MIME-Version: 1.0 Content-Type: multipart/related; boundary="----=_NextPart_01C63656.22480370" Este documento es una página Web de un solo archivo, también conocido como archivo de almacenamiento Web. Si está viendo este mensaje, su explorador o editor no admite archivos de almacenamiento Web. Descargue un explorador que admita este tipo de archivos, como Microsoft Internet Explorer. ------=_NextPart_01C63656.22480370 Content-Location: file:///C:/895641F9/glosario-Y.htm Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/html; charset="us-ascii" X

Y

 

   &nb= sp;        Y.- Vigésima quinta letra del alfabeto inglés, y dé= cima del hebreo: el Yod.  Es la littera Pythagorœ, letra pitagórica y el sím= bolo que significa las dos ramas, o send= as de virtud y vicio respectivamente, que conducen la derecha a la virtud y la izquierda al vicio.  En el misticismo cabalístico hebreo es el fálico miembro masculino,= y además, como número, es el diez, el número perfecto.  Si= mbólicamente, está representada por una mano con el dedo índice doblado.  Su equivalencia numérica es diez.  [Es la cuadragés= ima letra y primera semivocal del alfabeto sánscrito.  Se pronuncia lo mismo que en castellano.]  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Ya  (S&aacut= e;nscrito).-  Prefijo que forma nombres abstract= os neutros (como bhûya, naturaleza, condición, esencial), adjetivos calificativos, etc.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yâdas  (Sánscrito).-  Monstruo marino, animal acuá= ;tico o marino.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

        &= nbsp;   Yâdava  (S&aacut= e;nscrito).-  "Hijo o descendiente de Yadu&= quot;, de la gran raza en que nació Krichna.  El fundador de este linaje fue Yadu, hijo del rey Yayâti del Somavanza o Raza lunar.  En tiempo de Krichna -que seguramente no era un personaje mítico- establecióse= el reindo de Dwârakâ en Guzerat; y también después d= e la muerte de Krichna (3102 antes de J. C.) todos los yâdavas existentes en la ciudad perecieron cuando fue sumergida por el océano.  Sólo unos pocos de los yâdavas= , que se hallaban ausentes de la ciudad en el tiempo de la catástrofe, escaparon para perpetuar esta gran raza.&n= bsp; Los Râjâs de Vijaya Nâgara figuran ahora entre el reducido número de sus representantes.  [Yâdava es un sobrenombre de Krichna por ser descendiente de Yadu.]&nbs= p; (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yadrichchhâ  (Sánscrito).-  Accidente, casualidad, azar; capri= cho; independencia, libertad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yadrichchhâlâbha  = (Sánscrito).-  Adquisición de lo que se pr= esenta eventualmente o por sí mismo.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yadu  (S&aacut= e;nscrito).-  Véase: Yâdava.  (G.= T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Yah  (Hebreo)= .-  El mundo, segun dice el Zohar, mediante el cual los Elohim formaron los mundos.  La síla= ba en cuestión es una adaptación nacional y una de las muchas fo= rmas del "nombre del Misterio" IAO.&n= bsp; -Véase: Iaho y Yâho).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yahia  (Arábigo).-  Nombre d= e San Juan Bautista entre los musulmanes.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Yâho  (Hebreo).-  Fürst demuestra que este nomb= re es el mismo que el griego Iao.  <= /span>Yâho es una antiguo nombre semítico y muy místico d= e la Deidad suprema, mientras que Yah (véase esta palabra) es una abreviación posterior que, a causa de contener un ideal abstracto, llegó finalmente a ser aplicada y relacionada con un símbolo fálico: el lingham de la creación.  Lo mismo Yah que Yâho eran "nombres de misterio" hebreos derivad= os de Iao, pero los caldeos tenían un Yâho ant= es que los judíos la adoptaran, y entre ellos, como lo explicaron algunos gnósticos y neoplatónicos, era la más alta concebible deidad entronizada sobre los siete = cielos y representando la Luz espiritu= al (Âtman, el universal), cu= yo rayo era Nous, representando a = la vez el inteligente Demiurgo del Universo de Materia y al Manas divino en el hombre, y siendo ambos Espíritu.  La verdadera clave de esto, comuni= cada sólo a los Iniciados, era que el nombre de IAO era "triliteral = y su naturaleza secreta", segun la explicaban los Hierofantes.  Los fenicios tenían también una deidad suprema cuyo nombre era triliteral, y sus significados secretos, ésta era también Iao; y Y ha ho era una palabra sagrada en= los misterios egipcios, que significaba "la una eterna y oculta deidad&quo= t; en la naturaleza y en el hombre; esto es, la "Ideación divina universal"; y el Manas hum= ano, o el Ego superior.  (G.T. H.= P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yajant  (Sánscrito).-  Que adora o sacrifica; que venera.=   (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

   &nb= sp;        * Yajña  (Sánscrito).-  "Sacrificio", cuyo símbolo o representación es ahora la constelación= Mriga ziras (Cabeza de ciervo), y también una forma de Vichnu.  "El Yaj&= ntilde;a -dicen los brahmanes- existe desde la eternidad; porque procede de lo Supre= mo, en el que yace latente desde ning&u= acute;n principio".  Es la cl= ave del Trai-Vidyâ, las tres = veces sagrada ciencia contenida en los versos del Rig-Veda, que enseña el Yajña o misterios del sacrificio.  Como expresa Haug en su Introducci&oacut= e;n al Aitareya Brâhmana, el Yaj= ña existe como una invisible presencia en todos los tiempos, extendiénd= ose desde el Âhavanîya o fuego sacrificial hsata los cielos, y formando un puente o escala por cuyo medio el sacrificador puede comunicarse con el mundo de los devas, "y aun ascender en vid= a a las mansiones de ellos".  Es una de las formas del Âk&acir= c;za, dentro de la cual la mística Palabra (o su subyacente "Sonido") la llama a la existencia.  Pronunciada por el Sacerdote-Inici= ado o Yogui, esta Palabra recibe poderes creadores, y es comunicada como un impul= so en el plano terrestre mediante una ejercitada fuerza de voluntad.  [He aquí otros significados de la voz Yajña: adoración, devoción, piedad, culto; glorificación, alabanza; oración, sacrificio, oblación, ofrenda; el sacrific= io personificado; Vichnú, Brahmâ.]  (G.T. H.= P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñabhâjana  (Sánscrito).-  Vaso sagrado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñakrit  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  Sacrificador; sacerdote oficiante.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñakriyâ  (Sánscrito).-  Oblación, el acto de ofrenda.  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        * Yajñapazu  <= span style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Roman";mso-ansi-= language: ES'>(Sánscrito).-  Animal ofrecido en sacrificio.  (G.T. H.P.B.)

 

   &nb= sp;        * Yajñapurucha  (Sánscrito).-  Vichnú.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

   &nb= sp;        * Yajñâri  <= /b>(Sánscrito).-  Demonio enemigo de los sacrificios.  Ziva.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñasthâna  (Sánscrito).-  Lugar santo.  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

   &nb= sp;        * Yajñasûtra  (Sánscrito).-  El cordón sagrado (que distingue las tres primeras castas, Burnouf); el vínculo entre el hombre y su Dios.&= nbsp; (P. Hoult).  (G.T. H.P.= B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñavarahâ  (Sánscrito).-  Vichnú encarnado bajo la fo= rma de jabalí (su tercer avatara).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñavâta  (Sánscrito).-  Recinto sagrado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñavalkya  (Sánscrito).-  Un célebre sabio a quien se atribuyen el Yajur-Veda Blanco, el Zatapatha Brâhmana, el Brihad Âranyaka y el código de leyes llamado Yâjñavalkyasmriti (Dowson).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajña-vidyâ  (Sánscrito).-  Método de adquirir la sabiduría por medio de la debida observancia de los ritos del ritual.  (P. Hoult).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñazichta  (Sánscrito).-  Los restos del sacrificio o festín sagrado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñiyazâlâ  (Sánscrito).-  Templo, recinto sagrado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñopavîta  (Sánscrito).-  El cordón sagrado que disti= ngue las castas.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñopavîtavat  <= /span>(Sánscrito).-  Investido del cordón sagrado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajñopavîtin  (Sánscrito).-  Véase: Yajñopavîtavat.&n= bsp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajur o Yajus  (Sánscrito).-  Santo temor, culto; oración; himno; sacrificio; texto referente al sacrificio.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajur-Veda  (Sánscrito).-  "Ciencia o tratado del sacrificio".  Es el segun= do de los tres Vedas primitivos, y está compuesto casi exclusivamente de himnos tomados del Rig-Veda, pero contiene adem&aacut= e;s algunos pasajes en prosa que son nuevos.&n= bsp; Su parte principal está formada por invocaciones y preces aplicables a la consagración de las víctimas del sacrificio y= de los utensilios propios del mismo, lo cual hace del Yajur-Veda el libro del sacerdote oficiante, ordenado en una fo= rma litúrgica para la celebración de los sacrificios.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajus.-  V&eacut= e;ase: Yajur.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yajvan o Yajwan  (Sá= nscrito).-  Sacerdote oficiante, sacrificador.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajvanâm pati  (Sánscrito).-  La luna, cuyo curso regula los sacrificios.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yajyu  (S&aacut= e;nscrito).-  Brahmán versado en el Yajur-Veda.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Yakin y Boaz  (Hebreo).-  Un símbolo cabalísti= co y masónico.  Los dos pila= res de bronce (Yakin, masculino y blan= co; Boaz, femenino y rojo) fundidos por Hiram Abif de Tiro, llamado "el Hijo de la Viuda" para el supuesto Templo (masónico) de Salomón.  Yakin era el símbolo de la Sabiduría (Chokmah), la segunda Se= phira; y Boaz, el de la Inteligencia (= Binah); el templo entre los dos, s= iendo considerado como Kether, la Cor= ona, Padre-Madre.  [Véase: Joachin y Los dos Pilares.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Yakcha  (Yaksha) (Sánscrito).-  Una clas= e de demonios que, segun la creencia popular de la India, devoran hombres.  Segun la ciencia esotérica,= son simplemente malas influencias (elementales) que, en concepto de los vidente= s y clarividentes, descienden sobre los hombres, cuando están dispuestos= para recibir dichas influencias, como un cometa ardiente o una estrella fugaz.  [Una clase de genios o semidioses servidores de Kuvera, dios de las riquezas, y guardianes de sus tesoros.  Son generalmente considerados como inofensivos y por eso son llamados = Punyajanas (buena gente), pero algunas veces aparecen como genios o diablillos malignos (Dowson).  Los Yakchas suelen mencionarse en el Bhagavad-Gîtâ juntamente con los Râkchasas pero éstos últimos son inferiores= a aquéllos en categoría.  (Véase: Rohitaka-Stup= a y Rakchas o Rakchasas).]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yakcha-loka  (Sánscrito).-  Región o mundo de los eleme= ntales o demonios, uno de los ocho mundos.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yakchinî  (Sánscrito).-  Yakcha femenino.  Esposa de Kuvera.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Yama  (Hebreo)= .-  Personificación de la terce= ra raza; raíz de Ocultismo.  En el Panteón indo, Yama es asunto de dos distintas versiones del mito.  En los Vedas es el dios de los muertos, un Plutón o Minos con quien moran las sombras de los difuntos (los Kâmarûpas= en el Kâmaloka).  Un himno habla de Yama como el pri= mero de los hombres que murieron y el primero que pasó al mundo de bienaventuranza (Devachan).  Esto, porque Yama es la personificación de la raza que fue la primera dotada de conciencia (Manas) sin la cual ni hay cielo ni Hades.  Yama es representado como hijo de Vivaswat (el Sol).  Tenía una hermana gemela llamada Yamî, que siempre le instaba, segun ot= ro himno, a tomarla por esposa, a fin de perpetuar la especie.  Lo que se ha dicho tiene una muy especial significación simbólica, que se explica en Ocultismo= .  Como hace observar debidamente el = Dr. Muir, el Rig-Veda -la más grande autoridad en los primitivos mitos que dan la nota fundamental origin= al de los temas que hay en el fondo de todas las variaciones subsiguientes- en ninguna parte se presenta a Yama "como teniendo algo que ver con el castigo de los malvados".  Como rey y juez de los muertos, un Plutón en una palabra, Yama es una creación muy posterior.  Hay que estudiar el verdadero carácter de Yama-Yamî a travé= s de más de un himno y poema épico, y recoger los diversos datos diseminados en docenas de obras antiguas, y entonces podrá uno obten= er un consenso de alegóricas declaraciones que se encontrarán pa= ra corroborar y justificar la enseñanza esotérica, de que Yama-Yamî es el símbolo del Manas dual, en uno de sus significados místicos.  Por ejemplo, Yama-Yamî est&a= acute; siempre representado de un color ve= rde y vestido de rojo, y como vivie= ndo en un palacio de cobre y de hierro.  Los estudiantes de Ocultismo saben= a cuál de los "principios" humanos deben aplicarse los color= es verde y rojo, y por correspondencia el hierro y el cobre.  El "doble gobernador" -el epíteto de Yama-Yamî- es considerado en las enseñanzas exotéricas de los buddhistas chinos a un tiempo como juez y criminal= , el refrenador de sus propios malos= actos y malhechor mismo.  En los poe= mas épicos indos Yama-Yamî es el hijo gemelo del Sol (la deidad) p= or mediación de Sañj&nti= lde;â (la conciencia espiritual); pero así como Yama es el ario "señor del día", que aparece como símbolo del Espíritu en Oriente, Yamî es la reina de la noche (tenebrosida= d, ignorancia) "que abre a los mortales la senda del Occidente" -emb= lema del mal y de la materia.  En l= os Purânas Yama tiene muchas es= posas (muchas Yamîs) que le obl= igan a residir en el mundo inferior (P&aci= rc;tâla, Myalba, etc., etc.); y una alegoría la presenta con el pie levantado, para cocear a Chhâ= ya, la criada de su padre (el cuerpo astral de su madre Sañjñ&aci= rc;, un aspecto metafísico de Bud= dhi o Alaya).  Como está declarado en las Escrituras indas, el alma, al abandonar su envoltura mortal, se dirige a su morada en las regiones inferiores (= Kâmaloka o Hades).  Una vez allí, el Registrado= r, el mensajero Kármico llamado Ch= itragupta (oculto o escondido esplendor), lee toda su información del Gran Registro, en el cual durante la vida del ser humano quedan impresos de un m= odo indeleble todos los actos y pensamientos -y, segun la sentencia pronunciada= , el "alma" sube a la mansión de los Pitris (Devachan), o desciende a un "infierno" (Kâmaloka), o bien renace en la tierra en otra forma humana.  El estudiante de filosofía esotérica conocerá fácilmente el sentido de las alegorías.  [Yama: dios de la justicia, y místicamente el padre de Yudhichthira, primogénito de los príncipes pândavas.  Yama significa además: muer= te; represión, coerción, continencia, abstención; regla moral.  Es uno de los ocho yogângas (requisitos o parte= s del Yoga).  Véase: Aforismos de Patañjali, II, 29.  Literalmente, Yama significa: refrenador.]  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yâ-mâ  (Sánscrito).-  "Lo que no es".  Es la inversión de mâyâ.  (mâyâ: ilusión).  (G.T. H.P.B.= )

 

        &= nbsp;   * Yâmas  (Sánscrito).-  Velas o vigilias.  La noche está dividida en t= res yâmas, de cuatro horas cada una.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   Yamabooshee o Yamabusi  (Japón).-  Una secta japonesa de muy antiguos= y venerados místicos.  Son monjes "militantes" y guerreros, si es preciso, como lo son ciert= os yoguîs en Rajputanta y los Lamas en el Tibet.  Esta fraternidad mística ha= bita principalmente cerca de Kioto y es célebre por sus poderes curativos, dice la Encyclopœdia, que = traduce tal nombre en "Hermanos Eremitas".  Simulan artes mágicas, y vi= ven en los sitios apartados de los montes y en escabrosos despeñaderos, de donde salen para decir la buenavent= ura (?), escriben encantamientos y venden amuletos.  Llevan una vida misteriosa y no re= velan a nadie sus secretos sino después de una fastidiosa y difícil preparación por medio de ayunos y una especie de severos ejercicios gimnásticos (!!).  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yamaloka  (Sánscrito).-  Región de Yama; regió= ;n o esfera de la Muerte, situada cerca del oído derecho.  (Uttara-Gîtâ, II, 21), llamada así porque en dicho sitio (la sien o región temporal) hay un punto tan delicado que una leve lesión puede causar= la muerte de una persona.  (Comen= tario de Laheri).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yamapura  (Sánscrito).-  Ciudad de Yama; lugar de residenci= a de este dios.  (G.T. H.P.B.)=

 

        &= nbsp;   * Yâmin  (Sánscrito).-  Regulador.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yamunâ  (Sánscrito).-  Antiguo nombre del río Jumna.  Confluente del Ganges,= con el cual se une en Allahâbad.  En la terminología de la Ciencia del Aliento, se usa esta voz para expresar el Nâdi izq= uierdo fluente.  (Râma Prasâd).  (G.T. H.P.B.)<= o:p>

 

        &= nbsp;   * Yâna  (Sánscrito).-  Sendero, vía, curso; medio = de escapar a la transmigración; vehículo; así Mahâyâna es el "G= ran Vehículo", e Hîna= yâna el "Vehículo menor", designándose con estos dos nom= bres dos escuelas de estudio religioso y filosófico del Buddhismo del Norte.  (Voz del Silencio, III).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yanns.-  V&eacut= e;ase: Janns.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yantra  (Sánscrito).-  Instrumento o máquina (rued= a de alfarero, etc.); disco giratorio; especie de vaso.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yasas.-  V&eacut= e;ase: Yazas.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yasna.-  Véase: Yazna.  (G.T. H.P.= B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yasodhara  (Sánscrito).-  Un poder místico.  (Doctr. Secr., III, 392).  (G.T. H= .P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yata  (S&aacut= e;nscrito).-  Refrenado, reprimido, cohibido, subyugado, dominado, disciplinado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatachetas  (Sánscrito).-  Que tiene reprimida o disciplinada= la mente.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatachitta  (Sánscrito).-  Que tiene refrenado o dominado el pensamiento.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatamâna  (Sánscrito).-  Que se esfuerza o lucha.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatamânasa(s) (Sánscrito).-  Que tiene reprimido el pensamiento= o la mente.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatant  (S&aacut= e;nscrito).-  Que se esfuerza o lucha.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatâtman o Yatâtm&= acirc;  (Sánscrito).-  Que se ha vencido o dominado a s&i= acute; mismo; dueño de sí mismo.&nb= sp; (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatâtmavant o yatâtmavat  (Sánscrito).-  Igual significado que Yatâtman.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yâtayâma  <= /b>(Sánscrito).-  Que ha pasado las velas o vigilias; trasnochado; pasado, rancio; agrio; insípido; averiado, alterado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatendriya  (yata-indriya) (Sánscrito).-=   Que tiene dominados los sentidos.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (Véase: Indriya).  (G.T. H= .P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yati  (Sánscrito).-  Asceta, penitente; sabio, devoto; dominador de sí mismo; continente, refrenado, disciplinado; que renuncia al mundo.  Una medida de tres pies.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatin  (S&aacut= e;nscrito).-  Asceta, penitente.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatna  (S&aacut= e;nscrito).-  Esfuerzo, celo, perseverancia.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yatrâ  (Sánscrito).-  Sustento, mantenimiento, medios de subsistencia; viaje; vía; curso; peregrinación, marcha; vida; medio; recurso; uso, costumbre.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   Yatus o Yâtudhânas  (Sánscrito).-  Una especie de demonios de formas animales.  Esotéricamen= te, pasiones humanas y animales.  = (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yâtya  (Sánscrito).-  Un condenado.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yauvana  (Sánscrito).-  Juventud, mocedad.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yavanas  (Sánscrito).-  Nombre que en la India se ha dado = a los griegos.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yavanâchârya  (Sánscrito).-  "Maestro jonio".  Nombre con que aun hoy día = se designa a Pitágoras en la India.&nb= sp; (Véase: Pitágo= ras).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yazas  (S&aacut= e;nscrito).-  Fama, gloria, honor; nobleza; bell= eza, esplendor, dignidad.  (G.T. H.= P.B.)

 

        &= nbsp;   Yazathas  (Zendo).= -  Espíritus puros celestiales= , a quienes el Vendidâd prese= nta una vez en otro tiempo compartiendo su alimento con los mortales, que así participan de su existencia.  (G.T. H.P.B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   * Yazazvinî  (Sánscrito).-  El Nâdi que va al oído izquierdo.  (Râma Prasâd).  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;   * Yazna  (Yasna)  (Pelvi).-  La tercera porción de la pr= imera de las dos partes del Avesta o Escritura de los parsis zoroastrianos.&nbs= p; El Yazna está com= puesto de letanías de la misma especie que el Vispêred (la segunda porción) y de cinco himnos o = gâthas.  Estos gâthas son los más antiguos fragmentos de la literatura zoroastriana conocida de los parsis, porque están escritos "en un dialecto especial, más antiguo que la lengua general del= Avesta".  (Darmesteter).  (Véase: Zendo).  (G.T. H.P= .B.)

&nb= sp;

        &= nbsp;   Yeheedah  (Hebreo).-  Literalmente: "Individualidad"; esotéricamente, la más elevada individualidad o Âtmâ-B= uddhi-Manas, cuando están unidos en uno.  Esta doctrina se halla en el Libro caldeo de los Números, que enseña una división septenaria de los "principios" humanos, así llamada, como = lo hace la Kabalah en el Zohar, segun el Libro de Salomón (III, 104a), tal como está tradu= cido en la Qabbalah de I. Myer.  En el momento de la concepci&oacut= e;n, el Santo "envía un d'yo= ok-nak, o el fantasma de una sombra imagen" como la faz de un hombre.  Está diseñado y escu= lpido en el divino tzelem, esto es la sombra imagen de los Elohim.  "Elohim creó al hombre a su tzelem, o imagen", dice el Génesis (I, 27).  El tzelem es lo que aguarda al infant= e y lo recibe en el momento de su concepción, y este tzelem es nuestro linga zarîra.  "El Rua'h forma con el Nephesh la verdadera personalidad del hombre", y también su individualidad, o, como han expresado los cabalistas, la combinación de los dos es llam= ada, si él (el hombre) lo merece, Yeheedah.  Esta combinación es lo que = el teósofo denomina el Manas du= al, el Ego superior y el Inferior, unidos al Âtmâ-Buddhi y convertidos en uno.  Porque, segun se explica en el Zohar (I, 205 b, 206 a, Brody Ed.)= :  "El Neshamah, alma (Buddhi<= /i>), comprende tres grados, y de consiguiente tiene tres nombres, lo mismo que el misterio superior: esto es, Nephesh, Rua'h, Neshemah", o el Man= as Inferior, el Ego superior, y Buddhi, el alma divina.  "Hay que notar también= que el Neshemah tiene tres division= es -dice la Qabbalah de Myer-; &qu= ot;la más elevada de todas es el Ye-hee-dah", o Âtmâ-Buddhi-Manas, el último una vez m&aacut= e;s como una unidad; "el principio medio es Hay-yah, o Buddhi y= el Manas dual; y el tercero y último, el Neshamah, pro= piamente hablando" o Alma en general.  "Ellos se manifiestan como Ma'hshabah, pensamiento; Tzelem, fantasma d= e la imagen; Zurath, prototipos (for= mas mayávicas, o rûpas= ), y el D'yooknah, sombra de la imag= en fantasma.  El D'mooth, semejanza o similitud (cuerpo físico), es una manifestación inferior" (pág. 392).  Aquí, pues, encontramos el = eco fiel de la ciencia esotérica en el Zohar y otras obras cabalísticas, una perfecta división septenaria esotérica.  Todo teósofo que haya estud= iado la doctrina esbozada primero en el = Mundo Oculto y el Buddhismo Esotérico de Mr. Sinnett, y más tarde en el Theosophist, Lucifer y otros escri= tos, los reconocerá en el Zohar.  Compárese, por ejemplo, lo = que se enseña en las obras teosóficas acerca de los estados pre y post mortem de los tres principios humanos superiores y de los cuatro inferiores, con las siguientes palabras del Zohar: "Por razón de ser todos estos tres en un solo grupo unido como los anteriores, en el misterio de Nephesh, Rua'h, Neshamah, todos ellos son uno y ligados en uno solo.  Nephesh (Kâma-Manas) no tiene luz procedente de su propia substancia; y, por esta causa está asociado con el misterio del guff, el cuerpo, para procurar goc= e y alimento y todo cuanto él necesito… Rua'h (el Espíritu) es lo que cabalga en el Nephesh (alma inferior) y la gobie= rna e ilumina (provee) de todo cuanto necesita (esto es, de la luz de la razón), y el Nephesh es = el trono (vehículo) de aquel Ru= a'h.  El Neshamah (Alma divina) pasa a aquel Rua'= h y lo gobierna y lo ilumina con la Luz de la Vida, y aquel Rua'h depende del Nesha= mah y recibe la luz de él, que lo ilumina… Cuando el Neshamah "superior" asci= ende (después de la muerte del cuerpo) va a… al Anciano de los Ancianos, lo Oculto de todo lo Oculto, para recibir la Eternidad.  El Rua'h no va [sin embargo] al Gran Ede= n (Devachan) porque está [mezclado con] el Nephesh…= ; El Rua'h sube al Eden, pero no tan alto como el alma, y el Nephesh (el principio animal, el alma inferior) permanece abajo= en la tumba [o Kâmaloka].&qu= ot;  (Zohar, II, 142 a, Cremona Ed., II, fol. 63 b, col. 252).  Difícil sería no rec= onocer en el pasaje citado nuestro Â= tmâ (o el Neshamah "superior&q= uot;), Buddhi (Neshamah), Manas (Rua'h), y Kâma-Manas (Nephe= sh) o alma animal inferior; el primero de los cuales va después de la mu= erte del hombre a unirse a su todo integral, el segundo y el tercero dirigiéndose al Devachan= , y el último, o el Kâmar&uci= rc;pa, "permaneciendo en su tumba", llamada por otro nombre Kâma-loka o Hades.  (G.T. H.P.= B.)

 

= &nb= sp;          Yên&= ecirc;, Angânta.-  El significado del Angânta Yênê es conocido de toda la India.  Es la acción de un elementa= l (bhûta) que introducido en el cuerpo sensitivo y pasivo de un médium, toma posesión de él; en otras palabras; ang&a= circ;nta yênê significa literalmente "obsesión".  Los indos temen tal calamidad ahora tanto como la temían millares de años atrás.  "Ningun indo, tibetano o cingalés, como no sea de inteligencia y casta inferior, no puede ver= sin estremecerse de horror los signos de "mediumnidad" manifestándose en un miembro de su familia, o sin decir, como diría ahora un cristiano: "tiene al diablo".  Este "don, favor divino y san= ta misión" -como se llama en Inglaterra y América-, en los pueblos antiguos, cunas de nuestra raza, en donde una experiencia más larga que la nuestra le ha enseñado una sabiduría más espiritual, es considerado como una horrenda desdicha".  [Véase: Médium o Mediumn= idad.]  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yesod  (Hebreo).-  La nove= na Sephira; significa: Base o Fundamento.  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yetzirah  (Hebreo).-  El tercero de los cuatro Mundos cabalísticos, correspondiente a los Angeles; el "Mundo de Formación", u Olam Yetz= irah.  Es denominado también Malahayah, o "de los Angeles".  Es la mansi&oa= cute;n de todos los Genios (o Angeles) regentes que dirigen y gobiernan planetas, mundos y esferas.  (G.T. H.P.B= .)

=  

=         &= nbsp;  Yeu&= nbsp; (Chino).-  "Ser"; sinónimo de Subbhâva; o "la Substancia que da substancia a sí misma".  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yggdrasil [o Iggdrasel]  (Escandinavo).-  El "Arbol Mundano de la Cosmogonia escandinava; el fresno Yggdrasil; el árbol del Universo, del tiempo y de la vida".  Tiene tres raíces, que lleg= an hasta el frío Hel y de allí se extiende hasta Jotunheim, el país de los Hrimthurses o "Gigantes de Hielo", y al Midgard, la t= ierra y mansión de los hijos de los hombres.  Sus ramas superiores se extienden = hasta dentro del ciclo y su rama más elevada cubre con su sombra el Walhal= la, el Devachan de los héroes caídos en el campo de batalla.  El Yggdrasil es siempre = fresco y verde, puesto que diariamente es regado por las Normas, las tres fatales hermanas, lo Pasado, lo Presente y lo Futuro, con las aguas de la vida de la fuente de Urd que fluye en nuestra tierra.=   Este árbol se secará y desaparecerá sólo= el día en que se libre la postrera batalla entre el bien y el mal; cuan= do, prevaleciendo el primero, la vida, el tiempo y el espacio salgan de la vida, espacio y tiempo.  (G.T. H.P.B= .)

=  

=         &= nbsp;  Todos los pueblos antiguos tenían su árbol mundano.  Los babilonios tenían su "árbol de vida", que era el árbol mundano, cuyas raíces penetraban dentro del gran abismo inferior o Hades, cuyo tronco estaba en la tierra, y cuyas ramas superiores llegaban al Zikum, la más elevada mansión celeste.  En lugar del Walhalla, colocaban e= llos su follaje superior en la santa casa de Davkina la "gran madre" de Tammuz, el Salvador del mundo, el Dios sol condenado a muerte por los enemi= gos de la luz.  [Véase: Midgard.]  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yi-King  (Chino).-  Una antigua obra china, escrita por generaciones de sabios.  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yima=   (Zendo).-  Segun el= Vendidâd, es el primer hombr= e, y por su aspecto de progenitor espiri= tual de la humanidad, es lo mismo que Yama (véase esta palabra).  Sus más amplias funciones no están expresadas en los libros zendos, por razón de haberse perdido tantos de estos antiguos fragmentos, hechos desaparecer, o por habe= rse impedido de cualquier manera que cayeran en manos profanas.  Yima no nació, porque representa las tres primeras razas madres humanas,= la primera de las cuales es "no nacida", pero él es el "primer hombre que muere&q= uot;, porque la tercera raza, la que fue animada por los Egos superiores racionales, fue la primera cuyos hombres se dividieron en varón y hembra, y "el hombre vivió y murió y renació".  (Véase: Doctr. Secr.<= /i>, II, págs. 609 y siguientes de la 1ra. Edic. inglesa).  [Véase: Vendidâd.]  = (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yins o Jins  (Arábigo).-  Ord= en de seres que, segun se dice, fueron creados dos mil años antes de Adán.  Eblis o Iblis, su jefe, fue arrojado del cielo por haberse negado a adorar a Adán porq= ue éste había sido formado de tierra.  Entre ellos había buenos y = malos espíritus, que tomaban la forma de animales, gigantes, etc.  En algunas traducciones se da a di= chos seres el nombre de "genios".&nbs= p; (Véase: Efrits, Janns y Eblis).  (G.T. H.P= .B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yliáster.-  Materia primordial, de la cual ha = sido formado el universo en el principio del tiempo.  (F. Hartmann).  Véase: Iliáster.  = (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Ylu  (Asirio).-  Dios.  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Ymir=   [o Ymer]  (Escandinavo).-  La materia personificada de nuestro globo en un estado de ebullición.&n= bsp; El monstruo cósmico en forma de gigante que en las alegorías cosmogónicas de los Eddas es matado por los tres creadores, los hijos de Bör, Odín, Wili y We, de quienes se dice que vencieron a Ymir y de su cuerpo crearon el mundo.  Esta alegoría m= uestra las tres principales fuerzas de la naturaleza -separación, formación y desarrollo (o evolución)- que dominan al indómito, furioso "gigante" materia, y le obligan a convertirse en un mundo o globo habitable.=   Es curioso que un pueblo pagano antiguo, primitivo y falto de cultur= a, tan filosófico y científicamente correcto en sus ideas acerca= del origen y formación de la tierra, haya aceptado, a fin de que se le considere como civilizado, el dogma de que el mundo fue creado de la nada!  [Véase: Oergelmer= .]  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yo.-  Self, en inglés.  -Esta palab= ra es usada por los teósofos en tres diferentes sentidos, expresando el segundo y el tercero la misma idea que el primero, aunque con mayor limitación: 1) Âtman, el Espíritu único en todo.  "Yo soy el YO (Ât= mâ) situado en el corazón de todas las criaturas: soy principio, medio y= fin de todos los seres".  (Bhagavad-Gîtâ, X, 20).= 2) el Ego superior, el Pensador, el h= ombre inmortal [el yo individual]; y 3) el Ego inferior [el yo personal.]  El primero = de éstos es denominado "el YO"; el segundo, "Yo superior", y el tercero. "yo inferior".  "Y ahora tu Yo se halla perdido en el YO; tú mismo en TI MISMO, sumi= do en AQUEL YO, del cual tú emanaste primitivamente".  (Voz del Silencio, I)  (P. Hoult).  -Hay dos Yos en el hombre; el superior y el inferior; el Yo impersonal y el Yo personal.  El uno es divino, el otro semianimal.  Entre ambos hay q= ue hacer una gran distinción. (H. P. Blavatsky, Glosario de la Clave de la Teosofía).  -El Yo inferior es el Kâma-Manas, el Ego personal; en un sentido m&aacu= te;s alto, es el Cuaternario o los cuatro "Principios" inferiores.  El Yo supremo es Âtmâ en su vehículo Buddhi.  (A. Besan= t y H. Burrows, Pequeño Glosario de términos teosóficos).&nb= sp; -Véase: Ego.  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yo-deva.-  El Yo que se reencarna, el Yo indi= vidual o superior.  (Voz del Silencio, II).  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yo individual.-  El Ego superior, el que se reencarna.  (Véase: Yo y Reencarnación).  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yo inferior.-  Véase: Yo.  (G.T. H.P.B.)=

=  

=         &= nbsp;  * Yo personal.-  El yo inferior o perecedero.  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yo silencioso.-  El yo superior, el séptimo "Principio".  "= No imagines que con quebrantar tus huesos y lacerar tus carnes te unas a tu "Yo Silencioso"".  (Voz del Silencio, II).  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yo superior o Supremo.-  El supremo Espíritu divino = que ejerce su protectora influencia sobre el hombre.  La corona de la Tríada espi= ritual superior en el hombre.  El Yo supremo es Âtmâ, el= rayo inseparable del YO UNO y universal.  Es el Dios que está p= or encima más bien que por dentro de nosotros.  (Feliz el hombre que logra saturar= de El su Ego interno.  (Clave de la Teosofía, 149).  -La idea de que el hombre en su Yo interior es uno con el Yo del universo ("Yo soy Aquello"), impregna tanto y tan profundamente t= odo el pensamiento indo que con frecuencia se designa al hombre: "la ciudad divinda de Brahma", "la ciudad de nueve puertas", Dios que m= ora en la cavidad de su corazón.  En el Mândû kyopanichad el Yo es descrito como condicionado por el cuerpo físico, el cuerpo sutil y el cuerpo mental, y elevándose luego por encima de todos ellos es el Unico "sin dualidad".  (A. Besant, Sabid. Antig., 16 y 17).  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yod&= nbsp; (Hebreo).-  La décima letra del alfabeto [hebreo] y la primera del cuádruplo símbolo del nombre compuesto Jah-hovah (Jehovah) o Jah-Eve, la existencia y fuerza hermafrodita en la naturaleza.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Sin las vocales posteriores, la pa= labra Jehovah se escribe IHVH (representando la letra Yod todas las tres letras inglesas y, i, o j, segunlo requiera el caso, y es masculina-femenina.=   La letra Yod es sí= ;mbolo del lingam, u órgano masculino, en su triple forma natural, como demuestra la Kabalah.  La segun= da letra He tiene por símbo= lo el yoni, la matriz o "ventana -q= ue se abre", como se lee en la Kabal= ah; el símbolo de la tercera letra, el Vau, es un báculo o una uña (teniendo en esto su origen el báculo episcopal), otra letra masculina, y la cuarta es lo mismo que= la segunda-, significando el todo ser o existir bajo una de estas formas o de ambas.  Así, dicha palabra o nombre= es preminentemente fálico.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Es el del dios batallador de los judíos, "Señor de los Ejércitos"; del "agresivo Yod" o Zodh, Caín (por permutación), que mató= ; a su hermano hembra, Abel, y derramó su sangre.  Este nombre, escogido entre muchos= por los primtivos escritores cristianos, fue un nombre desgraciado para su religión a causa de sus asociaciones y significado original; es un número suponiendo lo mejor,= un órgano en realidad.  Es= ta letra Yod se ha convertido en God y Gott [Dios, en inglés y alemán, respectivamente. -Véase: Y.]  (G.T. H.P.= B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yoddhukâma  (Sánscrito).-  Deseoso de pelear.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yodha  (S&aacut= e;nscrito).-  Guerrero, combatiente.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yodhana  (Sánscrito).-  Combate, pelea, lucha.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yodhavîra  (Sánscrito).-  Guerrero, héroe (en la batalla).  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

=  

= &nb= sp;          Yoga  (S&aacut= e;nscrito).-  1) Uno de los seis Darzanas o escuelas filosóficas de la India; una escuela fundada por Patañjali, aunque la verdadera doctrina Yoga, la única de la cual se dice que ayudó a preparar el mundo para la predicación de Buddha, es atribuída con buenas razones a un s= abio más antiguo, Yâjñawalkya, autor del Zatapatha Brâhmana, del Yajur Veda, del Brihad Âranyaka= y otras obras famosas. 2) La práctica de la meditación como med= io conducente a la liberación espiritual.  Por este medio se obtienen poderes psicoespirituales, y los estados de éxtasis provocados conducen a la clara y correcta percepción de las verdades eternas, tanto del unive= rso visible como del invisible.  [= La palabra yoga significa literalm= ente "unión", y se usa en el sistema de Patañjali para designar la unión o armonía del yo humano o inferior con el Yo divino o superior mediante la práctica de la meditación.  Gracias a esta unión mística, el hombre adquiere un completo dominio sobre el cuerpo y la mente, se libra de todas las trabas del mundo material y desarrolla ciertas maravillosas facultades psíquicas latentes en la especie humana, y q= ue son causa de extraños fenómenos que parecen verdaderamente sobrenaturales o milagrosos a todos aquellos que desconocen su causa productora.  Además del= Yoga preliminar (Kriyâyoga), que comprende la mortificación (tapas), el estudio (Svâdhyâya) y la sumisión o devoción (= Pranidhâna) al Señor,= para alcanzar el Yoga hay que poner = en práctica los ocho medios siguientes, denominados yogângas, de los cuales los cinco primeros son puramente preparatorios: 1) Yama, que com= prende las siguientes reglas morales; abstención de dañar a ningun s= er viviente; sinceridad; abstención de apropiarse de bienes ajenos; continencia o castidad; desinterés o renuncia a todo cuanto pueda sr= evir para recreo de los sentidos, 2) Niy= ama, que comprende las siguientes reglas: pureza mental y corporal; contento; mortificaciones (ayuno, etc.); estudio de los textos sagrados; propio aband= ono a la Divinidad. 3) Âsana,= o sea la actitud corporal adecuada para la meditación. 4) Prânâyâma, dominio y regulación del aliento (Prâna); este eje= rcicio consta de tres partes: Pûraka, Rechaka y Kumbhaka (v&eacut= e;anse estas tres palabras).  5) Pratyâhâra, abstracción o retraimiento de los sentidos y de la mente, apartándolos de los objetos exteriores y atrayéndolos a la mente.  Gracias a estos medios= , se purifica y sublima la mente, y entonces el discípulo se halla en disposición de pasar a los tres grados superiores del Râja Yoga, que son los sigui= entes: 6) Dhâranâ, atención sostenida o prolongada concentración de la mente en = un punto único u objeto determinado. 7) Dhyâna o meditación, o sea la contínua y prolongada corriente de pensamiento dirigida a un objeto determinado, hasta llegar a absorberse en él; y 8) Samâdhi, o contemplación extática, en cuyo grado superior, llamado asamprajñâta samâdh= i, se llega a perder hasta la conciencia de la propia individualidad, y unific= ada el alma en inefable beatitud con el Yo superior, se abstrae y queda en un completo aislamiento (Kaivalya)= , que le permite transferir su esfera de acción a un plano mucho más elevado y sin límites.  Estos tres últimos ejercicios se designan colectivamente con el nombre de = Samyana.  El principal objeto, la suprema aspiración del asceta que se aplica al Yoga, es la perfecta armonía del yo inferior con el Yo superior, la unión del hombre con la Divinidad, que siendo omniscien= te, ilumina al yoguî permitiéndole percibir las verdades eternas del mundo visible e invisible.  Para más detalles, consúltense las dos excelentes obritas: 1) Introducción al Yoga, por A. Besant, y Yogasûtrâni o Aforismos de Patañjali sobr= e el Yoga.  -En lo referente a la acepci&oacut= e;n filosófica de la palabra Yog= a, véase: Filosofía yoga= .  -La voz yoga, además de su significado de "unión&quo= t;, tiene otros muchos: conexión, armonía, relación; vía, método, sendero; poder místico o misterioso; enca= nto, hechizo, magia; misterio; devoción; doctrina, enseñanza, etc.= , etc.  En algunos casos es sinónim= a de mârga (sendero), y así tenemos las expresiones Karma yoga, Jñâna yoga y Bhakt= i-yoga, que equivalen a: sendero de acción, sendero de conocimiento y sender= o de devoción, respectivamente.  Véase: Tres Senderos = de Perfección.  V&eacu= te;ase también: Râja Yoga, Filosofía Yoga y Vaidhri= ta.]  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yogâchârya  (Sánscrito).-  1) Una escuela mística.  2) Un maestro (âchârya) de Yoga, uno que ha dominado las doctrinas y prácticas de la meditación extática, la culminación de las cuales son los Mahâsiddhis [grandes poderes].  Es incorrecto confu= ndir esta escuela con la escuela Tantra<= /i> o Mahâtantra fundada por Samantabhadra, porque hay dos Escuelas Yokâchâryas, esotérica la una, popular la otra.&= nbsp; Las doctrinas de está última fueron compiladas y glosa= das por Asamgha, en el siglo VI de nuestra era, y en sus tantras y mantras místicos, sus formularios, letanías, hechizos y mudrâs [véase esta palabra], ensayados sin un Guru, podrían seguramente servir para fines de hechicería y magia n= egra, más bien que para el Yoga real o verdadero.  Aquellos que se empeñan en escribir sobre este asunto son generalmente misioneros instruídos y enemigos de la filosofía oriental en general.  De ellos no pueden esperarse opini= ones imparciales.  Así, cuan= do leemos en el Diccionario Sánscrito-= chino de Eitel que la recitación de los mantras (que él denomina "hechizos"!) debe ir acompañada de música y contorsiones de los dedos (mudrâ), para que pueda llegarse a un estado de fijeza mental (Samâdhi), uno que conozca, aunque sea muy por encima, la verdadera práctica del Yoga<= /i>, no hará más que encogerse de hombros.  Tales contorsiones de los dedos, s= egun piensa el autor, son necesarias para alcanzar el Samâdhi, "caracterizado por no haber pensamiento ni aniquilación del pensamiento, y que consiste en la felicidad (yogi) seis veces corporal (sic) y me= ntal, de la cual resultaría la dotación de un poder sobrenatural de obrar milagros."  Los teósofos no estar&aacut= e;n nunca demasiado prevenidos contra tales explicaciones fantásticas y llenas de prejuicios.  (G.T. H= .P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yogadhâranâ  (Sánscrito).-  Perseverancia en el Yoga o devoción; concentración o abstracció= ;n mediante el Yoga; fijeza en la concentración del Yoga.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yogakchema  (Sánscrito).-  Adquisición; esfuerzo, afán; seguridad; seguridad o garantía (de propiedad); prosperidad, fortuna, bienestar, felicidad.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yoga-mâyâ  = (Sánscrito).-  El creador poder de ilusión; magia; prestiguo, hechizo, encanto.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yogângas  (Sánscrito).-  Partes o requisitos del Yoga.  Son ocho: yama (continencia o abstención); niyama (observancia), &= acirc;sana (actitud corporal), prân&acir= c;yâma (dominio o regulación del aliento (prâna), pratyâhâra (abstracción o retraimiento), dhâranâ (atención sostenida o concentración), dhyâna (meditación) y samâdhi (contemplación extática).  (Aforismos de Patañjali sobre el Yo= ga, II, 29.  Véase: Yoga).  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yoga-nidrâ  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  "El sueño de la meditación".  Ilusión personificada.  El gran poder ilusorio de Vichnú y el poder ilusorio manifest= ado en Devî como Mahâ-m&aci= rc;yâ, la gran ilusión.  (Dows= on, Dicc. Clásico indo).  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yogârûdha  (Sánscrito).-  El que ha ascendido al Yoga; el adepto; el que se esfuerz= a en alcanzar el Yoga.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yogastha  (Sánscrito).-  Firme o constante en la devoci&oac= ute;n o en el Yoga.  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yoga-sûtras, o más propiamente: Yoga-sûtrâ= ;ni  (Sánscrito).-  Famosa colección de Aforism= os de Patañjali que constituyen un verdadero tratado de filosofía y práctica del Yoga.  Consta de cuatro libros, que tratan respectivamente de la Concentración (Samâdhi); de los medios de Concentración (Samâdhiprâpti o Sâdhana); de los Podere= s (Vibhûti) y de la Unidad o Liberación (Kaivalya).  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yogavid  (Sánscrito).-  Versado o experto en el Yoga.  (Véase: Yogavittama).  (G.= T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yoga-vidyâ  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  La ciencia del Yoga; el método práctico de unir el Espíri= tu de uno mismo con el Espíritu universal.  (Five Years of Theosophy).  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yogavittama  (Sánscrito).-  Superlativo de Yogavid: "el más versado o entendido en el Yoga".  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yoga-yajña  = (Sánscrito).-  Que ofrece sacrificios de devoción o de prácticas piadosas.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yoga-yukta  (Sánscrito).-  Que se aplica al Yoga; sumido en la meditación.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yogezvara  (Yoga-îzvara) (Sánscrito).-  Se&ntild= e;or del Yoga.  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yogi [o Yogin. Pronúnciese yoguî] (Sánscrito).-  No es &q= uot;un estado de felicidad seis veces corp= oral y mental como resultado de la meditación extática", segun dice Eitel; sino un estado que, una vez alcanzado, hace al que la practica dueño absoluto de sus seis "principios", estando él entonces sumido en el séptimo.  Dicho estado le da pleno dominio, = debido a su conocimiento del YO y del Yo, sobre sus estados corporales, intelectuales y mentales, que, incapaces por m&aacu= te;s tiempo de crear obstáculos o de obrar sobre su Ego superior, le dejan libre para existir en su estado original, puro y divino.  2) Es tambi&ea= cute;n el nombre del devoto que practica el Yoga.  [Hay yoguis de cuatro grados: 1) Prathamkalpika= , o sea que se halla en el estado preliminar; 2) Madhupratika, aquel que ha alcanzado el estado ritambharaprajña, o sea el poder llamado madhupratikâ (véase e= sta palabra); 3) Bhutendriyajayi, e= l que ha obtenido dominio sobre los elementos y los sentidos, y en realidad sobre todas las cosas; y 4) Atikrân= tabhâvantya, el que ha alcanzado el Kaivalya= .  (Comentario de M. Dvivedi a los Aforismos de Patañjali, pág. 77).  La voz Yogî tiene además el significado de: devoto, asceta, místico; partidario del sistema de filosofía yoga.]  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yoginî  (Sánscrito).-  Hechicera.  Las yoginîs son ocho demonios hembras que acompañan a Durgâ.  (Dowson).  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yong-Grüb  (Tibet).-  Un estado de reposo absoluto, lo m= ismo que Paranirvâna.  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yoni=   (Sánscrito).-  La matriz, el órgano femenino.  [Fuente, origen; falda, regazo; lugar, asiento.  Al fin de compuesto, significa: sa= lido o nacido de.  Sola o en combinación con el Linga= , es objeto de veneración por los sectarios de los Zaktis.  (Dowson).= ]  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yuddha  (Sánscrito).-  Batalla, combate, lucha, guerra, conflicto.  (G.T. H.P.B.)=

=  

= &nb= sp;          * Yudh  (S&aacut= e;nscrito).-  Igual significado que yuddha.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          * Yudhâmanyu  <= span lang=3DEN-US style=3D'font-family:Arial;mso-bidi-font-family:"Times New Rom= an"'>(Sánscrito).-  “Ardiente en la pelea”= .  Jefe de gran carro y aliado de los pândavas.  (Bhagavad-Gîtâ, I, 6).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  * Yudhâna  (Sánscrito).-  Guerrero, combatiente.  (G.T. H.P.B.)

=  

= &nb= sp;          Yudhichthi= ra  (Yudishthira) (Sánscrito).-<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Uno de los héroes del Mahâbhârata.  El hermano mayor de los Pând= avas, o los cinco príncipes de este nombre que pelearon contra sus próximos parientes los Kuravas, hijos de su tío materno.  Arjuna, discípulo de Krichn= a, era su hermano más joven.  = El Bhagavad-Gîtâ da místicos detalles de esta guerra.&n= bsp; Kuntî era la madre de los pândavas (Kunti era madre de los tres primeros príncipes pândavas, esto es: Yudhichthira, Bhîma y Arjuna; los dos últimos, Nakula y Sahadeva, eran también hijos de Pându, pero por parte de su otra esposa, Mâdrî.  Véase el artículo Mahâbhârata), y Draupadî la esposa en común de los cinco hermanos (una alegoría).  Pero Yudhic= hthira es también, lo mismo que Krichna, Arjuna y tantos otros héroe= s, un personaje histórico, que vivió unos 5.000 años atrás en el período en que empezaba el Kali Yuga.  [Yudhi-sthira o Yudhichthira, como se expresa por eufonía, significa literalmente “firme en el combate”.  Era hijo de Kuntî, y aunque Pându era su padre putativo, fue engendrado místicamente por Dharma, dios de la justicia.]  (G.T. H.P.B.)

=  

=         &= nbsp;  Yuga=   (Sánscrito).-  Una milésima parte de un Kalpa.  Una de las cuatro edades del Mundo= , y cuya serie marcha en sucesión durante el ciclo manvantárico.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  Cada Yuga va precedido por un período llamado en los Purânas Sandhy&ac= irc;, crepúsculo o período de transición, y va seguido por o= tro período de igual duración, llamado Sandhyânza, “porción del crepúsculo”.  Cad= a uno es igual a una décima parte del Yuga.  El grupo de cuatro Yugas es primero computado por los años divinos o “años de los dioses”, siendo cada = uno de tales años igual a 360 años de los hombres mortales.  Así tenemos, en años “divinos”:

=  

1)        Krita o Satya Yuga     &= nbsp;       4000

        &= nbsp;  Sandhyâ        &= nbsp;           &nbs= p;         400

        &= nbsp;  Sandhyânza        &= nbsp;           &nbs= p;    400

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     4800

 

2)        Tretâ Yuga      &nb= sp;            =       3000

        &= nbsp;  Sandhyâ        &= nbsp;           &nbs= p;         300

        &= nbsp;  Sandhyânza        &= nbsp;           &nbs= p;    300

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     3600

 

3)        Dwâpara Yuga      &nb= sp;            = 2000

        &= nbsp;  Sandhyâ        &= nbsp;           &nbs= p;         200

        &= nbsp;  Sandhyânza        &= nbsp;           &nbs= p;    200

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     2400

 

4)        Kali Yuga      &nb= sp;            =         1000

        &= nbsp;  Sandhyâ        &= nbsp;           &nbs= p;         100

        &= nbsp;  Sandhyânza        &= nbsp;           &nbs= p;    100

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     1200

 

        &= nbsp;  Total ………………&= nbsp;            12000

 

        &= nbsp;  Esto, expresado en años de los mortales, equivale a:

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     4800 x 360 =3D 1’728.000

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     3600 x 360 =3D 1’296.000

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     2400 x 360 =3D    864.000=

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     1200 x 360 =3D    432.= 000

        &= nbsp;           &nbs= p;            &= nbsp;           &nbs= p;     Total ……    &nbs= p; 4’320.000

 

        &= nbsp;  Lo que precede es llamado un Mahâ= ;yuga o Manvantara.  Dos mil de tales Mahâyugas, o sea un período de 8.640’000.000 años hacen un Kalpa: sie= ndo éste último sólo un “día y una noche̶= 1;, o veinticuatro horas de Brahmâ.  Así, una “edad de Brahmâ, o un centenar de sus años divinos, debe ser i= gual a 311.040.000’000.000 de nuestros años mortales.  Los antiguos mazdeístas o m= agos (los parsis modernos) tenían el mismo cálculo, por más= que los orientalistas no parezcan darse cuenta de ello, pues hasta los mismos mobeds parsis lo han olvidado.  Pero su “Tiempo soberano del= Largo período” (Zervan Dareghô Hvadâta) dura 12.000 años, y éstos son los 12.000 años divinos = de un Mahâyuga, como se ha dicho a= ntes, mientras que el Zervan Akarana (Tiempo sin límites), mencionado por Zarathustra, es el Kâla, fuera del espacio  y del tiempo, de Parabrahm.  [Los yugas anteriores al presente son el Krita= -Yuga, o edad de oro; el Tretâ-yuga<= /i>, o edad de plata, y el Dwâpara-y= uga, o edad de bronce.  El Kali-yuga, edad negra o de hierro,= es el actual, que empezó unos 5.000 años atrás, luego que Krichna se hubo despojado de su cuerpo mortal.]  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;  * Yukta  (Sánscrito).-  Unido; atento; ocupado, aplicado, entregado; adicto; devoto, piadoso, místico; identificado, armonizad= o; espiritual; dotado; destinado; establecido; activo; diligente; hábil, diestro; ejercitado, versado; acompañado; dispuesto; apto; convenien= te; justo, idóneo; relativo o referente a; dependiente de; abstraí= ;do, concentrado en el Yo; recogido (en sí mismo); absorto en pensamiento; unido místicamente o espiritualmente con la Divinidad mediante la contemplación o meditación; mesurado, sobrio, moderado, regulado.  Como substantivo: j= usto, devoto, santo, asceta; el hombre que ha roto todas sus relaciones con el mundo.  (G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;          * Yuktachechta  (Sánscrito).-  Que obra o se conduce debidamente = o con moderación; de moderada actividad.&= nbsp; (G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;          * Yuktachetas  (Sánscrito).-  Que tiene concentrado el pensamien= to o la mente.  (G.T. H.P.B.)<= /o:p>

 

&nb= sp;          * Yuktâhâra  = (Sánscrito).-  Sobrio o moderado en la comida.  (G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;          * Yuktatama  (Sánscrito).-  Superlativo de yukta.  El m&aacut= e;s versado o ejercitado (en el yoga); el que mejor practica (el yoga).  (G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;          * Yuktâtman  (Sánscrito).-  Que tiene concentrada la mente; que tiene la mente o el alma concentrada o recogida; que tiene el yo unido o armonizado con; que tiene el alma unida a Dios mediante el yoga (devoción o contemplación); aplicado de todo corazón o con toda el alma.  <= /span>(G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;          * Yuñjant  (Sánscrito).-  Que practica; que se aplica; que concentra el ánimo o la mente; que se une místicamente; perseverante.  (G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;          Yurbo Adonai.-  Epíteto despreciativo dado por los partidarios del Código nazareno, los gnósticos de San Juan, al Jehovah de los judíos.  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;  Yürmungander  (Escandinavo).-  Un nombre de la serpiente Midgard = en el Edda, cuyo hermano es el lobo Fenr= is, y cuya hermana es el horrible monstruo Hel, los tres hijos del malvado Loki y Angurboda (carrera de angustia), una terrible gigante.  La serpiente mundana de los antigu= os escandinavos, el monstruo creado por Loki pero formado por las contí= nuas emanaciones pútridas del cuerpo del matado gigante Ymir (la materia = de nuestro globo), y que produce a su vez una contínua emanación, que sirve como un velo entre el cielo y la tierra, esto es, la Luz astral.<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;  * Yusuf  (Arábigo).-  José, entre los musulmanes.=   (G.T. H.P.B.)

 

        &= nbsp;  * Yuvan  (Sánscrito).-  Joven.  (G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;          * Yuyudhâna  (Sánscrito).-  Literalmente: “combatiente”.  No= mbre de un jefe aliado de los pândavas, llamado también Sâtya= ki por ser hijo de Satyaka.  (Bhagavad-Gîtâ, I, 4).<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  (G.T. H.P.B.)

 

&nb= sp;          * Yuyutsu  (Sánscrito).-  Deseoso de pelar.  Epíteto de un hijo de Dhritarachtra que en la víspera de la batalla de Kurukchetra dej&oac= ute; el partido de los Kuravas para unirse al de los pândavas.  (G.T. H.P.B.)

 

 

=         &= nbsp; 

------=_NextPart_01C63656.22480370 Content-Location: file:///C:/895641F9/glosario-Y_archivos/preview.wmf Content-Transfer-Encoding: base64 Content-Type: image/x-wmf AQAJAAADSCIAAAcAoAAAAAAABAAAAAMBCAAFAAAACwIAAAAABQAAAAwCeQ/2CwQAAAAuARgAHAAA APsCpv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAASVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAA LQEAAAQAAAACAQEAHAAAAPsCpv8AAAAAAAC8AgAAAAAEQAAQVGltZXMgTmV3IFJvbWFuAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEBAAQAAAAtAQAABQAAAAkCAAAAAg0AAAAyCrwB2QUBAAQAAAAAAPQL eA9ZZkEABwAAAPwCAAAAAAACAAAEAAAALQECAAwAAABACSEA8AAAAAAAAAAJAEEAxgHZBQcAAAD8 AgAA////AAAABAAAAC0BAwAEAAAA8AECAA0AAAAyCrwBGgYBAAQAAAAAAPQLeA8gZjEABAAAAAIB AQANAAAAMgojAvoFAQAEAAAAAAD0C3gPIGYxABwAAAD7As7/AAAAAAAAvAIAAAAABEAAIkFyaWFs AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAABAAAAC0BAgAcAAAA+wLO/wAAAAAAAJABAAAAAARA ACJBcmlhbAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAQAAAAtAQQAHAAAAPsCzv8AAAAAAACQ AQEAAAAEQAAiQXJpYWwAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEAAAALQEFAAQAAAACAQEA BAAAAC0BAgANAAAAMgpkAsIBAQAEAAAAAAD0C3gPIGa0AA0AAAAyCmQCdgIBAAQAAAAAAPQLeA9Z ZiEABAAAAC0BBAANAAAAMgpkApcCAQAEAAAAAAD0C3gPLmYOAA0AAAAyCmQCpQIBAAQAAAAAAPQL eA8tZhEAcQAAADIKZAK2AkQABAAAAAAA9At4DyBWaWfpc2ltYSBxdWludGEgbGV0cmEgZGVsIGFs ZmFiZXRvIGluZ2zpcywgeSBk6WNpbWEgZGVsIGhlYnJlbzogZWwgEwAhAAwAHAAcABgADAAoABwA EwAcABwADAAcAA4AHAASAAwAHAANABEAHAATABwAGwAMABMAGwAMAA0AHAAcABwADgAcABIADAAb ABwACwAcABkADQATABkAEwAcABwAGQAMACgAHAATABwAHAAMABMAHAAbABwAEQAcABsADgATABsA DAATAAQAAAAtAQUAEAAAADIKZAKkCAMABAAAAAAA9At4D1lvZAAhABwAHAAEAAAALQEEABAAAAAy CmQC/QgDAAQAAAAAAPQLeA8uICAADgATABMAFAAAADIKZAIxCQYABAAAAAAA9At4D0VzIGxhICEA GQATAAwAHAATAAQAAAAtAQUAFwAAADIKZAK5CQgABAAAAAAA9At4D2xpdHRlcmEgCwAKAA4ADgAc ABEAGwANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBQAZAAAAMgqeAsIBCQAEAAAAAAD0C3gPUHl0aGFnb3KcAiEA GQAOABwAHAAcABwAEQAvAAQAAAAtAQQAagAAADIKngK6Aj8ABAAAAAAA9At4DywgbGV0cmEgcGl0 YWfzcmljYSB5IGVsIHPtbWJvbG8gcXVlIHNpZ25pZmljYSBsYXMgZG9zIHJhbWFzLCBvIAAOABIA CwAcAA4AEQAcABIAGwAMAA4AGwAcABwAEAAMABkAHAASABkAEgAbAAwAEgAZAA4AKAAcABwADAAc ABIAHAAcABsAEgAZAAwAHAAbAAwADQAMABkAHAARAAwAHAAZABIAHAAcABkAEgARABwAKAAcABkA DgASABwAEgAEAAAALQEFAC8AAAAyCp4CGAgYAAQAAAAAAPQLeA9zZW5kYXMgZGUgdmlydHVkIHkg dmljaW8ZABwAHAAcABwAGQASABwAHAASABkACgARAA4AHAAcABIAGQASABkACgAaAAsAHQAEAAAA LQEEAA0AAAAyCp4CMgoBAAQAAAAAAPQLeA8gZg8ABAAAAAIBAQBrAAAAMgrYAsIBQAAEAAAAAAD0 C3gPcmVzcGVjdGl2YW1lbnRlLCBxdWUgY29uZHVjZW4gbGEgZGVyZWNoYSBhIGxhIHZpcnR1ZCB5 IGxhIGl6cXVpZREAHAAZABwAHAAZAA0ADAAZABwAKAAcABwADgAcAA4AFAAcABwAHAAUABkAGwAc ABwAHAAZABwAHAATAAsAHAAUABwAHAAQABwAGQAcABwAEwAcABQADAAbABQAGQALABEADgAcABsA FAAZABMADAAcABMADAAZABwAGwAMABsAIgAAADIK2AKNBw8ABAAAAAAA9At4D3JkYSBhbCB2aWNp by4gIAARABwAHAAUABsADAAUABgADAAYAAwAGwAOABQAFAAlAAAAMgrYAr4IEQAEAAAAAAD0C3gP RW4gZWwgbWlzdGljaXNtbyB5IQAcABQAGwAMABQAKAAMABkADgAMABgADAAZACgAHAAPAAQAAAAC AQEABAAAAC0BBACDAAAAMgoRA8IBUAAEAAAAAAD0C3gPY2FiYWztc3RpY28gaGVicmVvIGVzIGVs IGbhbGljbyBtaWVtYnJvIG1hc2N1bGlubywgeSBhZGVt4XMsIGNvbW8gbvptZXJvLCBlcyBlbCAZ ABwAHAAcAAsADgAZAA0ADAAZABwAGgAcABwAHAAQABwAHAAaABwAGQAaABsADAAaAA4AGwAMAAwA GAAcABoAKAAMAB0AKAAcABEAHAAbACgAHQAZABkAHAALAAwAHAAcAA4AGgAZABoAHAAbABwAKAAc ABkADgAaABkAHQAoAB0AGgAcAB0AKAAcABEAHAAOABoAHAAZABoAHAAMABoABAAAAC0BBQARAAAA MgoRA4gJBAAEAAAAAAD0C3gPZGllehwACgAdABcABAAAAC0BBAATAAAAMgoRA+IJBQAEAAAAAAD0 C3gPLCBlbCByDgAaABwADAAOAAQAAAACAQEAJgAAADIKSwPCARIABAAAAAAA9At4D276bWVybyBw ZXJmZWN0by4gIBwAHAAoABwAEQAcAA8AHAAcABEADgAcABkADgAcAA4ADwAPAH0AAAAyCksDXANM AAQAAAAAAPQLeA9TaW1i82xpY2FtZW50ZSwgZXN04SByZXByZXNlbnRhZGEgcG9yIHVuYSBtYW5v IGNvbiBlbCBkZWRvIO1uZGljZSBkb2JsYWRvLiAgIQAMACgAHAAcAAwADAAZABwAKAAcABwADgAc AA4ADwAcABkADgAcAA8AEQAcABwAEQAbABkAHAAcAA4AHAAcABwADwAcABwAEQAPABwAGwAcABAA KAAcABwAHAAPABkAHAAcAA8AHAAMAA8AHAAcABwAHAAPAA4AHAAbAAwAGQAcAA8AHAAbABwADAAc ABsAHAANAA4ADQAEAAAAAgEBAEkAAAAyCoQDwgEpAAQAAAAAAPQLeA9TdSBlcXVpdmFsZW5jaWEg bnVt6XJpY2EgZXMgZGllei4gIFtFcyBsYQohABwAEwAcABwAHAAMABkAGwAMABwAHAAYAAwAHAAT ABwAHAAoABwAEQAMABkAHAATABwAGQATABsADAAcABkADgATABMADgAhABkAEwAMABwAWwAAADIK hAN5BTUABAAAAAAA9At4DyBjdWFkcmFn6XNpbWEgbGV0cmEgeSBwcmltZXJhIHNlbWl2b2NhbCBk ZWwgYWxmYWJldG8gAhMAGQAcABwAHAARABwAHAAcABgADAAoABwAEwAMABwADgARABwAEwAZABMA HAARAAwAKAAcABEAHAATABkAHAAoAAwAGQAcABkAHAAMABMAHAAbAAwAEwAcAAwADQAcABwAHAAO ABsADQAEAAAAAgEBAB0AAAAyCr4DwgEMAAQAAAAAAPQLeA9z4W5zY3JpdG8uICAZABwAHAAZABkA EAAMAA4AHAAOAA4ADgBfAAAAMgq+A7UCOAAEAAAAAAD0C3gPU2UgcHJvbnVuY2lhIGxvIG1pc21v IHF1ZSBlbiBjYXN0ZWxsYW5vLl0gIChHLlQuIEguUC5CLikhABwADgAbABEAHAAcABsAHAAZAAsA HAANAAwAHAAOACgADAAaACgAHAAOABwAHAAcAA4AHAAcAA4AGQAcABkADQAcAAsADAAcABsAHAAO AA4ADgAOABEAJgAOAB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIKvgOgBwEABAAAAAAA9At4DyBm GgAEAAAAAgEBAA0AAAAyCvcDwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gZhsABAAAAC0BBQAEAAAAAgEBAAQAAAAt AQQADQAAADIKMATCAQEABAAAAAAA9At4DyBmtAAEAAAALQECABQAAAAyCjAEdgIGAAQAAAAAAPQL eA8qIFlhICATACEAIQAcACEAIQAEAAAALQEEAB0AAAAyCjAEKQMMAAQAAAAAAPQLeA8oU+Fuc2Ny aXRvKS4RACEAHAAcABkAGQAQAAwADgAcABEADQANAAAAMgowBCkEAQAEAAAAAAD0C3gPLWYRAFsA AAAyCjAEOgQ1AAQAAAAAAPQLeA8gIFByZWZpam8gcXVlIGZvcm1hIG5vbWJyZXMgYWJzdHJhY3Rv cyBuZXV0cm9zIChjb21vIAQhACEAIQARABsADgAMAAoAHAAhABwAHAAbACEADgAcABEAKAAcACEA HAAcACgAHAARABwAGQAhABwAHAAZAA4AEQAcABkADgAcABkAIQAcABsAHAAOABEAHAAYACEAEQAZ ABwAKAAcACEABAAAAC0BBQAWAAAAMgowBJwJBwAEAAAAAAD0C3gPYmj7eWEsICAcABwAHAAZABwA DQANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBABbAAAAMgpqBMIBNQAEAAAAAAD0C3gPbmF0dXJhbGV6YSwgY29u ZGljafNuLCBlc2VuY2lhbCksIGFkamV0aXZvcyBjYWxpZmljYXQEHAAcAA4AHAARABsADAAcABgA HAAOAA4AGQAcABwAGwAMABgADAAcABsADgAOABwAGQAcABwAGAAMABsACwARAA4ADgAcABwACgAc AA4ADAAZABwAGAAOABkAGwALAAsADgAMABkAHAANADEAAAAyCmoEFAYZAAQAAAAAAPQLeA9pdm9z LCBldGMuICAoRy5ULiBILlAuQi4pCQwAGQAcABkADQAOABwADgAZAA4ADgANABEAJwAOAB8ADgAO ACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIKagQXCAEABAAAAAAA9At4DyBmGgAEAAAAAgEBAA0AAAAyCqQE wgEBAAQAAAAAAPQLeA8gZhsABAAAAC0BAgAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQADQAAADIK3ATCAQEABAAA AAAA9At4DyBmtAAEAAAALQECABkAAAAyCtwEdgIJAAQAAAAAAPQLeA8qIFniZGFzICACEwAOACEA HAAfABwAHAAOAA4ABAAAAC0BBAAdAAAAMgrcBEcDDAAEAAAAAAD0C3gPKFPhbnNjcml0bykuEQAh ABwAHAAZABkAEAAMAA4AGwARAA4ADQAAADIK3ARHBAEABAAAAAAA9At4Dy1mEQBkAAAAMgrcBFgE OwAEAAAAAAD0C3gPICBNb25zdHJ1byBtYXJpbm8sIGFuaW1hbCBhY3XhdGljbyBvIG1hcmluby4g IChHLlQuIEguUC5CLikADQAOACkAHAAcABkADgARABwAHAAOACgAHAARAAwAHAAcAA0ADgAcABsA DAApABwADAAOABwAGAAcABwADQAMABkAHAAOABwADgAoABwAEQAMABsAHAAOAA4ADgARACcADQAf AA4ADgAkAA4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCtwEfQkBAAQAAAAAAPQLeA8gZhoABAAAAC0BAgAEAAAA AgEBAA0AAAAyChYFwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gZhwABAAAAAIBAQAEAAAALQECAA0AAAAyCk8FwgEB AAQAAAAAAPQLeA8gZrQAFwAAADIKTwV2AggABAAAAAAA9At4D1niZGF2YSAgIQAcAB8AHAAbABwA FwAXAAQAAAAtAQQAHQAAADIKTwVTAwwABAAAAAAA9At4DyhT4W5zY3JpdG8pLhEAIQAcABwAGQAZ ABEADAAOABsAEQAOAA0AAAAyCk8FVAQBAAQAAAAAAPQLeA8tZhEAaAAAADIKTwVlBD4ABAAAAAAA 9At4DyAgIkhpam8gbyBkZXNjZW5kaWVudGUgZGUgWWFkdSIsIGRlIGxhIGdyYW4gcmF6YSBlbiBx dWUgbmFjafMgFwAXABIAIwAMAAoAHAAXABwAFwAcABwAGQAZABwAHAAcAAwAGwAcAA4AGwAXABwA HAAXACEAHAAcABwAEgAOABcAHAAcABcADAAcABcAGwARABwAHAAXABEAHAAYABwAFwAcABwAFwAc ABwAHAAXABwAHAAYAAwAGwANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAAaAAAAMgqKBcIBCgAEAAAAAAD0C3gP S3JpY2huYS4gICEAEQAMABkAHAAcABsADgASABIAWAAAADIKigWeAjMABAAAAAAA9At4D0VsIGZ1 bmRhZG9yIGRlIGVzdGUgbGluYWplIGZ1ZSBZYWR1LCBoaWpvIGRlbCByZXkgWWEhAAwAEgAOABwA HAAcABwAHAAcABEAEgAcABwAEgAcABkADgAcABEADAALABwAHAAKABwAEgAOABwAHAASACEAHAAd ABwADgASABwADAAKABwAEgAcABwADAASABEAHAAZABIAIQAaAAAAMgqKBRQHCgAEAAAAAAD0C3gP YXnidGkgZGVsIBwAGQAcAA4ADAASABwAGwAMABIABAAAAC0BBQAZAAAAMgqKBeYHCQAEAAAAAAD0 C3gPU29tYXZhbnphICEAHAAqABwAGQAcABwAFwAcAAQAAAAtAQQAIwAAADIKigXtCBAABAAAAAAA 9At4DyBvIFJhemEgbHVuYXIuICASABwAEgAkABwAGQAdABIADAAcABwAHAARAAwADgANAAQAAAAC AQEABAAAAC0BBAArAAAAMgrDBcIBFQAEAAAAAAD0C3gPRW4gdGllbXBvIGRlIEtyaWNobmEgYyEA HAATAA4ADAAcACgAHAAcABMAHAAcABMAIQARAAwAGQAcABwAHAASAA0AAAAyCsMFwwMBAAQAAAAA APQLeA8tZhEAQQAAADIKwwXUAyQABAAAAAAA9At4D3F1ZSBzZWd1cmFtZW50ZSBubyBlcmEgdW4g cGVyc29uYWplIBwAHAAcABMAGQAbABwAHAARABwAKAAcABwADgAcABMAHAAcABIAHAARABwAEwAc ABwAEwAcABsAEQAZABwAHAAcAAoAHAATAAQAAAAtAQUAFAAAADIKwwVQBwYABAAAAAAA9At4D23t dGljbyoADgAOAAoAGQAcAAQAAAAtAQQADQAAADIKwwXVBwEABAAAAAAA9At4Dy1mEQA0AAAAMgrD BeYHGwAEAAAAAAD0C3gPIGVzdGFibGVjafNzZSBlbCByZWluZG8gZGUgABMAHAAZAA4AHAAbAAwA HAAYAAwAHAAZABwAEwAbAAwAEgARABsADAAbABwAHAATABwAHAANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBACY AAAAMgr9BcIBXgAEAAAAAAD0C3gPRHficmFr4iBlbiBHdXplcmF0OyB5IHRhbWJp6W4gZGVzcHXp cyBkZSBsYSBtdWVydGUgZGUgS3JpY2huYSAoMzEwMiBhbnRlcyBkZSBKLiBDLikgdG9kb3MgbG9z ICQAIwAcABEAHAAZABwADwAcABwADwAnABwAGQAcABAAHAAOAA4ADwAZAA8ADQAcACgAHAAMABwA HAAPABwAHAAZABsAHAAcABkADwAcABsADgALABwADwAoABwAHAARAA4AHAAPABwAHAAPACEAEAAM ABkAHAAcABwADgARABwAHAAbABwADwAcABwADQAcABkADwAcABwADwAYAA4ADwAkAA4AEQAOAA4A HAAbABwAGQAPAAsAHAAZAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEFABYAAAAyCjYGwgEHAAQAAAAAAPQLeA95 4mRhdmFzIBkAHAAcABwAGQAcABkABAAAAC0BBAA1AAAAMgo2Bn0CHAAEAAAAAAD0C3gPIGV4aXN0 ZW50ZXMgZW4gbGEgY2l1ZGFkIHBlchYAHAAYAAwAGQAOABwAGwAOABwAGQAWABwAHAAVAAsAHAAW ABgADAAcABwAHAAbABYAHAAcABEATwAAADIKNgYGBS0ABAAAAAAA9At4D2VjaWVyb24gY3VhbmRv IGZ1ZSBzdW1lcmdpZGEgcG9yIGVsIG9j6WFuby4gIAMcABgACwAcABEAHAAcABUAGQAcABwAHAAc ABwAFgAOABsAHAAWABkAHAAoABwAEQAcAAwAHAAcABUAHAAcABEAFQAcAAsAFgAcABkAHAAcABsA HAAOABYAFgAaAAAAMgo2Bk0JCgAEAAAAAAD0C3gPU/NsbyB1bm9zICEAGwAMABsAFgAcABwAHAAY AA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAB8AAAAyCnAGwgENAAQAAAAAAPQLeA9wb2NvcyBkZSBsb3MgBRwA HAAZABwAGQAXABwAHAAWAAsAHAAZABcABAAAAC0BBQAWAAAAMgpwBgQDBwAEAAAAAAD0C3gPeeJk YXZhcyAZABwAHAAcABgAHAAZAAQAAAAtAQQAdgAAADIKcAa+A0cABAAAAAAA9At4DywgcXVlIHNl IGhhbGxhYmFuIGF1c2VudGVzIGRlIGxhIGNpdWRhZCBlbiBlbCB0aWVtcG8gZGUgbGEgY2F04XN0 cm9mZSwgAA4AFwAcABwAGwAXABkAHAAXABwAGwALAAwAGwAcABwAHAAXABsAHAAYABwAHAAOABwA GQAXABwAGwAXAAsAHAAXABgADAAcABwAGwAcABcAHAAcABYAHAALABcADQAMABwAKAAcABwAFwAc ABwAFwALABwAFwAZABwADgAbABkADgARABwADgAcAA0ADQAEAAAAAgEBAEoAAAAyCqkGwgEqAAQA AAAAAPQLeA9lc2NhcGFyb24gcGFyYSBwZXJwZXR1YXIgZXN0YSBncmFuIHJhemEuICAcABkAGQAc ABwAHAARABsAHAAVABwAGwARABwAFQAbABwAEQAcABwADQAcABwAEAAVABwAGQAOABsAFQAcABEA HAAbABUAEQAcABgAHAAOABQAFABWAAAAMgqpBqcFMgAEAAAAAAD0C3gPTG9zIFLiauJzIGRlIFZp amF5YSBO4mdhcmEgZmlndXJhbiBhaG9yYSBlbnRyZSBlbCAcABwAGQAVACQAHAAKABwAGQAVABwA HAAVACAADAAKABwAGQAcABUAJAAcABwAHAARABsAFQANAAwAHAAbABEAHAAcABQAHAAcABwAEQAb ABUAGwAcAA4AEQAcABUAGwALAA0ABAAAAAIBAQAmAAAAMgrjBsIBEgAEAAAAAAD0C3gPcmVkdWNp ZG8gbvptZXJvIGRlEQAcABwAHAAYAAwAHAAcABwAGwAcACgAHAARABwAHAAcABwALAAAADIK4wab AxYABAAAAAAA9At4DyBzdXMgcmVwcmVzZW50YW50ZXMuICAcABkAHAAZABwAEQAcABwAEQAcABgA HAAcAA4AHAAcAA0AHAAZAA4AHAAbAE8AAAAyCuMGtAUtAAQAAAAAAPQLeA9bWeJkYXZhIGVzIHVu IHNvYnJlbm9tYnJlIGRlIEtyaWNobmEgcG9yIHNlciADDgAhABwAHAAcABkAHAAcABwAGQAcABwA HAAcABkAHAAbABEAHAAcABwAKAAcABEAHAAcABwAHAAcACEAEAAMABkAHAAcABwAHAAbABwAEQAc ABkAHAAQAA0ABAAAAAIBAQAvAAAAMgocB8IBGAAEAAAAAAD0C3gPZGVzY2VuZGllbnRlIGRlIFlh ZHUuXSAgHAAcABkAGQAcABwAGwAMABwAHAANABwADgAcABwADgAhABwAHAAcAA0ADgAOAA4AHwAA ADIKHAfsAw0ABAAAAAAA9At4DyhHLlQuIEguUC5CLikFEQAnAA0AHwAOAA4AJAAOACEADgAhAA4A EQANAAAAMgocBw0FAQAEAAAAAAD0C3gPIGYaAAQAAAACAQEADQAAADIKVgfCAQEABAAAAAAA9At4 DyBmGwAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQADQAAADIKjgfCAQEABAAAAAAA9At4DyBmtAAEAAAALQECACIA AAAyCo4HdgIPAAQAAAAAAPQLeA8qIFlhZHJpY2hjaGjiICAAEwAcACEAHAAfABMADgAcAB4AHAAe AB4AHAAcABwABAAAAC0BBAAdAAAAMgqOBwgEDAAEAAAAAAD0C3gPKFPhbnNjcml0bykuEQAhABwA HAAZABkAEQAMAA0AHAARAA4ADQAAADIKjgcJBQEABAAAAAAA9At4Dy1mEABfAAAAMgqOBxkFOAAE AAAAAAD0C3gPICBBY2NpZGVudGUsIGNhc3VhbGlkYWQsIGF6YXI7IGNhcHJpY2hvOyBpbmRlcGVu ZGVuY2lhLCAcABwAIQAZABgADAAcABwAHAANABwADgAcABgAHAAZABwAHAALAAsAHAAcABwADgAb ABwAGQAcABEADQAcABkAHAAcABAADAAZABsAHAAOABsADAAcABsAHAAcABwAHAAbABwAHAAYAAwA HAANAA0ABAAAAAIBAQAvAAAAMgrJB8IBGAAEAAAAAAD0C3gPbGliZXJ0YWQuICAoRy5ULiBILlAu Qi4pCwAMABwAGwARAA4AHAAcAA4ADgANABEAJwAOAB8ADQAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIK yQexAwEABAAAAAAA9At4DyBmGwAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQIADQAAADIKAQjCAQEABAAAAAAA9At4 DyBmHAAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQIADQAAADIKOwjCAQEABAAAAAAA9At4DyBmtAApAAAAMgo7CHYC FAAEAAAAAAD0C3gPKiBZYWRyaWNoY2ho4mziYmhhICATABIAIQAcAB8AEwAOABwAHgAdAB4AHgAc AA4AHAAfAB4AHAASABIABAAAAC0BBAAdAAAAMgo7CG4EDAAEAAAAAAD0C3gPKFPhbnNjcml0byku EQAhABwAHAAZABkAEQAMAA4AHAARAA4ADQAAADIKOwhwBQEABAAAAAAA9At4Dy1mEQATAAAAMgo7 CIEFBQAEAAAAAAD0C3gPICBBZHFhEgASACEAHAAcAFIAAAAyCjsI/gUvAAQAAAAAAPQLeA91aXNp Y2nzbiBkZSBsbyBxdWUgc2UgcHJlc2VudGEgZXZlbnR1YWxtZW50ZSBvIAAbAAwAGAAMABgACwAc ABwAEgAcABwAEgAMABwAEgAcABwAHAASABkAHAASABwAEQAcABgAHAAcAA4AHAASABwAGQAcABwA DQAcABsADAAoABwAHAAOABwAEgAdAA4ABAAAAAIBAQA1AAAAMgp1CMIBHAAEAAAAAAD0C3gPcG9y IHPtIG1pc21vLiAgKEcuVC4gSC5QLkIuKRwAHAARAA4AGQAOAA4AKAAMABkAKAAcAA4ADgAOABEA JwAOAB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIKdQgrBAEABAAAAAAA9At4DyBmGwAEAAAAAgEB AAQAAAAtAQIADQAAADIKrgjCAQEABAAAAAAA9At4DyBmHAAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQIADQAAADIK 5wjCAQEABAAAAAAA9At4DyBmtAAXAAAAMgrnCHYCCAAEAAAAAAD0C3gPKiBZYWR1ICATAA4AIQAc AB8AHgAOAA4ABAAAAC0BBAAdAAAAMgrnCC0DDAAEAAAAAAD0C3gPKFPhbnNjcml0bykuEQAhABwA HAAZABkAEQAMAA0AHAARAA4ADQAAADIK5wguBAEABAAAAAAA9At4Dy1mEQAZAAAAMgrnCD8ECQAE AAAAAAD0C3gPICBW6WFzZTogBA0ADgAhABwAHAAZABwADgAOAAQAAAAtAQUAFAAAADIK5wgEBQYA BAAAAAAA9At4D1niZGF2YSEAHAAcABwAGQAbAAQAAAAtAQQAIwAAADIK5witBRAABAAAAAAA9At4 Dy4gIChHLlQuIEguUC5CLikOAA4ADgARACcADQAfAA4ADQAkAA4AIQAOACEADgARAA0AAAAyCucI 9wYBAAQAAAAAAPQLeA8gZhsABAAAAAIBAQAEAAAALQECAA0AAAAyCiEJwgEBAAQAAAAAAPQLeA8g ZhwABAAAAAIBAQAEAAAALQECAA0AAAAyCloJwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gZrQAEwAAADIKWgl2AgUA BAAAAAAA9At4D1lhaCAgYSEAHAAeABMAEwAEAAAALQEEABkAAAAyCloJ9wIJAAQAAAAAAPQLeA8o SGVicmVvKS4CEQAkABwAHAARABwAHAARAA0ADQAAADIKWgnLAwEABAAAAAAA9At4Dy1mEQAyAAAA MgpaCdwDGgAEAAAAAAD0C3gPICBFbCBtdW5kbywgc2VndW4gZGljZSBlbCATABMAIQAMABMAKAAc ABwAHAAcAA4AEwAZABwAHAAcABwAEwAbAAwAGQAcABIAGwAMABMABAAAAC0BBQATAAAAMgpaCT8G BQAEAAAAAAD0C3gPWm9oYXJhHgAcABwAHAARAAQAAAAtAQQALgAAADIKWgnCBhcABAAAAAAA9At4 DywgbWVkaWFudGUgZWwgY3VhbCBsb3MgKQ4AEwAoABwAHAAMABwAHAAOABwAEgAcAAwAEwAYABwA GwAMABIADAAcABkAEwAEAAAALQEFABQAAAAyCloJvwgGAAQAAAAAAPQLeA9FbG9oaW0hAAsAHAAc AAoAKgAEAAAALQEEABoAAAAyCloJVwkKAAQAAAAAAPQLeA8gZm9ybWFyb24gEwAOABwAEQAoABwA EQAcABwADgAEAAAAAgEBAB8AAAAyCpUJwgENAAQAAAAAAPQLeA9sb3MgbXVuZG9zLiAgCQwAHAAZ ABEAKAAcABwAHAAcABkADgARABEAMQAAADIKlQn1AhkABAAAAAAA9At4D0xhIHPtbGFiYSBlbiBj dWVzdGnzbiBlcyAgGwAcABEAGQANAAwAHAAbABwAEQAcABsAEQAZABwAHAAZAA0ADAAcABsAEQAc ABkAEQBeAAAAMgqVCSwFNwAEAAAAAAD0C3gPdW5hIGFkYXB0YWNp824gbmFjaW9uYWwgeSB1bmEg ZGUgbGFzIG11Y2hhcyBmb3JtYXMgZGVsIAAcABsAHAARABsAHAAcABwADgAcABgADAAcABwAEAAc ABwAGAAMABwAHAAbAAsAEQAZABEAHAAcABsAEQAcABwAEAAMABwAGAARACgAHAAZABwAHAAZABEA DgAcABEAKQAcABkAEQAcABsACwANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAA1AAAAMgrOCcIBHAAEAAAAAAD0 C3gPIm5vbWJyZSBkZWwgTWlzdGVyaW8iIElBTy4gIBIAHAAcACgAHAARABwADgAcABwADAAOACkA DAAYAA4AHAAQAAwAHAARAA4ADgAhACcADgAOAA4ADQAAADIKzgkrBAEABAAAAAAA9At4Dy1mEQAW AAAAMgrOCTwEBwAEAAAAAAD0C3gPVulhc2U6ICAhABwAHAAZABwADQAOAAQAAAAtAQUAEwAAADIK zgnlBAUABAAAAAAA9At4D0lhaG8gOg4AHAAcABwADgAEAAAALQEEAA4AAAAyCs4JVQUCAAQAAAAA APQLeA95IBkADgAEAAAALQEFABEAAAAyCs4JfAUEAAQAAAAAAPQLeA9Z4mhvIQAbABwAHAAEAAAA LQEEACUAAAAyCs4J8AURAAQAAAAAAPQLeA8pLiAgKEcuVC4gSC5QLkIuKQURAA4ADgAOABAAJwAO AB8ADgAOACQADgAhAA4AIQAOABEADQAAADIKzglMBwEABAAAAAAA9At4DyBmGgAEAAAAAgEBAA0A AAAyCggKwgEBAAQAAAAAAPQLeA8gZhsABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAA0AAAAyCkAKwgEBAAQAAAAA APQLeA8gZrQABAAAAC0BAgAZAAAAMgpACnYCCQAEAAAAAAD0C3gPKiBZYWhpYSAgAhMADgAhABwA HgAOABwADgAOAAQAAAAtAQQAGgAAADIKQAo4AwoABAAAAAAA9At4DyhBcuFiaWdvKS4RACEAEQAc ABwADAAcABsAEQAOAA0AAAAyCkAKFQQBAAQAAAAAAPQLeA8tZhEADgAAADIKQAomBAIABAAAAAAA 9At4DyAgDQAOAGsAAAAyCkAKQQRAAAQAAAAAAPQLeA9Ob21icmUgZGUgU2FuIEp1YW4gQmF1dGlz dGEgZW50cmUgbG9zIG11c3VsbWFuZXMuICAoRy5ULiBILlAuQi4pJAAcACgAHAARABwADgAcABwA DgAhABwAHAAOABkAHAAcABwADgAhABsAHAAOAAwAGQAOABsADgAcABwADgAQABwADQAMABwAGQAO ACgAHAAZABwADAAoABwAHAAcABkADgAOAA4AEQAnAA4AHwAOAA4AJAAOACEADgAhAA4AEQANAAAA MgpACh4KAQAEAAAAAAD0C3gPIGYaAAQAAAACAQEADQAAADIKewrCAQEABAAAAAAA9At4DyBmGwAE AAAAAgEBAAQAAAAtAQQADQAAADIKswrCAQEABAAAAAAA9At4DyBmtAAEAAAALQECABQAAAAyCrMK dgIGAAQAAAAAAPQLeA9Z4mhvICAhABwAHgAfABcAFwAEAAAALQEEABkAAAAyCrMKHgMJAAQAAAAA APQLeA8oSGVicmVvKS4CEQAkABwAHAARABwAHAARAA4ADQAAADIKswrzAwEABAAAAAAA9At4Dy1m EQA3AAAAMgqzCgQEHQAEAAAAAAD0C3gPICBG/HJzdCBkZW11ZXN0cmEgcXVlIGVzdGUgbm8CFwAX AB4AHAARABkADgAXABwAHAAoABwAHAAZAA4AEQAcABcAHAAcABwAFwAcABkADQAcABcAHAAcAEMA AAAyCrMK1gYlAAQAAAAAAPQLeA9tYnJlIGVzIGVsIG1pc21vIHF1ZSBlbCBncmllZ28gSWFvLiAg CSgAHAARABwAFwAcABkAFwAcAAwAGAAoAAwAGQAoAB0AFwAcABwAHAAXABwADAAXABwAEAAMABwA GwAcABcADgAcABwADQAOAA0ABAAAAAIBAQCRAAAAMgruCsIBWQAEAAAAAAD0C3gPWeJobyBlcyB1 bmEgYW50aWd1byBub21icmUgc2Vt7XRpY28geSBtdXkgbe1zdGljbyBkZSBsYSBEZWlkYWQgc3Vw cmVtYSwgbWllbnRyYXMgcXVlIFlhaCAgIQAcABwAHAATABwAGQATABwAHAAcABMAGwAcAA0ADAAc ABwAHAATABsAHAAoABwAEQAcABMAGQAdACgADgAOAAwAGQAcABMAGQATACgAHQAZABQAKAAOABkA DgAMABkAHAATABwAHAASAAwAHAATACQAGwALABwAHAAcABMAGQAcABsAEQAcACgAHAAOABQAKAAM ABwAHAAOABEAHAAZABMAGwAcABwAEwAhABwAGwANAAQAAAACAQEAmgAAADIKJwvCAV8ABAAAAAAA 9At4Dyh26WFzZSBlc3RhIHBhbGFicmEpIGVzIHVuYSBhYnJldmlhY2nzbiBwb3N0ZXJpb3IgcXVl LCBhIGNhdXNhIGRlIGNvbnRlbmVyIHVuIGlkZWFsIGFic3RyYWN0bywgABEAGQAcABwAGQAcABIA HAAZAA4AHAASABwAGwAMABsAHAARABwAEQASABwAGQASABwAGwAcABIAHAAcABEAHAAYAAwAHAAY AAwAGwAcABIAHAAcABgADgAcABAADAAcABEAEgAcABwAHAAOABIAHAASABkAGwAcABkAHAASABwA HAASABkAHAAcAA4AHAAbABwAEQASABwAHAARAAwAHAAcABsADAASABwAHAAYAA4AEQAcABkADgAc AA0ADQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQAQAAAADIKYQvCASMABAAAAAAA9At4D2xsZWfzIGZpbmFsbWVu dGUgYSBzZXIgYXBsaWNhZGEgeSByIAsADAAcABwAGwAPAA0ADAAcABsADAAoABwAHAAOABwADwAc AA8AGQAbABEADwAbABwACwAMABkAGwAcABwADwAYAA8AEQBDAAAAMgphC7AEJQAEAAAAAAD0C3gP ZWxhY2lvbmFkYSBjb24gdW4gc+1tYm9sbyBm4WxpY286IGVsIAkbAAwAHAAYAAwAGwAcABwAHAAb AA4AGQAcABwADwAcABsADwAZAA4AKAAcABwADAAcAA8ADgAbAAsADAAZABwADQAPABsADAAPAAQA AAAtAQUAFgAAADIKYQvaBwcABAAAAAAA9At4D2xpbmdoYW0gCwAKABwAHAAcABwAKQAEAAAALQEE ACYAAAAyCmELiAgSAAQAAAAAAPQLeA8gZGUgbGEgY3JlYWNp824uICAPABwAHAAOAAsAHAAPABkA EAAcABwAGAALABwAHAAOAA8ADgAQAAAAMgphC/oJAwAEAAAAAAD0C3gPTG8gABwAHAANAAQAAAAC AQEABAAAAC0BBAAUAAAAMgqaC8IBBgAEAAAAAAD0C3gPbWlzbW8gKAAMABoAKAAcABUABAAAAC0B BQAQAAAAMgqaC2kCAwAEAAAAAAD0C3gPWWFoACEAHAAcAAQAAAAtAQQAEwAAADIKmgvCAgUABAAA AAAA9At4DyBxdWUgIBUAHAAcABwAFQAEAAAALQEFABEAAAAyCpoLQAMEAAQAAAAAAPQLeA9Z4mhv IQAcABwAHAAEAAAALQEEAFUAAAAyCpoLtQMxAAQAAAAAAPQLeA8gZXJhbiAibm9tYnJlcyBkZSBt aXN0ZXJpbyIgaGVicmVvcyBkZXJpdmFkb3MgZGUgAhUAHAARABsAHAAVABIAGwAcACgAHAARABwA GQAVABwAHAAVACgADAAZAA4AHAAQAAwAHAASABUAGwAcABwAEQAbABwAGQAVABwAGwARAAwAGAAc ABwAHAAZABQAHAAcABUABAAAAC0BBQAQAAAAMgqaC1EIAwAEAAAAAAD0C3gPSWFvAA4AGwAcAAQA AAAtAQQAKAAAADIKmguWCBMABAAAAAAA9At4DywgcGVybyBsb3MgY2FsZGVvcyAADgAVABwAGwAR ABwAFAAMABwAGQAVABgAHAAMABwAGwAcABgADQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQAGgAAADIK1AvCAQoA BAAAAAAA9At4D3Rlbu1hbiB1biAOABwAHAAOABwAHAAXABwAHAAXAAQAAAAtAQUAEQAAADIK1Au0 AgQABAAAAAAA9At4D1niaG8hABwAHAAcAAQAAAAtAQQAgAAAADIK1AspA04ABAAAAAAA9At4DyBh bnRlcyBxdWUgbG9zIGp1ZO1vcyBsYSBhZG9wdGFyYW4sIHkgZW50cmUgZWxsb3MsIGNvbW8gbG8g ZXhwbGljYXJvbiBhbGd1bm9zIBcAHAAbAA4AHAAZABcAHAAcABwAFgAMABwAGQAXAAoAHAAcAA4A HAAZABcADAAcABcAGwAcABsAHAAOABwAEQAcABwADgAXABkAFwAcABwADQARABwAFwAbAAsADAAc ABkADgAXABkAHAAoABwAFwAMABwAFwAcABgAHAALAAwAGQAcABEAGwAcABcAHAALABwAHAAcABwA GAANAAQAAAACAQEABAAAAC0BBAAaAAAAMgoNDMIBCgAEAAAAAAD0C3gPZ27zc3RpY29zIBwAHAAc ABkADQAMABkAHAAZABAAWAAAADIKDQymAjMABAAAAAAA9At4D3kgbmVvcGxhdPNuaWNvcywgZXJh IGxhIG3hcyBhbHRhIGNvbmNlYmlibGUgZGVpZGFkIAAYABAAHAAcABsAHAALABwADgAcABsADAAZ ABwAGQANABAAHAAQABwADwAMABsAEAAoABwAGQAQABwADAAOABwAEAAYABsAHAAZABwAHAALABsA DAAcABAAGwAbAAwAHAAcABsAEAAEAAAALQEFAEAAAAAyCg0MIAcjAAQAAAAAAPQLeA9lbnRyb25p emFkYSBzb2JyZSBsb3Mgc2lldGUgY2llbG9zIAAcABwADgAQABwAHAALABcAHAAcABwAEAAZABwA HAARABwAEAALABwAGAAQABkACgAcAA4AHAAQABkACgAcAAsAHAAZABAABAAAAC0BBAAOAAAAMgoN DBkKAgAEAAAAAAD0C3gPeSAZAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEACUAAAAyCkcMwgERAAQAAAAAAPQL eA9yZXByZXNlbnRhbmRvIGxhIAoRABwAHAARABwAGQAbABwADgAcABwAGwAcAA4ADAAcAA4ABAAA AC0BBQAgAAAAMgpHDEkDDgAEAAAAAAD0C3gPTHV6IGVzcGlyaXR1YWwcABwAFwAOABwAGQAdAAoA EQAKAA4AHAAcAAsABAAAAC0BBAAOAAAAMgpHDG4EAgAEAAAAAAD0C3gPICgOABEABAAAAC0BBQAT AAAAMgpHDI0EBQAEAAAAAAD0C3gPwnRtYW4gIQAOACoAHAAcAAQAAAAtAQQAOgAAADIKRwweBR8A BAAAAAAA9At4DywgZWwgdW5pdmVyc2FsKSwgY3V5byByYXlvIGVyYSAADgAOABwADAAOABwAHAAL ABkAHAARABkAGwAMABEADgAOABkAHAAZABwADgARABwAGAAcAA4AHAARABwADgAEAAAALQEFABEA AAAyCkcMpAcEAAQAAAAAAPQLeA9Ob3VzJAAcABwAGQAEAAAALQEEADEAAAAyCkcMGQgZAAQAAAAA APQLeA8sIHJlcHJlc2VudGFuZG8gYSBsYSB2ZXogbw4ADgARABwAGwARABwAGQAcABwADQAcABwA HAAcAA4AHAANAAwAHAAOABkAHAAYAA0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEEAFsAAAAyCoAMwgE1AAQAAAAA APQLeA9lbCBpbnRlbGlnZW50ZSBEZW1pdXJnbyBkZWwgVW5pdmVyc28gZGUgTWF0ZXJpYSB5IGFs IAscAAwADgAMABwADgAbAAsADAAcABsAHAAOABwADwAkABwAKAAMABwAEQAcABwADwAcABsADAAP ACQAHAAMABgAHAARABkAHAAPABwAHAAPACkAHAAOABwAEAAMABwADwAZAA8AGwAMAA8ABAAAAC0B BQAdAAAAMgqADFYGDAAEAAAAAAD0C3gPTWFuYXMgZGl2aW5vKgAcABwAHAAZAA8AHAAKABkACgAc ABwABAAAAC0BBAATAAAAMgqADH0HBQAEAAAAAAD0C3gPIGVuIGUgDwAcABwADwAcADEAAAAyCoAM 7wcZAAQAAAAAAPQLeA9sIGhvbWJyZSwgeSBzaWVuZG8gYW1ib3MgbwwADwAcAB0AKAAcABEAHAAO AA8AGQAPABkADAAcABwAHAAcAA8AGwAoABwAHAAaAA8ABAAAAAIBAQAcAAAAMgq6DMIBCwAEAAAA AAD0C3gPRXNw7XJpdHUuICBvIQAZABwADgARAAwADgAbAA4ADgAOAIwAAAAyCroMlgJWAAQAAAAA APQLeA9MYSB2ZXJkYWRlcmEgY2xhdmUgZGUgZXN0bywgY29tdW5pY2FkYSBz82xvIGEgbG9zIElu aWNpYWRvcywgZXJhIHF1ZSBlbCBub21icmUgZGUgSUFPIBwAHAAOABkAHAARABwAHAAcABwAEAAc AA4AGQAMABwAGQAcAA4AHAAcAA4AHAAZAA0AHAAOAA4AGQAcACgAHAAcAAwAGQAcABwAHAAOABkA HAAMABwADgAcAA0ADAAcABkADgAOABsADAAYAAwAHAAcABwAGQAOAA4AHAAQABwADgAcABwAHAAO ABwADAAOABwAHAAoABwAEQAcAA4AHAAcAA4ADgAhACcADgAEAAAAAgEBAIMAAAAyCvMMwgFQAAQA AAAAAPQLeA9lcmEgInRyaWxpdGVyYWwgeSBzdSBuYXR1cmFsZXphIHNlY3JldGEiLCBzZWd1biBs YSBleHBsaWNhYmFuIGxvcyBIaWVyb2ZhbnRlcy4gIBwAEQAcABMAEgANABEACwALAAwADgAbABEA GwAMABMAGQATABkAHAATABsAHAAOABwAEAAcAAsAHAAZABwAEwAZABwAGQAQABwADgAcABIADgAT ABgAHAAcABwAGwATAAwAHAATABwAGAAcAAsADAAYABwAHAAcABwAEgAMABwAGQATACMADAAbABEA HAAOABwAHAANABwAGQAOABMAEwApAAAAMgrzDIgIFAAEAAAAAAD0C3gPTG9zIGZlbmljaW9zIHRl bu1hbiAcABwAGQATAA0AHAAbAAwAGAAMABwAGQASAA4AHAAcAA4AHAAbAA0ABAAAAAIBAQA+AAAA MgotDcIBIgAEAAAAAAD0C3gPdGFtYmnpbiB1bmEgZGVpZGFkIHN1cHJlbWEgY3V5byBubw4AHAAo ABwADAAcABwAFwAcABwAHAAXABwAGwAMABsAHAAcABcAGQAcABsAEQAcACgAHAAXABkAHAAZABwA FwAcABwAZAAAADIKLQ00BTsABAAAAAAA9At4D21icmUgZXJhIHRyaWxpdGVyYWwsIHkgc3VzIHNp Z25pZmljYWRvcyBzZWNyZXRvcywg6XN0YSBlcmEgACgAHAARABwAGAAcABEAHAAXAA4AEAALAAsA DAAOABsAEQAbAAwADgAXABkAFwAZABwAGQAXABgADAAbABwACwAOAAwAGAAcABwAHAAZABcAGQAc ABgAEQAcAA4AHAAZAA4AFwAcABgADQAcABcAHAARABsADQAEAAAAAgEBAAQAAAAtAQQAIgAAADIK Zg3CAQ8ABAAAAAAA9At4D3RhbWJp6W4gSWFvOyB5IAAOABwAKAAcAAwAHAAcAA8ADgAcABwADgAP ABgADwAEAAAALQEFABYAAAAyCmYNDQMHAAQAAAAAAPQLeA9ZIGhhIGhvICEADwAcABwADgAcABwA BAAAAC0BBAB9AAAAMgpmDbsDTAAEAAAAAAD0C3gPIGVyYSB1bmEgcGFsYWJyYSBzYWdyYWRhIGVu IGxvcyBtaXN0ZXJpb3MgZWdpcGNpb3MsIHF1ZSBzaWduaWZpY2FiYSAibGEgdW5hIA8AGwARABwA DwAbABwAHAAPABsAHAALABwAHAARABsADwAZABwAHAAQABsAHAAcAA8AHAAcAA4ACwAcABkADwAo AAwAGQAOABwAEAAMABwAGQAPABsAHAALABwAGAAMABwAGQAOAA8AGwAcABwADwAYAAwAHAAbAAwA DQAMABkAGwAcABwADwARAAwAHAAOABwAHAAbAA0ABAAAAAIBAQCgAAAAMgqgDcIBYwAEAAAAAAD0 C3gPZXRlcm5hIHkgb2N1bHRhIGRlaWRhZCIgZW4gbGEgbmF0dXJhbGV6YSB5IGVuIGVsIGhvbWJy ZTsgZXN0byBlcywgbGEgIklkZWFjafNuIGRpdmluYSB1bml2ZXJzYWwiOyB5ABwADgAcABEAHAAb ABAAGQAQABwAGQAbAAwADgAbABAAHAAbAAwAHAAbABwAEgAQABsAHAAPAAwAHAAQABsAHAAOABwA EQAbAAsAHAAZABwAEAAZAA8AHAAcAA8AHAAMAA8AHAAcACgAHAARABwADgAQABwAGQAOABwAEAAc ABkADQAPAAwAHAAQABIADQAcABwAHAAYAAwAHAAbABAAGwAMABgADAAcABwADwAcABsADAAZABwA EAAZABwADAASAA0AEAAYAA0AAAAyCqANMgoBAAQAAAAAAPQLeA8gZg0ABAAAAAIBAQAEAAAALQEE ABAAAAAyCtkNwgEDAAQAAAAAAPQLeA9lbCAAHAAMAA0ABAAAAC0BBQATAAAAMgrZDfcBBQAEAAAA AAD0C3gPTWFuYXNoKgAcABwAHAAZAAQAAAAtAQQAIAAAADIK2Q2OAg4ABAAAAAAA9At4DyBodW1h bm8sIG8gZWwgDgAbABwAKAAcABwAHAAOAA4AHAAOABwADAAOAAQAAAAtAQUAEQAAADIK2Q3LAwQA BAAAAAAA9At4D0VnbyAhABwAHAAOAAQAAAAtAQQAHAAAADIK2Q0yBAsABAAAAAAA9At4D3N1cGVy aW9yLiAgZRgAHAAcABwAEAAMABsAEQAOAA4ADgAfAAAAMgrZDRAFDQAEAAAAAAD0C3gPKEcuVC4g SC5QLkIuKSAQACcADgAfAA4ADgAkAA0AIQAOACEADgARAA0AAAAyCtkNMAYBAAQAAAAAAPQLeA8g ZhsAHAAAAPsCEAAHAAAAAAC8AgAAAAABAgIiU3lzdGVtAAAAAAAAAAAAABgAAAAEAAAAMC8gB+QE AAAEAAAALQEGAAUAAAAUAgAAAAAFAAAAEwJ4DwAABQAAABMCeA/0CwUAAAATAgAA9AsFAAAAEwIA AAAABQAAABQCAQABAAUAAAATAncPAQAFAAAAEwJ3D/MLBQAAABMCAQDzCwUAAAATAgEAAQAFAAAA FAICAAIABQAAABMCdg8CAAUAAAATAnYP8gsFAAAAEwICAPILBQAAABMCAgACAAUAAAAUAgMAAwAF AAAAEwJ1DwMABQAAABMCdQ/xCwUAAAATAgMA8QsFAAAAEwIDAAMABQAAABQCBAAEAAUAAAATAnQP BAAFAAAAEwJ0D/ALBQAAABMCBADwCwUAAAATAgQABAAFAAAAFAIFAAUABQAAABMCcw8FAAUAAAAT AnMP7wsFAAAAEwIFAO8LBQAAABMCBQAFAAUAAAAUAgYABgAFAAAAEwJyDwYABQAAABMCcg/uCwUA AAATAgYA7gsFAAAAEwIGAAYABQAAABQCBwAHAAUAAAATAnEPBwAFAAAAEwJxD+0LBQAAABMCBwDt CwUAAAATAgcABwAFAAAAFAIIAAgABQAAABMCcA8IAAUAAAATAnAP7AsFAAAAEwIIAOwLBQAAABMC CAAIAAUAAAAUAgkACQAFAAAAEwJvDwkABQAAABMCbw/rCwUAAAATAgkA6wsFAAAAEwIJAAkABQAA ABQCCgAKAAUAAAATAm4PCgAFAAAAEwJuD+oLBQAAABMCCgDqCwUAAAATAgoACgADAAAAAAA= ------=_NextPart_01C63656.22480370 Content-Location: file:///C:/895641F9/glosario-Y_archivos/filelist.xml Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/xml; charset="utf-8" ------=_NextPart_01C63656.22480370--