MIME-Version: 1.0 Content-Type: multipart/related; boundary="----=_NextPart_01C63655.9EDA6230" Este documento es una página Web de un solo archivo, también conocido como archivo de almacenamiento Web. Si está viendo este mensaje, su explorador o editor no admite archivos de almacenamiento Web. Descargue un explorador que admita este tipo de archivos, como Microsoft Internet Explorer. ------=_NextPart_01C63655.9EDA6230 Content-Location: file:///C:/895641F2/glosario-R.htm Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/html; charset="us-ascii" R

R

 

R.-  Décimoctava  letra del alfabeto inglés, = la letra “canina”, así llamada porque su modo de sonar nos recuerda el de un gruñido (por su semejanza con el gruñido del perro, los romanos llamaban a esta letra litte= ra canina.  Los ingleses la pronuncian ar, con la r muy poco perceptible).  En el alfabeto hebreo = es la letra vigésima, y su número es 200.  Equivale como Resh (nombre de la R en hebreo) al nombre divino Rahim (clemencia), y sus símbolos son una esfera, una ca= beza y un círculo.  [En la l= engua sánscrita hay la R consonante, que es la cuadragésimo primera letra de su alfabeto, y se pronuncia ra, pero con el sonido suave de la palabra castellana maroma.  Hay además en dicha lengua las vocales ri (breve) y (larga), que= se pronuncian casi como en las voces francesas rien y criera respectivamente.  En las transliteraciones, la R voc= al (breve o larga) se suele escribir con un puntito debajo de la misma, como en las voces brihat, Krichna, ritu, etc.; otras veces se escribe, con una pequeña i <= /i>debajo, como en la voz prakriti<= /i>; y otras, en fin, se expresa con una r= y el puntito debajo, pero sin la i, v. gr., br.hat, prakr.= ti, r.ni, que se pronuncian: brihat, prakriti, rini.]  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

Ra=   (Sánscrito).-&nb= sp; Fuego, calor, combustión, quemadura; deseo, anhelo; rapidez.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

* Râ  (Egipcio= ).-  La divina Alma universal en su aspecto manifestado –la luz siempre ardiente; es también el Sol personificado.  [El dios Ra está representado con cabeza de gavilán porque el ave en cuestión está consagrada a Horus.  Ra significa: hacer, disponer, y en efecto, el dios Ra dispuso y organizó el mundo, cuya materia le había deparado Ptah.  <= /span>(Dict. D’ Arch Egypt.<= /i>)  -Véase: Ammón.]  (G= .T. H.P.B.)

&nb= sp;

* Râ  (S&aacut= e;nscrito).-  Don, dádiva, presente, oro.=   (G.T. H.P.B.)

 

* Rabbi.-  Véase: Rabino.  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

* Rabboth  (Hebreo)= .-  Comentarios alegóricos sobr= e los cinco libros de Moisés.  Son muy antiguos y tienen grande autoridad entre los judíos.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

* Rabhas  (S&aacut= e;nscrito).-  Movimiento violento del alma o del cuerpo; impetuosidad, violencia, furia, rapidez.&n= bsp; Como adjetivo: impetuoso, fiero, violento, enérgico.  (G.T. H.P.B.= )

 

* Rabhasa  (S&aacut= e;nscrito).-  Energía, celo, afán,= deseo vehemente.  –Véase, además, Rabhas.  (G.T. H.P.B.)

 

Rabinos  [Del heb= reo Rabbi].-  Originar= iamente, instructores o maestros de los sagrados Misterios o de la Qabbalah, más tarde, todo levita de la casta sacerdotal pasaba a ser maestro y rabino.  (Véase la siguiente serie de rabinos cabalistas expuesta por W. = Wynn Westcott).  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

1.      = Rabino Abulafia de Zaragoza.  Nacido en 1= 240, instituyó una escuela de Cábala que recibió su nombre.  Sus principales obras= son: Los Siete Senderos de la Ley y la = Epístola al Rabino Salomó= ;n.  (G.T. H.= P.B.)

2.      = Rabino Akiba.-  Autor de una famosa obra cabalística, el Alfabeto de = R.A., que estudia cada letra como símbolo= de una idea y como emblema de un sentimiento.  El Libro de Enoch fue originariamente una parte de esta obra, que apareció a fines del siglo octavo.  No era simplemente un tratado cabalístico.=   (G.T. H.P.B.)

3.      = Rabino Azariel ben Menachem  (1160 después de J. C.).-  Autor del Comentario acerca de los Diez Sephiroth, que es la más antigua obra puramente cabalísti= ca existente, dejando aparte el Sepher Yetzirah, que, aunque más antiguo, no tiene relación algu= na con los Sephiroth cabalísticos.  <= span style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Roman";mso-ansi-= language: ES'>Fue discípulo de Isaac el Ciego, que es considerado como padre d= e la Cábala europea, y fue a su vez maestro del igualmente célebre= R. Moisés Nachmanides.  (G.T. H.P.B.)

4.      = Rabino Moisés Botarel= (1480).-  Autor de un famoso comentario sobre el Sepher Yetzirah= .  Enseñ&o= acute; que por medio de una vida ascética y del uso de invocaciones, pueden hacerse proféticos los sueños de un hombre.  (G.T. H.= P.B.)

5.      = Rabino Chajim Vital  (1600).-=   El gran expositor de la Cáb= ala tal como la enseñó R. Isaac Loria; autor de una de las obras más famosas, Otz Chiim o= Arbol de la Vida, de la cual Knorr= von Rosenroth ha tomado el Libro sobre = el Rashith ha Gilgalim, revoluciones de las almas, o esquemas de reencarnaciones.  (G.T. H.P.B.= )

6.      = Rabino Ibn Gebirol.-  Célebre rabino hebreo, auto= r del himno Kether Malchuth o Diadema Real, que apareció en el año 1050 poco más o menos.  Esta obra es un hermoso poema que contiene las doctrinas cosmológicas de Aristóteles, y aun al presente forma parte del servicio judío especial de la víspera del annual gran Día de Propiciación.  (V&eacut= e;ase: Ginsburg y Sachs sobre la Poes&iacu= te;a religiosa de los judíos españoles).  Este autor es conocido tambi&eacut= e;n con el nombre de Avicebron.  <= /span>(G.T. H.P.B.)

7.      = Rabino Gikatilla.-  Eminente cabalista que floreci&oac= ute; allá por los años 1300.  Compuso los famosos libros: El Jardín de Nueces, La Puerta de los Puntos vocales, El Misterio del Metal brillante y = Las Puertas de Justicia.  Insi= stió especialmente en el uso de la Gematría, Notaricón y Temura.  (G.T. H.= P.B.)

8.      = Rabino Isaac el Ciego de Posquiero.-  El primero que enseñó públicamente en Europa, hacia el año 1200 de nuestra era, las doctrinas teosóficas de la Cábala.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

9.      = Rabino Loria (o Luria, como se escribe también, y conocido asimismo con el nombre de Ari, sacado de sus iniciales).-  Fund&oac= ute; una escuela de Kabbalah en 1560 aproximadamente.  No escribió obra alguna, pero sus discípulos recogieron s= us enseñanzas, y el rabino Chapim Vital las publicó.  (G.T. H.= P.B.)

10.   Rabino Moisés Cordovero  (1550 de= spués de J. C.).-  Autor de varias obras cabalísticas de gran reputación, a saber: Una Luz suave, El Libro del Retiro= y El Jardín de granados.  Esta úl= tima obra puede leerse en latín en la Kabbalah Denudata de Knorr von Rosenroth, intitulada Tractatus de Animo, ex libro Pardes Rimmonim.  Cordovero es notable por su adhesión a la parte estrictamente metafísica haciendo caso om= iso de la sección relativa a la producción de fenómenos prodigiosos, a que se dedicaba el rabino Sabbatai Zevi, ocupación en= la que muy poco faltó para que muriese.  (G.T. H.= P.B.)

11.   Rabino Moisés de León=   (aproximadamente 1290 de nuestra era).-  Compilador y primer publicador del Zohar, o “Esplendor”, la más famosa de todas las obras cabalísticas, y casi única de la cual una gran parte ha sido traducida al inglés.  <= /span>Segun se afirma, este Zohar= es, en su mayor parte, debido a la pluma del aun más célebre rabi= no Simeón ben Jochai, que floreció en el reinado del emperador Tito.  (G.T. H.= P.B.)

12.   Rabino Moisés Maimónides  = (muerto en 1304).-  Rabino hebreo de gran renombre.  Este autor condenó el uso de encantos y amuletos, y se opuso al empleo cabalístico de los nombres divinos.  (G.T. H.= P.B.)

13.   Rabino Sabbatai Zevi  (nacido = en 1641).-  Cabalist= a muy famoso, que pasando más allá del dogma, adquirió una g= ran reputación como taumaturgo obrando maravillas por medio de los nombr= es divinos.  En un período= de su vida, pretendía ser el Mesías y cayó en manos del sultán Mohamed IV de Turquía, y le habrían condenado a muerte, pero salvó su vida adoptando la religión mahometana.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (Véase: Jost en el Judaísmo y sus sectas).  (G.T. H.P.B.)

14.   Rabino Simon ben Jochai =  (aproximadamente del 70 al 80 después de J. C.).-  Alrededor de este nombre se agrupan el misterio y la poesía d= el origen de la Kabbalah como un d= on de la divinidad al hombre.  La tradición considera que la K= abbalah era una teosofía divina enseñada primero por Dios a una compañía de ángeles, y que Adán consiguió ver algunos vislumbres de su perfección; que la sabiduría se transmitió de él a Noé, de éste a Abraham, de q= uien los egipcios de su tiempo aprendieron una parte de la doctrina.  Moisés derivó del país de su nacimiento una iniciación parcial que fue perfeccionandose por medio de comunicaciones directas con la Divinidad.  De Moisés pasó a los setenta ancianos de la nación judía, y de ellos el esquema teosófico fue transmitiéndose de generación en generación.  David y Salomón, especialmente, llegaron a ser maestros de esta doctrina secreta.  Ninguna tentativa se= hizo –nos dice la leyenda- para confiar a la escritura la sagrada ciencia hasta que Tito destruyó el segundo Templo, en cual tiempo el rabino Simon ben Jochai, escapándose de la sitiada ciudad de Jerusalé= ;n, se ocultó en una cueva, en donde permaneció por espacio de do= ce años, y en ella, siendo ya cabalista, recibió nuevas enseñanzas del profeta Elías.  Allí Simón aleccionó a sus discípulos, y los dos principales entre éstos, el rabino Eliezer y el rabino Abba, confiaron a la escritura aquellas enseñanzas que en épocas posteriores llegaron a ser = conocidas con el nombre de Zohar, y, seguramente fueron publicadas de nuevo en España por el rabino Moisés de León, allá por el año 1280.  Durante siglos se suscitó un enconado debate entre los doctos rabinos de Europa sobre el origen de dicha leyenda, y segun parece, hemos de renunciar a toda esperanza de llegar jamás a una decisión precisa acerca de qué parte del Zohar, si hay alguna que lo sea, e= s tan antigua como Simon ben Jochai.  (Véase: Zohar).  –(W.W.W.).  (G.T. H.P.B.)

 

* Rab-ma= g  (Caldeo).-  Jefe de los magos.  (G.T. H.P.B.)

 

* Rachana  (S&aacut= e;nscrito).-  Arreglo, orden, disposición, preparación; escritura; composición; invención, ficción; estilo, composición literaria.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rachayitri  (Sánscrito).-  Autor, compositor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rachita  (Sánscrito).-  Producido, preparado, hecho de; compuesto o escrito; ocupado en.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rachitârtha  = (Sánscrito).-  Que ha logrado su objeto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râchtra  (Sánscrito).-  Reino, realeza, soberanía, = trono; poder; región, país; gente; azote, calamidad pública.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rada  (S&aacut= e;nscrito).-  Acción de dividir, hender, partir; diente.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Radana  (S&aacut= e;nscrito).-  Véase: Rada.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Râddha  (Sánscrito).-  Acabado, consumado, perfecto; inic= iado, adepto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râddhânta  = (Sánscrito).-  Hecho establecido o consumado; ver= dad demostrada.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râdha  (Sánscrito).-  El mes vaizâkha (abril-mayo).&n= bsp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râdhâ  (S&aacut= e;nscrito).-  [Literalmente: belleza, brillo.]  -La pastora entre las gopîs (zagalas, pastoras) de Krichna, que era la compañera favorita del dios (mientras éste hacía vida de pastor en Vrindâvana.  –Algunos autores consideran a Râdhâ como la representación del alma humana atraí= ;da a la Divinidad.  (Véase: Dowson, Dicc. Clásico-indo).  Râdhâ significa además el 16to. asterismo lunar.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râdhana  (Sánscrito).-  Cumplimiento; obtención; satisfacción; propiciación; medio de cumplir alguna cosa.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râdhanâ  (Sánscrito).-  Discurso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râdhas  (Sánscrito).-  Tesoro.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râdhikâ  (Sánscrito).-  Forma diminutiva del nombre Râdhâ.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Radiante cuerpo, o Cuerpo de Luz.-  Es equivalente al “cuerpo luciforme” de los neoplatónicos.  (A. Besant, Sabid. Antig., 45).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Râga  (Sánscrito).-  Uno de los cinco klezas (aflicciones u obstáculos) en la filosofía= yoga de Patañjali.  En el Sânkhya-Kârikâ, es el “obstáculo” llamado amor y deseo en el sentido fí= sico y terreno.  –Los cinco klezas son: avidyâ (ignorancia), asmitâ (egoísmo o egotismo), r&acir= c;ga (amor, deseo), dvecha (aversión= ) y abhiniveza (temor de sufrir, [apeg= o o inclinación]).  –= [Râga significa además: pasión, afecto, amor, apego, inclinación, atracción, deseo, gusto, y, en general, es aquella manifestación de la mente que tiende a retener los objetos que ocasionan una sensación de placer.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (Râma Prasâd).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râgas  (Sánscrito).-  Son modos musicales, en núm= ero de ocho, y cada uno de ellos tiene varios modos menores llamados râginîs, que a su vez = tienen varias armonías.  (R&ac= irc;ma Prasâd).  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Râga-dvecha  = (Sánscrito).-  El par de opuestos constituí= ;do por el amor y el odio, apego y aversión, gusto y repugnancia, atracción y repulsión.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râgâtmaka  = (Sánscrito).-  De naturaleza o índole pasional.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Râghava  (Sánscrito).-  “Descendiente de Raghu”.  Nombre patronímico de Râma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raghu  (S&aacut= e;nscrito).-  Un rey de la raza solar, bisabuelo= de Râma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râgî o Râgin  (Sánscrito).-  Ambicioso, anheloso; amante, apasi= onado, aficionado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râginî  (Sánscrito).-  Femenino de râgin.  –Véase: Râ= ;gas.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Ragnarök  [o Ragnaroecker]  (Escandinavo).-  Una especie de entidad metaf&iacut= e;sica llamada el “Destructor” y el “Ocaso de los Dioses”, cuyas dos terceras partes son destruídas en la “Batalla final”, segun el Edda.  Ragnarök está encadena= do en el borde de una roca en tanto que existan algunos hombres buenos en el mund= o, pero cuando todas las leyes están quebrantadas, y toda virtud y todo bien han desaparecido de él, entonces Ragnarök queda desencaden= ado y se le deja acarrear todos los males y desastres imaginables al mundo condenado a la destrucción.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ragny.-  Sabio alquimista que, segun refier= e M. Kopp en su Historia de la Quí= ;mica, obtuvo, en 1440, autorización del rey Enrique VI de Inglaterra p= ara fabricar en sus Estados oro y elixir de larga vida.  Esta autorización se hizo extensiva a otros alquimistas, tales como Kirkeby, Cobler, Trafford, Bolton, Metsle, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Ragon, J. M..-  Francmasón, distinguido escritor y gran simbologista que trató de volver la Masonería a su anterior estado de pristina pureza.  Nació en Bruja= s en 1789; era aun casi un muchacho cuando fue recibido en la Logia y Capítulo de los “Verdaderos Amigos”, y al trasladarse a París fundó la Sociedad de los Trinósofos.  Segun se dice, poseía numer= osos documentos que le había entregado el famoso Conde de St. Germain, de quien adquirió todos sus notables conocimientos acerca de la Masonería primitiva.  Murió en París en 1866, dejando multitud de libros escritos por él y masas de manuscritos, que legó al “Gr= ande Oriente”.  De la masa de= sus obras publicadas, muy pocas pueden obtenerse, mientras que otras han desaparecido por completo.  Es= to es debido a personas misteriosas (jesuítas, se cree), que se apresuraro= n a comprar toda edición que pudieron encontrar después de la mue= rte de su autor.  En una palabra, = sus obras son hoy día sumamente raras.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raha  (Sánscrito).-  Abandono, soledad.  (G.= T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rahas  (S&aacut= e;nscrito).-  Soledad, retiro; lugar solitario u oculto; confidencia; secreto, misterio, arcano.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rahasa  (S&aacut= e;nscrito).-  El mar; el cielo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rahasya  (S&aacut= e;nscrito).-  Un nombre de los Upanichads.  Literalmente: esencia secreta del conocimiento.  [Secreto, misterio, arcano; como adjetivo: oculto, secreto, misterioso.]&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rahasyavrata  (Sánscrito).-  El poder de manejar las armas mist= eriosas o mágicas.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   Rahat.-  Lo mismo que arhat; el adepto que llega a quedar completamente libre de todo deseo en este plano, mediante la adquisición del conocimiento y de poderes divinos.  [Véas= e: Arahat.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rahâta  (Sánscrito).-  Consejero, ministro, secretario; espíritu, fantasma.  (G= .T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rahita  (S&aacut= e;nscrito).-  Libre, exento; faltado, privado, desprovisto; solo, aislado, abandonado.&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Ra’hmin Seth  (Hebreo)= .-  Segun la Cábala (o Qabbalah), las “chispas-alma= s” contenidas en Adam (Kadmon) vinieron a formar tres linajes, cuyas cabezas fueron sus tres hijos.  De man= era que, así como la “chispa-alma” (o Ego) llamada Chesed se convirtió en Habel, y Geboor-ah en Qai-yin (Caín), Ra’hmin, se convirtió en Seth, y estos = tres hijos se dividieron en setenta especies humanas, denominadas “raíces principales de la raza humana”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Râhu  (Sánscrito).-  Un daitya (demonio) que tenía la parte inferior del cuerpo como la cola de un dragón.  Hízose = inmortal robando a los dioses cierta cantidad de Amrita (elixir de vida divina), para cuya obtención estaban ellos batiendo = el océano de leche.  Impot= ente para privarle de su inmortalidad, Vichnú le desterró de la tierra, e hizo de él la constelación del Dragón, recibiendo su cabeza el nombre de R= âhu y su cola el de Ketu, astronómicamente los nodos ascendente y descendente.  Desde entonces ha sostenido con su apéndice caudal una guerra destructora contra los delatores de su hu= rto, el sol y la luna, y (durante los eclipses) dícese que los devora.  Como se comprende, esta fáb= ula tiene un significado místico y oculto.  [Râhu es el gran Dragó= ;n que trata siempre de devorar el sol y la luna (la causa de los eclipses).  Doctrina Secreta, III, 388.]&n= bsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râhugrâha  (Sánscrito).-  Eclipse.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râhula  (S&aacut= e;nscrito).-  Nombre del hijo de Gautama Buddha.=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râhulasû  (Sánscrito).-  El Buddha.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râhusansparza (Sánscrito).-  Véase: Râhugrâha.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rai  (Sánscrito).-  Cosa, bienes, propiedad; grito, aullido.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Raibhyas  (S&aacut= e;nscrito).-  Una clase de dioses del quinto manvantara.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Raimundo Lulio o Lull.-  Véase: Lulio.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rain  (G. F. de).-  Jurisconsulto austríaco que= en 1680 declaró que todos cuantos dudaran de la existencia de la piedra filosofal se hacían culpables del crimen de lesa majestad, atendido = que muchos emperadores de Alemania habían sido entusiastas alquimistas.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raivata  (Sánscrito).-  Nombre de un Manú.  Así se llama también= la cordillera que arranca de la parte occidental del Vindhya hacia el norte.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Raivata-Manvantara  (S&aacut= e;nscrito).-  El ciclo de vida presidido por el Manú Raivata.  Como es = el quinto de los catorce Manús (en esoterismo, Dhyân Chohans), habiendo siete Manú-raíces y siete Manús-simientes para las siete Rondas de nuestra cadena terres= tre de globos (véase: Buddhismo esotérico de A. P. Sinnet, y la Doctrina Secreta, tomo II, Cronolog&iacu= te;a Brahmánica), Raivata presidía a la tercera ronda y era su Manú-raíz.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raíz.-  Véase: Raza-raíz o Raza= -madre.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raíz de la Materia.-  Véase: Mûla-prakriti.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raíz del Ser.-  Con este nombre se designa el prim= er Logos.  (A. Besant, Sabid. Antig., 52).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raíz sin raíz.-  La Unica Realidad absoluta que ant= ecede a todo ser manifestado, la Causa infinita y eterna de todo lo que fue, es y será; la Seidad, más bien que Ser; Sat; Parabrahman, lo Absoluto, el Todo Abstracto; el Oeahoo del Libro de Dzyan.  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Râja o râjan  (S&aa= cute;nscrito).-  Un príncipe o rey de la India.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Râjagriha  (Sánscrito).-  La capital de Magadha, famosa por = su conversión al Budismo en tiempos de los reyes budistas.  Fue la residencia de varios sobera= nos, desde Bindusâra hasta Azoka, y fue la Sede del primer Sínodo o Concilio búdico, celebrado en el año 510 antes de J. C.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râja-guhya  (Sánscrito).-  Misterio soberano.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râja-guru  (Sánscrito).-  Preceptor real.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajah.-  V&eacut= e;ase: Rajas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râja-hamsa  (Sánscrito).-  Cisne.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râjaka  (Sánscrito).-  Real, soberano; brillante, espléndido.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Râjakîya  <= /b>(Sánscrito).-  Regio, soberano.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râjakumâra  (Sánscrito).-  Príncipe real.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajamsis  (Sánscrito).-  Mundos o globos.  (Véase: Doctrina Secreta, II, 642-658).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râjan  (Sánscrito).-  Príncipe, rey; un individuo= de la casta militar (kchatriya); señor; la luna, Indra.  –(Véase: R&acir= c;ja).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajani y Rajanî<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (Sánscrito).-  La noche.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajanîkara  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  La luna.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râjanîti  <= /b>(Sánscrito).-  La conducta que deben observar los reyes.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râjanya  (Sánscrito).-  Un individuo de la casta guerrera = (kchatriya); la misma casta guerrer= a o militar, en lenguaje védico.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râja-putra  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Literalmente: “hijo de rey&#= 8221;; príncipe real; Kchatriya= ; el planeta Mercurio.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Râja-putrî y Pâja-putrika  (Sánscrito).-  Hijo de rey; princesa.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râjarchis o Râjarchis [Râja-richis] (Sánscrito).-  Los Richis reales o Adeptos reales, una de las tres clases de richis de la India, lo mismo que los Hierofantes reales del ant= iguo Egipto.  [Santo o richi de casta real; un Kchatriya que, gracias a una vida = pura y santa en la tierra, se había elevado como un santo o semidios al cie= lo de Indra, como Vizvâ-mitra y otros.&= nbsp; –Véase: Richis<= /i>.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rajas  (Sánscrito).-  “La cualidad de impureza” (esto es, diferenciació= n) y actividad en los Purânas.=   Una de las tres divisiones o gunas en las correlaciones de la m= ateria y la naturaleza, la que representa la forma y el cambio.  [Es el segundo de los tres modos, atributos o cualidades (gunas) = del Prakriti (materia): la cualidad pasional, la de la acción o actividad.  Sus efectos en el mundo objetivo s= on: movimiento y energía; en el subjetivo, se manifiesta como sufrimient= o, dolor, turbación, ansiedad, inquietud, agitación, tedio, disgusto, celos, envidia, inestabilidad, confusión, ambición, deseo, pasión, amor, odio, malicia, afición a discordias y a = la maledicencia, desequilibrio, intranquilidad, desorden, violencia, lucha, energía, esfuerzo y actividad.  “Sabe que rajas, c= uya naturaleza es de pasión, siendo origen de anhelos y afecciones, enca= dena al Señor del cuerpo por el apego a la acción … La ambición, la codicia, la actividad, el ardor en las empresas, la inquietud y el deseo del predominio de rajas  (Bhagavad-Gîtâ, XIV, 7, 12).  –Es la cua= lidad predominante en la especie humana.  Es también la cualidad que comunica impulso y movimiento en l= as otras dos (sattva y tamas), que por sí solas no pueden entrar en actividad, y así se ha dicho que “el Sendero = se extiende desde tamas hasta sattva por medio de la lucha y aspiración” (rajas= ).  –Véase: Gunas.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râjasa  (Sánscrito).-  Adejtivo derivado de Rajas: pasional, activo, enérgico, violento, agitado, apasionado, instintivo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajasânu  (Sánscrito).-  Corazón, sensibilidad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râjasas  (Sánscrito).-  Por otro nombre Âbhûtarajasas.&nbs= p; Son divinidades incorpóreas que no tienen ni aun la sombra astral.  Van siempre asociados= con los Mânasas.  (Doctr. Secr., II, 93-94).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râjasâs  (S&aacut= e;nscrito).-  Los más antiguos Agnichvâttas, los Pitris del Fuego.  El “Fuego” es sí= ;mbolo de la iluminación y del intelecto.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râjasî  (Sánscrito).-  La condición moral de una p= ersona dominada por la pasión o el instinto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râja-sûya  = (Sánscrito).-  Sacrificio real.  El que se celebra en el acto de la coronación de un rey.  = (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajata  (S&aacut= e;nscrito).-  Blanquecino, plateado; plata; marf= il; constelación.  Nombre d= e un lago y de una montaña.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râjatva  (Sánscrito).-  Realeza, soberanía.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râja-vidyâ  (Sánscrito).-  Conocimiento o sabiduría soberana, ciencia suprema.  (G= .T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râja-Yoga  (S&aacut= e;nscrito).-  El verdadero sistema o ciencia ref= erente al desarrollo de los poderes psíquicos y espirituales y a la unión con el propio Yo superior, o Espíritu supremo, como dic= en los profanos.  Es el ejercicio= , la regulación y concentración del pensamiento.  El Râja-Yoga es opuesto al Hatha-Yoga, el en= trenamiento físico o psicofísiológico en el ascetismo.  [El Râja-Yoga es el sistema de educación oculta que, por medio de la concentración mental, desarrolla las facultades superiores del hombr= e y los poderes psíquicos en él latentes.  Este sistema parte del mundo inter= no, para estudiar la naturaleza interior, y por medio de ella lo domina todo, t= anto lo interno como lo externo.  P= or la manipulación de la mente podemos ponerla bajo nuestro dominio, hacer= la obrar a nuestro antojo, y obligarla a concentrar sus poderes conforme a nuestros deseos.  No hay límite para el poder de la mente humana; cuanto más concentra= da está, mayor poder tiene para fijarse en un punto, hasta el extremo de que el yoguî llega a un término en que las llamadas “ley= es de la naturaleza” no ejercen ya influencia alguna sobre él, a causa del dominio que tiene sobre toda la naturaleza, tanto interna como externa.  (Swâmi Vivekânanda, Filosofía= Yoga).  –El ejercicio del Râja-Yoga requiere largo tie= mpo y una práctica constante.  Una parte de esta práctica es física, en lo referente a la alimentación, respiración, sueño, actitudes corporales, trabajo, continencia, etc.; pero la parte más importante es mental, puesto que son requisitos indispensables la atención sostenida, la concentración del pensamiento, la abstracción, la meditación, la contemplación y la devota sumisión al Señor (Îzvara).  Los Aforismos del Yoga de Patañjali constituyen la más alta autoridad y= el mejor libro de texto para el estudio de tan importantísima materia; = pero hay que advertir que el Yoga sólo puede aprenderse de un modo seguro poniéndose bajo la dirección de un sabio maestro; de lo contrario, se expone a lamentab= les fracasos y a perder todo el fruto de sus estudios.  –Hay una enorme diferencia e= ntre el Hatha-Yoga y el Râja-Yoga, y es que el prime= ro es puramente psicofisiológico, y el segundo es puramente psicoespiritua= l. (Doctr. Secr., III, 503).  El partidario del primero cree que= la mente obedece al prâna (aliento), mientras que el partidario del segundo opina que el prâna obedece a la mente, lo= cual es mucho más exacto.  –Véanse los artículos: Hatha-Yoga, Filosofía Yoga y Yoga.]  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râjñî  (Sánscrito).-  Reina, princesa; la esposa del Sol= .  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajobala  (Sánscrito).-  Obscuridad; tinieblas.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajoguna  (Sánscrito).-  La cualidad rajas.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Rajorasa  (Sánscrito).-  Obscuridad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rajput.-  V&eacut= e;ase: Kchatriya.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râjya  (Sánscrito).-  Realeza, soberanía, reino.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râkâ  (V&eacut= e;dico).-  El día de luna llena; d&iac= ute;a apropiado para ciertas prácticas ocultas.  [La diosa del plenilunio.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râkâpati  (Sánscrito).-  Literalmente: “esposo de Râkâ”; la luna llena.&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakcha  (S&aacut= e;nscrito).-  Cuidado, guarda, protección, conservación; protector, guardián; un preservativo especialme= nte una especie de brazalete o amuleto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râkchâ  (Râkshâ) (Sánscrito).-  Un amule= to preparado durante la luna llena o nueva.&n= bsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rakchâgandaka  (Sánscrito).-  Una especie de talismán.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakchaka  (Sánscrito).-  Guardián, protector.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râkcha-loka  = (Sánscrito).-  Véase: Râkchasa-loka.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakchâmangala  (Sánscrito).-  Ceremonia practicada para protecci= ón.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakchâmani  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Joya empleada como talismán= .  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakchana  (Sánscrito).-  Guarda, protección; conservación; administración; gobierno; guardián, protector.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Rakchapala.-  V&eacut= e;ase: Rakchaka.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rakchâpratisara  (Sánscrito).-  Un amuleto (para prevenir algun daño).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakchas  (Sánscrito).-  Mal, daño, ofensa, detrimen= to, perjuicio.  Nombre de cierta c= lase de genios o gigantes conocidos también con el nombre de râkchasas.  (Véase esta palabra).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râkchasas  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente: “comedores de (carne) cruda”, y segun la superstición popular, malos espíritus, demonios.  Esotéricamente, sin embargo, son los gibborim (gigantes) de la Biblia, la cuarta raza de los atlantes.  –[Los râkchasas, exotéricam= ente, son gigantes, titanes o espíritus enemigos de los dioses; son demoni= os, genios o espíritus malignos dotados de gran poder; atormentan con to= da clase de males a la humanidad; frecuentan los cementerios, comen carne crud= a, estorban o turban los sacrificios y cambian de forma a su albedrío.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Son los ogros y antropófago= s de la India.  Van generalmente asociados con los yakchas (véase esta palabra), pero son inferiores en categoría a estos últimos.  Una clase de = râkchasas son genios servido= res de Kuvera, dios de las riquezas y guardianes de sus tesoros.  –Pero los râkchasas, considerados como demonios en la teologí= ;a popular inda, son designados con el nombre de “preservadores” más allá de los Himalayas.&n= bsp; Este doble significado tiene su origen en una alegoría filosófica, expuesta de varias maneras en los Purânas.  Dícese que cuando Brahmâ creó los demonios, yakchas y râkchasas, las cuales dos clases de demonios, tan pronto = los que de entre ellos gritaron: “No, oh, dejémosle en salvo”= ;, fueron llamados râkchasas= (Vichnu-Purâna, I, V).  –El Bhâgavata-Purâna (III, 20) expresa de diferente mod= o la alegoría: “Bragmâ –dice- se transformó en n= oche (ignorancia) revestido de un cuerpo”.  Los yakchas y râkchasas lo cogieron exclamando: “No lo perdonéis, devoradlo”.  Brahmâ gritó: “= No me devoréis, perdonadme”.  Esto tiene naturalmente un significado oculto.  El “Cuerpo de la Noche”= ; son las tinieblas de la ignorancia y la obscuridad del silencio y del secreto.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Así es que los râkchasas son presentados en= casi todos los casos como Yogîs, Sâdhus piadosos e Iniciados, ocupación algo impropia de demonios.  El significado de e= sto, por lo tanto, es que, teniendo nosotros poder para disipar las tinieblas de= la ignorancia –“devorarla”-, hemos de preservar la profanación de la verdad sagrada.&n= bsp; “Brahmâ es sólo para los brahmanes”, dice e= sta orgullosa casta.  La moraleja = de la fábula salta a la vista.  (Doctr. Secr., II, 174, nota).  –En el período épico, los râkchasas son la personificación de los aborígenes de la India, hombres rud= os y bárbaros que fueron subyugados por los arios.  –La voz râkchasa, tomada como adjetivo, significa: rakchás= ico, perteneciente o relativo a los r&ac= irc;kchasas, infernal, demoníaco.  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râkchasa-loka o Râkcha-loka  (Sánscrito).-  Región o mundo de los gigan= tes, genios o demonios, uno de los ocho mundos o lokas.  Es conocido asímismo con el nombre de Nairrita-loka.  –Véase: Lokas.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakchasattva  (Sánscrito).-  Naturaleza demoníaca.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râkchasendra  (Râkchasa-indra) (Sánscrito).-  “Señor de los r= âkchasas”: Kuvera, Râvana.  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Râkchasi-bhâchâ  (-bhâshâ) (Sánscrito).-  Literalmente: lenguaje de los râkchasas.  En realidad, el lenguaje de los at= lantes o gigantes antepasados de la cuarta Raza-madre.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rakchin  (Sánscrito).-  Protector, guardián.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakchitri  (Sánscrito).-  Defensor, tutor, protector, guardián.  (G.T. H.P.B.= )

 

        &= nbsp;   * Rakta  (S&aacut= e;nscrito).-  Teñido, colorado, rojo; adi= cto, devoto; apegado a las cosas mundanas; apasionado; hermoso, seductor; excita= do, agitado; complacido; amante, enamorado; sangre.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raktadantî  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Literalmente: “que tiene roj= os los dientes”.  –Epíteto de Pârvatî.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raktaka  (Sánscrito).-  Vestidura o tela roja; hombre que = tiene un apego cualquiera; hombre entregado a los placeres.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raktakamala, Raktakumuda y Raktamandala  (Sánscrito).-  Loto rojo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raktâkcha  (Sánscrito).-  “Que tiene los ojos rojos o encendidos”.  Tirano, ho= mbre cruel o bárbaro.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raktâmbara  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Religioso mendicante vestido de rojo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raktanga  (Sánscrito).-  El planeta Marte.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raktavasana  (Sánscrito).-  Véase: Raktâmbara.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rakti  (S&aacut= e;nscrito).-  Afecto, apego, afición.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raktopala  (Sánscrito).-  Loto rojo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ram  (S&aacut= e;nscrito).-  Nominativo neutro de Ra.  Considerado como símbolo del tattva Agni.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Ramâ  (Sánscrito).-  Sobrenombre de Lakchmî.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râma  (S&aacut= e;nscrito).-  Séptimo avatar o encarnación de vichnú; hijo mayor del rey Dazaratha, de la raza solar, [y Kauzalyâ, una de sus cuatro esposas.]  Su nombre completo = es Râma-Chandra.  Es el protagonista del gran poema épico Râmâyana.  Se casó con Sîtâ= ;, que era el avatar femenino de Lakchmî, esposa de Vichnú, y fue arrebatada por Râvana, rey-demonio de Lankâ [Ceilán], lo cual suscitó la famosa guerra.  [Además de este Râma, rey de Ayoghyâ, y héroe indo divinizado de que se acaba de hacer mención, hay Parazu-Râma, hijo de Jamadagni, el primero de los tres Râmas, y Bala-Râma, hijo de Vasudeva y Rohinî, y hermano mayor de Krichna.&= nbsp; –La voz râma significa: agradable, seductor.  –Râma-chandra apareció en el mundo al fin del Tetrâ-yuga o segunda edad, y= su historia se halla suscintamente relatada en el Vana-Parva del Mah&acir= c;bhârata, y con la mayor extensión en el citado poema Râmâyana.  –Véase: Râ= ;mâyana.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râma-chandra  (Sánscrito).-  El segundo y más cél= ebre de los tres Râmas.  –Véase: Râ= ;ma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râma-dûta  = (Sánscrito).-  Literalmente: confidente o mensaje= ro de Râma, epíteto de Hanumân.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ramalias  (Ramales, en latín).-  Fiestas que en honor de Baco y Ari= adna se celebraban antiguamente en Roma, y en las cuales se llevaban en procesión copas cargadas de fruto.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râmânujâchârya&nbs= p; (Râmânuja-&a= circ;chârya: “maestro Râmânuja”).-  Célebre filósofo reformador del siglo XI.  Naci= ó en el año 1017 de nuestra era.  Fundador de la escuela Vizic= hthâdvaita de la Vedânta.  Escribió un valiosís= imo comentario del Bhagavad-Gît&a= circ;.  Segun la tradición, el bend= ito Râmânujâchârya no es otro que Âdi Zecha mismo, encarnado en la tierra, en el Kali-= yuga, como uno de los Salvadores espirituales de la humanidad, segun las exigenci= as del tiempo y del país.  Hablando de él, dice la señora A. Besant: “̷= 0; un gran Sabio, uno de aquellos escritores de la antigua India que se han consagrado a la enseñanza de las más sublimes Verdades espirituales, el Sabio Râmânuja”.  (A. Besant: Los tres Senderos: Bhakti-mârga).  –Véase: Zecha.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râma-setu  (Sánscrito).-  “El Puente de RâmaR= 21;, construído para la invasión de Ceilán, segun se relata= en el Râmâyana.  Actualmente se da el nombre de “Puente de Adán” a una hilera de arrecifes situada en el estrecho que separa Ceilán del continente asiático.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râmatâpanîyopanichad&nbs= p; (Sánscrito).-&nb= sp; Un Upanichad del Atharva-Veda, en que el hér= oe indo Râma es adorado como dios supremo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râmâyana  (S&aacut= e;nscrito).-  Es el famoso poema épico in= do que corre parejas con el Mahâbh&a= circ;rata.  Parece como si este poema fuese el original de la Ilíada, o viceversa, con la excepción de que en el Râmâyana los aliados de Râma son monos, acaudillados por Hanumân, así como aves y otros animales monstruosos, todos los cuales pelean contra los râkchasas o demonios y gigantes de Lankâ.  [El Râmâyana describe, como expresa su mismo nombre, “las aventuras de Râma”.  Es el m&aa= cute;s antiguo de los poemas épicos sánscritos, y fue escrito por Vâlmîki unos cinco siglos antes de J. C., segun se supone, y recibió su forma actual un siglo o dos más tarde.  Los manuscritos de esta epopeya varían considerablemente.  Hay dos textos revisados, el del Norte y el de Bengala, siendo el primero de éstos el más generalmente conocido en Europa.  El Râmâyana, dice Michelet, no sólo es un poema, sino una especie de Biblia que contiene, además de las tradiciones sagradas, la naturaleza, la soci= edad, las artes, el país indo, los vegetales, los animales, las transformaciones del año en el singular encanto de sus diversas estaciones… Lejos de ser un caos, las variedades concordantes se engalanan con un hechizo mutuo.  Todo es amor allí, todo amistad y recíproco afecto; to= do plegaria a los dioses, respeto a los brahmanes, a los santos y a los anacoretas, siendo en este último punto, sobre todo, inagotable el poema.  –Como es de supo= ner, todo el Râmâyana es alegórico.  Alude a la = gran guerra entre los “Hijos de Dios” y los Hijos de la negra Sabiduría –nuestros antepasados, o entre los Adeptos atlantes y los arios.  Râma es el p= rimer rey de la dinastía divina de los primitivos arios; y Râvana es= la personificación simbólica de la raza atlántica (Lankâ).  Los primeros e= ran la encarnación de los dioses solares; los segundos lo eran de los devas lunares.  Esta es la gran batalla entre el B= ien y el Mal, entre la Magia blanca y la negra.&= nbsp; (Doctr. Secr., II, 520).=   He aquí expuesto de una man= era muy suscinta el argumento del poema: El anciano y justo Dazaratha, rey de Ayodhyâ, deseando aligerarse del peso de la corona, disponíase= a compartir el gobierno del reino con su primogénito Râma, que debía sucederle en el trono.  Pero Kaikeyî, una de sus cuatro esposas, recordando al soberan= o el cumplimiento de una promesa, le obligó, con harto pesar suyo, a desterrar a Râma, y en su lugar poner en el trono a su hijo Bharata.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Râma, obediente al mandato d= e su padre, se encamina a la selva de Dandaka, situada entre los ríos Yamunâ y Godâvarî, en donde había de permanecer por espacio de catorce años, acompañado de su esposa Sît&ac= irc; (hija de Janaka, rey de Mithilâ) y de su fiel hermano Lakchmana.  Poco después del destierro = de su amado hijo, murió el anciano rey atormentado por crueles remordimien= tos, pero Râma continuó viviendo en la selva todo el tiempo prescri= to, a pesar de las instancias de su buen hermano Bharata para que, como hijo primogénito, fuera a ocupar el solio regio vacante por la muerte de = Dazaratha.  Un día, habiendo salido Râma en persecución de una gacela, el feroz Râvana, rey = de los râkchasas, en disfraz de religioso mendicante, se aprovechó= ; de la ausencia del héroe para robar a la bella Sîtâ y llevársela a su reino en un carro mágico.  Râma, penetrado de dolor y desesperación al saber el rapto de su amantísima esposa, se alió con Sugrîva, rey de los monos, y con Hanumân, hijo = del Viento y generalísimo del ejército del mencionado rey, para i= r a libertarla de las manos de su infame raptor.  Después de construir una ca= lzada en el mar (Esta calza= da o línea de arrecifes es llamada en sánscrito Râmasetu, “Puente de Râma”.  Véase: Râma-setu.), pasó por ella Râma con su numerosa hueste a la isla de Lank&ac= irc; (Ceilán) y se dispuso a atacar a los terribles râkchasas y a su rey Râvana.  Empeñóse un combate monstruoso, tremebundo, en que se disparaban las flechas por centenares de miles, se arrancaban de cuajo corpulentos árboles para esgrimirlos a guisa de mazas, y arrojábanse unos a otros hasta las cumbres de las montañas.  Tras multitud de notables incident= es y numerosas peripecias, después de repetidos encuentros en que la suer= te se decidía alternativamente en favor de una u otra parte, empez&oacu= te; un tremendo combate singular entre Râma y Râvana, declarándose al fin la victoria en favor de Râma, que con un d= ardo divino atravesó el corazón de su formidable adversario, con lo cual terminó la espantosa pelea que, ora en el cielo, ora en la tier= ra, duró siete días sin cesar “una hora ni un minuto”.  Sin pér= dida de tiempo, Râma envió a Hanumân, hijo del Viento, en bus= ca de Sîtâ que, ataviada con sus mejores galas, se presentó ante el héroe exclamando: “¡Esposo mío!”  Pero éste, cuyo coraz&oacut= e;n estaba agitado por sentimientos diversos, se cubrió el rostro con su manto, y dijo estas palabras: “¡Apártate de mi vista! Na= da hay de común entre los dos.  ¿Es digno de un hombre de corazón, descendiente de ilu= stre familia, volver a tomar la esposa, después de haber vivido és= ta bajo el techo de otro hombre, y cuando ha amargado la duda su alma?”<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Con el semblante bañado de lágrimas, la fiel y virtuosa Sîtâ respondió: “¿Por qué me hablas como a esposa vulgar en ese lenguaje ofensivo?”  Dichas estas= palabras, mandó encender una hoguera, y dirigió luego esta súpli= ca al dios Agni: “Así como jamás he violado en públ= ico ni privadamente, en acciones ni palabras, en espíritu ni en cuerpo, = la fe que di a mi esposo, así como mi corazón no se ha separado nunca de él; ¡protégeme, Fuego testigo del mundo, prot&= eacute;geme!  Y después de prostenarse an= te su esposo, arrojóse resueltamente a las llamas.  De pronto el fuego, tomando forma corpórea, cogió en sus brazos a Sîtâ ilesa y ricamente ataviada, y presentándola a Râma exclamó: = 220;He aquí a tu esposa: recíbela pura y sin mancilla”.  –Los amantes esposos, en el = colmo de la dicha, trasladáronse a Ayodhyâ, en un carro celeste.  Bharata, después de abrazar cariñosamente a su hermano, le dijo: “Todo este imperio te pertenece; yo lo tenía en depósito, y ahora te lo devuelvo.  Tras esto, Râma, con general regocijo, fue ungido rey, y durante un largo y glorioso reinado de justicia, labró la felicidad de su pueblo.&nb= sp; Así termina el sexto = Kânda (sección) del Râm&acir= c;yana, al cual sigue el Uttara-Kânda= (sección posterior), que es probablemente adicional.  En él se relata el destierr= o de Sîtâ, que se hallaba encinta; destierro motivado por los celos = de Râma; el nacimiento de sus dos hijos gemelos Kuza y Lava, que llevaban impresas en el cuerpo las señales de su alto origen; el reconocimien= to de ellos por su padre; la comprobación de la inocencia de la madre; = la reunión de ambos esposos, y, por último, la muerte de Sîtâ y su traslación al cielo.  –Existen varias traducciones= de esta admirable epopeya en inglés, francés, italiano, latín, etc.  En Barcelo= na salió a luz una notabilísima versión algo libre en la importante revista científico-literaria titulada La Abeja, versión que desgraciadamente quedó trun= cada por haberse tenido que suspender, en 1870, la publicación de tan interesante revista.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rambhâ  (Sánscrito).-  Una ninfa (apsara) engendrada en el acto de batir el océano de leche.  Es el modelo de la bel= leza femenina.  El dios Indra la envió a la tierra para seducir al asceta Vizvâmitra, cuyas ace= rbas austeridades le tenían inquieto y temeroso.  (Véase: Vizvâmitra).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râmezvara  (Sánscrito).-  Literalmente: “Señor = de Râma”.  Nombre de = uno de los doce grandes lingas (v&eacu= te;ase esta palabra) que, segun se dice, erigió Râma en Râmisse= ram, famoso lugar de peregrinación.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Ram Mohun Roy  (Sánscrito).-  Célebre reformador indo que= fue a Inglaterra, en donde murió en 1883.=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Râmopâkhyâna  (Sánscrito).-  “La historia de Râma&#= 8221;, segun se halla relatada en el Vana-= parva del Mahâbhârata.  Expone muchos de los hechos cantad= os en el Râmâyana, pero la lista es muy incompleta.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ramya  (S&aacut= e;nscrito).-  Placentero, agradable, atractivo.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ramyâ  (Sánscrito).-  La noche.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rana  (S&aacut= e;nscrito).-  Batalla, pelea; goce, deleite, pla= cer, gusto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rana.-  En el panteón egipcio hay una diosa con cabeza de este anfibio.  Es de suponer que simboliza la eternidad, lo cual explicaría el sentido de los amuletos en forma de rana.  En todo caso, est&aacut= e; relacionada con la idea del tiempo,= de largos períodos de años, porque en cierta época servía para escribir la palabra año, y el renacuajo es el jeroglífico del número cien mil.  En sent= ir de Choeremón, la rana expresa el retorno a la vida, la resurrección.  (Pierret= , Dict. D’Arch. Egypt).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ranen o Rannu  (Egipcio).-=   Diosa de las mieses y de la abundancia.  Simboliza asimism= o la alimentación.  Est&aacu= te; representada con una cabeza de ur&#= 339;us (véase esta palabra) o con una cabeza humana que tiene un urœus en la parte superior.  De esta diosa y del dios Shaï recibe el difunto la renovación de la vida.  (Pierret: Obra citada).  (G.= T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rasa  (Sánscrito).-  Gusto, sabor, deseo, inclinación, afición; órga= no del gusto.  –Placer. Gozo compartido o comunicativo (Bhagavân Dâs).  Belleza, sentimiento; gusto litera= rio; estilo; savia, jugo de las plantas; jugo o líquido en general; extracto.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Rasâ  (Sánscrito).-  La lengua (órgano del gusto= ); la tierra.  –Sensació= ;n, sentido o sentimiento.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Râsa  (S&aacut= e;nscrito).-  Danza misteriosa de Krichna y sus = gopîs [zagalas o pastoras], representada en una fiesta annual hasta nuestros días; especialmente= en Râjastan.  Astronómicamente es Krichna –el Sol-, alrededor del cual giran en círculo los planetas y los signos del Zodíaco simbol= izados por las gopîs.  Es lo mismo que la “danza circular” de las amazonas en torno de la imagen priapesca, y la danza= de las hijas de Silo (Jueces, XXI), así como la del rey David en derredor del arca.  (Véase: Isis sin velo, II, 45, 331 y 332).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rasâdâna  (Sánscrito).-  Succión, absorción.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Uno de los tres ritos védicos.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Rasâdâra  <= /b>(Sánscrito).-  El Sol.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rasa-guna  (Sánscrito).-  Que tiene la cualidad del gusto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rasana  (S&aacut= e;nscrito).-  Gusto, sabor; el órgano o s= entido del gusto; la acción de gustar; ruido, sonido.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rasântara  (Sánscrito).-  Literalmente: “otro gusto, sentimiento o carácter”.  Diferencia de gustos.  = (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rasâsvâda  (Sánscrito).-  Dulzura, placer; la percepci&oacut= e;n del goce.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Rasâtala  (Sánscrito).-  El infierno o mundo inferior, uno = de los siete lokas (mundos o regiones)= ; el quinto, contando desde lo superior a lo inferior, segun la clasificaci&oacu= te;n vedantina; el del gusto; un lugar que puede percibirse mediante uno de los órganos de sentido.  (Doctr. Secr., III, 565-566).  –En otro orden de ideas, se designa con el nombre de Rasâ= tala la porción superior del muslo.  (Uttara-Gîtâ= , II, 27).  –Véase: Loka.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rasâtmaka  (Sánscrito).-  Sabroso, gustoso, jugoso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rasarvaja  (Sánscrito).-  Supresión de los afectos del ánimo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râsâyana  <= /b>(Sánscrito).-  Alquimia; química; veneno; = elixir de larga vida; alquimista.  Lo= s râsâyanas constituyen = una secta química de la India antigua.&= nbsp; (Swâmi Vivekânanda).&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rasendra  (Sánscrito).-  Mercurio; piedra filosofal.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râserasa  (Sánscrito).-  Juego, fiesta; día festivo; deseo, sentimiento, alquimia.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rashi.-  Véase: Râzi.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rasit  (Hebreo).-  Sabiduría.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rasna  (Sánscrito).-  Substancia; objeto; cosa en general.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rasollâsâ  (S&aacut= e;nscrito).-  La primera de las ocho perfecciones físicas o siddhis (fenómenos) de los hatha-yog= uîs.  Es la rápida evolució= ;n, a voluntad, de los humores del cuerpo independientemente de todo alimento que provenga del exterior [o, como dice P. Hoult, es la producción de las secreciones del cuerpo sin tomar el alimento ordinario].  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rashoo  [Ras-hoo o Ra-shu]  (Egipcio).-  Los fuegos solares formados dentro y fuera de las “aguas” primordiales, o substancia, del Espacio.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rasya  (Sánscrito).-  Sabroso, gustoso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rata  (S&aacut= e;nscrito).-  Complacido, satisfecho, gozoso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râta  (Sánscrito).-  La ofrenda del sacrificio.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rath.-  V&eacut= e;ase: Ratha.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ratha  (Sánscrito).-  Carro, vehículo; el cuerpo,= como vehículo del alma y del Espíritu; miembro; pie; el que guía el carro; guerrero; héroe.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rathânga  (Sánscrito).-  Rueda de carro; rueda de alfarero;= el disco de Vichnú-Krichna.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rathânga-pâni  (Sánscrito).-  Vichnú, que tiene un disco = en la mano.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rati  (S&aacut= e;nscrito).-  Gozo, placer, deleite; amor; deseo; bienestar; reposo.  Personific= ado como esposa de Kâma, dios del amor, la diosa de los placeres sexuales= , la Venus inda.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ratna  (S&aacut= e;nscrito).-  Don, presente; tesoro, bienes, riq= uezas; joya, piedra preciosa; cosa excelente.&nbs= p; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ratna-garbha  (Sánscrito).-  El mar.  Epíteto de Kuvera, dios de = las riquezas.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Ratnaketu  (Sánscrito).-  Nombre de uno de los cuatro Tathâgatas.  –(Véase esta palabra)= .  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ratna-prabhâ  (Sánscrito).-  El primero de los siete infiernos = del Budismo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ratnasânu  (Sánscrito).-  El monte Merú.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ratnasû  (Sánscrito).-  La tierra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ratna-traya.-  V&eacut= e;ase: Tri-ratna.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Ratnâvabhâsa-Kalpa  (Sánscrito).-  La edad en que habrá dejado= de existir toda diferencia sexual, y el nacimiento se efectuará en la f= orma anupâdaka [sin padres], c= omo en la segunda y tercer Razas-madres.  La filosofía esotérica enseña que esto ocurrirá al fin de la sexta y durante la séptima y últ= ima Raza-madre en la presente Ronda.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ratnavatî  (Sánscrito).-  La tierra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râtra  (Sánscrito).-  La noche.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Râtri o Râtr&ic= irc;  (Sánscrito).-  La Noche [uno de los cuatro cuerpo= s de Brahmâ], el que tomó Brahmâ con el objeto de crear los râkchasas o pretendidos gigantes-demonios.  (Vé= ase: (Los) Cuatro cuerpo de Brahmâ).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rau  (Escandi= navo).-  La diosa del mar, en la mitolog&ia= cute;a escandinava.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rauchya  (Sánscrito).-  Nombre del décimotercer Manú, que, con el Bhautya Manú, corresponde a la séptima Ronda.  (Véase: Manú Svâyambhuva).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Raudra  (S&aacut= e;nscrito).-  Adjetivo derivado de Rudra; sobren= ombre de Kârttikeya, dios de la guerra indo.  Significa además: violento, terrible, formidable; desfavorable, no propicio; que hace llorar; la estación de los fuertes calores; cólera, rabia.  En plural, una clase de malos geni= os o demonios.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   * Raudrî  (Sánscrito).-  Esposa de Rudra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rauhineya  (Sánscrito).-  El planeta Mercurio.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Raumas (Raunasa) (Sánscrito).-  Una clase de devas (dioses), de quienes se dice que fueron originados de los poros de la piel de Virabhadra.  Alusión a la raza preadámica denominada los “nac= idos del sudor”.  [En el Mahâbhârata (XII, 10, = 308) se habla de una gente llamada rauma= s, que, segun se dice, fueron creados de los poros de Vîrabhadra, terrib= le gigante que echó a perder el sacrificio de Dakcha.  A otras tribus y razas se las repre= senta asimismo como nacidas de igual manera.&nbs= p; Todo esto son alusiones a la última parte de la segunda Rama-madre y principio de la tercera.  (Doctrina Secreta, II, 7= 1, 192, 193).  -Véase: Sacrificio de Dakcha y Vîrabhadra.)

 

        &= nbsp;   * Raumya  (Sánscrito).-  Una clase de malos genios o demonios.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raurava  (Sánscrito).-  Adjetivo derivado de ruru (antílope); inestable; inconstante.  Nombr= e de un infierno ardiente en donde se hallan en doloroso exceso las cualidades d= el tattva tejas.  (Râma Prasâd).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rava  (Sánscrito).-  Sonido, ruido, grito, alarido, rugido, trueno.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rava  (Finland= és).-  Dios supremo de los finlandeses, p= adre de los dioses del aire y del fuego.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Ravail [Rivail, Rivaille o Reivail.-  Hipólito Den= izart, 1804-1869].  Verdadero nombre = del fundador del moderno espiritismo en Francia.  Ravail es mucho más conocid= o con el seudónimo de Allán Kardec.  [Véase: Allán Kardec.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Râvana  (Sánscrito).-  El rey demonio (râkchasa), soberano de Lankâ (Ceilán), que robó a Sîtâ, esposa de Râma, hecho que condujo a la gran guerra descrita en el Râ= mâyana.  [Râvana es la personificación de la raza atlántica.  Se le describe como un gigante de estatura colosal, "como el pico de un monte", tenía diez cabezas y veinte brazos; y era tan grande su fuerza que podía agitar= los mares y arrancar las cumbres de las montañas.  Podía asimismo cambiar de f= orma a voluntad.  Era rey de los demo= nios llamados râkchasas, y por= su gran perversidad se le puede considerar como la encarnación del mal.  -Véase: Râmâyana.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Ravi=   (Sánscrito).-  Uno de los nombres del sol.  [Véase: Surya.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raya  (Sánscrito).-  Movimiento rápido; presteza, rapidez.  Corriente, torrente, curso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rayi  (S&aacut= e;nscrito).-  Riqueza, tesoro; poder.  -La fase negativa de la materia, q= ue se distingue de la positiva por su impresionabilidad.  En realidad, es la materia vital más fría, así como la más caliente es llamada Prâna.  (Râma Prasâd: Las Fuerzas sutiles de la Naturaleza).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rayimat  (Sánscrito).-  Que aumenta la riqueza o el poder.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rayo andrógino  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Esoterismo).-  El primer Rayo diferenciado, el se= gundo Logos; Adam Kadmon, en la Cá= ;bala; el "macho y hembra los creó" del capítulo primero d= el Génesis.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rayo blanco.-  La luz.  (Doctr. Secr., II, 516).  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rayo divino.-  El Âtman, que procede directamente del Rayo Uno.&nbs= p; (Doctr. Secr., I, 242).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rayo de Sabiduría.-  Los siete Dhyânis.  (Id., II, 201).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rayos solares.-  Véase: (Los) Siete Rayos solares.&nbs= p; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza.-  Véase: Raza adámica, Raza andrógina, Raza humana, Raza-madre= o Raza-raíz, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza adámica.-  Es la raza humana que, segun la Bi= blia, desciende de los simbólicos Adán y Eva.  Segun la Doctrina Secreta, hubo antes de ésta cuatro grandes raza= s, cuyos nombres varían segun los diferentes pueblos y las escrituras de los mismos.  (Doctrina Secreta, II, 5).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza andrógina.-  La raza cuyos individuos reú= ;nen los dos sexos.  Es la raza tercera.  A esta raza elude el= Génesis (I, 27) cuando dice: "Y creó Dios al hombre a su imagen … macho y hembra los creó".  Como leemo= s en el Libro de Dzyan, "los gr= andes Chohans llamaron a los Seño= res de la Luna, a los de los cuerpos aéreos, y les dijeron: Producid Hombre= s, Hombres de vuestra naturaleza… Machos-hembras serán…"  (Es= tancia III, 12).  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza aria.-  Es la quinta Raza-madre.  -(Véase: Raza quinta).  (G.= T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza atlántica.-  Es la cuarta Raza-madre.  Desde el principio de la Raza atlántica han transcurrido muchos millones de años, y a pesor= de esto encontramos los últimos atlantes mezclados aun con el elemento = ario 11.000 años atrás  (Doctrina Secreta, II, 463).  -Los atlantes fueron la primera ra= za verdaderamente humana y terrestre.  (Véase Raza cuarta).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza chhâyâ.-  A esta raza se refiere el Libro de Dzyan (Estancia IV, 15) c= uando dice: "Siete veces siete sombras (Chhâyâs) de Hombres futuros (amânasas<= /i>, sin mente) nacieron.  Cada una= de su propio color y especie.  Cada = una inferior a su Padre (creador).  Los Padres, los Sin-huesos, no podían dar vida a seres con huesos.  Su prole eran bhûtas (fantasmas o larvas), sin forma ni mente.  Por esto son llamados Raza chhâyâ (sombra o imagen astral; esto es, una sombra sin sentido)."  -De esta raza, andando el tiempo, = y con ayuda de grandes Seres (Dhyân Chohans, Pitris, etc.), pro= cedió el hombre físico y dotado de inteligencia.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza espiritual.-  Los diez Patriarcas prediluvianos,= los Prajâpatis y Sephiroth guiados por la misma Divinidad creadora.  (Doct. Secr., II, 137).  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Razas etéreas.-  Así se denominan las numero= sas clases de Dhyân Chohans o= Devas (entidades avanzadas de un período planetario precedente).&nbs= p; -(Doctr. Secr., II, 243)= .  -Las tres primeras razas, o sean l= as de la humanidad en su período de involución o descenso, eran etéreas, formando así un tipo intermedio entre el animal y los dioses.  (Id., II, 707).  (G= .T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Razas humanas.-  Son en número de siete, y están íntimamente relacionadas con la doctrina de la Cadena planetaria.  Admitida la séptuple naturaleza del hombre, cada uno de sus principales guarda relación con un plano, un planeta y una raza.  Las Razas humanas nacen la una de = la otra, crecen, se desarrollan, envejecen y mueren.  Las subrazas siguen la misma regla= .  Cada Raza-madre, con sus correspondientes subrazas e innumerables subdivisiones en familias y tribus= , es enteramente distinta de la Raza que la precede y de la que le sigue.  Cada una de las siete Razas, as&ia= cute; como la más mínima división de ellas, se divide en cua= tro edades: de oro, de plata, de bronce y de hierro.  De las siete Razas, cinco han aparecido ya y han completado casi su cadena terrestr= e; y otras dos tienen que aparecer todavía en esta Ronda.  Nuestra quinta Raza-madre existe ya como Raza sui géneris y por completo independiente de su tronco-pa= dre, desde hace un millón de años; de lo cual puede inferirse que = cada una de sus cuatro subrazas precedentes ha vivido unos 210.000 años; así, cada raza-familia tiene un promedio de existencia de unos 30.000 años; y así también la raza-familia europea tiene aun bastante miles de años de vida, aun cuando las naciones, o sean las innumerables espinas que hay en ella, varían con cada "estación" sucesiva de tres o cuatro mil años.  (Doctr. Secr., II, 453, 454).  La = quinta Raza (la aria) es la que actualmente sigue su curso en nuestro globo, coexistiendo con una gran parte de la cuarta Raza (constituída por l= os tártaros, chinos y mongoles), y con algunos restos de la tercera (aborígenes de la Australia y hotentotes).  -El curso de las Razas humanas corresponde a los grandes períodos de involución o descenso, = de equilibrio y de evolución o ascenso.  (Véase: Cadena planetaria).  En el período de involución, o descenso, se desarrollaron las tr= es primeras Razas; en el de equilibrio se desenvolvió la cuarta Raza, y= el período de evolución o ascenso corresponde a las Razas quinta, sexta y séptima.  (Doctr. Secr., passim).  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Primera Raza.-  Apareció bajo la protección del Sol (o más bien de Urano, que místicame= nte lo representa).  Por residir la conciencia en el plano âtmico, estas formas fueron denominadas Raza de los Dioses, hijos del Yoga, (pu= es los Pitris emanaron sus sombras (chhâyâs) mientras se hallaban entregados a la meditación), y nacidos de sí mismos,= por no haberlos procreado padres humanos.  Son formas enormes, filamentosas, proteicas y etéreas, bhûtas sin sexo, exudadas de= los etéreos cuerpos de sus progenitores.  Podían estos seres estar pa= rados, andar, correr, volar; sin embargo, no eran más que un chhâyâ, una sombra insensible, dotada sólo de un oído rudimentario y de una vaga conciencia del fuego.  Esta Ra= za se reproducía por escisió= ;n o brote; el individuo crecía, aumentaba en tamaño, y entonces= se dividía en dos mitades iguales, al principio, y en sus últimas etapas en porciones desiguales, de las que dimanaban seres más pequeños, que a su vez crecían y daban origen a nueva prole.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  En esta primera Raza no hubo ningu= na primera subraza definida, si bien podemos indicar siete etapas de desarroll= o o cambios evolucionarios.  Ningu= no de estos seres podía morir, "ni el fuego ni el agua podían destruirlos".  El fuego e= ra su elemento.  -Esta Raza resid&ia= cute;a en la primera tierra firme que apareció en el globo, el pico del Mon= te Merú, el extremo del polo Norte, el comienzo de la imperecedera Tier= ra Sagrada, la tierra de los devas, llamada también Zvetadv&icir= c;pa, la Isla Blanca o Tierra central, cuyo clima era como el de una deliciosa primavera.  Esta tierra ha de = ser sucesivamente la cuna de cada Raza humana bajo el Imperio de Dhruva, el Señor de la Estrella Polar, cualquiera que sea el punto adonde haya = de dirigirse después de su nacimiento.=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Segunda Raza.-  Nació bajo la influencia del planeta Júpiter (Brihaspati<= /i>).  Los espíritus de la Natural= eza o devas inferiores conglomeraron en derredor de los chhâyâs= (sombras) películas de materia más densa, formando una especie de tupida envoltura externa, y lo exterior, (el chhâyâ) de la primera Raza vino a ser lo interior (el doble etéreo) de la segunda.  Estas formas filamen= tosas y de brillantes colores (amarillo de oro, anaranjado, etc.), heterogéneas en apariencia, de figura diversa, semejaban vegetales o animales, y a menudo tenían unos contornos semihumanos.  Flotaban en el espacio, trepaban, = deslizábanse de acá para acullá, y se llamaban con unos sonidos aflautados.  La conciencia de = la Mónada en esta Raza responde débilmente a la conciencia búddhica.  Adquiere un nuevo sentido, el del = tacto, respondiendo así a l= as impresiones del aire y del fuego.  Esta Raza ofrecía dos principales tipos de reproducció= n: por expansión y brote (generación sexual), y por medio del su= dor con indicios de sexualidad, por lo que se dio a sus individuos el nombre de andróginos latentes.  E= sta Raza pasó a residir en el segundo Continente, llamado Hiperbó= reo o Plakcha, que ocupaba el actual norte de Asia, junto con Groenlandia y la península de Kamschatka.  Formaban también parte de e= ste continente la isla de Spitzber, Suecia y Noruega, extendiéndose por = el sudoeste hasta más allá de las Islas Británicas.  La bahía de Baffin era ento= nces tierra firme.  El clima era tropical, y el suelo estaba cubierto de abundante vegetación.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Tercera Raza (Lemuriana).-  Ofrece tres tipos perfectamente definidos que designaremos con los nombres de tercera prima, tercera media y tercera última.  La tercera= prima nació bajo el imperio de Zuk= ra (Venus), gracias a cuya influencia se desarrollaron los hermafroditas, qued= ando las razas separadas bajo Lohit&acir= c;nga (Marte), que es la encarnación de Kâma o naturaleza pasional.  Como t= odas las formas entonces existentes en la tierra, el hombre era de estatura gigantesca.  Era rojo con mucha variedad de matices; tenía la frente deprimida, la nariz chata y las mandíbulas abultadas y salientes.&n= bsp; Los divinos andróginos eran de un hermoso y espléndido= tinte rojo dorado.  En esta Raza se desarrolló el órgano de la visión; al principio era un= ojo único en medio de la frente (llamado más tarde tercer ojo), q= ue brillaba como una joya en su órbita; más adelante fueron dos ojos, pero éstos no tuvieron completo uso hasta la tercera subraza d= e la tercera Raza; y únicamente en la cuarta Raza, cuando el tercer ojo retrocedió al interior convirtiéndose en glándula pine= al, añadió el sentido de la vista a los del oído y del tacto.  En cuanto a la concien= cia, la tercera Raza, por su contacto con Âtma-Buddhi-Manas, demostró trinidad.  A la conciencia de los contactos del fuego y del aire, añadió los = del agua.  El lenguaje pasó= a ser monosílabico.  La reproducción era de tres tipos: en la primera subraza se efectuaba p= or gotas de sudor, y apenas se distinguía el signo sexual en el cuerpo; gradualmente apareció la generación ovípara (tercera y cuarta subraza), produciendo seres hermafroditas al principio, y más tarde con predominio de un solo sexo, hasta que por fin nacieron del huevo varones y hembras; en la quinta subraza empieza el huevo a quedar retenido = en el seno materno, y nace la criatura débil y desvalida; por último, en la sexta y séptima subrazas ya es general la generación por ayuntamiento de sexos.  El hombre de la tercera Raza era contemporáneo del pterodáctilo, del megalosauro y otros anima= les gigantescos.  La cuna de esta = Raza fue la Lemuria, llamada Zâlmali en las historias antiguas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Cuarta Raza (Atlántica).-  Fue engendrada por la tercera Raza= unos ocho millones de años atrás, a cuyo fin el Manú de la cuarta Raza eligió de entre la anterior los tipos más adecuad= os, a quienes condujo a la imperecedera Tierra sagrada para librarlos del cataclismo lemuriano.  Naci&oa= cute; la cuarta Raza bajo la influencia de Soma (la Luna) y de Zani (Saturno); = a la influencia de este último astro se debió en parte muy princip= al el gran desarrollo de la inteligencia concreta que caracteriza la subraza tolteca.  El lenguaje era aglutinante; pero andando el tiempo adquirió flexión, y en esa modalidad se transmitió a la quinta Raza.  Cuna de la cuarta Raza fue el vastísimo continente de la Atlántida.  (Véase esta palabra).  La inmensa mayoría de los habitantes del globo pertenece todavía a la cuarta Raza.  Las siete subrazas de ésta = son: 1) la Ramoahal; 2) la Tlavatli; 3) la Tolteca; 4) la Turania; 5) la Semítica; 6) la Akkadiana, 7) la Mongólica.  Entre ellas merece mencionarse, po= r su alto grado de civilización, la tolteca, que conocía a fondo la química, la astronomía, la agricultura y la alquimía; estaba también muy versada en la magia negra, gran parte de la cual tenía por instrumento el hábil empleo de los "rayos obscuros" de la luna, o sean las emanaciones de la porción obsc= ura de este astro.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   Quinta Raza (Aria).-  Es la actual raza blanca del globo= .  Se desarrolló bajo la protección de Budha (Mercurio), pues su principal objetivo era el desenvolvimiento de la mente,= y a este fin, el planeta de la sabiduría bañó con sus benéficos efluvios la cuna de la Raza.  Hace ya un millón de a&ntil= de;os el Manú Vaivasvata seleccionó de entre la subraza semí= tica de la Raza atlántica las simientes de la quinta Raza-madre y las con= dujo a la imperecedera Tierra sagrada.  Edad tras edad, fue modelando el núleo de la humanidad futura= .  Allí se añadió= ; el quinto sentido (olfato) a los otro cuatro, quedando el hombre tal como es e= n el estado presente.  Allí = el Manú congregó las más brillantes inteligencias y los caracteres más puros para que renazcan en las formas que El desarrolla.  Una vez que hubo establecido el tip= o de su Raza, la condujo al Asia Central, en donde moró por largo tiempo, fijando allí la residencia de la Raza cuyos brotes habían de ramificarse en diversas direcciones.  Esta Raza tiene las siguientes subrazas: 1) la Aria; 2) la Ario-semítica; 3) la Irania; 4) la Céltica; 5) la Teutónica.  La sexta y = la séptima floreceran en el Norte y Sur de América.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Sexta Raza.-  Estará caracterizada por su desarrollo espiritual, por la adquisición del sexto sentido, o sea la clarividencia astral, y por sus tendencias unitarias.  Poblará el continente Zâha, cuya emersión i= nicial ocurrirá en el punto donde actualmente se halla la América del Norte, que con antelación habrá sido cuarteada por terremotos= y fuegos volcánicos.  (G.= T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Séptima Raza.-  Se caracterizará por su completo desarrollo espiritual, por la adquisición del séptimo sentido, o sea la clarividencia mental, y por el pleno reconocimiento de la unidad.  Florecerá en el séptimo continente, llamado = Pukchara, cuyo centro ha de estar en el punto en donde se halla actualmente la América del Sur.  Al te= rminar la vida geológica de este continente, sobrevendrá el fin de nuestro globo, cayendo en apacible sueño después del larguísimo día de trabajo y vigilia.  (A. Besant -Schwarz: Genealogía del Hombre.)  -Para conocer las relaciones exist= entes entre las Razas humanas y los diversos Manús, véase: Doctrina Secreta, II, 321-322.  -Véase: Rondas.  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza-lunar.-  Véase: Razas solar y lunar.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza-madre o Raza-raíz.-  Se llamó así a cada una de las Razas humanas en general, para diferenciarlas de las subrazas respectivas, como se diferencia el tronco de= un árbol de las ramas que de él salen.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza preadámica.-  Los principales dioses y hé= roes de la cuarta y quinta Razas, de antigüedad más reciente, son las imágenes deificadas de estos Hombres de la tercera.  Los días de su pureza fisio= lógica y los de su llamada Caída han sobrevivido tanto en el corazón como en la memoria de sus descendientes.&n= bsp; De ahí la naturaleza dual que presentan estos dioses, cuyas virtudes, así como sus pecados, han sido exaltados hasta el último extremo en las biografías compuestas por la posteridad.  Estas eran las ra= zas preadámicas, y divinas, de las que la teología, para la cual todas ellas son "malditas razas de Caín", empieza ahora a ocuparse.  -Las razas preadámicas del Zohar so= n la quinta Raza-madre.  (Doctrina Secreta, II, 181-745).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Raza-raíz.-  Véase: Raza-madre.  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Razas solar y lunar.-  Las primitivas leyendas de la hist= oria de la India hacen mención de dos dinastías ahora perdidas en = la noche de los tiempos.  La prim= era de ellas era la dinastía de los reyes de la "raza del sol", q= ue reinó en Ayodhyâ (actualmente Oude); y la segunda era la de la "raza de la luna", que reinó en Pruyag (Allahabad).  -(Isis sin velo, II, 437-438).  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Râzi  (Rashi)  (Sánscrito).-  Una división astroló= gica, la sexta, referente a Kanya (Vi= rgo), sexto signo del Zodíaco.  [La voz râzi significa también signo del Zodíaco en general, y tiene además o= tros significados: masa, montón, conjunto, agregado, multitud, etc.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Râzi-chakra  (Rashi-Chakra)  (Sánscrito).- El Zodíaco.  (G.T. H.P.B.)=

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Razón.-  Esta nobilísima facultad hum= ana se ha representado bajo la figura de una mujer armada y con el casco adornado = con una diadema.  Esta mujer pone = bajo el yugo y tiene encadenado un león, símbolo de las pasiones q= ue ella debe dominar.  Detr&aacut= e;s de la figura crece un olivo que indica que la paz del alma es el fruto de tal victoria.  -La razón pu= ra, sinónima de Buddhi, es la más elevada facultad del hombre, la que más le distingue del bruto y de todos los seres irracionales.&n= bsp; Segun la definición generalmente admitida por los filósofos y naturalistas, el hombre es un "animal racional".  Suprimid en él la razón, y necesariamente no quedará otra cosa que= el animal.  ¿Es propio, pu= es, de hombres dejar perder en nosotros el imperio de la razón y ahogarla p= or el desbordamiento de las pasiones y el desenfreno de los instintos animales?  ¿Tiene el ho= mbre derecho a destruir o atrofiar tan nobilísima facultad y privarse de = su uso mediante el empleo de substancias embriagantes y soporíferas, co= mo el alcohol, el opio, la morfina y otras por el estilo que tienden a embrutecerlo más y más?  ¿Es justo, por otra parte, combatir y poner freno a la "funesta manía de pensar"?  ¿Puede nadie, sea quien fue= re, poner trabas al ejercicio de la razón y obligar a creer ciegamente dogmas y doctrinas que están en desacuerdo con tan elevada facultad?  ¿Debe, por su parte, el hombre mirar con menosprecio ese don divino, ese don del cielo, y renunciar ni por un momento a su uso para someterse cobardemente a la fe ci= ega, a esa "fe del carbonero", a esa "enfermedad mental", co= mo la califica H. P. Blavatsky en la C= lave de la Teosofía?  Co= n la mano puesta sobre el corazón, responda sinceramente a estas preguntas cualquiera persona de sano criterio y libre de preocupaciones y fanatismos, cualquiera persona que se precie de ser "racional" y pueda con justicia, por lo tanto, juzgarse superior al bruto.  La Teosofía, que aspira a ennoblecer al hombre desarrollando y enalteciendo sus facultades superiores= , no explota jamás la credulidad humana; a nadie impone violentamente sus doctrinas ni le obliga a aceptar con ojos cerrados sus enseñanzas, s= obre todo si éstas no concuerdan con los dictados de la razón y de= la conciencia de cada uno.  Otro = tanto hace el Budismo cuando sienta que nadie ha de creer lo dicho por cualquier sabio, ni lo escrito en cualquier libro, ni lo afirmado por la tradición, a no ser que esté de acuerdo con la propia razón.  (Véase: Olcott, Catec. Búd., 42d= a. Edic., Question 196).  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Reabsorción.-  Véase: Pralaya.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Realidad única.-  Véase: Âtman, Parabrahman.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rebis.-  Véase: Abesi.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Recordación.-  Véase: Memoria.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rechaka  (Sánscrito).-  Una de las prácticas del Hatha-Yoga durante el ejercicio de= l Prânâyâma o regulación del aliento.  Consiste en tener abierta una de las ventanas de la nariz y exhalar = por ella el aliento, mientras la otra ventana se mantiene cerrada; una de las t= res operaciones denominadas respectivamente Pûraka, Kumbhaka y Rechaka, muy per= niciosas para la salud.  [Una de las prácticas del Prân&aci= rc;yâma que consiste en expeler el aire de los pulmones haciendo una expiraci&oacut= e;n prolongada.  (Râma Prasâd).  -Véase:= Prânâyâma.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Reencarnación.-  Es la doctrina del renacimiento, e= n la cual creían Jesús y los apóstoles, lo mismo que toda la gente de aquellos tiempos, pero negada ahora por los cristianos [que no par= ecen comprender la doctrina de sus propios evangelios, puesto que la Reencarnación es enseñada claramente en la Biblia, como lo es en todas las demás escrituras antiguas.]  Todos los egipcios convertidos al Cristianismo, los Padres de la Iglesia y otros creían= en dicha dotrina, como lo prueban los escritos de varios de ellos.  En los símbolos todav&iacut= e;a existentes, el ave con cabeza humana que vuela hacia una momia, un cuerpo, o "el alma que se une con su sah= ou (el cuerpo glorificado del Ego,= y también la envoltura Kâ= ;malókica)", es una prueba de esta creencia.  "El Canto de Resurrección" que entona Isis para hac= er volver a la vida a su difunto esposo podría traducirse "Canto de Renacimiento", puesto que Osiris es la Humanidad colectiva.  "¡Oh! Osiris (aqu&iacut= e; sigue el nombre de la momia osirificada, o sea el difunto), levántat= e de nuevo en la santa tierra (materia), augusta momia que yaces en el féretro, bajo tus substancias corpóreas"; he aquí= la oración funeraria que pronunciaba el sacerdote egipcio ante el difunto.  La palabra "resurrección", entre los egipcios, nunca significó= la resurrección de la mutilada momia, sino del Alma que la animaba, el Ego en un nuevo cuerpo.  El hecho = de revestirse periódicamente de carne el Alma o el Ego era una creencia universal; ninguna cosa puede estar m&aacu= te;s de acuerdo con la justicia y la ley kármica.  [La Reencarnación es llamad= a palingenesia, metempsícosis, transmigración de las almas, etc., y como indican estos nombres, enseña esta doctri= na que el Alma, el principio viviente, el Ego o parte inmortal del hombre, después de la muerte del cuerpo en que residía, pasa sucesivamente a otros cuerpos, de suerte que para un m= ismo individuo hay una pluralidad de existencias, o mejor dicho, una existencia única de duración ilimitada, con períodos alternativos= de vida objetiva y vida subjetiva, de actividad y reposo, comúnmente llamados "vida" y "muerte", comparables en cierto modo a los períodos de vigilia y de sueño de la vida terrestre; cada= una de estas existencias en la tierra es, por decirlo así, un día= de la Gran Vida individual.  Medi= ante el proceso de la Reencarnación, la entidad individual e imperecedera, la Tríada superior, transmigr= a de un cuerpo a otro, se reviste de nuevas y sucesivas formas o personalidades transitorias, recor= riendo así en el curso de su evolución, una tras otra, todas las fas= es de la existencia condicionada en los diversos reinos de la Naturaleza, con = el objeto de ir atesorando las experiencias relacionadas con las condiciones de vida inherentes a ellas, como atesora el estudiante diversos conocimientos y experiencias en cada uno de los cursos de su vida universitaria; hasta que,= una vez terminado el ciclo de renacimientos, agotadas todas las experiencias y adquirida la plena perfección del Ser, el Espíritu individual, libre por completo de todas las trabas de la materia, alcanza la Liberación y vuelve a su punto de origen, abismándose de nuev= o en el seno del Espíritu universal, como gota de agua en el inmenso océano.  -La filosof&ia= cute;a esotérica afirma, pues, la existencia de un principio imperecedero e individualizado que habita y anima el cuerpo del hombre, y que, a la muerte= de este cuerpo, pasa a encarnarse en otro cuerpo después de un intervalo más o menos largo de vida subjetiva en otros planos.  De este modo, las vidas corporales sucesivas se enlazan como otras tantas perlas en un hilo, siendo este hilo = el principio siempre viviente, y las perlas las numerosas y diversas existenci= as o vidas humanas en la tierra.  -= En los libros exotéricos del Oriente se dice que el Alma transmigra de las formas humanas a las animales y puede pasar a otras formas aun inferiores (vegetales o minerales).  Esta creencia ha sido generalmente aceptada, no sólo en los países orientales, sino también en Occidente entre los prosélitos de Pitágoras y de Platón; pero la filosofía esotér= ica rechaza en absoluto semejante afirmación por ser irracional y porque= se opone abiertamente a las leyes fundamentales de la Naturaleza.  El Ego humano no puede encarnar sino en formas humanas, pues sólo és= tas ofrecen las condiciones mediante las cuales son posibles sus funciones; no puede vivir jamás en cuerpos animales ni puede retroceder hacia el b= ruto porque esto sería ir contra la ley de la evolución.  (Véase: Doctr. Secr., I, 208).  Este falso punto de vista es un disfraz de la enseñanza esotérica, y sólo puede admitirse en sentido alegórico= , de igual modo que llamamos "tigre"  al hombre de crueles instintos, "zorro" al que está dotado de mucha sagacidad y astucia, etc.  Cierto es que puede un h= ombre degradarse y llegar a ser hasta peor, moralmente, que cualquier bruto, pero= no puede hacer dar vuelta a la rueda del tiempo ni hacerla girar en dirección contraria.  La Naturaleza nos abre puertas delante de nosotros, pero las que dejamos atrás se cierran irresistiblemente como una cerradura de resorte par= a la cual no tenemos llave.  (A. Be= sant, Reencarnación).  -Para formarse una verdadera idea = de la Reencarnación, hay que comprender bien cuál es la parte del hombre que se reencarna; de lo contrario, se expone uno a incurrir en graves errores.  Desde luego, no se t= rata aquí del cuaternario inferior, por cuanto éste se halla constituído por principios perecederos o transitorios que sirven par= a un solo renacimiento o una sola personalidad terrestre; no se trata, pues, de = la naturaleza animal, de la parte que el hombre tiene de común con el bruto, esto es, el cuerpo físico, el doble etéreo, el princip= io vital y el centro o principio de los apetitos, deseos o pasiones.  Lo que verdaderamente se reencarna= es la entidad individual e imperecede= ra del hombre, la Tríada superior, constituída por Âtma-Buddhi y el = Manas superior; pero como la Mónada (Âtma-Buddhi) es universal y no difiere en las distintas personas o individuos, de ah&iac= ute; que, en realidad, lo que estrictamente puede decirse que se reencarna es el= Manas, el Pensador, el Ego o verdadero Hombre que, ennobleciendo y purificando su yo interior, pugna por unirse a la Mó= nada divina.  La Reencarnació= ;n, doctrina que parece nueva entre nosotros a fuerza de ser antiquísima= , es la creencia de las dos terceras partes, por lo menos, de la población total del globo, y ha sido aceptada sin reserva en todos los pasados siglos= ; en una palabra, es una verdad olvidada.  En las escrituras sagradas de la mayor parte del Oriente se habla de= la Reencarnación como de una doctrina que no tiene necesidad de pruebas= ni demostraciones, como una de esas verdades corrientes e inconcusas que todo = el mundo acepta sin examen ni discusión.  En el Nuevo Testamento se encuentran varias alusiones a esta doctrina= . (Mateo, XVII, 12, 13; Marcos, VI, 14-16; Juan, IX, 1, 2, etc.), y así la vemos plenamente admitida por numerosos Padres de la antigua Iglesia.  (Véase: A. Besant: Compendio universal de Religión= y Moral, tomo I, págs. 97 y siguientes).  En el mismo occidente la creencia = en la Reencarnación estaba muy arraigada en la antigüedad, como lo demuestran ciertas enseñanzas de la Mitología y numerosas obr= as de sabios eminentes.  Muchos g= randes pensadores y filósofos antiguos y modernos la han admitido sin reser= va, y para probarlo no hay más que citar los nombres de Pitágoras, Platón, Empédocles, Sócrates, Kant, Schopenhauer, Shak= espeare, Fichte, Herder, Lessing, Shelley, Emerson, Goethe, Hegel, Ricardo Wagner, e= tc., etc.; cosa que no debe extrañarnos porque la doctrina de la Reencarnación es la ú= nica que nos ofrece una explicación clara, lógica y satisfactoria = de gran número de problemas y enigmas que ponen en tortura la inteligen= cia humana, tales como las diferencias de carácter, los diversos instint= os, las tendencias innatas de diversas personas, el talento y las disposiciones naturales que presentan algunas de ellas para las ciencias y las artes; las enormes e irritantes desigualdades de nacimiento y fortuna, las aparentes injusticias que vemos a cada paso en la tierra, etc.  De otro modo, la suerte feliz o desgraciada de los hombres no responde a ninguna idea de justicia, sino que depende sencillamente del mero capricho de una divinidad irresponsable o de= las fuerzas ciegas de una Naturaleza sin alma.=   De todo loe expuesto se deduce que debe existir necesariamente una causa, una ley que regule de una manera justa y precisa las condiciones de = cada encarnación o existencia, y esta ley es el Karma, doctrina gemela de la Reencarnación, ley inflexib= le que ajusta sabia y equitativamente a cada causa su debido efecto; es el des= tino de cada individuo, pero no un destino ciego o caprichoso, sino el destino ineludible, absolutamente justo y estrictamente acomodado al mérito y demérito de cada uno.  = En virtud de la ley kármica, las buenas o malas consecuencias de todos = los actos, palabras y pensamientos del hombre reaccionan sobre él con la misma fuerza con que obraron, y así es que tarde o temprano, en la presente o en venideras existencias, cada cual recoge exactamente lo mismo = que ha sembrado.  Nuestros deseos, nuestras aspiraciones, nuestros pensamientos, nuestros actos, son los que, = por virtud de dicha ley, nos vuelven a traer repetidas veces a la vida terrestre determinando la naturaleza de nuestros renacimientos.  Todas las desigualdades, todas las diferencias que vemos en la condición de las diversas personas, son hijas de los merecimientos o de las culpas de cada uno, y por lo tanto, lo = que se considera generalmente como favores o crueldades de la suerte, no es en realidad otra cosa que el correspondiente y justo premio o castigo de nuest= ra conducta pasada.  Somos nosotr= os mismos quienes forjamos nuestro porvenir y labramos nuestra futura felicida= d o desdicha, sin que por ello podamos bendecir ni culpar a nadie más qu= e a nosotros mismos.  No somos en = manera alguna esclavos de nuestro destino, sino sus dueños y creadores; el destino es inevitablemente nuestra propia y exclusiva obra.  -Véase: Karma, Metamorfosis, Metempsícosis, Preexistencia, etc.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Regenerador.-  Véase: Ziva.  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Regentes.-  Todos los mundos están suje= tos al Poder y a la superintendencia de unos grandes Seres llamados Regentes (Rich= is, Pitris, Devas o Dioses, Dhyân Chohans, Angeles, Genios, etc.).  -Cuatro de estos elevados seres, q= ue son los cuatro grandes Reyes o Mah&acir= c;râjahs, presiden o dirigen a cada uno de los cuatro puntos cardinales, o las Fuerzas cósmicas del Norte, Sur, Este y Oeste, cada una de las cuales tiene = una virtud oculta diferente.  Los cristianos designan a estos Seres con los nombres de "Espíritus" o "Virtudes angélicas". (Doctr. Secr., I, 148).  Estos Devas se hallan tambié= ;n relacionados con el Karma, por cuanto éste tiene necesidad de agentes físicos y materiales para cumplir sus decretos, tales como las cuatro clases de vientos, que ejercen buenas o dañinas influencias sobre la salud de los seres vivientes. (Id., I, 147).  Los Regentes son asimismo los Pode= res que gobiernan a los cuatro elementos primitivos: tierra, agua, aire y fuego= (I, 151) y a los espíritus de la Naturaleza con ellos relacionados.  Hay también los siete Regen= tes o Genios protectores que corresponden a cada uno de los siete planetas principales o sagrados (Id., 176, 454) y a otros astros (I, 484, 628); así tenemos los siete Richis o Regentes de las siete estrellas de la= Osa mayor (II, 332), los Regentes de la Luna (II, 339), los Regentes o dioses p= rotectores e instructores de cada uno de los doce signos del Zodíaco (II, 374), etc.  Hay, por último, = los Regentes o Patronos (Dhyânis<= /i>) de cada división de los Kalp= as (II, 189).  Estos Seres sublim= es son protectores de la humanidad, y pueden a discreción adquirir forma humana.  Segun dice Mr. Leadbe= ater, tienen colores simbólicos que son: blanco (Este), azul (Sur), rojo (Oeste) y oro (Norte).  -(Véase: Leadbeater, = Plano astral, 105-107).  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Régimen pitagórico.-  Abstención de alimentos de = naturaleza animal.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Reginn (Escandinavo).-  En los Eddas se da este nombre al hermano de Fafner.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Región (o Tierra) Sagrada.-  Así se denomina el Tibet.  -(Voz del Silencio, II).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Registradores kármicos.-=   Véase: Lipikas.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Registros kármicos.-  Véase: Señores del Karma.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Reidgotaland  (Escandinavo).-  En los Eddas se denomina así la moderna Jutlandia, una de las provincias de Dinamarca.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rehouh  (Egipcio).-  (Los doce dioses).-  Segun el capítulo XVII del = Libro de los Muertos, los dos Reho= uh son Horus y Set, esto es, la personificación de la eterna lucha del bien contra el mal.  Están representados por un personaje con una doble cabeza (de gavilán y de animal tifoniano).  Se los den= omina también los "dos leones".=   (Pierret, Dict. D'Arch Egypt= .).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Reinos elementales.-  De los siete reinos que constituye= n los eslabones de la cadena evolucionaria, hay tres llamados elementales, anteriores a los reinos mineral, vegetal, animal y humano, y de los que no se puede hablar por varias razones, una de las cual= es es que nadie, como no sea un gran vidente o una persona naturalmente dotada= de intuición, podrá formarse una idea de lo que no es posible ex= presar con palabras.  (Doctr. Secr., II, 326, nota).&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Reino de Satán.-  Con este nombre se ha llamado la Materia.  (Doctrina Secreta, II, 246).&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rej  (Sánscrito).-  Agni, el fuego.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rekh-get-Amen  (Egipcio).-  Nombre con que se designaban los sacerdotes, hierofantes y maestros de magia, quienes, segun Lenormant, Masp= ero, los dos Champollions y otros, "podían practicar la levitación, andar por el aire, vivir debajo del agua, sostener una enorme carga, sufrir sin daño alguno una mutilación, leer lo pasado, predecir lo futuro, hacerse invisibles y curar diversas dolencias".  (Bonwick, Religión de la Magia).  Y añade el mismo autor: &qu= ot;La admisión en los Misterios no confería poderes mágicos; éstos dependían de dos cosas: de posesión de aptitudes innatas, y el conocimiento de ciertas fórmulas empleadas en circunstancias adecuadas.  Exactamente lo mismo que hoy.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Religión.-  A pesar de la inmensa diversidad q= ue ofrecen desde el punto de vista exterior, todas las religiones tienen un fo= ndo común en ideas dogmáticas, filosóficas y morales.  En efecto, el estudio comparado de= las religiones demuestra que las enseñanzas fundamentales acerca de la Divinidad, del hombre, del universo, de la vida futura, son substancialmente idénticas en todas ellas, a pesar de su diversidad aparente.  Son las mismas verdades cubiertas = por el velo propio de las religiones exotéricas que las desfigura en parte.=   Es como una luz blanca encerrada e= n un farol que tiene en cada uno de sus lados un vidrio de color diferente, y se= gun sea el lado desde donde se mira, parece roja, azul, verde o amarilla; quítense los cristales, y todo el mundo verá la misma luz en = su puro color natural.  Este fondo común de todas las religiones dignas de este nombre se explica porque todas ellas dimanan de la Gran Fraternidad de Instructores espirituales, que transmitieron a los pueblos y razas las verdades fundamentales de la religión bajo la forma más apropiada a las necesidades de aqu= ellos que debían recibirlas, así como a las circunstancias de lugar= y tiempo.  Por esto se ha dicho = no sin fundamento que la cuestión religiosa es principalmente una cuestión geográfica; así, uno es musulmán sencillamente porque ha nacido en Arabia; católico, porque vio la primera luz en España, etc.  En su misión sublime, los excelsos fundadores de religiones fueron ayudados por cierto número de individuos iniciados y discípulos de grados diversos, hombres eminentes por su saber y sus relevantes dotes morales.  -Ot= ra causa poderosa de antagonismo entre los que profesan diferentes credos religiosos= son las corrupciones introducidas por sus representantes, que los modifican y cambian a su antojo, impulsados generalmente por móviles interesados= y egoístas.  -Véas= e: Esotérico y Exotérico.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Religión de la Sabidurí= a.-  La única religión que sirve de base a todos los credos existentes en la actualidad.  Aquella "fe" que, siendo primordial y revelada directamente a la especie humana por sus Progenitores y por los Egos que la instruyen (por m&aacut= e;s que la Iglesia los considere como "ángeles caídos")= , no requería "gracia" alguna ni fe ciega para creer, porque era conocimiento.  (Véase: Gupta Vidyâ o conocimiento oculto).  En esta Religión de la Sabiduría está basada= la Teosofía.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Reminiscencia.-  Véase: Memoria.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Renacimiento.-  Véase: Reencarnación.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Renu  (Sánscrito).-  Polvo; polen o polvo fecundante de las flores.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Renunciación.-  Puede referirse a diversos puntos,= tales como a los regalos y comodidades de la vida, al uso de determinadas substan= cias (carne, alcohol, etc.) y a otras varias cosas de que se abstiene el asceta = con el objeto de purificar su cuerpo y dominar su yo inferior.  Otra renuncia importante para los = que siguen el sendero de la acción, o Karma-yoga, es la del fruto de las obras.  A este fin, toda obra se ha de ejecutar sin miras egoístas y sin deseo= de recompensa ni en esta ni en la otra vida; de este modo las acciones dejan de engendrar Karma y no ligan a qu= ien las ejecuta.  La renuncia al glorioso estado del Devachan, c= on todos sus sublimes goces de la sabiduría y del amor más puro = aun de mayor trascendencia y señala un rápido progreso en la evolución humana, puesto que el ser que practica semejante acto de abnegación obra impulsado por el anhelo de aplicar en beneficio de la humanidad las energías espirituales que se hubieran gastado en aquel= las regiones de bienaventuranza inefable.  Pero el colmo de la renuncia es la que practica aquel que, penetrado= de compasión infinita hacia el mundo que gime en la tierra, lleva su abnegación hasta el extremo de que, teniendo ya en la mano el mereci= do premio de una serie incalculable de luchas y penalidades sufridas en el dil= atadísimo curso de sus numerosas existencias, renuncia generosamente al Nirvâna para "desposarse generosamente con la angustia" y seguir el sendero de dolor hasta el f= in de Kalpas sin término, c= on el fin de convertirse en un Bodhisattv= a o Salvador del mundo, padeciendo a su vez "sufrimientos mentales indecib= les, sufrimientos por los muertos vivientes y compasión impotente hacia l= os hombres que gimen en kármica congoja".  (Voz del Silencio, II y III).  = (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Repa  (Sánscrito).-  Cruel, salvaje; ruin, despreciable.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Repha  (Sánscrito).-  Cruel, vil; como substantivo: pasión, sentimiento.  (= G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rephaim  (Hebreo)= .-  Espectros, fantasmas.  [Gigantes o poderosos hombres primitivos, de los cuales quizás la Evolución inferirá algun día el origen de nuestra raza actual.  (Doctr. Secr., I, 368 y II, 292-521).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Resha-havurah  (Hebreo, Cábala).-  Literalmente: "Cabeza Blanca&= quot;, de la que emana el ardiente fluído de vida e inteligencia en trescie= ntas setenta corrientes, en todas las direcciones del universo.  La "Cabeza Blanca" es el primer Sephira, la Corona o pri= mera luz activa.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Respiración.-  En la práctica del Yoga, esta función fisiológica consta de tres partes: una inspiración (pûraka), un intervalo (Kumbhaka) y una espiración = (rechaka).  Cuando la respiración se ve= rifica por la ventana derecha de la nariz, se llama pingalâ; cuando se verifica por ambas ventanas, suchumnâ, y cuando se realiz= a por la ventana nasal izquierda, id&acir= c;.  La respiración por el lado = derecho recibe el nombre de respiración solar, por razón de su naturaleza saludable; mientras que la realizada por = el lado izquierdo se llama lunar, a causa de su caracter refrigerativo.  (N. C. Paul, en Five Years of Theosophy).  -Véase= : Prânâyâma.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Resurrección del Seño= r.-  Véase: Pascua.  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Retana  (Sánscrito).-  Simiente viril.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Retentiva.-  V&eacut= e;ase: Memoria.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Retra  (Sánscrito).-  Simiente viril, néctar, ambrosía.  (G.T. H.P.B.= )

 

        &= nbsp;   * Retribución, Ley de.-  V&eacut= e;ase: Karma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Reuchlin, Juan.-  Distinguido filósofo y filólogo alemán; eminente cabalista y ocultista.  Nació en Pfortzheim en 1455= , y en su primera juventud fue diplomático.  En cierto período de su vida desempeñó el alto cargo de juez del Tribunal de Tubinga, donde continuó por espacio de once años.  Fue amigo de Pico de la Mirándola, maestro e instructor de Erasmo, Lutero y Melanchton, y por este motivo se le califica de "Padre de la Reforma".  Sufrió crueles persecucione= s por parte del clero por la glorificación que hizo de la cábala hebrea.  Murió en 1552 = en la mayor miseria, destino común de todos los que en aquellos días atacaban la letra muerta de la Iglesia.&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Revanta  (Sánscrito).-  Nombre de quinto Manú del presente Katpa.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Revatî  (Sánscrito).-  La última mansión lunar.  Desígnase también con este nombre una de las mâtris o energías divinas.  (G= .T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Revatîbhâva  (Sánscrito).-  El planeta Saturno.  (G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;           * Revelación.-=   Tanto la filosofía S&= acirc;nkhya como la Yoga admiten la revelación (autoridad o testimonio) como una de las tres clases de prueba, certeza o demostración de la verdad; con la diferencia de qu= e la primera funda principalmente la certeza del conocimiento en las dos pruebas restantes, esto es, en la percepci&= oacute;n directa por medio de los sentidos, y en la inferencia o deducción, apelando raras veces, y aun por = mera forma, a la autoridad de la revelac= ión.  "El recto conocimiento -dice Patañjali- resulta de la percepción directa, de la indiferenc= ia o del testimonio (autoridad o revelación)".  (Aforismos, I, 7).  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   Reyes edomitas.-  Esotéricamente, son las primitivas razas de hombres, mal formadas y hechas por tanteo.  Algunos cabalistas los interpretan= en el sentido de "chispas", mundos en formación, que desaparecen= tan pronto como están formados.  [Véase: Edom.]  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Reyes magos.-  La hermosa leyenda de los tres rey= es magos que llegaron del Oriente para adorar al niño Jesus recié= ;n nacido, y ofrecerle oro, incienso y mirra, es de origen oriental.  Estos mismos dones eran los que los magos solían ofrecer a Ahura-Mazda, el primero de sus espírit= us puros, y cuyo símbolo es el Sol.&nb= sp; (Véase: E. Burnouf, La Science des Religions, pág. 277).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rhazes.-  Célebre alquimista á= rabe del siglo IX.  Recorrió= el Oriente y España; dirigió los estudios científicos en Bagdad y en Ray; publicó dos notables enciclopedias médicas q= ue por espacio de mucho tiempo han servido de base para la enseñanza; h= izo importantes descubrimientos químicos y dio a conocer gran núm= ero de compuestos nuevos, tales como el oropimente, el rejalgar, el bóra= x, algunas sales de mercurio, varios compuestos arsenicales, etc.  "El gran secreto de la química -decía- es más bien posible que imposible; sus misterios no se revelan sino a fuerza de trabajo y asiduidad, pero ¡q= ue triunfo cuando el hombre puede levantar una punta del velo que cubre la Naturaleza!"  -En sus esc= ritos, llevaba la reserva y la prudencia a veces hasta un grado extremo.  Al describir el procedimiento para= la fabricación del aguardiente, inventado por él, empieza así:  "Toma de alg= una cosa desconocida la cantidad que quieras (Recipe aliquid ignotum, quantum volueris)".  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rhizômata.-  Con este nombre se han designado l= os cuatro elementos (tierra, agua, aire y fuego), raíces o principios de todos los cuerpos compuestos.  (Doctr. Secr., II, 634).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ri=   (Sánscrito).-  Danza; caída; daño; pérdida; deseo; brillo; luz.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Rî  (Sánscrito).-  Movimiento.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rhibhavas.-  Véase: Ribhus.  (G.T. H.P= .B.)

 

&nb= sp;           * Ribhu  (S&aacut= e;nscrito).-  Literalmente: hábil, diestro.  –Espíri= tu planetario.  Uno de los cuatro Kumâras.  –Epíteto de Indra y también de Agni y de los Âdityas.  –En los = Purânas, Ribhu es un hijo de Brahmâ, que estaba naturalmente dotado de la verdadera sabidurí= ;a.

 

&nb= sp;           * Ribhus o Ribhavas  (Sánscrito).-  Tres antiguos reformadores del sacrificio primitivo, hijos de Sudhanvan y llamados respectivamente: Ribhu, Vibhu (o Vibhat) y Vâja.  Por su asiduidad en la práctica de buenas obras, obtuvieron poderes sobrehumanos y fueron adorados como seres de condición divina.  Se ha supuesto que moran en la esf= era del sol, y se ha llegado a identificarlos con los rayos del astro Rey.  –Véase: Azvins.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ribhukcha, Ribhukchan o Ribhukchi  (Sánscrito).-  Nombre del primer Ribhu.  Epíteto de Indra; el rayo o= el paraíso de Indra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rich  (S&aacut= e;nscrito).-  Estancia; dístico de los hi= mnos del Veda; el Rig-veda; esplendor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Richabha  (Rishaba) (Sánscrito).-  Un sabio que se supone fue el prim= ero que enseñó las doctrinas jainas en la India.  [Tuvo numerosos hijos, el mayor de= los cuales fue Bharata.  Despu&eac= ute;s de abdicar el trono en favor de su hijo primogénito, retiróse= a vivir en una ermita, en donde llevó una vida de austeridades muy acerbas.  Richabha o Richabhan significa también toro, y es el nombre del seg= undo signo zodiacal, Tauro.  –= ;Al fin de una palabra compuesta, Richa= bha equivale a: el mejor, jefe, señor, príncipe, principal, prime= ro, excelente, etc.  Así, nararchabha (nararichabha) significa: el mejor de los hombres, o príncipe.]  (G.T. H.P.B= .)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Richchharâ  (Sánscrito).-  Mujer de mala vida.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Richîka  (Sánscrito).-  Un richi descendiente de Bhrigu y esposo de Satyavatî.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Richis  (Rishis) (Sánscrito).-  Adeptos; inspirados o iluminados.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  En la literatura védica se = emplea este término para designar a aquellos personajes por medio de los cu= ales fueron revelados los diversos mantr= as.  [Los Richis, literalmente “reveladores”, son santos sabios o iluminados, inspirados cantores o poetas, a quienes fueron revelados los himnos védicos.  Estos sublimes personajes se distinguen por su vasto saber y santidad, y a pesar de haber completado su evolución como hombres, permanecen en las regiones superfísicas en contacto con la humanidad, a fin de ayudarla en su progreso.  Hay siete ór= denes de ellos, a saber: los Brahmarchis<= /i> (Richis brahmánicos, o que h= an pertenecido a la clase sacerdotal); los Devarchis (Richis divinos o santos celest= es, hijos del Dharma y Yoga, entre los cuales figuran Nârada, Bharadvâja, Vasichtha, etc.); los Râjarchis (Richis= pertenecientes a la clase real, entre los cuales figura Vizvâmitra); = los Maharchis (grandes Richis o santos, en número de siete, y cuyo jefe es Brig= hu); los Paramarchis (o supremos Richis); los Kândarchis (Richi= s que explican una sola parte, o Kanda, de los Vedas), y los Zrutarchis (Richis que han recibido la revelación, no directamente, = sino de los Richis védicos).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Segun leemos en la Doctrina Secreta, los primitivos Richis eran siete (los siete sabios primitivos); vivieron antes= del período védico y fueron venerados como semidioses, pero hoy se puede demostrar que eran más que simple mortales, filósofos.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (Obr. cit., III, 19).  Hay otros grupos de diez, doce y h= asta veintiún Richis.  En las Leyes de Manú (VIII, 110), se hace también mención de siete grandes Ric= his (Saptarchi), que corresponden a= las siete estrellas de la Osa mayor.  En la misma obra (I, 34, 35) se mencionan diez grandes Richis, señores de criaturas (Prajâpatis), cuyos nombres son: Marîchi, Atri, Angi= ras, Pulastia, Pulaha, Kratu, Prachets (o Dakcha), Vazichtha, Bhrigu y Nârada.  Estos tres últimos son los más eminentes, de manera que, descontando éstos, queda reducido a siete el número de los Grandes Richis.  Segun el Rig-Veda, los siete Grandes Richis son también los Prajêp= atis o señores de la existencia, los siete “Hijos nacidos de la men= te de Brahmâ”.  (Véase: Richi-Praj&ac= irc;pati).  En otras obras el número de= los Richis se eleva a siete, ocho y aun más.  En medio de esta confusión, evidentemente int= encionada, resulta clara una cosa: “Ha habido y habrá siete Richis en cada Raza-madre, llamada también Manvantara en los libros sagrados, de igual modo que hay catorce Manús en cada Ronda, siendo id’enticos los Dioses presidentes, los Richis y los hijos de Manú”.  (Doctrina Secreta, II, 650, nota).  = Y si los Manús y los Richis s= on designados con un mismo nombre genérico, esto es debido al hecho de = que todos y cada uno de ellos son las Energías manifestadas de un mismo = Logos, los Mensajeros a la vez celestiales y terrestres de aquel Principio que se halla siempre en estado = de actividad consciente durante el período de evolución cósmica, e inconsciente (desde nuestro limitado punto de vista) en e= l de reposo cósmico.  (Id., II, 324).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Richi-Prajâpati  (Sánscrito).-  Literalmente: “reveladores”.  Sa= ntos sabios en la historia religiosa del Âryavarta [India].  Esotéricamente los má= ;s elevados entre ellos eran las Jerarquías de “ConstructoresR= 21; y Arquitectos del Universo y de los seres vivientes de la tierra.  Son generalmente llamados Dhy&acir= c;n Chohans, Devas y dioses.  [Véase: Richis.]<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Richirna  (Rishirna) (Sánscrito).-  Deuda contraída con los Richis= , por cuanto los Richis de la raza alimentan y nutren el cuerpo del J&= icirc;va.  (Bhagavân-Dâs, Ciencia de las Emociones, pá= ;g. 137).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Richiyakcha  (Sánscrito).-  Ofrenda a los Richis; esto es, la oración y el estudio del Veda.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Richta  (S&aacut= e;nscrito).-  Herido, perdido, desgraciado.  Como sustantivo: golpe, herida; destrucción; desdicha.  –Nombre de un demonio a quien Vichnú dio muerte.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Richthausen.-  Amigo íntimo de un adepto llamado Labujardière.  En 1648 heredó de és= te cierta cantidad de piedra filosofal, con la que se presentó al emper= ador Fernando III de Bohemia, que estaba muy versado en la filosofía hermética, y en presencia del cual, después de haber tomado t= odas las precauciones que eran del caso, se hizo la operación transmutato= ria dirigida por el conde de Rutz, director de las minas.  Con un grano del polvo de Richthau= sen se transformaron dos libras y media de mercurio en oro, con el cual el emperad= or hizo acuñar una medalla que en 1797 se conservaba aun en la Tesorería de Viena.  Co= n otra parte del mismo polvo, Fernando III hizo una nueva proyección en Pra= ga, en 1650, y con el oro resultante se fabricó otra medalla que en el s= iglo pasado (XVIII) figuraba todavía en la colección del castillo imperial de Ambras, en el Tirol.  En virtud de estos hechos, el emperador concedió a Richthausen el título de barón del C= aos, y con tal nombre recorrió toda la Alemania haciendo proyecciones.  Su operación más fam= osa fue la que en 1658 hizo ejecutar el Elector de Maguncia, quien convirti&oac= ute; en oro cuatro onzas de mercurio.  Para más detalles, consúltese: L. Figuier: L’Alchimie et les Alchimistes, 3ra. Edición, pág. 248.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Riddha  (Sánscrito).-  Próspero, rico, floreciente; vasto, grande, poderoso, fuerte.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Riddhi  (S&aacut= e;nscrito).-  Perfección; prosperidad, abundancia, riqueza; poder mágico, extraordinario, sobrenatural.  Sobrenombre de Pârvatî= .  –Véase: Chhanda-riddhî-pâda y = Chitta-riddhi-pâda.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Riddhipâda  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  En plural, los cuatro ejercicios s= obre los que descansa el poder impropiamente llamado “sobrenatural”.  (Budismo).  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Riddhiprâtihârya  = (Sánscrito).-  Aparición extraordinaria, “sobrenatural”.  (= G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Riddhisâkchâtkriya  (Sánscrito).-  Manifestación de un poder extraordinario o sobrenatural.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ridhâ  (Sánscrito).-  Falta de respeto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rifeos.-  Segun la mitología, constit= uyen una cadena de montañas sobre la cual dormía el dios de corazón helado de las nieves y de los huracanes.  Segun la filosofía esotérica es un verdadero continente prehistórico que de un país tropical siempre iluminado por el sol como era, ha pasado ahora= a ser una desolada región situada más allá del círculo ártico.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Riger  (Escandinavo).-  Véase: Bifrost.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rig-Veda  (Védico).-  El más antiguo e importante= de los Vedas.  Segun se dice, fue “creado&#= 8221; de la boca oriental de Brahmâ.  Como indica el Ocultismo, fue comunicado por grandes sabios en el la= go Man (a)saravara, más allá de los Himâlayas, docenas de miles de años atras.  [= El Rig-Veda (de rich, celebrar, cantar, y veda, ciencia), es llamado así porque cada una de sus estancias es denomin= ada un rich.  En este “Biblia de la Humanidad”, titulada Rig-Veda= , fueron colocadas, en los mismos albores de la humanidad intelectual, las piedras fundamentales de todos los credos y la distinta fe de cada iglesia = y de cada templo que se ha erigido, desde el primero hasta el último.  Los “mitos” universale= s, las personificaciones de Poderes divinos y cósmicos, primarios y secundarios, así como los personajes históricos de todas las religiones, tanto existentes hoy día como extinguidas, pueden encont= rarse en las siete principales Divinidades y sus trescientos treinta millones de correlaciones en el Rig-Veda, y= estas siete, con sus millones por añadidura, son los Rayos de la Unidad única e infinita.  (Doctrina Secreta, III, 229).  –Véase: Vedas.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rigveda-sanhitâ  (Védico).-  La colección de los himnos = del Rig-Veda.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rig-vidhâna  (Védico).-  Unos escritos que versan sobre la = virtud mística y mágica de la recitación de los himnos del Rig-Veda, y aun de algunos de sus = versos aislados.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Riju  (Sánscrito).-  Recto, directo; honrado, justo.&nbs= p; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rijyâ  (Sánscrito).-  Reproche, censura, vergüenza, recato, modestia.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   Rik  [o Rich].-  Un verso [o estancia] del Rig-Veda.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rika  (Sánscrito).-  Corazón, alma; litigio.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rikcha  (Riksha) (Sánscrito).-  Cada una de las veintisiete constelaciones que forman el Zodíaco.  Cualquiera estrella fija o constelación.  [Como adjetivo, significa: cortado, dividido.]&n= bsp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rikcheza  (Rikcha-îza) (Sánscrito).-  Literalm= ente: “Señor de las estrellas”: la luna.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rikta  (Sánscrito).-  Vacío; vaciado, evacuado; indigente, pobre.  Como substa= ntivo: el vacío, el desierto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Riktha  (S&aacut= e;nscrito).-  Bienes, riqueza, poder.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rik-veda  (Védico).-  Lo mismo que Rig-Veda, en que, por eufonía, se ha sustituído l= a g con una k.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rimmon  (Hebreo).-  La gran= ada, símbolo de la fertilidad y abundancia.  Se halla en el Antiguo Testamento; figura en los templos sirios, y en ellos fue deidificada como emblema de la celestial madre prolífica de todo.  Es también una representación de la matriz en estado de preñez.  (W.W.W.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rina o Rna  (Sánsc= rito).-  Deuda.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rina-trayam  (Sánscrito).-  Triple deuda a los pitris o antepasados, que dan prole; a los devas o dioses, que dan riquezas, y a los richis o maestros, que dan conocimiento.  (Bhagavân Dâs, La Ciencia de las Emociones, p&aac= ute;g. 222).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rinda  (Escandi= navo).-  Una asiana (diosa), madre de Vale.=   (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ringhorne  (Escandinavo).-  La nave de Balder, segun los Eddas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rinkha  (Sánscrito).-  Marcha; danza; desliz; error.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Río del Olvido.-  V&eacut= e;ase: Leteo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ripley, Jorge.-  Eminente alquimista inglés del siglo XV.&nbs= p; Hizo interesantes estudios acerca de la ciencia hermética.  Compuso el famoso tratado de Las Doce Puertas, en el cual expli= ca el procedimiento para la preparación de la Quintaesencia o Piedra filosofal, sirviénsose para ello de unos términos alegóricos que recuerdan al punto los que Goethe pone en boca de Fau= sto en la pintoresca escena del domingo de Pascua.  Ofreció cien mil libras de = oro a los caballeros de Rodas cuando esta isla fue atacada por los turcos en 1460.  Su dignidad eclesiástica, como canónigo de Bridlington, no le libró= ; de ser públicamente acusado de hechicería por sus contemporáneos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ripu  (Sánscrito).-  Enemigo, adversario.  (= G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ripuvaza  (Sánscrito).-  Sometido a un enemigo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rishi.-  Véase: Richi.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rita  (Sánscrito).-  Recto, justo, debido, conveniente; verdadero; propio; puro; honrado, venerado; brillante, luminoso.  Como sustantivo: verdad, rectitud, justicia, fe; orden; ley divina; himno; oración.  El Brillante, sobrenombre de Agni.  (G.T. H.= P.B.)

 

* Ritambhara  (S&aacut= e;nscrito).-  Percepción psíquica,= o sea aquella facultad mediante la cual las realidades del mundo son conocidas con tanta verdad y exactitud como lo son las cosas exteriores por medio de la percepción ordinaria.  = (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ritanbhara-prajñâ  (Sánscrito).-  Conocimiento intuitivo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Ri-thlen.-  Literalmente: "guardador de serpientes".  Es una terr= ible especie de hechicería practicada en Cherrapunji, en los cerros de Khasi.  El primer punto es la antigua capital de estos últimos.&n= bsp; Segun cuenta la leyenda, hace ya algunos siglos, un thlen (serpiente o dragón) que habitaba una caverna y devoraba hombres y ganado, fue muerto por un San Jorge de aquel país= y despedazado; cada uno de los pedazos fue enviado a un punto diferente para = ser quemado.  Pero el trozo que recibieron los Khasis fue conservado por éstos, y llegó a ser= una especie de dios doméstico.  Los descendientes de aquellos Khasis se convirtieron en Ri-thlens o "guardadores de serpientes", porque el trozo que conservaban se desarrolló form= ando un dragón (thlen), y des= de entonces ha obsesionado a ciertas familias de brahmines de aquella comarca.  Para conseguir el fa= vor de su thlen y proteger su propia v= ida, estos "guardadores" deben muchas veces cometer asesinatos de muje= res y niños, de cuyos cuerpos cortan las uñas de los dedos del pi= e y de la mano, que llevan a su thlen, y así se entregan a muchas prácticas de magia negra relacionadas con la hechicería y nigromancia.&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Riti  (Sánscrito).-  Movimiento, marcha; flujo; tendencia; instinto; límite; frontera.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   Rito del Féretro o Pastos.-  Era éste el rito final de la Iniciación en los Misterios de Egipto, Grecia y otras partes.  Los últimos y supremos arca= nos de ocultismo no podían ser revelados al discípulo hasta que éste había pasado por dicha alegórica ceremonia de la = Muerte y Resurrección a una= nueva luz.  El verbo griego teleutao -dice Vronski- significa = en la voz activa "yo muerto", y en la voz media, "yo soy iniciado".  Stobœus = cita un autor antiguo que dice:  &q= uot;La mente es afectada en la muerte, exactamente como lo es en la inicia= ción en los Misterios; y la palabra corresponde a la palabra, lo mismo que la co= sa corresponda a la cosa; porque teleu= tan es "morir", y teleisthai<= /i> "ser iniciado".  Y así, como viene a corroborarlo Mackenzie, cuando el aspirante estaba colocado en el Pastos, lecho o ataúd (en la India, en el to= rno, segun se ha explicado en la Doctrina Secreta, II, 572 y 590), "decíase simbólicamente que moría".  [Vé= ;ase: Coribantes.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ritu  (Sánscrito).-  Período, época, estación del año.  Los indos dividen el año en= seis estaciones, de dos meses cada una, designadas con los nombres de Vasanta o Kusumâkara (primavera o estación templada, que comprende marzo-abril); Grichma (verano o estación calurosa, que comprende mayo-junio); Varcha (estación lluviosa, = que comprende julio-agosto); Zarad (otoño, estación en que cesan las lluvias, y comprende septiembre-octubre); Hemanta (i= nvierno, estación de las nieves, y comprende noviembre-diciembre), y Zizira (estación del roc&ia= cute;o y de las escarchas, que comprende enero-febrero).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ritual funerario.-  Véase: Libro de los Muertos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rituales.-  En el Museo de Louvre se conservan diferentes papiros manuscritos llamados Rituales egipcios, que contienen instrucciones para las ceremonias religiosas que de= ben practicarse en ciertas épocas, en el acto de embalsamar cadáveres, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ritvij  (Sánscrito).-  Sacerdote sacrificador.  (Véase: Leyes de Manú, II, 143).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Ro y Ru  (Egipcio= ).-  La puerta o abertura, el lugar del= cielo de donde procedió o nació la Luz primordial.  Sinónimo de "matriz cósmica".  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rodana  (Sánscrito).-  Corriente de agua; llanto, lágrimas.  (G.T. H.P.B.= )

 

        &= nbsp;   * Rodas  (S&aacut= e;nscrito).-  El cielo; la tierra; en gén= ero dual (rodasî): el cielo y= la tierra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rodha  (S&aacut= e;nscrito).-  Obstáculo; impedimento; rib= era, orilla.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rodhana  (Sánscrito).-  Que impide; que constituye obstáculo.  Como substa= ntivo: obstáculo, impedimento; el planeta Mercurio.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rodhin  (S&aacut= e;nscrito).-  Que dificulta; que constituye un obstáculo.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Rodhra  (S&aacut= e;nscrito).-  Obstáculo, impedimento; transgresión, ofensa.  = (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rodigast.-  V&eacut= e;ase: Querubines.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rodolfo II.-  Uno de los soberanos que mayor protección han dispensado a la alquimia y a los sabios a ella consagrados fue Rodolfo II de Alemania, que subió al trono en 1576.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Educado en España en la cor= te de Felipe II, adquirió en este país gran afición a la astrología y a la alquimia.  Cansado pronto de las arduas tareas del gobierno del Imperio, lo confió al cuidado de sus ministros, y se encerró en el castil= lo de Praga para entregarse libre y exclusivamente hasta el fin de su vida a s= us estudios favoritos.  Las prime= ras lecciones de alquimia las recibió de sus médicos ordinarios, Thaddæus de Hayec, y más tarde Miguel Mayer y Martín Ruland.  Todos los alquimistas, cualesquiera que fuesen su país y condición, tenían la seguridad de ser bien acogidos en la corte del emperador, que los recompens= aba con largueza cuando en presencia suya ejecutaban un experimento digno de interés.  Los alquimist= as, por su parte, no se mostraban ingratos; dieron a su regio protector el título de Hermes de Alemania= , y en todas partes ensalzaron sus méritos.  Rodolfo, segun sus biógrafo= s, figuraba en el número de afortunados posesores de la piedra filosofa= l, lo que se comprobó cuando, después de su muerte, se encontrar= on en su laboratorio ochenta y cuatro quintales de oro y sesenta de plata fund= idos en pequeñas masas en forma de ladrillos.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Roga  (Sánscrito).-  Enfermedad, pena, desazón, dolor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rogaha  (S&aacut= e;nscrito).-  Remedio, medicina.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rogalakchana  (Sánscrito).-  Signo o síntoma de enfermedad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rogativas.-  Las rog= ativas que se hacen en países cristianos son de origen pagano.  Véase: Lluvias, etc.  (G.= T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rogerio Bacon.-  Celebérrimo fraile francisc= ano que floreció en Inglaterra en el siglo XIII.  Era un alquimista que creía firmemente en la existencia de la piedra filosofal, y era también un gran mecánico, químico, físico y astrólogo.  En su tratado de la Admirable Fuerza del Arte y de la Naturaleza, hace algunas indicaciones acerca de la pólvora, y predice el empleo del vapor como fuerza propulsora; describe, además, la prensa hidráulica, la campana de buzos y el calidoscopio.  Contruyó también una famosa cabeza de bronce provista = de un aparato acústico, la cual pronunciaba oráculos.  [Por su vastísima inteligen= cia, la más grande que ha tenido Inglaterra, dióse a Rogerio Bacon= el calificativo de Doctor Admirable.  Hizo notables descubrimientos en l= as ciencias físico-químicas, tales como el papel que representa = el aire en la combustión, las propiedades de varias sales, la acci&oacu= te;n de los lentes y de los cristales convexos, las lentes acromáticas, etc.  Escribió tambi&ea= cute;n obras sobre alquimia (Espejo de los Secretos, El Meollo alquí= ;mico).  –Véase: Bacon.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rohanee o Rohani.-  Los sufis designan con este nombre el Â= tma-Vidyâ o Conocimiento del Espíritu.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rohina  (Sánscrito).-  Parte de la mañana, antes d= el mediodía, en que se practica la ceremonia del zrâddha.  (G= .T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rohini  (Sánscrito).-  El cuarto asterismo lunar, llamado= el Carro.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rohinî  (Sánscrito).-  Véase: Rohini.  –Un= a de las hijas de Dakcha, que llegó a ser la esposa favorita de Soma (Chandra), dios de la Luna.  –Una de las esposas de Vasudeva (padre de Krichna) y madre de Balarama (hermano de Krichna).  También es el nombre de una de las esposas de Krichna.  –Véase: Chandra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rohinilâ  (S&aacut= e;nscrito).-  Antiguo nombre de un monasterio vi= sitado por Buddha Zâkyamuni, y actualmente denominado Roynallah.  Está situado cerca de Balga= da, en el Behar oriental.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rohinîpati o Rohinîza  (Sánscrito).-  Literalmente: “Señor = de Rohinî”.  Ep&iacut= e;teto de Soma, regente de la Luna y esposo de Rohinî.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rohit  (S&aacut= e;nscrito).-  Cierva.  Forma asumida por Vâch (el Logos femenino y aspecto femenino de Brahmâ, que la creó de una mita= d de su cuerpo), para huir de los requerimientos amorosos de su “padreR= 21;, que para tal objeto se transformó en ciervo rojo, puesto que el color de Brahmâ es rojo.  –[Rohit significa también rojo, y como substantivo, la hem= bra de algunos animales (yegua, gamo, antílope, etc.) del referido color.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rohita  (Sánscrito).-  Rojo o rojizo.  Un caballo rojizo, una especie de = venado o antílope rojo; sangre, guerra; el arco de Indra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rohitaka Stupa  (S&aacut= e;nscrito).-  La dagoba o “stupa roja” edificada por el rey Azoka, y en la que Maitribala-râjâ alimentó con su sangre unos yakchas extenuados por el hambre.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Los yakchas son unos demonios inofensivos (elementarios) llamados punyajanas o “buena gente”.  [Véase: Yakchas.]  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rohitazva  (Sánscrito).-  Agni.  El hijo de Harizchandra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rojo.-  Véase: Color rojo.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Roma  (Sánscrito).-  Agua; corriente de agua; agujero; pelo o cabello.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Romaharcha  (Sánscrito).-  Erección del cabello; horripilación, estremecimiento.&nbs= p; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Romaharchana  (Sánscrito).-  Horripilante; conmovedor; que hace estremecer; que causa viva emoción.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Romaka-pura  (Sánscrito).-  Era un punto del continente de la Atlántida en donde nació Asuramaya.  (Doctr. Secr., II, 54).  (G.T. H.P= .B.)

 

        &= nbsp;   * Romakûpas  (Sánscrito).-  Poros del pelo o de la piel.  Véase: Nacido del Sudor (Raza<= /i>).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Roman  (S&aacut= e;nscrito).-  Cabello, pelo, plumas, escamas.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rondas  (Círculos, Anillos o Revoluciones).-  Como se ha di= cho en el artículo Cadena Planetari= a, ésta se halla constituída por siete globos o mundos dispuesto= s en forma de dos arcos unidos por su extremo inferior, uno descendente (que comprende los globos designados por las letras A, B y C) y otro ascendente = (que comprende los globos E, F y G), figurando el globo D (el cuarto) en el punt= o de unión de ambos arcos.  = Los siete globos de la Cadena constituyen en conjunto un agregado o cuerpo planetario que se desintegra y se forma de nuevo siete veces en el curso de= la vida planetaria.  Esta Cadena = tiene, pues, siete encarnaciones, por decirlo así, y los resultados de cada= una se transmiten a la siguiente.  Estas siete encarnaciones (o manvantaras<= /i>) constituyen la evolución planetaria, el reinado de un Logos planetario, y cada una de el= las se subdivide en siete períodos.  Una oleada de vida, procedente del referido Logos, da una vuelta completa por la Cadena, y siete de estas grandes oleadas de vida, denominadas “Rondas”, completan un manvantara.  En cada una de estas Rondas o vuel= tas en torno de la serie de mundos que forman la Cadena planetaria, van desenvolviéndose las Mónadas o Individualidades humanas, y es= te desenvolvimiento se verifica por medio de oleadas sucesivas que corresponde= n a los diversos globos de la Cadena, siendo de advertir que así como el esquema completo de la Naturaleza a que pertenecemos se desenvuelve por med= io de dicha serie de Rondas alrededor de todos los mundos, así también el desenvolvimiento de la humanidad en cada uno de los mundo= s se verifica a través de una serie de Razas desarrolladas por turno dent= ro de los límites de cada mundo.  Además, cada Ronda está especialmente destinada a la preponderancia de uno de los siete “principios” humanos, en el orden regular de su gradación ascendente.  (A. P. Sinnet: Budhismo Esotérico, págs. 82, 83).  –El Aliento del Logos planetario despierta la vida sucesivamente en cada uno de los siete globos o mundos empezando por el glo= bo A, en el cual hace surgir a la existencia, una tras otra, las innúme= ras formas que en su totalidad constituyen un mundo.  Una vez llevada la evolución hasta cierto punto en el globo A, la oleada de vida pasa al globo B, y ento= nces el globo A se sume lentamente en apacible sueño, y de esta suerte va pasando la oleada de un globo a otro hasta haber recorrido todo el círculo en el globo G y terminado su evolución.  Sobreviene entonces un perí= odo de reposo (pralaya), durante el cu= al cesa toda actividad evolutiva exterior.  Al fin de este período de re= poso, empieza de nuevo la evolución exterior, principiando la segunda Ronda por el globo A, como antes, pero en un grado más elevado de desarrol= lo evolutivo.  Este proceso se re= pite seis veces, pero en la séptima Ronda, o sea la última del manvantara, ocurre un cambio, pues= el globo A, habiendo completado ya su séptimo período de vida, se desintegra de un modo gradual, sobreviene el estado de centro laya imperecedero, y al despuntar = la aurora del siguiente manvantara= se desenvuelve de dicho globo un nuevo globo A, como un cuerpo reciente, en el cual pasan a residir los “principios” del anterior planeta A.  Así, durante un manvantara, cada globo tiene siete períodos de actividad, viniendo a ser cada uno de ellos a su vez el campo en donde evoluciona la vida.  Si consideramos ahora un globo aislado, veremos que durante cada período de actividad evolucionan en él siete Razas-madres de = una humanidad, al mismo tiempo que seis otros reinos no humanos (los tres elementales, el mineral , el vegetal y el animal), en mutua dependencia uno= s de otros.  Estos reinos contienen formas en todos los grados de evolución, y ante ellos se extiende la perspectiva de un desenvolvimiento superior; así es que cuando el período de actividad del primer globo llega a su fin, las formas evolutivas pasan al globo siguiente para continuar allí su desarroll= o, y van siguiendo su carrera progresiva de un globo a otro hasta que termina aquella Ronda, y de nuevo prosiguen su curso, Ronda tras Ronda hasta el fin= de las siete Rondas o sea del manvanta= ra, y una vez más continúan ascendiendo de manvantara en manvantar= a hasta el término de las encarnaciones de su Cadena planetaria, en qu= e el Logos planetario recoge los resultados de la evolución en la serie de planetas.  (A. Besant: Sabid. Antig., cap. XII).  –En cada Ronda hay catorce Manús, y cada uno de ellos, = como patrón antropomorfizado de su Ronda o ciclo especial, es la idea personificada del Pensamiento divino, y por consiguiente es el dios especia= l, el creador y formador de todo cuanto aparece durante su respectivo ciclo de existencia o manvantara.  (Doctr. Secr., I, 93).  –Actualmente nos hallamos en el cuarto planeta (D) y en la qui= nta Raza de la cuarta Ronda del presente manvantara, exactamente en el punto medio del esquema mayor de nuestra evolución.  –Véase, para más detalles, la Doctrina Secreta, la Ge= nealogía del Hombre, etc.  (V&eacut= e;anse además los artículos: Anillos y Rondas, Cadena Planetaria, Ruedas, etc.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ropa o Ropana  (Sánscrito).-  Agitación, turbación= o confusión de las ideas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Roquetaillad.-  Conocido más generalmente c= on el nombre de Rupescissa.  Famoso alquimista que expuso un procedimiento para preparar la piedra filosofal co= n la sal marina.  Atribuyó a= l magisterio mayor la propiedad de transmutar en oro cien partes de metal impuro.  (Véase: Rosario filosófico).&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rosacruces  (Misticismo).-  Este nombre se dió a los discípulos de un sabio adepto llamado Cristián Rosenkreuz, que floreció en Alemania, hacia el año 1460, y fundó una o= rden de estudiantes místicos, cuya primitiva historia se encuentra en la = obra alemana titulada Fama Fraternitatis= (1614), que ha sido publicada en diferentes idiomas.  Los miembros de esta Orden guardar= on su secreto, pero se han encontrado vestigios de ellos en diferentes sitios cada medio siglo desde las fechas apuntadas.&nb= sp; La Societas Rosicruciana in = Anglia es una Orden masónica, que ha adoptado la calidad de miembro en la “externa”; la Chabrath = Zereh Aur Bokher, u Orden del G. D., que era un esquema completísimo de iniciación en Cábal y Magia superior del tipo occidental o hermético, y admite ambos sexos, es una descendiente directa de las fraternidades de Rosacruces de la Edad media, que a su vez descendía= n de los misterios egipcios.  (W.W.W.).  –[La Sociedad de los Rosacruces, que tanto ruido hizo en Alemania y Francia a principios del siglo XVII, era una fraternidad alquímica, cabalística y teosófica.&nbs= p; De ella se tienen muy pocos datos precisos, porque era una sociedad = tan secreta que sus miembros era calificados de “invisibles”, con arreglo a= un artículo de sus estatutos que decía así: “Esta sociedad debe mantenerse secreta por espacio de ciento veinte años”.  El fundad= or de esta fraternidad, entre cuyos miembros más esclarecidos se contaba el gran Paracelso, fue un alemán llamado Cristián Rosenkreuz, na= cido en 1378 de padres nobles aunque pobres.&nb= sp; Segun se expone en un opúsculo titulado Fama fraternitatis Rosœ Crucis (Manifiesto de la fraternid= ad Rosa-cruz), publicado en 1614 aproximadamente, a los diez y seis años trabó conocimiento con unos magos, con quienes trabajó durante cinco años.  Cuando ape= nas contaba veinte, emprendió un largo viaje a Turquía, Palestina= y Arabia.  En este último país encontró unos filósofos que le comunicaron parte = de sus conocimientos ocultos.  En= Fez tuvo ocasión de conversar con algunos cabalistas, de quienes aprendió lo que deseaba saber.  De regreso a su país natal, encerróse en una gruta en donde vivió solitario hasta una edad avanzadísima, sano de cu= erpo y de espíritu.  In&uacu= te;til es añadir que los miembros de esta Sociedad fueron objeto de crudelísimas persecuciones por parte de la Iglesia cristiana.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rosario.-  El origen de esta sarta de cuentas= es antiquísimo.  Los indos= representaban a Padma-pâni con un rosario en el cuello.  (Véase: Padmapâni).  –Los antiguos romanos hacían uso del rosario; és= te era también conocido en el Japón, Siam, Tonkín, Ceilán y otros países.  Estaba igualmente en uso entre los mahometanos, de quienes lo tomó Pedro el Ermitaño para que los cruzados se sirvieran de él.  Los turcos tienen = un rosario compuesto de seis decenas, y otro de cien granos divididos en tres partes: mientras hacen pasar entre los dedos las cuentas de la primera treintena pronuncian treinta veces la fórmula Soubhan lallah, que significa Dios es digno de alabanza; en la segunda, dicen las palabras Elham l= allah, o Gloria a Dios, y en la tercera, A= llah ecber, o Dios es grande.  = (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rosario filosófico.-  Título de una obra de Arnal= do de Vilanova, en la cual se describe un procedimiento para preparar la piedra filosofal.  En la obra referid= a dice su autor: “Aquel que conoce la sal y su preparación, posee el secreto oculto de los antiguos sabios”.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rosetta, Piedra de.-  En 17= 99, durante la expedición de Napoleón en Egipto, Mr. Boussard, oficial francés, descubrió en Rosetta una piedra cubierta con= una triple inscripción en escritura jeroglífica (o lengua sagrada= ), demótica (o lengua egipcia vulgar) y griega.  Esta famosa piedra sirvió de= base para los primeros ensayos que se hicieron para descifrar la escritura egipcia.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ro-sta  (Egipcio).-  Literalmente: “Puerta del pasaje”.  Con esta expresión se designa la entrada de la tumba, al mismo tiempo que el nombre de una localidad mística mencionada con frecuencia en el Libro de los Muertos.  Había sacerdotes afectos al= culto de los dioses de Ro-sta.  (Pie= rret, Dict. D’Arch Egypt.).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rostan.-  Libro de los Misterios de Rostan; = una obra oculta en sánscrito.  (= G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rowhanee, Rowhani o Er-Ruhani  (Egipcio).-  Es la magia del Egipto moderno, qu= e, segun se supone, procedió de los Angeles y Espíritus, esto es, Genios, y en la cual se hace uso de misteriosos nombres de Alá.  Distinguíanse dos formas: Ilwe, que es la magia blanca o sup= erior, y Suflee y Sheytanee, que es la superchería o el conjuro.  Difieren las opiniones acerca de la importancia de una rama de la magia llamada Darb el Mendel, o como la denomina Baker en inglés, el Mendal.  Por esta expresión se entie= nde una forma de clarividencia artificial exhibida por un muchacho que no ha llegado a la pubertad, o por una virgen, que, por efecto de la autofascinación producida por estar con la vista fija en un recipien= te lleno de tinta que tiene en la mano, con el uso simultáneo de encantaciones y vapores de incienso, ve ciertas escenas de la vida real que pasan sobre la superficie de dicho recipiente.  Numerosos viajeros orientales han relatado casos de esta índole, como E. W. Lane en sus Egipcios modernos y sus Mil y una Noches, y E. B. Barker (= El escritor alemán Federico Bülaw, en su erudita obra Pers= onajes enigmáticos e Historias misteriosas, tomo III, págs. 243 y siguientes, reproduce un interesantísimo caso de esta clase de predi= cción sacado de la obra de Burke titulada Anecdotes of the Aristocracy and Episodes in Ancestral Story, tomo I, págs. 124 y siguientes.)  Tales incidentes se han introducido también en muchas obras de ficci&oacut= e;n, tales como el Buque fantasma de Mayrrat, y una idea análoga ha sido entretejida con la historia de Rosa María y La Piedra de berilo, poema compuesto por Rosetti.  Para una superficial tentativa explicación del fenómeno, véase: Quaterly Review, No. 117.  (W.W.W.).  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ru=   (Sánscrito).-  Sonido, ruido, grito, gemido; batalla; miedo, alarma; corte, división.  –Véase: Ro.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Ruach  (Hebreo)= .-  Aire y también Espír= itu; el Espíritu, uno de los “principios humanos” (Buddhi-Manas).  [Entre los cabalistas y ocultistas= , Ruach es el Alma espiritual (Buddhi).  (Véase: Doctrina Secreta, I, 262).&nbs= p; Por espacio de varios siglos ha reinado una lamentable confusi&oacut= e;n en el ánimo de los cabalistas occidentales, quienes denominan Ruach (Espíritu) a lo que nosotros llamamos Kâma-r&ucir= c;pa; mientras que para nosotros Ruach sería el alma espiritual o B= uddhi, y Nephesh el cuarto principio, = el alma vital o animal.  Eliphas = Levi incurre en el mismo error.  (Doctrina Secreta, II, 670, nota).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  –(Véase: Nephesh y Neshamah).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Ruach Elohim  (Hebreo).-  El Espíritu de los dioses; corresponde al Espíritu Santo de los cristianos.  –Significa también: v= iento, aliento y agua corriente.  (W.W.W.).  (G.T. H.P.B.= )

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rua’h  (Hebreo).-  Espíritu.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rübezahl  (Alemán).-  Véase: Number Nip.  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ruch  (Sánscrito).-  Luz, esplendor, brillo, belleza; deseo; explosión de alegría o regocijo.  (G= .T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruch  (S&aacut= e;nscrito).-  Cólera, ira, furor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rucha  (S&aacut= e;nscrito).-  Véase: Ruch.  (G.T. H.P.B= .)

 

        &= nbsp;   * Ruchaka  (Sánscrito).-  Adorno, atavío; guirnalda; = un perfume; objeto de buen augurio.  Como adjetivo: bello, hermoso, brillante, virtuoso, agradable.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruchi  (S&aacut= e;nscrito).-  Luz, brillo, rayo de luz; lustre, belleza; deseo; pasión; sed; hambre; atención fija en un objeto.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruchira  (Sánscrito).-  Brillante, bello; vistoso; agradab= le; dulce.  Lo que brilla, agrada o seduce.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruchita  (Sánscrito).-  Lo placentero; cosa grata; resolución; intención; bello, agradable.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruchya  (S&aacut= e;nscrito).-  Lo placentero, gustoso o grato; ma= rido, amante.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rud  (S&aacut= e;nscrito).-  Llanto; pesar, aflicción, dolor.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rudatha  (Sánscrito).-  Perro; discípulo; estudiante.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruddha  (S&aacut= e;nscrito).-  Impelido; obstruído.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rûdha  (Sánscrito).-  Elevado, encumbrado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rûdhi  (Sánscrito).-  Crecimiento; brote; producci&oacut= e;n; notoriedad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rudhira  (Sánscrito).-  Sangre; el planeta Marte.  Como adjetivo: rojo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rudimento.-  En ocul= tismo, equivale a Elemento.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rudra  (Sánscrito).-  Uno de los epíteto del dios Ziva, el Destructor.  [Rudra es una forma de Ziva.  En el Rig-Veda no se encuentra el nombre de Ziva, y el Dios correspondiente a éste es Rudra.&nb= sp; (Doctrina Secreta, II, 648).  –En el Yajur-Veda Blanco aparece por prim= era vez Rudra como el gran Dios (Mah&ac= irc;deva), cuyo símbolo es el lingam (véase esta palabra).  = En el Rig-Veda, Rudra es llamado “= aullador” o “gemidor”, divinidad a un tiempo benéfica y maléfica, el Sanador y el Destructor.  En el Vichnu-Purâna es el dios que nace de la frente de Brahmâ, que se divide en varón y hembra, y es el padre de los Rudras o Maruts.  En los Vedas, es el Ego divino que aspira a volver a su estado puro y deífic= o, y al mismo tiempo el Ego divino aprisionado en la forma terrestre, cuyas violentas pasiones hacen de &eacut= e;l el “aullador”, el “terrible”.  (Doctrina Secreta, II, 578).  –Véase: Rudras<= /i>.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rudras  (Sánscrito).-  Los “poderosos”; los señores de los tres mundos superiores.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Una de las clases de espíri= tus “caídos” o que se encarnan.  Todos ellos nacieron de Brahm&acir= c; [segun el Vichnu-Purâna, mientras que en otras partes leemos que los once Rudras son hijos de Kazyap= a y Surabhi.  En la Doctrina Secreta se dice que los Rudras son hijos de Rudra; y constituyen las siete manifestaciones de Rudra-Ziva, el dios destructor y también el gran Yoguî y asceta (II, 173).  Son unos semidioses inmensamente p= oderosos y tienen que nacer en cada edad, esto es, se reencarnan en cada manvantara (II, 242), con un nombre distinto en cada “período” (II, 651).  –La mitad de ellos son brill= antes y benévolos, y los demás son negros y feroces.  Su número es de once y se l= laman: Ajaikapâd, Ahivradhana, Aparâjita, Virûpâkcha, Surezvara, Jayanta, Bahurûpa, Tryambaka, Savitra, Hara y Rudra.  Se los ha designado también= con la denominación de los “diez alientos vitales (prana), con el corazón (manas) como undécimo”= (II, 578).  Otros autores dicen que= los Rudras personifican las once distinciones de Ziva (sabiduría, bondad, poder, valor, justicia, verdad, etc.).&nbs= p; El jefe de todos ellos es Hara o Zañjkara, que es el mismo Zi= va.  (Véase: Bhagavad-Gîtâ, X, 23).  En el Rig-Veda los Rudras son identificados con los Maruts, aunque ba= jo otro aspecto, viniendo a ser personificaciones de los vientos, y teniendo relación con los vientos y las tempestades.  De ahí su nombre, que signi= fica “lloradores” o “gemidores”, de la raíz rud (llorar, gemir) y hace alusión al rumor del viento.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rudrabali  (Sánscrito).-  Ofrenda en honor de los Rudras.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rudra-loka  (Sánscrito).-  El mundo celeste de Rudra (Ziva).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rudrânî  (Sánscrito).-  Esposa de Rudra.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rudâri  (Sánscrito).-  Sobrenombre de Kâma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rudra-sâvarna  (Sánscrito).- Nombre del décimo Manú.  (Véase: Manu-Svâ= ;yambhuva).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rudra-Ziva  (Sánscrito).-  El dios destructor, y tambié= ;n el Gran Yoguî y asceta, antecesor de todos los Adeptos.  Llamado el “primero” y= el “último”, es el patrón de las Razas-madres tercer= a, cuarta y quinta.  (Doctr. Secr., II, 528, nota).  Vichnu, el dios conservador, se transforma en Rudra-Ziva, el destructor.&n= bsp; (Id., I, 573).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rueda.-  Expresión simbólica para representar un mundo o globo.  La “Gran Rueda&#= 8221; es la duración total de nuestro ciclo de existencia o mahâkalpa, esto es, la revolución completa de nuestra cadena especial de siete globos o esferas, desde el principio hasta el fin.&= nbsp; Las “Ruedas pequeñas” significan las Rondas, de l= as cuales hay siete también.  (Doctr. Secr., I, 72, nota).  –La palabra “ruedaR= 21; se aplica igualmente a los ciclos repetidos de acaecimiento o de manifestación, tales como los estados alternativos de nacimiento y muerte (véase: Samsâra= ), así como a los de actividad y reposo del universo designados con los nombres respectivos de manvantara <= /i>y pralaya, que constituyen la “= ;Rueda de Brahma”.  (Powis Hoult).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rueda de Brahmâ.-  Véase: Rueda.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ruha  (Sánscrito).-  Que crece, aumenta o se agranda.  = (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruj  (S&aacut= e;nscrito).-  Enfermedad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rujâ  (Sánscrito).-  Ruptura; destrucción; enfermedad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rujakâra  (Sánscrito).-  Uno de los sentimientos o bhâvas expresados por la poesía (el mal del amor).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruk  (S&aacut= e;nscrito).-  Hombre rico, dadivoso, liberal, espléndido.  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Rûkcha  (Sánscrito).-  Seco, árido, áspero, acerbo, desagradable; rudo, adusto, severo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rukma  (S&aacut= e;nscrito).-  Oro.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rukpratikriyâ  (Sánscrito).-  Curación de las enfermedade= s; medicina práctica.  (G.= T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Runas  (Escandi= navo).-  El idioma y los caracteres rúnicos constituyen la lengua y el alfabeto del misterio y sacerdota= les de los antiguos escandinavos.  Las runas derivan de la voz rûna, secreto.  De consiguiente, ni la lengua ni l= os caracteres pueden comprenderse ni interpretarse bien sin poseer la clave de= los mismos.  Así es que mie= ntras las runas escritas, que constan de dieciséis letras, son conocidas, = las antiguas, compuestas de trazos y signos, son indescifrables.  Se les ha dado el nombre de caract= eres mágicos.  “Es evi= dente –dice E. W. Anson, verdadera autoridad en materia de tradiciones y creencias de los antiguos escandinavos- que las runas, debido a varias caus= as, fueron, aun en Alemania, consideradas propiamente como misteriosas y dotada= s de una virtud sobrenatural”.  Segun se dice, fueron inventadas por Odín.  [Estos caracteres se grababan sobre tablas o bastones de madera llamados bastones rúnicos.  También se denominan runas los mismos conocimientos transmitidos de esta manera.  = (Los Eddas, traducción de A. de = los Ríos).]  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rundikâ  (Sánscrito).-  Poder extraordinario o sobrenatura= l; mensajera; medianera; umbral, campo de batalla.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Rûpa  (S&aacut= e;nscrito).-  Cuerpo; una forma cualquiera, apli= cado aun este término a las formas de los dioses, que son subjetivas para nosotros.  [Forma, figura, cue= rpo, imagen, aspecto exterior, apariencia, color; naturaleza, natural, carácter, condición; representación; señal; particularidad; circunstancia; belleza; idea.  Kâmarûpa: forma causada por el deseo; Mâyâvi-rûpa: for= ma ilusoria causada por la voluntad y la imaginación de una persona que conscientemente proyecta su propio reflejo astral, como el de cualquiera ot= ra forma.  (F. Hartmann).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rûpa-devachan  (Sánscrito).-  Las cuatro subdivisiones inferiore= s del Devachan pertenecen al mundo de fo= rma, y en ellas cada pensamiento se presenta al punto como una forma.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rupaka  (S&aacut= e;nscrito).-  Forma, figura; figura retór= ica; representación dramática.&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rûpa-pitris  = (Sánscrito).-  Las cuatro jerarquías corpóreas de Pitris: los= Barichads.  –(Véase: Pitris).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rûpâstra  <= /b>(Rûpa-astra) (Sánscrito).-  Literalm= ente: “que tiene por arma la belleza”.  Epíteto de Kâma.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Rûpa-tattva  (Sánscrito).-  Indole, natural, carácter, propiedad esencial.  –&#= 8220;La esencia de la forma”.  (= P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rûpavat  (Sánscrito).-  Dotado de forma; una figura; bello= ; bien hecho.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Rûpin o Rûpya  (Sánscrito).-  Véase: Rûpavat.  (G= .T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Ruta  (S&aacut= e;nscrito).-  Nombre de una de las últimas islas de la Atlántida, que quedó destruída siglos ante= s de la de Poseidonis, la “Atlántida” de Platón.  [Ruta, en sánscrito, significa también “grito”.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Rutas  (Sánscrito).-  Antiguo pueblo que habitaba la antes mencionada isla o continente del Océano Pacífico.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Ruzadvapus  (Sánscrito).-  Que tiene un cuerpo brillante.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ruzat  (V&eacut= e;dico).-  Brillante, refulgente.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

------=_NextPart_01C63655.9EDA6230 Content-Location: file:///C:/895641F2/glosario-R_archivos/preview.wmf Content-Transfer-Encoding: base64 Content-Type: image/x-wmf AQAJAAADISQAAAsAjwAAAAAABAAAAAMBCAAFAAAACwIAAAAABQAAAAwCeQ/2CwQAAAAuARgAHAAA APsCpv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAASVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAA LQEAAAQAAAACAQEAHAAAAPsCpv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAAQVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEBAAQAAAAtAQAABQAAAAkCAAAAAg0AAAAyCrwB2QUBAAQAAAAAAPQL eA9SR0EABwAAAPwCAAAAAAACAAAEAAAALQECAAwAAABACSEA8AAAAAAAAAAJAEEAxgHZBQcAAAD8 AgAA////AAAABAAAAC0BAwAEAAAA8AECAA0AAAAyCrwBGgYBAAQAAAAAAPQLeA8gRzEAHAAAAPsC zv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAAiQXJpYWwAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEC AAQAAAACAQEADQAAADIK/AHCAQEABAAAAAAA9At4DyBHHAAcAAAA+wLO/wAAAAAAAJABAAAAAARA ACJBcmlhbAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAQAAAAtAQQABAAAAAIBAQAEAAAALQEC AA0AAAAyCjYCdgIBAAQAAAAAAPQLeA9SRyQABAAAAC0BBAANAAAAMgo2ApoCAQAEAAAAAAD0C3gP LkcOAA0AAAAyCjYCqAIBAAQAAAAAAPQLeA8tRxEAjwAAADIKNgK5AlgABAAAAAAA9At4DyAgROlj aW1vY3RhdmEgIGxldHJhIGRlbCBhbGZhYmV0byBpbmds6XMsIGxhIGxldHJhIJNjYW5pbmGULCBh c+0gbGxhbWFkYSBwb3JxdWUgc3UgbW9kbyAPAA8AJAAcABkADAAoABwAGQAOABwAGQAcAA8ADwAM ABwADgARABwADwAcABwADAAPABsADAAOABwAHAAbAA4AHAAPAAwAGwAcAAsAHAAZAA4ADwAMABwA DgAMABwADQARABwADwARABkAHAAbAAwAHAAbABEADgAPABwAGQAOAA8ACwAMABwAKAAcABwAHAAP ABwAHAARABwAHAAcAA8AGQAcAA8AKAAcABwAHQAPABwAAAD7Atj/AAAAAAAAkAEAAAAABEAAIkFy aWFsAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAABAAAAC0BBQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQARwAA ADIKcALCASgABAAAAAAA9At4D2RlIHNvbmFyIG5vcyByZWN1ZXJkYSBlbCBkZSB1biBncnXxaWRv ICgcABwAEQAZABwAHAAcABEAEQAcABwAGQARABAAHAAZABwAHAAQABwAHAARABsADAARABwAHAAR ABwAHAARABwAEAAcABsADAAcABwAEQARAAQAAAAtAQUAbgAAADIKcAJlBUIABAAAAAAA9At4D3Bv ciBzdSBzZW1lamFuemEgY29uIGVsIGdydfFpZG8gZGVsIHBlcnJvLCBsb3Mgcm9tYW5vcyBsbGFt YWJhbiBhIBYAFgANAA4AFAAWAA8AEwAWACIAFgAKABYAFQAUABcADgAUABcAFQAPABcACAAOABcA DgAVABcACAAWABcADgAWABcACQAOABYAFgAOAA0AFgALAA8ACQAXABMADgAOABYAIgAWABYAFwAT AA8ACQAIABYAIgAWABYAFwAVAA8AFwAMABwAAAD7Atj/AAAAAAAAkAEBAAAABEAAIkFyaWFsAAAA AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAABAAAAC0BBgAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQUAHAAAADIKqgLC AQsABAAAAAAA9At4D2VzdGEgbGV0cmEgABYAEwAMABYADAAIABYADAANABYACwAEAAAALQEGACAA AAAyCqoCcQIOAAQAAAAAAPQLeA9saXR0ZXJhIGNhbmluYQkACQALAAsAFwANABYACwAVABYAFgAJ ABYAFgAEAAAALQEFABAAAAAyCqoCVAMDAAQAAAAAAPQLeA8uICAADAALAAsANAAAADIKqgJ2AxsA BAAAAAAA9At4D0xvcyBpbmdsZXNlcyBsYSBwcm9udW5jaWFuIAAXABcAEwAMAAkAFQAXAAkAFwAT ABcAEwAMAAgAFwALABYADQAXABYAFgAWABUACAAXABYACwAEAAAALQEGAA0AAAAyCqoCXAUBAAQA AAAAAPQLeA9hRxcADQAAADIKqgJzBQEABAAAAAAA9At4D3JHDQAEAAAALQEFABkAAAAyCqoCgAUJ AAQAAAAAAPQLeA8sIGNvbiBsYSAFCwALABQAFwAWAAwACAAWAAsABAAAAC0BBgANAAAAMgqqAgwG AQAEAAAAAAD0C3gPckcOAAQAAAAtAQUAKwAAADIKqgIaBhUABAAAAAAA9At4DyBtdXkgcG9jbyBw ZXJjZXB0aWJsZQwLACIAFgAUAAsAFgAWABUAFgALABYAFwANABQAFgAWAAwACAAXAAkAFgAEAAAA LQEEABEAAAAyCqoCogcEAAQAAAAAAPQLeA8pLiAgEQAOAA4ADgA1AAAAMgqqAt0HHAAEAAAAAAD0 C3gPRW4gZWwgYWxmYWJldG8gaGVicmVvIGVzIGxhICEAHAAOABwADAAOABwADAANABwAHAAcAA4A HAAOABwAGwAcABEAHAAbAA4AHAAZAA4ADAAbAA0AHAAAAPsCzv8AAAAAAACQAQEAAAAEQAAiQXJp YWwAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEHAAQAAAACAQEABAAAAC0BBABDAAAA MgrjAsIBJQAEAAAAAAD0C3gPbGV0cmEgdmln6XNpbWEsIHkgc3UgbvptZXJvIGVzIDIwMC4gIAIM ABwADQARABwAFQAZAAwAGwAcABkADAAoABwADgAVABkAFQAZABwAFQAcAB0AKAAcABEAHAAVABwA GQAVABwAHAAcAA4AFgAVACAAAAAyCuMCLwUOAAQAAAAAAPQLeA9FcXVpdmFsZSBjb21vICEAHAAc AAwAGQAcAAwAHAAVABkAHAAoABwAFQAEAAAALQEHABEAAAAyCuMClAYEAAQAAAAAAPQLeA9SZXNo JAAcABkAHAAEAAAALQEEAA4AAAAyCuMCCQcCAAQAAAAAAPQLeA8gKBUAEgAEAAAALQEFAC8AAAAy CuMCMAcYAAQAAAAAAPQLeA9ub21icmUgZGUgbGEgUiBlbiBoZWJyZW8VABYAIgAWAA0AFgATABcA FgATAAgAFgATAB0AEwAXABUAFAAVABcAFgANABYAFgAEAAAALQEEAB0AAAAyCuMCJQkMAAQAAAAA APQLeA8pIGFsIG5vbWJyZSARABUAHAAMABUAHQAcACgAHAARABwADwAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQA FgAAADIKHQPCAQcABAAAAAAA9At4D2RpdmlubyBoHAAMABgADAAcABwADgAEAAAALQEHABMAAAAy Ch0DVAIFAAQAAAAAAPQLeA9SYWhpbW8kABwAHAAKACoABAAAAC0BBAB2AAAAMgodA+QCRwAEAAAA AAD0C3gPIChjbGVtZW5jaWEpLCB5IHN1cyBz7W1ib2xvcyBzb24gdW5hIGVzZmVyYSwgdW5hIGNh YmV6YSB5IHVuIGPtcmN1bG8uICAADgARABgADAAcACgAHAAcABkADAAcABEADgAOABkADgAZABwA GQAOABkADgAoABwAHAAMABwAGQAOABkAHAAbAA4AHAAcABwADgAcABkADgAcABEAHAAOAA4AHAAb ABwADgAZABwAHAAcABkAHAAOABkADgAcABwADgAZAA4AEQAZABsADAAbAA4ADgAOACAAAAAyCh0D DQkOAAQAAAAAAPQLeA9bRW4gbGEgbGVuZ3VhIA4AIQAcAA4ADAAcAA4ACwAcABwAHAAcABsADQAE AAAAAgEBAA4AAAAyClYDwgECAAQAAAAAAPQLeA9z4RkAHACOAAAAMgpWA/cBVwAEAAAAAAD0C3gP bnNjcml0YSBoYXkgbGEgUiBjb25zb25hbnRlLCBxdWUgZXMgbGEgY3VhZHJhZ+lzaW1vIHByaW1l cmEgbGV0cmEgZGUgc3UgYWxmYWJldG8sIHkgc2UgIBwAGQAZABAADAAOABwAGgAcABwAGQAaAAwA GwAbACQAGwAZABsAHAAZABwAHAAcABwADQAcAA4AGwAbABwAHAAbABwAGAAaAAwAGwAaABkAHAAc ABwAEQAcABsAHAAZAAwAKAAcABsAHAAQAAwAKAAcABEAHAAbAAwAGwAOABEAGwAbABwAHAAbABgA HAAbABsADAANABwAHAAcAA4AHAANABsAGQAbABkAGwANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAAaAAAAMgqQ A8IBCgAEAAAAAAD0C3gPcHJvbnVuY2lhIBwAEQAcABwAHAAcABgADAAcAA8ABAAAAC0BBwAOAAAA MgqQA64CAgAEAAAAAAD0C3gPcmERABwABAAAAC0BBABZAAAAMgqQA9sCNAAEAAAAAAD0C3gPLCBw ZXJvIGNvbiBlbCBzb25pZG8gc3VhdmUgZGUgbGEgcGFsYWJyYSBjYXN0ZWxsYW5hIA4AEAAcABsA EQAcABAAGQAcABwADwAcAAwAEAAYABwAGwAMABwAHAAQABkAHAAcABgAHAAQABwAHAAPAAwAHAAP ABwAHAAMABsAHAARABwAEAAZABwAGAAOABsADAALABwAHAAcABAABAAAAC0BBwAUAAAAMgqQA2QH BgAEAAAAAAD0C3gPbWFyb21hKQAcABEAHAApABwABAAAAC0BBAAQAAAAMgqQAxsIAwAEAAAAAAD0 C3gPLiAgAA4AEAAQACkAAAAyCpADSQgUAAQAAAAAAPQLeA9IYXkgYWRlbeFzIGVuIGRpY2hhICQA HAAZABAAHAAcABwAKAAcABkAEAAcABwAEAAcAAwAGQAcABoADQAEAAAALQEHAAQAAAACAQEABAAA AC0BBAAoAAAAMgrJA8IBEwAEAAAAAAD0C3gPbGVuZ3VhIGxhcyB2b2NhbGVzICAMABwAHAAbABwA HAATAAwAHAAYABQAGQAcABkAGwAMABwAGQATAAQAAAAtAQcADgAAADIKyQN9AwIABAAAAAAA9At4 D3JpEQAKAAQAAAAtAQQAHAAAADIKyQOYAwsABAAAAAAA9At4DyAoYnJldmUpIHkgdRQAEQAcABEA HAAZABsAEQAUABkAEwAEAAAALQEHAA4AAAAyCskDiwQCAAQAAAAAAPQLeA9y7hEADgAEAAAALQEE AEoAAAAyCskDqgQqAAQAAAAAAPQLeA8gKGxhcmdhKSwgcXVlIHNlIHByb251bmNpYW4gY2FzaSBj b21vIGVuIGwUABAACwAcABEAHAAbABEADgAUABwAGwAcABQAGQAcABQAGwARABwAHAAcABwAGAAM ABsAHAAUABkAHAAYAAwAFAAYABwAKAAcABQAHAAcABQADAAoAAAAMgrJA3wIEwAEAAAAAAD0C3gP YXMgdm9jZXMgZnJhbmNlc2FzIAAcABgAFAAZABwAGQAcABkAFAANABEAGwAcABkAHAAZABwAGAAN AAQAAAACAQEABAAAAC0BBwARAAAAMgoDBMIBBAAEAAAAAAD0C3gPcmllbhEACgAcABwABAAAAC0B BAAQAAAAMgoDBBUCAwAEAAAAAAD0C3gPIHkgABkAGQAZAAQAAAAtAQcAFAAAADIKAwRgAgYABAAA AAAA9At4D2NyaWVyYRkAEgAKABwAEQAcAAQAAAAtAQQAKAAAADIKAwTeAhMABAAAAAAA9At4DyBy ZXNwZWN0aXZhbWVudGUuICAAGQARABwAGQAcABwAGQAOAAwAGQAcACgAHAAcAA4AHAAOABkAGQBo AAAAMgoDBKcEPgAEAAAAAAD0C3gPRW4gbGFzIHRyYW5zbGl0ZXJhY2lvbmVzLCBsYSBSIHZvY2Fs IChicmV2ZSBvIGxhcmdhKSBzZSBzdWVsZSAhABwAGQAMABwAGQAZAA4AEQAcABsAGQALAAwADgAc ABAAHAAYAAwAHAAcABwAGQAOABgADAAcABkAJAAZABkAHAAZABwADAAZABEAGwARABwAGQAcABkA HAAZAAwAGwARABwAGwARABkAGQAcABkAGQAcABwADAAbAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAGgAAAAy CjwEwgE+AAQAAAAAAPQLeA9lc2NyaWJpciBjb24gdW4gcHVudGl0byBkZWJham8gZGUgbGEgbWlz bWEsIGNvbW8gZW4gbGFzIHZvY2VzIBwAGQAZABEACwAbAAwAEQAUABkAHAAcABQAHAAcABQAHAAb ABwADQAMAA4AHAAUABwAHAAbABwACgAcABQAHAAcABQADAAcABQAKAAMABoAKAAcAA4AFQAZABwA KAAcABQAHAAcABQADAAcABkAFAAZABwAGQAcABkAFAAEAAAALQEHABQAAAAyCjwEfgcGAAQAAAAA APQLeA9icmloYXQcABEACgAcABwADgAEAAAALQEEAA4AAAAyCjwE+wcCAAQAAAAAAPQLeA8sIA4A FAAEAAAALQEHAB8AAAAyCjwEHQgNAAQAAAAAAPQLeA9LcmljaG5hLCByaXR1ICEAEQAKABkAHAAc ABwADgAUABIACgAOABwABAAAAC0BBAAgAAAAMgo8BC4JDgAEAAAAAAD0C3gPLCBldGMuOyBvdHJh cyAOABQAHAAOABkADgAOABQAHAAOABEAHAAYAA0AHAAAAPsC3/8AAAAAAACQAQEAAAAEQAAiQXJp YWwAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEIAAQAAAAtAQgABAAAAAIBAQAEAAAA LQEEAD4AAAAyCnYEwgEiAAQAAAAAAPQLeA92ZWNlcyBzZSBlc2NyaWJlLCBjb24gdW5hIHBlcXVl 8WEgGQAcABkAHAAZABEAGQAcABEAHAAZABkAEAAMABwAHAAOABEAGQAcABwAEQAcABsAHAARABwA HAAcABwAGwAcABwAEQAEAAAALQEHAA4AAAAyCnYE9wQCAAQAAAAAAPQLeA9pIAoAEQAEAAAALQEE ABoAAAAyCnYEEgUKAAQAAAAAAPQLeA9kZWJham8sIGNvHAAcABwAHAAKABwADwARABkAHQAfAAAA Mgp2BP4FDQAEAAAAAAD0C3gPbW8gZW4gbGEgdm96ICAoABwAEQAcABwAEQAMABwAEQAZABwAGQAR AAQAAAAtAQcAEwAAADIKdgQ0BwUABAAAAAAA9At4D3ByYWtydBwAEQAcABkAEQAEAAAALQEIAA0A AAAyCn4EpwcBAAQAAAAAAPQLeA9pRwYABAAAAC0BBwAOAAAAMgp2BK0HAgAEAAAAAAD0C3gPdGkO AAoABAAAAC0BBAA4AAAAMgp2BMUHHgAEAAAAAAD0C3gPOyB5IG90cmFzLCBlbiBmaW4sIHNlIGV4 cHJlc2EgDgARABkAEQAcAA4AEQAcABkADgARABwAHAARAA4ADAAcAA4AEQAZABwAEQAcABgAHAAR ABwAGQAbAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEABcAAAAyCq8EwgEIAAQAAAAAAPQLeA9jb24gdW5hIBkA HAAcABIAHAAcABwAEgAEAAAALQEHAA0AAAAyCq8EiwIBAAQAAAAAAPQLeA9yRxEABAAAAC0BBAA+ AAAAMgqvBJwCIgAEAAAAAAD0C3gPIHkgZWwgcHVudGl0byBkZWJham8sIHBlcm8gc2luIGxhIBIA GQASABwADAASABwAHAAcAA0ADAANABwAEgAcABwAHAAcAAoAHAAOABIAHAAcABEAHAASABkACwAc ABIADAAcABIABAAAAC0BBwANAAAAMgqvBHQFAQAEAAAAAAD0C3gPaUcKAAQAAAAtAQQAGgAAADIK rwR+BQoABAAAAAAA9At4Dywgdi4gZ3IuLCAOABIAGQAOABIAHAARAA4ADgASAAQAAAAtAQcADgAA ADIKrwQyBgIABAAAAAAA9At4D2JyHAARAAQAAAAtAQgADQAAADIKtwRfBgEABAAAAAAA9At4Dy5H CQAEAAAALQEHABoAAAAyCq8EaAYKAAQAAAAAAPQLeA9oYXQsIHByYWtyHAAcAA4ADgASABwAEAAc ABkAEQAEAAAALQEIAA0AAAAyCrcEQAcBAAQAAAAAAPQLeA8uRwkABAAAAC0BBwATAAAAMgqvBEkH BQAEAAAAAAD0C3gPdGksIHJuDgAKAA4AEgARAAQAAAAtAQgADQAAADIKtwSSBwEABAAAAAAA9At4 Dy5HCQAEAAAALQEHABEAAAAyCq8EmwcEAAQAAAAAAPQLeA9uaSwgHAAKAA4AEgAEAAAALQEEACgA AAAyCq8E4QcTAAQAAAAAAPQLeA9xdWUgc2UgcHJvbnVuY2lhbjogABwAHAAcABIAGQAcABIAHAAR ABwAHAAcABwAGQAMABsAHAAOABIABAAAAC0BBwAXAAAAMgqvBKcJCAAEAAAAAAD0C3gPYnJpaGF0 LCAcABEACgAcABwADgAOAA4ABAAAAC0BBAAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQcAIAAAADIK6QTCAQ4ABAAA AAAA9At4D3ByYWtyaXRpLCByaW5pHAARABwAGQARAAoADgAKAA4ADgASAAoAHAAKAAQAAAAtAQQA EQAAADIK6QS1AgQABAAAAAAA9At4Dy5dICAOAA4ADgAOAB8AAAAyCukE7QINAAQAAAAAAPQLeA8o Ry5ULiBILlAuQi4paREAJwAOAB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIK6QQPBAEABAAAAAAA 9At4DyBHGwAEAAAAAgEBAA0AAAAyCiIFwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gRxsABAAAAAIBAQAEAAAALQEC ABEAAAAyClsFdgIEAAQAAAAAAPQLeA9SYSAgJAAcABMAEwAEAAAALQEEAB0AAAAyClsF3AIMAAQA AAAAAPQLeA8oU+Fuc2NyaXRvKS4RACEAHAAcABkAGAARAAsADgAcABEADQANAAAAMgpbBdsDAQAE AAAAAAD0C3gPLUcRAFYAAAAyClsF7AMyAAQAAAAAAPQLeA8gIEZ1ZWdvLCBjYWxvciwgY29tYnVz dGnzbiwgcXVlbWFkdXJhOyBkZXNlbywgYW5oZRMAEgAfABwAHAAbABwADgATABkAGwAMABsAEQAO ABMAGQAcACgAHAAcABkADgAMABwAGwAOABIAHAAcABwAKAAcABwAHAARABwADgATABwAHAAZABwA HAANABMAHAAcABsAHAApAAAAMgpbBaIIFAAEAAAAAAD0C3gPbG87IHJhcGlkZXouICAoRy5ULiAL ABwADgATABAAHAAbAAwAHAAcABkADQATABMAEQAmAA4AHwANAA0ABAAAAAIBAQAWAAAAMgqVBcIB BwAEAAAAAAD0C3gPSC5QLkIuKSAkAA4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCpUFYwIBAAQAAAAAAPQLeA8g RxsABAAAAAIBAQANAAAAMgrPBcIBAQAEAAAAAAD0C3gPIEcbAAQAAAAtAQIABAAAAAIBAQAEAAAA LQECABQAAAAyCgcGdgIGAAQAAAAAAPQLeA8qIFLiICATABQAJAAcABQAFAAEAAAALQEEABoAAAAy CgcGBQMKAAQAAAAAAPQLeA8oRWdpcGNpbykuEQAhABwADAAcABkADAAbABEADgANAAAAMgoHBtoD AQAEAAAAAAD0C3gPLUcRAFsAAAAyCgcG6wM1AAQAAAAAAPQLeA8gIExhIGRpdmluYSBBbG1hIHVu aXZlcnNhbCBlbiBzdSBhc3BlY3RvIG1hbmlmZXN0YWRvIAYUABQAHAAcABQAGwAMABgADAAcABwA FAAhAAwAKAAcABQAHAAcAAwAGQAcABEAGQAbAAwAFAAbABwAFAAZABwAFAAcABkAHAAcABkADgAc ABQAKAAcABwADAAOABwAGQAOABwAHAAcABQADQAAADIKBwbWCAEABAAAAAAA9At4D5ZHGwAiAAAA MgoHBvEIDwAEAAAAAAD0C3gPbGEgbHV6IHNpZW1wcmUgAAwAHAATAAwAHAAZABQAGQALABwAKAAc ABEAHAAOAAQAAAACAQEATQAAADIKQgbCASwABAAAAAAA9At4D2FyZGllbnRlOyBlcyB0YW1iaelu IGVsIFNvbCBwZXJzb25pZmljYWRvLiAgHAARABsADAAcABwADgAcAA0AEQAcABkAEQAOABwAKAAc AAwAHAAcABEAGwAMABEAIQAbAAwAEQAbABwAEQAZABwAGwAMAA0ADAAZABsAHAAcAA4AEQARAFkA AAAyCkIGiQU0AAQAAAAAAPQLeA9bRWwgZGlvcyBSYSBlc3ThIHJlcHJlc2VudGFkbyBjb24gY2Fi ZXphIGRlIGdhdmls4W4gDgAgAAwAEQAbAAwAHAAZABEAJAAbABEAHAAZAA4AHAAQABEAHAAcABAA HAAZABwAHAAOABwAGwAcABEAGQAcABwAEQAZABsAHAAcABkAHAARABwAGwARABsAHAAZAAsADAAc ABsADQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQATwAAADIKewbCAS0ABAAAAAAA9At4D3BvcnF1ZSBlbCBhdmUg ZW4gY3Vlc3Rp824gZXN04SBjb25zYWdyYWRhIGEgSAQcABwAEQAcABwAHAAOABsADAAOABwAGAAc AA4AHAAcAA4AGQAcABwAGQANAAwAGwAcAA4AHAAZAA4AHAAOABkAHAAcABgAHAAcABEAHAAbABwA DgAcAA0AJAAWAAAAMgp7BtsFBwAEAAAAAAD0C3gPb3J1cy4gICAcABEAHAAZAA4ADgAOAAQAAAAt AQcADgAAADIKewZnBgIABAAAAAAA9At4D1JhJAAcAAQAAAAtAQQAHQAAADIKewanBgwABAAAAAAA 9At4DyBzaWduaWZpY2E6IA4AGQALABwAGwAMAA0ADAAZABwADgAOAAQAAAAtAQcAJQAAADIKewaG BxEABAAAAAAA9At4D2hhY2VyLCBkaXNwb25lciwgBhwAHAAYABwAEQAOAA4AHAAKABkAHAAcABwA HAARAA4ADgAEAAAALQEEACMAAAAyCnsG+wgQAAQAAAAAAPQLeA95IGVuIGVmZWN0bywgZWwgGQAO ABwAHAANABwADgAbABkADgAcAA4ADgAcAAsADQAEAAAALQEHAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAB8AAAA Mgq1BsIBSwAEAAAAAAD0C3gPZGlvcyBSYSBkaXNwdXNvIHkgb3JnYW5pevMgZWwgbXVuZG8sIGN1 eWEgbWF0ZXJpYSBsZSBoYWLtYSBkZXBhcmFkbyBQdGFoLiAgABwADAAcABgAGAAkABwAGAAbAAwA GQAbABwAGQAcABgAGQAXABwAEQAcABsAHAAMABgAHAAYABsADAAYACgAHAAcABwAHAAOABgAGQAc ABkAGwAYACgAHAAOABwAEQAMABwAFwAMABwAFwAcABwAHAAOABsAGAAcABwAHAAbABEAHAAcABsA GAAhAA4AHAAcAA4AFwAYAA0AAAAyCrUG+QgBAAQAAAAAAPQLeA8oRxEABAAAAC0BBwAgAAAAMgq1 BgoJDgAEAAAAAAD0C3gPRGljdC4gRJIgQXJjaCAkAAoAGQAOAA4AGAAkAAsAGAAhABEAGQAbAA0A BAAAAAIBAQAEAAAALQEHABQAAAAyCu4GwgEGAAQAAAAAAPQLeA9FZ3lwdC4hABwAGQAcAA4ADgAE AAAALQEEABAAAAAyCu4GUAIDAAQAAAAAAPQLeA8pICAAEQAOAA4ADQAAADIK7gZ9AgEABAAAAAAA 9At4Dy1HEQAWAAAAMgruBo4CBwAEAAAAAAD0C3gPVulhc2U6ICAhABwAHAAZABsADgAOAAQAAAAt AQcAEwAAADIK7gY3AwUABAAAAAAA9At4D0FtbfNuOiEAKgAqABwAHAAEAAAALQEEACUAAAAyCu4G 5AMRAAQAAAAAAPQLeA8uXSAgKEcuVC4gSC5QLkIuKQYNAA4ADgAOABEAJwANAB8ADgAOACQADgAh AA4AIQAOABEADQAAADIK7gY8BQEABAAAAAAA9At4DyBHGgAEAAAAAgEBAA0AAAAyCigHwgEBAAQA AAAAAPQLeA8gRxsABAAAAAIBAQAEAAAALQECABQAAAAyCmAHdgIGAAQAAAAAAPQLeA8qIFLiICAT AA4AJAAcAA4ADgAEAAAALQEEAB0AAAAyCmAH8wIMAAQAAAAAAPQLeA8oU+Fuc2NyaXRvKS4RACEA HAAcABkAGQAQAAwADgAcABEADQANAAAAMgpgB/MDAQAEAAAAAAD0C3gPLUcRAE0AAAAyCmAHBAQs AAQAAAAAAPQLeA8gIERvbiwgZOFkaXZhLCBwcmVzZW50ZSwgb3JvLiAgKEcuVC4gSC5QLkIuKQ4A DgAkABwAHAAOAA0AHAAcABsADAAZABwADgAOABsAEQAcABkAHAAbAA4AHAAOAA4AHAAQABsADgAO AA4AEQAnAA4AHwANAA4AJAAOACEADgAhAA4AEQANAAAAMgpgB7cHAQAEAAAAAAD0C3gPIEcbAAQA AAACAQEABAAAAC0BAgANAAAAMgqaB8IBAQAEAAAAAAD0C3gPIEccAAQAAAACAQEABAAAAC0BAgAU AAAAMgrTB3YCBgAEAAAAAAD0C3gPKiBSYWJiEwAOACQAHAAfAB8ADQAAADIK0wcVAwEABAAAAAAA 9At4D2lHDgAEAAAALQEEAA0AAAAyCtMHIwMBAAQAAAAAAPQLeA8uRw4ADQAAADIK0wcxAwEABAAA AAAA9At4Dy1HEQAZAAAAMgrTB0IDCQAEAAAAAAD0C3gPICBW6WFzZTogAw4ADgAhABwAHAAYABwA DgAOAAQAAAAtAQcAFAAAADIK0wcHBAYABAAAAAAA9At4D1JhYmlubyQAHAAcAAoAHAAcAAQAAAAt AQQAIwAAADIK0welBBAABAAAAAAA9At4Dy4gIChHLlQuIEguUC5CLikOAA4ADgARACcADQAfAA4A DgAkAA4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCtMH8AUBAAQAAAAAAPQLeA8gRxoABAAAAAIBAQANAAAAMgoO CMIBAQAEAAAAAAD0C3gPIEcbAAQAAAACAQEABAAAAC0BAgAcAAAAMgpGCHYCCwAEAAAAAAD0C3gP KiBSYWJib3RoICAAEwAUACQAHAAfAB8AHgARAB4AFAAUAAQAAAAtAQQAGQAAADIKRgiQAwkABAAA AAAA9At4DyhIZWJyZW8pLiARACQAHAAbABEAHAAcABEADQANAAAAMgpGCGMEAQAEAAAAAAD0C3gP LUcRAGUAAAAyCkYIdAQ8AAQAAAAAAPQLeA8gIENvbWVudGFyaW9zIGFsZWfzcmljb3Mgc29icmUg bG9zIGNpbmNvIGxpYnJvcyBkZSBNb2lz6XMuICAUABQAJAAcACgAHAAcAA4AHAAQAAwAHAAZABQA GwAMABwAGwAcABAACwAZABwAGQAUABkAHAAcABEAGwAUAAsAHAAZABQAGAAMABwAGQAcABMACwAM ABsAEQAcABkAFAAbABwAFAApABwADAAZABwAGAAOABQAFAARAAAAMgpGCNoJBAAEAAAAAAD0C3gP U29uICEAHAAbAA0ABAAAAAIBAQBiAAAAMgqBCMIBOgAEAAAAAAD0C3gPbXV5IGFudGlndW9zIHkg dGllbmVuIGdyYW5kZSBhdXRvcmlkYWQgZW50cmUgbG9zIGp1ZO1vcy4gICgAHAAZAA4AHAAcAA4A DAAcABwAHAAZAA4AGQAOAA0ADAAcABwAGwAcAA4AHAARABsAHAAcABwADgAbABwADgAcABAADAAc ABsAHAAOABwAHAANABEAHAANAAwAHAAZAA4ACgAcABwADgAcABkADgAOAA4AHwAAADIKgQi8Bg0A BAAAAAAA9At4DyhHLlQuIEguUC5CLikIEAAnAA4AHwAOAA4AJAAOACEADgAhAA4AEQANAAAAMgqB CN0HAQAEAAAAAAD0C3gPIEcaAAQAAAACAQEADQAAADIKugjCAQEABAAAAAAA9At4DyBHGwAEAAAA AgEBAAQAAAAtAQIAGgAAADIK8wh2AgoABAAAAAAA9At4DyogUmFiaGFzICATABwAJAAcAB8AHgAc ABwAHAAcAAQAAAAtAQQAHQAAADIK8wiSAwwABAAAAAAA9At4DyhT4W5zY3JpdG8pLhEAIQAcABwA GQAYABAADAAOABwAEQANAA0AAAAyCvMIkQQBAAQAAAAAAPQLeA8tRxEARgAAADIK8wiiBCcABAAA AAAA9At4DyAgTW92aW1pZW50byB2aW9sZW50byBkZWwgYWxtYSBvIGRlbCBjdQAcABwAKQAcABgA DAAoAAwAHAAcAA4AHAAcABgADAAbAAwAGwAcAA4AHAAcABwAGwAMABsAGwAMACgAHAAcABwAHAAc ABwACwAcABkAHAApAAAAMgrzCG4IFAAEAAAAAAD0C3gPZXJwbzsgaW1wZXR1b3NpZGFkLCAcABEA GwAcAA4AGwAMACgAHAAcAA4AHAAcABkADAAcABsAHAANAA0ABAAAAAIBAQA1AAAAMgotCcIBHAAE AAAAAAD0C3gPdmlvbGVuY2lhLCBmdXJpYSwgcmFwaWRlei4gIBkADAAbAAwAHAAcABgADAAbAA4A DgAOABwAEAAMABsADgAOABEAHAAbAAwAGwAcABkADgAOAA4AcAAAADIKLQnsA0MABAAAAAAA9At4 D0NvbW8gYWRqZXRpdm86IGltcGV0dW9zbywgZmllcm8sIHZpb2xlbnRvLCBlbulyZ2ljby4gIChH LlQuIEguUC5CLikAJAAcACgAHAAOABwAHAAKABwADgAMABkAHAAOAA4ADAAoABwAHAAOABwAHAAZ ABwADgAOAA0ADAAcABAAHAAOAA4AGAAMABsADAAcABwADgAbAA4ADgAcABwAGwARABsADAAZABwA DgAOAA0AEQAnAA4AHwAOAA4AJAAOACEADgAhAA4AEQANAAAAMgotCZoJAQAEAAAAAAD0C3gPIEca AAQAAAACAQEABAAAAC0BAgANAAAAMgpmCcIBAQAEAAAAAAD0C3gPIEccAAQAAAACAQEABAAAAC0B AgAcAAAAMgqfCXYCCwAEAAAAAAD0C3gPKiBSYWJoYXNhICAAEwAZACQAHAAfAB4AHAAcABwAGQAZ AAQAAAAtAQQAHQAAADIKnwmlAwwABAAAAAAA9At4DyhT4W5zY3JpdG8pLhEAIQAcABwAGQAZABEA CwAOABwAEQANAA0AAAAyCp8JpQQBAAQAAAAAAPQLeA8tRxEASQAAADIKnwm2BCkABAAAAAAA9At4 DyAgRW5lcmftYSwgY2VsbywgYWbhbiwgZGVzZW8gdmVoZW1lbnRlLiAgQhkAGQAhABwAHAARABwA DgAcAA4AGQAZABsADAAbAA4AGQAcAA0AHAAcAA4AGQAcABwAGQAcABwAGQAZABwAGwAcACgAHAAc AA4AHAAOABkAGQANAAAAMgqfCaEIAQAEAAAAAAD0C3gPlkccACIAAAAyCp8JvQgPAAQAAAAAAPQL eA9W6WFzZSwgYWRlbeFzLCAAIQAcABwAGQAcAA4AGQAcABwAHAAoABwAGQAPAA8ABAAAAAIBAQAE AAAALQEHABQAAAAyCtoJwgEGAAQAAAAAAPQLeA9SYWJoYXMkABwAHAAcABwAGQAEAAAALQEEACMA AAAyCtoJbwIQAAQAAAAAAPQLeA8uICAoRy5ULiBILlAuQi4pDgAOAA4AEQAmAA4AHwAOAA4AJAAO ACEADgAhAA4AEQANAAAAMgraCboDAQAEAAAAAAD0C3gPIEcaAAQAAAACAQEABAAAAC0BAgANAAAA MgoSCsIBAQAEAAAAAAD0C3gPIEccAAQAAAACAQEABAAAAC0BAgAZAAAAMgpMCnYCCQAEAAAAAAD0 C3gPUmFiaW5vcyAgASQAHAAfAA4AHgAfABwADwAPAAQAAAAtAQQAHQAAADIKTApaAwwABAAAAAAA 9At4D1tEZWwgaGVicmVvIA4AIwAcAAsADwAcABwAGwARABwAHAAPAAQAAAAtAQcAEwAAADIKTAps BAUABAAAAAAA9At4D1JhYmJpcyQAGwAcABwACgAEAAAALQEEAA4AAAAyCkwK7QQCAAQAAAAAAPQL eA9dLg4ADgANAAAAMgpMCgkFAQAEAAAAAAD0C3gPLUcRAA4AAAAyCkwKGgUCAAQAAAAAAPQLeA8g IA8ADwAQAAAAMgpMCjgFAwAEAAAAAAD0C3gPT3JpACcAEAAMAFwAAAAyCkwKewU2AAQAAAAAAPQL eA9naW5hcmlhbWVudGUsIGluc3RydWN0b3JlcyBvIG1hZXN0cm9zIGRlIGxvcyBzYWdyYWRvcyAb AAsAHAAcABAADAAcACgAHAAcAA4AHAAOAA4ADAAcABkADgARABwAGAAOABwAEQAcABgADwAcAA8A KAAcABwAGQAOABEAHAAZAA8AHAAcAA4ACwAcABkADwAZABwAGwARABwAHAAcABgADQAEAAAAAgEB AAQAAAAtAQQAJgAAADIKhgrCARIABAAAAAAA9At4D01pc3RlcmlvcyBvIGRlIGxhICkADAAZAA4A HAAQAAwAHAAZAA8AHAAPABwAHAAOAAwAHAAPAAQAAAAtAQcAFwAAADIKhgpCAwgABAAAAAAA9At4 D1FhYmJhbGFoJwAcABwAGwAcAAsAHAAcAAQAAAAtAQQAdgAAADIKhgobBEcABAAAAAAA9At4Dywg beFzIHRhcmRlLCB0b2RvIGxldml0YSBkZSBsYSBjYXN0YSBzYWNlcmRvdGFsIHBhc2FiYSBhIHNl ciBtYWVzdHJvIHkgAA4ADwAoABwAGQAPAA4AHAARABwAHAAOAA8ADgAcABwAHAAPAAsAHAAZAAwA DgAcAA8AGwAcAA8ADAAcAA8AGQAcABkADQAcAA8AGQAcABkAHAARABsAHAAOABsADAAPABwAHAAZ ABwAHAAcAA8AHAAPABkAGwARAA8AKAAdABwAGQAOABEAHAAPABgADQAEAAAAAgEBABkAAAAyCsAK wgEJAAQAAAAAAPQLeA9yYWJpbm8uICAFEQAcABsADAAcABwADgARABEAhQAAADIKwAp+AlEABAAA AAAA9At4DyhW6WFzZSBsYSBzaWd1aWVudGUgc2VyaWUgZGUgcmFiaW5vcyBjYWJhbGlzdGFzIGV4 cHVlc3RhIHBvciBXLiBXeW5uIFdlc3Rjb3R0KS4gIAMRACEAHAAcABgAHAARAAsAHAARABkACwAc ABsADAAcABwADgAcABEAGQAbABAADAAcABEAHAAcABEAEAAcABsADAAcABwAGQAQABkAHAAcABwA CwAMABkADQAcABkAEQAcABgAHAAcABwAGQAOABwAEQAcABwAEQAPADEADgAPADEAGQAcABwADwAx ABwAGQAOABkAGwAOAA4AEQAOABAAEQAUAAAAMgrACsAJBgAEAAAAAAD0C3gPKEcuVC4gEQAnAA4A HwANAA0ABAAAAAIBAQAWAAAAMgr5CsIBBwAEAAAAAAD0C3gPSC5QLkIuKWgkAA4AIQAOACEADgAR AA0AAAAyCvkKYwIBAAQAAAAAAPQLeA8gRxsABAAAAAIBAQANAAAAMgozC8IBAQAEAAAAAAD0C3gP IEcbABwAAAD7As7/AAAAAAAAvAIAAAAABEAAIkFyaWFsAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AAAABAAAAC0BCQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQIADgAAADIKawvCAQIABAAAAAAA9At4DzEuHAAOAAQA AAAtAQkADQAAADIKawvsAQEABAAAAAAA9At4DyBHMAAEAAAALQECACIAAAAyCmsLHAIPAAQAAAAA APQLeA9SYWJpbm8gQWJ1bGFmaWEAJAAcAB8ADgAeAB8ADgAjAB8AHgAOABwAEQAOABwABAAAAC0B BAB8AAAAMgprC5kDSwAEAAAAAAD0C3gPIGRlIFphcmFnb3phLiAgTmFjaWRvIGVuIDEyNDAsIGlu c3RpdHV58yB1bmEgZXNjdWVsYSBkZSBD4WJhbGEgcXVlIHJlY2liafMgAA4AHAAcAA4AHwAcABEA HAAcABwAGQAcAA4ADgAOACQAHAAZAAsAHAAcAA4AHAAcAA4AHAAbABwAHAAOAA4ADAAcABkADQAM AA4AHAAYABwADgAcABwAHAAOABwAGQAZABwAGwAMABwADgAcABwADgAkABwAHAAbAAwAHAAOABwA HAAcAA4AEQAcABgADAAbAAwAGwANAAMAAAAeAAcAAAAWBHgP9AsAAAAABAAAACcB//8EAAAAAgEB AAQAAAAtAQQAHQAAADIKpgscAgwABAAAAAAA9At4D3N1IG5vbWJyZS4gIBkAHAAPABwAHQAoABwA EQAcAA4ADwAPADQAAAAyCqYLNgMbAAQAAAAAAPQLeA9TdXMgcHJpbmNpcGFsZXMgb2JyYXMgc29u OiAAIQAcABkADwAcABEADAAcABkADAAbABwACwAcABkADwAcABwAEQAcABkADwAZABwAHAAOAA8A BAAAAC0BBwA3AAAAMgqmC5YFHQAEAAAAAAD0C3gPTG9zIFNpZXRlIFNlbmRlcm9zIGRlIGxhIExl eSAKHAAcABkADwAhAAoAHAAOABwADwAhABwAHAAcABwAEQAcABkADwAcABwADwALABwADwAcABwA GQAPAAQAAAAtAQQAEwAAADIKpgs5CAUABAAAAAAA9At4D3kgbGEgLhoADwAMABwADwAEAAAALQEH ACgAAAAyCqYLmQgTAAQAAAAAAPQLeA9FcO1zdG9sYSBhbCBSYWJpbm8gACEAHAAOABkADgAcAAsA HAAPABwACwAPACQAHAAdAAoAHAAcAA4AAwAAAB4ABwAAABYEeA/0CwAAAAAEAAAAJwH//wQAAAAC AQEABAAAAC0BBwAWAAAAMgrfCxwCBwAEAAAAAAD0C3gPU2Fsb23zbmghABwACwAcACoAHAAcAAQA AAAtAQQAEAAAADIK3wviAgMABAAAAAAA9At4Dy4gIAAOAA4ADgAfAAAAMgrfCwwDDQAEAAAAAAD0 C3gPKEcuVC4gSC5QLkIuKWkRACYADgAfAA4ADgAkAA4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCt8LLQQBAAQA AAAAAPQLeA8gRxoAAwAAAB4ABwAAABYEeA/0CwAAAAAEAAAAJwH//wQAAAACAQEABAAAAC0BAgAO AAAAMgoYDMIBAgAEAAAAAAD0C3gPMi4cAA4ABAAAAC0BCQANAAAAMgoYDOwBAQAEAAAAAAD0C3gP IEcwAAQAAAAtAQIAHQAAADIKGAwcAgwABAAAAAAA9At4D1JhYmlubyBBa2liYSQAHAAfAA4AHgAf AA8AIwAcAA4AHwAcAAQAAAAtAQQADQAAADIKGAxdAwEABAAAAAAA9At4Dy5HDgANAAAAMgoYDGsD AQAEAAAAAAD0C3gPLUcQAEEAAAAyChgMewMkAAQAAAAAAPQLeA8gIEF1dG9yIGRlIHVuYSBmYW1v c2Egb2JyYSBjYWJhbO1zdGkPAA8AIQAcAA4AGwARAA8AHAAbAA8AHAAcABsADwAOABwAKAAcABkA HAAPABwAHAARABsADwAYABwAHAAcAAsADgAZAA0ADAAoAAAAMgoYDKMGEwAEAAAAAAD0C3gPY2Es IGVsIEFsZmFiZXRvIGRlIAAZABwADgAPABsACwAPACEADAANABwAHAAcAA4AGwAPABwAHAAPAAQA AAAtAQcAEQAAADIKGAw3CAQABAAAAAAA9At4D1IuQS4kAA4AIQAOAAQAAAAtAQQAKAAAADIKGAyY CBMABAAAAAAA9At4DywgcXVlIGVzdHVkaWEgY2FkYSAADQAPABwAHAAbAA8AHAAZAA4AHAAbAAsA HAAPABkAGwAcABwADgADAAAAHgAHAAAAFgR4D/QLAAAAAAQAAAAnAf//BAAAAAIBAQAEAAAALQEE AG4AAAAyClIMHAJCAAQAAAAAAPQLeA9sZXRyYSBjb21vIHPtbWJvbG8gZGUgdW5hIGlkZWEgeSBj b21vIGVtYmxlbWEgZGUgdW4gc2VudGltaWVudG8uICAMABwADQARABwAEQAZABwAKAAcABEAGQAP ACgAHAAcAAwAHAARABwAGwARABwAHAAcABAADAAbABwAHAARABkAEQAZABwAKAAcABEAHAAoABwA DAAcACgAHAARABwAHAARABwAHAARABkAHAAcAA4ADAAoAAwAHAAcAA4AGwAOABEAEQAEAAAALQEH ACUAAAAyClIMSQgRAAQAAAAAAPQLeA9FbCBMaWJybyBkZSBFbm9jaGEhAAsAEQAcAAoAHAARABwA EQAcABwAEQAhABwAHAAYABwABAAAAC0BBAATAAAAMgpSDNwJBQAEAAAAAAD0C3gPIGZ1ZSDzEQAN ABwAHAAOAAMAAAAeAAcAAAAWBHgP9AsAAAAABAAAACcB//8EAAAAAgEBAIMAAAAyCowMHAJQAAQA AAAAAPQLeA9vcmlnaW5hcmlhbWVudGUgdW5hIHBhcnRlIGRlIGVzdGEgb2JyYSwgcXVlIGFwYXJl Y2nzIGEgZmluZXMgZGVsIHNpZ2xvIG9jdGF2by4gIBwAEQALABsADAAcABwAEAAMABwAKAAcABwA DgAcABoAHAAcABwAGgAbABwAEQAOABwAGQAcABwAGgAcABkADgAcABkAHAAcABEAHAANABoAHAAb ABwAGgAcABwAHAARABwAGAALABwAGgAcABoADQAMABwAHAAZABkAHAAbAAwAGgAYAAwAGwAMABwA GgAcABkADQAcABkAHAAOABoAGgAWAAAAMgqMDJEJBwAEAAAAAAD0C3gPTm8gZXJhIGgkABwAGQAb ABEAHAANAAMAAAAeAAcAAAAWBHgP9AsAAAAABAAAACcB//8EAAAAAgEBAEYAAAAyCsUMHAInAAQA AAAAAPQLeA9zaW1wbGVtZW50ZSB1biB0cmF0YWRvIGNhYmFs7XN0aWNvLiAgKEcAGQAMACgAHAAM ABwAKAAcABwADgAcAA4AHAAcAA4ADgARABwADgAcABwAGwAOABkAHAAcABsADAAOABkADQAMABkA HAANAA4ADgARACcAHAAAADIKxQyDBQsABAAAAAAA9At4Dy5ULiBILlAuQi4pAA0AHwAOAA4AJAAN ACEADgAhAA4AEQANAAAAMgrFDGsGAQAEAAAAAAD0C3gPIEcbAAMAAAAeAAcAAAAWBHgP9AsAAAAA BAAAACcB//8EAAAAAgEBAAQAAAAtAQIADgAAADIK/gzCAQIABAAAAAAA9At4DzMuHAAOAAQAAAAt AQkADQAAADIK/gzsAQEABAAAAAAA9At4DyBHMAAEAAAALQECADcAAAAyCv4MHAIdAAQAAAAAAPQL eA9SYWJpbm8gQXphcmllbCBiZW4gTWVuYWNoZW0gIAskABwAHwAOAB4AHwAPACMAGQAcABMADgAc AA4ADwAfABwAHgAQACkAHAAeABwAHQAeABwALAAPAA8ABAAAAC0BBAAvAAAAMgr+DBAFGAAEAAAA AAD0C3gPKDExNjAgZGVzcHXpcyBkZSBKLiBDLikuEQAcABwAHAAcAA8AHAAcABkAHAAcABwAGQAP ABwAHAAPABkADgAPACQADgARAA4ADQAAADIK/gw7BwEABAAAAAAA9At4Dy1HEQAOAAAAMgr+DEwH AgAEAAAAAAD0C3gPICAPAA8AGgAAADIK/gxqBwoABAAAAAAA9At4D0F1dG9yIGRlbCAhABwADgAc ABEADwAcABwADAAPAAQAAAAtAQcAKwAAADIK/gxECBUABAAAAAAA9At4D0NvbWVudGFyaW8gYWNl cmNhIGRlIAwkABwAKQAcABwADgAcABEACgAcAA8AHAAZABwAEQAZABwADgAcABwADgADAAAAHgAH AAAAFgR4D/QLAAAAAAQAAAAnAf//BAAAAAIBAQAEAAAALQEHACYAAAAyCjgNHAISAAQAAAAAAPQL eA9sb3MgRGlleiBTZXBoaXJvdGgLABwAGQAXACQACgAdABgAFwAhABwAHAAdAAoAEQAcAA4AHAAE AAAALQEEAHQAAAAyCjgNxANGAAQAAAAAAPQLeA8sIHF1ZSBlcyBsYSBt4XMgYW50aWd1YSBvYnJh IHB1cmFtZW50ZSBjYWJhbO1zdGljYSBleGlzdGVudGUsIGRlamFuZG8gDgAXABwAHAAcABcAHAAZ ABcADAAcABcAKAAcABkAFwAcABwADgAMABsAHAAcABYAHAAcABEAHAAXABwAGwARABwAKAAcABwA DgAcABcAGQAcABwAHAAMAA4AGQANAAwAGQAcABYAHAAYAAwAGQAOABwAHAAOABwADgAXABsAHAAK ABwAHAAcABwADgADAAAAHgAHAAAAFgR4D/QLAAAAAAQAAAAnAf//BAAAAAIBAQAEAAAALQEEABoA AAAyCnINHAIKAAQAAAAAAPQLeA9hcGFydGUgZWwgHAAcABwAEQAOABsAHAAbAAwAHAAEAAAALQEH ACIAAAAyCnINCQMPAAQAAAAAAPQLeA9TZXBoZXIgWWV0emlyYWgAIQAcABwAHAAbABEAHAAhABwA DgAYAAoAEQAcABwABAAAAC0BBABNAAAAMgpyDXwELAAEAAAAAAD0C3gPLCBxdWUsIGF1bnF1ZSBt 4XMgYW50aWd1bywgbm8gdGllbmUgcmVsYWNp824OABwAHAAcABwADgAcABwAHAAbABwAHAAcABwA KAAcABkAHAAcABwADQAMABwAHAAbAA4AHAAcABwAGwAOAAsAHAAcABwAGwARABsADAAcABgADAAc ABsAIwAAADIKcg24CBAABAAAAAAA9At4DyBhbGd1bmEgY29uIGxvcyAcABsADAAcABwAHAAbABwA GQAcABwAGwALABwAGQAOAAMAAAAeAAcAAAAWBHgP9AsAAAAABAAAACcB//8EAAAAAgEBAAQAAAAt AQcAGQAAADIKqw0cAgkABAAAAAAA9At4D1NlcGhpcm90aG8hABwAHAAcAAoAEQAcAA4AHAAEAAAA LQEEACMAAAAyCqsN8gIQAAQAAAAAAPQLeA8gY2FiYWztc3RpY29zLiAgEAAZABwAHAAcAAsADgAZ AA0ADAAZABwAGQAOABAAEABuAAAAMgqrDTYEQgAEAAAAAAD0C3gPRnVlIGRpc2PtcHVsbyBkZSBJ c2FhYyBlbCBDaWVnbywgcXVlIGVzIGNvbnNpZGVyYWRvIGNvbW8gcGFkcmUgZGUgHwAbABwAEAAb AAwAGQAZAA4AHAAbAAwAHAAQABsAHAAQAA4AGQAcABsAGQAQABwADAAQACMADAAcABwAHAAOAA8A HAAcABwAEAAcABkAEAAZABsAHAAZAAsAHAAcABEAGwAcABwAEAAZABwAKAAcABAAHAAcABwAEQAc ABAAGwAcAA4AAwAAAB4ABwAAABYEeA/0CwAAAAAEAAAAJwH//xwAAAD7AhAABwAAAAAAvAIAAAAA AQICIlN5c3RlbQAAAAAAAN5g5XcQjiEA+EAdByiMIQBa54M5BAAAAC0BCgAFAAAAFAIAAAAABQAA ABMCeA8AAAUAAAATAngP9AsFAAAAEwIAAPQLBQAAABMCAAAAAAUAAAAUAgEAAQAFAAAAEwJ3DwEA BQAAABMCdw/zCwUAAAATAgEA8wsFAAAAEwIBAAEABQAAABQCAgACAAUAAAATAnYPAgAFAAAAEwJ2 D/ILBQAAABMCAgDyCwUAAAATAgIAAgAFAAAAFAIDAAMABQAAABMCdQ8DAAUAAAATAnUP8QsFAAAA EwIDAPELBQAAABMCAwADAAUAAAAUAgQABAAFAAAAEwJ0DwQABQAAABMCdA/wCwUAAAATAgQA8AsF AAAAEwIEAAQABQAAABQCBQAFAAUAAAATAnMPBQAFAAAAEwJzD+8LBQAAABMCBQDvCwUAAAATAgUA BQAFAAAAFAIGAAYABQAAABMCcg8GAAUAAAATAnIP7gsFAAAAEwIGAO4LBQAAABMCBgAGAAUAAAAU AgcABwAFAAAAEwJxDwcABQAAABMCcQ/tCwUAAAATAgcA7QsFAAAAEwIHAAcABQAAABQCCAAIAAUA AAATAnAPCAAFAAAAEwJwD+wLBQAAABMCCADsCwUAAAATAggACAAFAAAAFAIJAAkABQAAABMCbw8J AAUAAAATAm8P6wsFAAAAEwIJAOsLBQAAABMCCQAJAAUAAAAUAgoACgAFAAAAEwJuDwoABQAAABMC bg/qCwUAAAATAgoA6gsFAAAAEwIKAAoAAwAAAAAA ------=_NextPart_01C63655.9EDA6230 Content-Location: file:///C:/895641F2/glosario-R_archivos/filelist.xml Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/xml; charset="utf-8" ------=_NextPart_01C63655.9EDA6230--