsYW1hZGEg k1Nl8W9yYSBkZWwgQ2llbG+ULiAgKEcuVC4gSC5QLkIuKRkADgAcABEAHAANAAsADAAcACgAHAAc ABwADgARACEAHAAcABwAEQAcAA4AGwAcAAsADgAkAAsAHAALABwAEQAOAA4ADQARACcADgAfAA0A DgAkAA4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCpUF2gUBAAQAAAAAAPQLeA8g/BsABAAAAAIBAQANAAAAMgrP BcIBAQAEAAAAAAD0C3gPIPwbAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAANAAAAMgoHBsIBAQAEAAAAAAD0C3gP IPy0AAQAAAAtAQIAFAAAADIKBwZ2AgYABAAAAAAA9At4DyogTWEgIBMAEwApABwAEwATAAQAAAAt AQQAEQAAADIKBwYHAwQABAAAAAAA9At4DyhT4W4RACEAHAAcABcAAAAyCgcGcQMIAAQAAAAAAPQL eA9zY3JpdG8pLhkAGQAQAAwADgAcABAADgANAAAAMgoHBgcEAQAEAAAAAAD0C3gPLfwRAHYAAAAy CgcGGARHAAQAAAAAAPQLeA8gIEFndWEsIGJ1ZW5hIGZvcnR1bmE7IHRpZW1wbywgZXN0YWNp824s IGxhIGx1bmEsIGxhIGN1YXJ0YSBub3RhIGRlIGxhIAASABMAIQAcABwAHAAOABMAGwAcABwAHAAb ABMADgAcABEADQAcABwAHAAOABMADQALABsAKAAcABwADgATABwAGQAOABwAGQAMABwAHAAOABIA CwAcABIADAAcABwAHAANABIADAAcABMAGQAbABwAEQAOABsAEwAcABwADgAbABMAHAAcABIADAAb AA0ABAAAAAIBAQBlAAAAMgpCBsIBPAAEAAAAAAD0C3gPZ2FtYSBtdXNpY2FsOyB2ZXJzbyBvIGbz cm11bGEgbeFnaWNhOyB2ZW5lbm8uICAoRy5ULiBILlAuQi4pHAAcACgAHAAPACgAHAAZAAwAGQAc AAwADgAOABkAHAARABgAHAAOABwADgAOABsAEQAoABwADAAcAA4AKAAcABwADAAZABwADgAOABkA HAAcABwAGwAcAA4ADgAOABEAJwANAB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIKQgYlBwEABAAA AAAA9At4DyD8GgAEAAAAAgEBAA0AAAAyCnsGwgEBAAQAAAAAAPQLeA8g/BsABAAAAC0BAgAEAAAA AgEBAAQAAAAtAQQADQAAADIKtAbCAQEABAAAAAAA9At4DyD8tAAEAAAALQECABEAAAAyCrQGdgIE AAQAAAAAAPQLeA9N4iAgKQAcABUAFQAEAAAALQEEAB0AAAAyCrQG5QIMAAQAAAAAAPQLeA8oU+Fu c2NyaXRvKS4RACEAHAAcABkAGQAQAAwADgAcABEADQANAAAAMgq0BuUDAQAEAAAAAAD0C3gPLfwR AHEAAAAyCrQG9gNEAAQAAAAAAPQLeA8gIFNvYnJlbm9tYnJlIGRlIExha2Nobe4uICBbVGFtYmnp biBzaWduaWZpY2E6IG1lZGlkYTsgbXVlcnRlOyBsdXo7IBUAFQAhABwAGwARABwAHAAcACgAHAAR ABwAFQAcABwAFAAcABwAGQAZABwAKAAPAA4AFQAVAA4AHwAcACgAHAAMABwAGwAVABkACwAcABsA DAANAAwAGQAcAA4AFQAoABwAHAAMABwAHAANABUAKAAcABwAEQAOABwADgAVAAwAHAAYAA0ADQAE AAAALQEFAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAA1AAAAMgruBsIBHAAEAAAAAAD0C3gPY29ub2NpbWllbnRv OyB1bm8gZGUgbG9zIGNpbhkAHAAcABwAGQAMACgADAAcABwADgAbAA4AHgAcABwAHAAeABwAHAAe AAwAHAAZAB4AGAAMABwAPQAAADIK7gZ8BCEABAAAAAAA9At4D2NvIG1ldHJvcyBpbmZlcmlvcmVz IGFsIGfieWF0cmk7IAIZABwAHgAoABwADgARABwAGQAeAAwAHAANABwAEQALABwAEQAcABkAHgAb AAwAHgAcABwAGQAcAA4AEAAMAA4AHgAEAAAALQEFAA4AAAAyCu4GegcCAAQAAAAAAPQLeA9t4ikA HAAEAAAALQEEADEAAAAyCu4GvwcZAAQAAAAAAPQLeA8gZXMsIGFkZW3hcywgYWR2ZXJiaW8gZGUg Yx4AHAAZAA4AHgAcABwAHAAoABwAGQAOAB4AHAAcABkAHAARABwADAAcAB4AHAAbAA0ABAAAAAIB AQAEAAAALQEEACwAAAAyCigHwgEWAAQAAAAAAPQLeA9uZWdhY2nzbiB5IGVxdWl2YWxlIGEgHAAc ABwAHAAYAAwAHAAcAA4AGQAOABsAHAAbAAwAGQAbAAwAHAAOABwADQAEAAAALQEFAA4AAAAyCigH tAMCAAQAAAAAAPQLeA9ubxwAHAAEAAAALQEEACUAAAAyCigH7AMRAAQAAAAAAPQLeA8uXSAgKEcu VC4gSC5QLkIuKQMOAA4ADgANABEAJwAOAB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIKKAdFBQEA BAAAAAAA9At4DyD8GgAEAAAAAgEBAA0AAAAyCmEHwgEBAAQAAAAAAPQLeA8g/BsABAAAAAIBAQAE AAAALQEEAA0AAAAyCpoHwgEBAAQAAAAAAPQLeA8g/LQABAAAAC0BAgAUAAAAMgqaB3YCBgAEAAAA AAD0C3gPKiBNYWF0EwARACkAHAAcABEABAAAAC0BBAAdAAAAMgqaBwwDDAAEAAAAAAD0C3gPICAo RWdpcGNpbykuEQARABEAIQAcAAwAHAAYAAwAGwARAA4ADQAAADIKmgcCBAEABAAAAAAA9At4Dy38 EQBNAAAAMgqaBxMELAAEAAAAAAD0C3gPICBFcXVpdmFsZW50ZSBhbCBO6W1lc2lzIGRlIGxvcyBn cmllZ29zLCBhbCARABEAIQAcABsADAAZABsADAAbABwADgAcABEAGwAMABEAJAAcACgAHAAZAAwA GQARABsAHAARAAwAHAAZABAAHAAQAAwAHAAcABwAGAAOABEAGwAMABEABAAAAC0BBQATAAAAMgqa B+oHBQAEAAAAAAD0C3gPRmF0dW10HwAbAA4AHAAqAAQAAAAtAQQALAAAADIKmgd4CBYABAAAAAAA 9At4DyBkZSBsb3MgbGF0aW5vcywgeSBlbiARABsAHAAQAAwAHAAZABAADAAcAA0ADAAcABwAGQAN ABEAGQARABwAGwANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAAiAAAAMgrUB8IBDwAEAAAAAAD0C3gPY2llcnRv IG1vZG8gYWwgABkADAAcABAADgAcAA4AKAAcABwAHAAOABwADAAOAAQAAAAtAQUAFAAAADIK1AcL AwYABAAAAAAA9At4D0thcm1hICEAHAAQACoAHAANAAQAAAAtAQQAKQAAADIK1AerAxQABAAAAAAA 9At4D2luZG8uICAoRy5ULiBILlAuQi4pDAAcABwAHAANAA4ADgARACcADQAfAA4ADgAkAA4AIQAO ACEADgARAA0AAAAyCtQHVQUBAAQAAAAAAPQLeA8g/BoABAAAAAIBAQANAAAAMgoOCMIBAQAEAAAA AAD0C3gPIPwbAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAANAAAAMgpGCMIBAQAEAAAAAAD0C3gPIPy0AAQAAAAt AQIAGgAAADIKRgh2AgoABAAAAAAA9At4D01hY3JvY29zbW8pABwAHAATAB8AHAAfABwALAAfAAQA AAAtAQQAFwAAADIKRgirAwgABAAAAAAA9At4DyAgKEdyaWVnDwAOABEAJwAQAAwAHAAbABAAAAAy CkYIUwQDAAQAAAAAAPQLeA9vKS4AHAARAA4ADQAAADIKRgiOBAEABAAAAAAA9At4Dy38EABuAAAA MgpGCJ4EQgAEAAAAAAD0C3gPICBMaXRlcmFsbWVudGUsIGVsIJNHcmFuIFVuaXZlcnNvlCBvIEtv c21vcy4gIFtFcyBlbCBVbml2ZXJzbywgZWwgDwAPABsADAANABwAEQAbAAwAKAAcABwADgAcAA4A DwAbAAwADwAQACcAEAAcABwADwAkABsADAAZABwAEQAZABsAEQAPABsADwAhABwAGQAoABwAGQAO AA8ADwAOACEAGQAPABwACwAPACQAGwAMABkAHAARABkAGwAOAA8AGwALAA0ABAAAAAIBAQCCAAAA MgqBCMIBTwAEAAAAAAD0C3gPZ3JhbiBtdW5kbywgaW5jbHV5ZW5kbyB0b2RhcyBsYXMgY29zYXMg dmlzaWJsZXMgZSBpbnZpc2libGVzLiAgKEYuIEhhcnRtYW5uKS4gIAAcABEAHAAcABMAKAAcABwA HAAcAA4AEwAMABwAGQAMABwAGAAcABwAHAAcABMADgAcABwAHAAZABIADAAcABkAEwAZABwAGQAc ABkAEwAZAAwAGAALABwADAAcABkAEwAcABMACwAcABkADAAYAAsAHAALABwAGQAOABMAEwARAB8A DgATACQAHAARAA4AKAAcABwAHAARAA4AEwATAA0AAAAyCoEIxQgBAAQAAAAAAPQLeA+W/BwAIgAA ADIKgQjhCA8ABAAAAAAA9At4D0VsIFVuaXZlcnNvIGVuIAAhAAwAEwAkABwADAAZABwAEAAZABwA EwAcABwADgAEAAAAAgEBAI8AAAAyCroIwgFYAAQAAAAAAPQLeA9jb250cmFwb3NpY2nzbiBhbCBo b21icmUgKG1pY3JvY29zbW8sIG8gcGVxdWXxbyB1bml2ZXJzbykuICBUYW50byBlbCBtYWNyb2Nv c21vIGNvbW8gZWwgGQAcABwADgARABwAHAAcABgADAAYAAwAGwAcABcAGwAMABcAGwAcACgAHAAR ABwAFwARACgADAAZABEAHAAZABwAGQAoABwADgAXABwAFwAcABwAHAAcABwAHAAcABYAHAAbAAwA GQAcABEAGQAbABEADgAXABYAHwAcABwADQAcABcAGwAMABcAKAAcABkAEQAcABkAHAAZACgAHAAX ABoAHAAoABwAFwAcAAwADgAEAAAAAgEBABAAAAAyCvQIwgEDAAQAAAAAAPQLeA9taWMAKAAMABkA ZAAAADIK9AgPAjsABAAAAAAA9At4D3JvY29zbW8gdGllbmVuIHVuYSBjb25zdGl0dWNp824gc2Vw dGVuYXJpYS5dICAoRy5ULiBILlAuQi4pKREAHAAZABwAGgAoABwADgAOAAwAHAAcABwAGwAOABwA HAAcAA4AGQAbABwAGQANAAwADgAcABgADAAcABwADgAZABsAHAAOABwAHAAbABAACwAcAA4ADgAO AA4AEQAnAA0AHwAOAA4AJAAOACEADgAhAA4AEQANAAAAMgr0CC0HAQAEAAAAAAD0C3gPIPwaAAQA AAACAQEADQAAADIKLQnCAQEABAAAAAAA9At4DyD8GwAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQADQAAADIKZgnC AQEABAAAAAAA9At4DyD8tAAEAAAALQECAB0AAAAyCmYJdgIMAAQAAAAAAPQLeA9NYWNyb3Byb3Nv cG8pABwAHAATAB8AHwATAB8AHAAfAB4AHwAEAAAALQEEABAAAAAyCmYJ0gMDAAQAAAAAAPQLeA8g ICgAHAAcABEABAAAAC0BBQAfAAAAMgpmCRsEDQAEAAAAAAD0C3gPTWFjcm9wcm9zb3B1cwkqABwA GQARABwAGwARABwAGQAcABsAHAAZAAQAAAAtAQQAHQAAADIKZgl0BQwABAAAAAAA9At4DykgIChH cmllZ28pLhEAHAAcABEAJwAQAAwAHAAcABwAEAAOAA0AAAAyCmYJgwYBAAQAAAAAAPQLeA8t/BEA RAAAADIKZgmUBiYABAAAAAAA9At4DyAgVOlybWlubyBjYWJhbO1zdGljbywgZm9ybWFkbyBkZSB1 bmEgHAAcAB8AHAARACgADAAcABwAHAAZABwAHAAcAAwADgAZAA0ADAAZABwADgAcAA4AGwARACgA HAAcABwAHAAcABwAHAAcABwAHAAOAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAB3AAAAMgqgCcIBSAAEAAAAAAD0 C3gPcGFsYWJyYSBncmllZ2EgY29tcHVlc3RhLCBxdWUgc2lnbmlmaWNhOiCTVmFzdGEgbyBncmFu ZGUgRmF6lC4gIChW6WFzZTogHAAcAAwAGwAcABEAHAARABsAEAAMABwAHAAcABEAGAAcACgAHAAc ABwAGQAOABwADgARABwAHAAcABEAGAAMABwAGwAMAA0ADAAZABwADgAQABEAIQAcABkADgAcABEA HAARABwAEQAbABwAHAAcABEAHgAcABkAEQAOABEAEAARACEAHAAcABkAHAAOABAABAAAAC0BBQAm AAAAMgqgCS0IEgAEAAAAAAD0C3gPRmFjZXMgY2FiYWztc3RpY2FzHwAcABkAHAAZABEAGQAcABsA HAALAA4AGQAOAAoAGQAcABkABAAAAC0BBAAUAAAAMgqgCcsJBgAEAAAAAAD0C3gPKTsgdW4gEQAO ABEAHAAbAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEACgAAAAyCtoJwgETAAQAAAAAAPQLeA907XR1bG8gZGUg S2V0aGVyLCBsKQ4ADgAOABwACwAcABEAHAAcABEAIQAcAA4AHAAbABEADgAQAAwAHwAAADIK2glG Aw0ABAAAAAAA9At4D2EgQ29yb25hLCBlbCAJHAARACQAHAARABwAGwAcAA4AEQAbAAwAEQAEAAAA LQEFABYAAAAyCtoJbgQHAAQAAAAAAPQLeA9TZXBoaXJhZyEAHAAcABwACgARABwABAAAAC0BBABW AAAAMgraCRoFMgAEAAAAAAD0C3gPIG3hcyBlbGV2YWRvLiAgRXMgZWwgbm9tYnJlIGRlbCBVbml2 ZXJzbywgbGxhbWFkbyARACgAHAAZABEAHAAMABwAGQAcABwAHAAOABEAEQAhABkAEQAcAAwAEAAc ABwAKAAcABEAHAARABwAHAAMABEAJAAbAAwAGQAbABEAGQAcAA4AEAALAAwAHAAoABwAHAAcABEA BAAAAC0BBQATAAAAMgraCa8JBQAEAAAAAAD0C3gPQXJpa2hyIQARAAoAGQAcAA0AAAAyCtoJIAoB AAQAAAAAAPQLeA8t/BIABAAAAAIBAQAEAAAALQEFABMAAAAyChMKwgEFAAQAAAAAAPQLeA9BbnBp bnIhABwAHAAKABwABAAAAC0BBABfAAAAMgoTCkECOAAEAAAAAAD0C3gPLCBsYSB0b3RhbGlkYWQg ZGUgYXF1ZWxsbyBkZSBsbyBjdWFsIGVsIE1pY3JvcHJvc29wbywgbyAOABYADAAcABYADgAbAA4A GwALAAwAHAAcABsAFgAcABwAFQAcABwAHAAbAAsADAAbABYAHAAcABUADAAbABYAGQAcABsACwAW ABsADAAVACkADAAZABEAHAAcABAAHAAZABwAHAAcAA0AFgAcABUABAAAAC0BBQATAAAAMgoTCjQH BQAEAAAAAAD0C3gPWmF1aXJyHwAcABwACgARAA0AAAAyChMKpgcBAAQAAAAAAPQLeA8t/BEAEwAA ADIKEwq3BwUABAAAAAAA9At4D0FucGluciEAHAAcAAoAHAAEAAAALQEEAC4AAAAyChMKNggXAAQA AAAAAPQLeA8sIJNsYSBGYXogbWVub3IsIGVzIGxhIAAOABYAEAAMABwAFQAfABwAGQAWACgAHAAc ABwAEQANABYAHAAZABUADAAbAA0ABAAAAAIBAQCLAAAAMgpNCsIBVQAEAAAAAAD0C3gPcGFydGUg eSBhbnTtdGVzaXMuICBFbiBzdSBzZW50aWRvIG1ldGFm7XNpY28gbeFzIGVsZXZhZG8geSBhYnN0 cmFjdG8sIE1pY3JvcHJvc29wbyBlc2UcABwAEQAOABwAFwAYABcAHAAcAA4ADgANABwAGQAMABgA DgAXABcAIQAcABcAGAAcABcAGQAcABwADQALABwAHAAXACgAHAAOABwADgAOABkADAAZABsAFgAo ABwAGQAXABwADAAcABkAHAAcABwAFwAZABYAHAAcABkADgARABwAGAAOABwADgAXACkADAAYABEA HAAcABAAHAAZABwAHAAbABcAHAAZABQAAAAyCk0KmQkGAAQAAAAAAPQLeA8gQWRhbSAWACEAHAAd ACkADwAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQALgAAADIKhgrCARcABAAAAAAA9At4D0thZG1vbiwgZWwgdmVo 7WN1bG8gZGUgACEAHAAdACgAHAAcAA4AEQAcAAwAEQAZABwAHAAOABgAHAALABwAEQAcABwAEQAE AAAALQEFABAAAAAyCoYK6AMDAAQAAAAAAPQLeA9BaW4AIQAKABwADQAAADIKhgovBAEABAAAAAAA 9At4Dy38EQARAAAAMgqGCkAEBAAEAAAAAAD0C3gPU3VwaCEAHAAcABwABAAAAC0BBAAvAAAAMgqG CrUEGAAEAAAAAAD0C3gPLCB5IGxhIGNvcm9uYSBkZWwgQXJib2wgDgARABkAEQAMABwAEQAYABwA EQAcABsAHAARABwAHAAMABEAIQAQABwAGwAMABEABAAAAC0BBQAaAAAAMgqGCroGCgAEAAAAAAD0 C3gPU2VwaGlyb3RhbCEAHAAcABwACgARABwADgAcAAsABAAAAC0BBAApAAAAMgqGCpsHFAAEAAAA AAD0C3gPLCBzaSBiaWVuIGRlc2RlIHF1ZSAOABEAGQAMABAAHAALABwAHAARABwAHAAZABsAHAAR ABwAHAAcABEABAAAAC0BBQAXAAAAMgqGCl0JCAAEAAAAAAD0C3gPU2VwaGlyYSAhABsAHAAcAAoA EQAcABEABAAAAC0BBAAOAAAAMgqGChkKAgAEAAAAAAD0C3gPeSAZAA4ABAAAAAIBAQCLAAAAMgrA CsIBVQAEAAAAAAD0C3gPQWRhbSBLYWRtb24gc29uIGVuIHJlYWxpZGFkIHVubyBiYWpvIGRvcyBh c3BlY3RvcywgcmVzdWx0YSBsbyBtaXNtby4gIE11Y2hhcyBzb24gbGFzIAohABwAHQAoABoAIQAc AB0AKAAcABwAGgAZABwAHAAaABwAHAAaABEAGwAcAAsACwAcABwAHAAaABwAGwAcABoAHAAcAAoA HAAaABsAHAAZABoAHAAZABwAHAAZAA4AHAAZAA0AGgARABwAGQAbAAwADQAcABkADAAcABoAKAAM ABkAKAAcAA4AGgAaACkAHAAZABwAHAAZABoAGQAcABwAGgALABwAGQANAAQAAAACAQEABAAAAC0B BAB0AAAAMgr5CsIBRgAEAAAAAAD0C3gPaW50ZXJwcmV0YWNpb25lcyBxdWUgc2UgaGFuIGRhZG8g c29icmUgZXN0ZSBwdW50bywgcGVybyBkaWZpZXJlbiB1bmFzIAwAHAAOABsAEQAcABEAGwAOABwA GAAMABwAHAAcABkAEgAbABwAHAASABkAHAASABwAHAAcABIAGwAcABwAHAASABkAHAAbABEAHAAS ABwAGQAOABsAEgAcABwAHAAOABwADgASABwAGwARABwAEgAbAAwADQAMABwAEAAcABwAEgAcABwA HAAZABIAJgAAADIK+QoUCBIABAAAAAAA9At4D2RlIG90cmFzLiAgW0VuIGxhIBsAHAASABwADgAR ABwAGQAOABIAEgAOACEAHAARAAwAHAASAAQAAAAtAQUAFAAAADIK+QqVCQYABAAAAAAA9At4D0Ph YmFsYSMAHAAcABwACwAbAAQAAAAtAQQADQAAADIK+QoyCgEABAAAAAAA9At4DyD8DQAEAAAAAgEB AAQAAAAtAQQAVQAAADIKMwvCATEABAAAAAAA9At4D2NhbGRlYSwgTWFjcm9wcm9zb3BvIGVzIHVu YSBwdXJhIGFic3RyYWNjafNuLCBlbCAKGQAcAAwAHAAbABwADgAUACkAHAAZABEAHAAcABEAHAAY ABwAHAAcABQAHAAZABQAHAAcABwAFAAcABsAEQAcABQAHAAcABkADQARABwAGQAYAAsAHAAcAA4A FAAcAAwAFAAEAAAALQEFABMAAAAyCjMLUgYFAAQAAAAAAPQLeA9Mb2dvc2EbABwAHAAcABkABAAA AC0BBABEAAAAMgozC9oGJgAEAAAAAAD0C3gPIG8gbGEgUGFsYWJyYTsgUGFsYWJyYSBxdWUgc2kg YmllbiBlbiAUABwAEwAMABwAFAAhABwADAAbABwAEQAcAA4AFAAhABsADAAcABsAEQAcABQAHAAc ABwAFAAYAAwAFAAbAAsAHAAcABQAHAAcAA0ABAAAAAIBAQCYAAAAMgpsC8IBXgAEAAAAAAD0C3gP cmVhbGlkYWQgdmllbmUgYSBzZXIgdW4gbvptZXJvIHBsdXJhbCAobyBQYWxhYnJhcyksIGN1YW5k byBzZSByZWZsZWphIGEgc+0gbWlzbWEsIG8gZGVzY2llbmRlIBEAHAAbAAsADAAcABwAHAATABgA DAAcABwAHAATABwAEwAZABwAEQATABwAHAATABsAHAAoABwAEQAcABMAHAAMABwAEQAbAAwAEwAR ABwAEwAhABsACwAcABwAEQAcABkAEQAOABMAGQAcABsAHAAcABwAEwAZABwAEwARABwADQAMABwA CgAcABMAHAATABkADgAUACgADAAaACgAHAAOABMAHAATABwAHAAZABkADAAcABwAGwAcAA0AHAAA APsCzv8AAAAAAACQAQAAAAAEQAASVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAA LQEGAAQAAAAtAQYABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAE8AAAAyCqYLwgEtAAQAAAAAAPQLeA9oYXN0YSBh ZHF1aXJpciBlbCBhc3BlY3RvIGRlIHVuYSBIdWVzdGUgZGUgQW4LHAAcABkADgAcAA8AHAAbABwA GwAMABAADAAQAA8AGwAMAA4AHAAZABwAHAAZAA4AGwAPABwAHAAOABwAHAAcAA8AIwAcABwAGQAO ABwADgAcABwADwAgABwAGQAAADIKpgvMBQkABAAAAAAA9At4D2dlbGVzLCBvIAocABwACwAcABkA DgAPABsADwAEAAAALQEFABkAAAAyCqYLiwYJAAQAAAAAAPQLeA9TZXBoaXJvdGgKIQAcABwAHAAK ABEAHAAOABwABAAAAC0BBgANAAAAMgqmC2EHAQAEAAAAAAD0C3gPIPwNAAQAAAAtAQQADQAAADIK pgtuBwEABAAAAAAA9At4D5b8HAAcAAAAMgqmC4oHCwAEAAAAAAD0C3gPZWwgk076bWVyb5QAGwAM AA4AEQAkABwAKAAcABEAHAARAA0AAAAyCqYLkggBAAQAAAAAAPQLeA8t/BEAKAAAADIKpgujCBMA BAAAAAAA9At4DywgZXMsIHNpbiBlbWJhcmdvLCAADgAPABwAGQANAA8AGAAMABwADgAcACkAHAAc ABEAHAAcAA0ADQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQAWQAAADIK3wvCATQABAAAAAAA9At4D2NvbGVjdGl2 YW1lbnRlIFVubywgeSBlbiBlbCBwbGFubyBpZGVhbCB1biBjZXJvLCCTTm8ZABwADAAcABkADQAM ABkAHAAoABwAHAAOABwAFQAkABwAHAAOABUAGQAVABsAHAAVABsADAAVABsADAAcABsAHAAUAAwA HAAcABsADAAVABsAHAAUABkAHAARABwADgAVABEAJAAbAA0AAAAyCt8LiAYBAAQAAAAAAPQLeA8t /BEAFgAAADIK3wuZBgcABAAAAAAA9At4D2Nvc2GULCAgGQAcABkAHAAQAA4AFQAEAAAALQEFABAA AAAyCt8LNgcDAAQAAAAAAPQLeA9BaW4AIQAKABwABAAAAC0BBAA7AAAAMgrfC30HIAAEAAAAAAD0 C3gPLCBlbCBxdWUgZXhpc3RlIG5lZ2F0aXZhbWVudGUuICAOABUAHAAMABUAHAAcABsAFQAcABgA DAAZAA4AHAAVABsAHAAcABwADQAMABkAGwAoABwAHAAOABwADwAOAA8ABAAAAAIBAQAEAAAALQEE AA0AAAAyChkMwgEBAAQAAAAAAPQLeA8o/BEABAAAAC0BBQAdAAAAMgoZDNMBDAAEAAAAAAD0C3gP RG9jdHIuIFNlY3IuJAAcABkADgARAA4ADgAhABwAGQARAA0ABAAAAC0BBAAxAAAAMgoZDNsCGQAE AAAAAAD0C3gPLCBJLCAzNzQ7IElJLCA2NjIsIGV0Yy4gIGUOAA4ADgAOAA4AHAAbABwADgAOAA4A DgAOAA4AGwAcABwADgAOABwADgAZAA4ADQAOAA0AAAAyChkMowQBAAQAAAAAAPQLeA+W/BwAFgAA ADIKGQy/BAcABAAAAAAA9At4D1bpYXNlOiAgIQAcABwAGQAcAA4ADgAEAAAALQEFACgAAAAyChkM aQUTAAQAAAAAAPQLeA9DYXJhIG8gRmF6IFN1cGVyaW9yACQAGwAQABwADgAcAA4AHwAcABcADgAh ABwAHAAcABEACgAcABEABAAAAC0BBAAQAAAAMgoZDCkHAwAEAAAAAAD0C3gPIHkgAA4AGQAOAAQA AAAtAQUAIAAAADIKGQxeBw4ABAAAAAAA9At4D1RldHJhZ3JhbW1hdG9uHwAcAA4AEQAcABwAEAAc ACoAKQAcAA4AHAAcAAQAAAAtAQQAJQAAADIKGQzRCBEABAAAAAAA9At4Dy5dICAoRy5ULiBILlAu Qi4pbw4ADgAOAA0AEQAnAA4AHgAOAA4AIwAOACEADgAhAA4AEQANAAAAMgoZDCgKAQAEAAAAAAD0 C3gPIPwbAAQAAAACAQEADQAAADIKUgzCAQEABAAAAAAA9At4DyD8GwAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQA DQAAADIKiwzCAQEABAAAAAAA9At4DyD8tAAEAAAALQECABcAAAAyCosMdgIIAAQAAAAAAPQLeA9N YWNoYWdpcykAHAAcAB4AHAAfAA4AHAAQAAAAMgqLDFoDAwAEAAAAAAD0C3gPdGlhABEADgAcAAQA AAAtAQQADQAAADIKiwyVAwEABAAAAAAA9At4Dy78DgANAAAAMgqLDKMDAQAEAAAAAAD0C3gPLfwR AHAAAAAyCosMtANDAAQAAAAAAPQLeA8gIE1hZ2lhLCB0YWwgY29tbyBlbiBvdHJvIHRpZW1wbyBz ZSBlbnNl8WFiYSBlbiBQZXJzaWEgeSBDYWxkZWEsIHkgABkAGQApABwAHAAMABsADgAZAA4AHAAM ABkAGQAcACgAHAAZABwAHAAZABwADgARABwAGQAOAAwAGwAoABwAHQAZABkAHAAZABwAHAAZABwA HAAcABwAHAAZABwAHAAZACEAHAARABgADAAcABkAGQAZACQAHAAMABsAHAAcAA4AGQAYAA0ABAAA AAIBAQBiAAAAMgrFDMIBOgAEAAAAAAD0C3gPZWxldmFkYSBlbiBzdXMgcHLhY3RpY2FzIG9jdWx0 YXMgYSBsYSBjYXRlZ29y7WEgZGUgbWFnaXNtbxwADAAcABkAGwAcABwAGwAcABwAGwAZABwAGQAa ABwAEQAcABkADQAMABkAHAAZABsAHAAYABsADAAOABwAGQAbABwAGgAMABwAGwAZABwADQAbABwA HAARAA4AHAAbABwAHAAbACgAHAAcAAwAGQAoABwADQAAADIKxQxlBwEABAAAAAAA9At4Dy38EQA7 AAAAMgrFDHYHIAAEAAAAAAD0C3gPcmVsaWdp824uICBQbGF0824sIGFsIGhhYmxhciBkZSARABwA CwAMABsADAAbABwADgAbABsAIQAMABsADgAcABwADgAbABsADAAbABwAGwAbAAsAHAARABsAHAAc AA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAH0AAAAyCv8MwgFMAAQAAAAAAPQLeA9NYWNoYWdpc3RpYSBvIE1h Z2lzbW8sIGhhY2Ugbm90YXIgcXVlIGVzIGxhIG3hcyBwdXJhIGZvcm1hIGRlbCBjdWx0byBkZSBs YXMgKQAcABkAHAAcABwADAAZAA0ADAAcABUAHAAVACkAHAAbAAwAGQAoABwADgAVABwAHAAZABwA FQAcABwADgAcABEAFQAcABsAHAAVABwAGQAUAAwAHAAVACgAHAAZABUAHAAcABEAHAAVAA4AHAAR ACgAHAAVABwAHAAMABUAGQAbAAwADgAcABUAHAAcABQACwAcABkAFQAEAAAALQEFAB8AAAAyCv8M 8QgNAAQAAAAAAPQLeA9jb3NhcyBkaXZpbmFzDBkAHAAZABwAGQAVABwACgAZAAoAHAAcABkABAAA AC0BBAAQAAAAMgr/DCMKAwAEAAAAAAD0C3gPLiAgAA8ADgAOAAQAAAACAQEADQAAADIKOA3CAQEA BAAAAAAA9At4Dyj8EQAdAAAAMgo4DdMBDAAEAAAAAAD0C3gPRy5ULiBILlAuQi4pJwAOAB8ADgAO ACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIKOA3kAgEABAAAAAAA9At4DyD8GgAEAAAAAgEBAA0AAAAyCnIN wgEBAAQAAAAAAPQLeA8g/BsABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAA0AAAAyCqoNwgEBAAQAAAAAAPQLeA8g /LQABAAAAC0BAgAUAAAAMgqqDXYCBgAEAAAAAAD0C3gPKiBNYWNoEwAPACkAHAAcAB4ADQAAADIK qg0XAwEABAAAAAAA9At4Dy38EQAUAAAAMgqqDSgDBgAEAAAAAAD0C3gPY2hpdHRhHAAeAA4AEQAR ABwABAAAAC0BBAAQAAAAMgqqDa4DAwAEAAAAAAD0C3gPICAoAA8ADwARAAQAAAAtAQUAEAAAADIK qg3dAwMABAAAAAAA9At4D01hdAAqABwADgANAAAAMgqqDTEEAQAEAAAAAAD0C3gPLfwRABQAAAAy CqoNQgQGAAQAAAAAAPQLeA9jaGl0dGEZABwACgAOAA4AHAAEAAAALQEEACAAAAAyCqoNuQQOAAQA AAAAAPQLeA8pIChT4W5zY3JpdG8pLhEADwARACEAHAAcABkAGAAQAAwADgAcABEADQANAAAAMgqq DdgFAQAEAAAAAAD0C3gPLfwRAFYAAAAyCqoN6QUyAAQAAAAAAPQLeA8gIFF1ZSBwaWVuc2EgZW4g be07IHF1ZSB0aWVuZSBlbCBwZW5zYW1pZW50byBmaWpvIA8ADwAnABwAHAAOABwADAAcABwAGAAc AA8AHAAcAA8AKAAOAA4ADwAcABwAHAAPAA4ADAAbABwAHAAPABsADAAPABwAGwAcABkAHAAoAAwA HAAcAA4AHAAPAA0ADAAKABwADgAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQAGQAAADIK5Q3CAQkABAAAAAAA9At4 D2VuIG3tLiAgKAUcABwADgAoAA4ADgAOAA4AEQAEAAAALQEFABcAAAAyCuUNeQIIAAQAAAAAAPQL eA9CaGFnYXZhZCEAHAAcABwAHAAZABwAHAANAAAAMgrlDVsDAQAEAAAAAAD0C3gPLfwRABEAAAAy CuUNbAMEAAQAAAAAAPQLeA9H7nTiJwAOAA4AGwAEAAAALQEEACUAAAAyCuUNygMRAAQAAAAAAPQL eA8pLiAgKEcuVC4gSC5QLkIuKW8RAA4ADgAOABEAJgAOAB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAA ADIK5Q0mBQEABAAAAAAA9At4DyD8GgAcAAAA+wIQAAcAAAAAALwCAAAAAAECAiJTeXN0ZW0AAAAA AAAAAAAAGAAAAAQAAAAoAx8A5AQAAAQAAAAtAQcABQAAABQCAAAAAAUAAAATAngPAAAFAAAAEwJ4 D/QLBQAAABMCAAD0CwUAAAATAgAAAAAFAAAAFAIBAAEABQAAABMCdw8BAAUAAAATAncP8wsFAAAA EwIBAPMLBQAAABMCAQABAAUAAAAUAgIAAgAFAAAAEwJ2DwIABQAAABMCdg/yCwUAAAATAgIA8gsF AAAAEwICAAIABQAAABQCAwADAAUAAAATAnUPAwAFAAAAEwJ1D/ELBQAAABMCAwDxCwUAAAATAgMA AwAFAAAAFAIEAAQABQAAABMCdA8EAAUAAAATAnQP8AsFAAAAEwIEAPALBQAAABMCBAAEAAUAAAAU AgUABQAFAAAAEwJzDwUABQAAABMCcw/vCwUAAAATAgUA7wsFAAAAEwIFAAUABQAAABQCBgAGAAUA AAATAnIPBgAFAAAAEwJyD+4LBQAAABMCBgDuCwUAAAATAgYABgAFAAAAFAIHAAcABQAAABMCcQ8H AAUAAAATAnEP7QsFAAAAEwIHAO0LBQAAABMCBwAHAAUAAAAUAggACAAFAAAAEwJwDwgABQAAABMC cA/sCwUAAAATAggA7AsFAAAAEwIIAAgABQAAABQCCQAJAAUAAAATAm8PCQAFAAAAEwJvD+sLBQAA ABMCCQDrCwUAAAATAgkACQAFAAAAFAIKAAoABQAAABMCbg8KAAUAAAATAm4P6gsFAAAAEwIKAOoL BQAAABMCCgAKAAMAAAAAAA== ------=_NextPart_01C63655.32D1D410 Content-Location: file:///C:/895641ED/glosario-M_archivos/filelist.xml Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/xml; charset="utf-8" ------=_NextPart_01C63655.32D1D410--