Día de Adyar, 17 de febrero Día del Loto Blanco, 8 de mayo Día de la Fundación, 11 de noviembre

GRANDES DÍAS TEOSÓFICOS

Extractado de "Instructivo para quienes desean ingresar en la Sociedad Teosófica"por Annie Besant

        "... Tendremos ahora tres festivales especiales para toda la Sociedad Teosófica:
*

 

   EL DÍA DE ADYAR

17 de febrero

 

  "A principios de 1922 la Sra. Irma de Manziarly sugirió que el 17 de febrero se considerase como un día en el cual deberíamos pensar en Adyar y fortalecer por todo el mundo nuestros lazos de gratitud con la Sede Central. Desde aquel tiempo se ha vendido celebrando esta fecha como el día especial para que los miembros ofrenden a Adyar sus donativos de mente, corazón y dineros, en cordial homenaje. Los fondos que allá se reciben son distribuidos entre las Escuelas primarias gratuitas que sostiene la Sociedad: la biblioteca de Adyar, y otros propósitos que ocuparon la mente del Presidente Fundador.

   Por estas razones se eligió ese día como particularmente apropiado:

   1.- Giordano Bruno, heraldo de la Teosofía que, a causa de los adversos tiempos, no pudo implantarla en Europa, abandonó su cuerpo físico en la hoguera, en Roma, el 17 de febrero de 1600, martirizado por la “Santa Inquisición”. (Annie Besant fe una reencarnación de él)

   2.- El Sr. Carlos Webster Leadbeater, gran instructor teosófico, colaborador de la Dra. Besant por más de cuarenta años y el más preciso clarividente contemporáneo, nació el 17 de febrero de 1847 en Inglaterra.

   3.- El coronel Olcott, Presidente Fundador de la Sociedad Teosófica, pasó a la vida superior en Adyar el 17 de febrero de 1907.

   En la Sede Central de Adyar se iza este día la bandera de la S.T. En el Salón se recitan sonoramente las plegarias de las siete grandes religiones, minutos antes de las 7 de la mañana. Siguen algunas breves alocuciones y, en el momento exacto de las 7.17 horas, cuando el Coronel fue separado de su cuerpo físico por su Maestro, la concurrencia se pone de pie en solemne y silencioso homenaje. Acto seguido, se inicia una procesión para ofrecer flores tanto frente a la estatua del Coronel dentro del “hall” como en el sitio conmemorativo, cerca del templo Budista, donde su cuerpo fue consumido por el fuego.

   Es costumbre hacer el 17 de febrero una colecta especial, durante el festival con que las Logias lo conmemoran, para remitir los fondos como una ofrenda nacional destinada a los altruistas fines a que se aplican en Adyar. Es costumbre, durante la reunión, leer pasajes de la vida y hechos de nuestros líderes ya mencionados, y es costumbre también, recordar entonces a los buenos trabajadores que nos hubieren precedido en el tránsito a la vida superior, particularmente aquellos que laboraron por la vida de la Logia y por la difusión del Mensaje Teosófico."


 


*

Conmemoración del Día del Loto Blanco 2015 en el marco del

Encuentro anual de la OTS Los Molinos, Madrid


 

El DÍA DEL LOTO BLANCO Y SU SIGNIFICADO

John Algeo

(El Teósofo vol.129, nº8, mayo 2008)


El Día del Loto Blanco es una fecha en el calendario, pero también es un acontecimiento sagrado.

Una fecha conmemorativa


El 8 de mayo en el calendario, el Día del Loto Blanco, conmemora la muerte de H. P. Blavatsky y la finalización de sus dolores, penas y tribulaciones en este mundo, hacia un estado de más Vida, Luz y Amor. El aniversario de la muerte de HPB fue establecido por su gemelo teosófico, Henry S. Olcott. El Coronel registra el origen de la conmemoración en Hojas de un Viejo Diario (Historia de la S.T.) (IV. 26, p. 452-4):

Como hemos celebrado el aniversario de la muerte de HPB por ocho años, y como indudablemente la ceremonia continuará, también podemos registrar el Aviso Ejecutivo del 17 de abril de 1892, que condujo a la observación del evento. Se redactó del modo siguiente:

“En su último Testamento, H. P. Blavatsky expresó el deseo que anualmente, en el aniversario de su muerte, algunos de sus amigos ´se reunieran en la Sede Internacional de la Sociedad Teosófica y leyeran un capítulo de Luz de Asia y (extractos de) el Bhagavadgitâ´; y dado que es apropiado que sus colegas que aún viven quieran mantener fresca la memoria de sus servicios a la humanidad y su amor devoto por nuestra Sociedad, el abajo firmante sugiere que el aniversario se conozca como el Día del Loto Blanco, y manifiesta la recomendación, y la orden oficial siguiente:

1. A mediodía, el 8 de Mayo de 1892, y en el mismo día en cada año posterior, se hará una reunión conmemorativa en la Sede Internacional, durante la cual se leerán extractos de los libros mencionados precedentemente, y breves alocuciones a cargo del encargado de la reunión, y de otros que quieran hacerlo.
2. Se le dará a los pescadores pobres de Adyar y a sus familias, una porción de comida en su nombre.
3. La bandera estará a media asta desde el amanecer hasta el atardecer, y el Hall de la Convención será decorado con flores blancas de loto.
4. Los miembros que vivan en las afueras de Madras pueden obtener su comida solicitándosela al Secretario de Registros, por lo menos con una semana de antelación.
5. El abajo firmante le recomienda a todas las Secciones y Ramas por todo el mundo, reunirse anualmente en el día del aniversario, y, de modo simple, no sectario y digno, evitando toda adulación servil y halagos vacíos, expresar el sentimiento general de aprecio afectuoso por quien nos trajo el delineamiento del Sendero de ascenso que conduce a las cimas del conocimiento.”

Copias de esto se enviaron inmediatamente a las Sedes de Londres y Nueva York, de allí se difundió a las Ramas, y actualmente, supongo, cada una de las cientos de Ramas por todo el mundo anualmente, renuevan la memoria del carácter y servicios de HPB.

Eso es lo que significa la fecha en el calendario. Es un momento para conmemorar, y en el que los teósofos de todo el mundo recuerdan a H. P. Blavatsky y sus logros, su carácter y servicios.
 

Leer más


Origen del la fiesta del loto blanco

 

                "Cuando la señora Blavatsky hizo su testamento el 31 de enero de 1885, se hallaba gravemente enferma en Adyar. Se habían acrecentado sus sufrimientos por los ataques de los Misioneros Cristianos cuando el asunto de los Coulomb, y ella no esperaba ya vivir muchos días. Pero en el punto crítico de su enfermedad intervino su Maestro presentando a su elección una alternativa: O la desencarnación inmediata y por consiguiente el término de sus sufrimientos, o bien la prolongación de ellos manteniendo su cuerpo físico por el tiempo necesario para escribir “La Doctrina Secreta” y dar así al mundo la suma de conocimiento ocultos que ya podían ser entregados a la Humanidad. Siempre dispuesta al sacrificio de sí misma, Mme. Blavatsky optó por lo segundo y entonces el Maestro reforzó la vitalidad de su decaído organismo volviéndolo a la salud H.P.B., por consejo del médico se trasladó a Europa el 31 de marzo de 1885  se instaló en Wurzburg, en casa de una amiga suya, donde comenzó a escribir  “La Doctrina Secreta”

                Después  de  seis años de ruda labor, sobrecargada por el malestar físico y casi terminada la  obra capital de la literatura teosófica, la señora Blavatsky abandonó su cuerpo en Londres el día 8 de mayo de 1891. Una de las cláusulas de su Testamento decía… “Deseo que cada año, el día aniversario de mi muerte, se reúnan mis amigos en la Residencia Central de la Sociedad Teosófica, Adyar, para leer un capítulo de “La Luz de Asia” de Sir Edwin Arnold, y otro del “Bhágavad Gita”.

                La primera indicación oficial concerniente al “Día del Loto Blanco” se encuentra en las órdenes Ejecutivas expedidas por el Presidente Vitalicio de la Sociedad, Coronel Olcott, y publicadas en el número de mayo de 1892 de “The Theosophist”, que dicen así:

SOCIEDAD TEOSÓFICA
Oficina del Presidente.
Adyar, 17 de abril de 1892.
DÍA DEL LOTO BLANCO

                “En su testamento, H.P.Blavatsky expresó su deseo de que cada año, en el aniversario de su muerte, algunos de sus amigos se reuniesen en el Cuartel General, de la Sociedad Teosófica para leer un capítulo de “La luz de Asia” y extractos del “Bhágavad Gita”. Y dado que sus colegas que le sobreviven conservan fresca la memoria de los servicios que ella hizo a la Humanidad, y de su acendrado amor por la sociedad, el suscrito propone que este aniversario sea conocido  entre nosotros bajo el nombre de “El Día del Loto Blanco”;  y por tanto expido las órdenes y recomendaciones oficiales que siguen:

                 1.- A mediodía del 8 de mayo de 1892, y cada año este mismo día, tendrá lugar una reunión conmemorativa durante la cual se leerán extractos de las obras mencionadas y se efectuarán cortas alocuciones por el Presidente de la Reunión y por las personas que lo desearen.
                 2.- Se izará el pabellón de la Sociedad desde la salida hasta la puesta del Sol, y se decorará el Salón de Actos con flores de loto blanco…
                ….”El suscrito recomienda a todas las Secciones y Logias Teosóficas del mundo entero que se reúnan cada año el día aniversario de la muerte de H.P.B. y se esfuercen con dignidad, sin sectarismos no formas serviles de adulación o huecos cumplidos, por dar expresión al sentimiento general de amor por aquella que non indicó el Sendero ascendiente que conduce a las cimas del conocimiento…”
                  En su “Diario”, bajo fecha domingo 8 de mayo de 1892, el Coronel Olcott escribió esta nota:
               “Primera celebración del Día del Loto Blanco en memoria de la muerte de H.P. Blavatsky, acaecida hace un año. Alocuciones. Se cantaron versículos del “Bhágavad Gita” leyéndose su traducción, así como extractos de “La Luz de Asia” y unas notas acerca del significado místico del Loto Blanco. 50 Delegados.”

                Y el día 9 de mayo escribía… “El diario “Correo de Madrás” dedica una columna y media al asunto del Loto Blanco…”

 

*

 

EL DÍA DEL LOTO BLANCO

 

Fernando Pérez Martín

 
   Como es sabido, el día 8 de Mayo se conmemora la desencarnación de H. P. Blavatsky que en este año 2.007 llega a su 106 aniversario al haber dejado el plano físico en el año 1.891. Esta conmemoración se conoce como Día del Loto Blanco.

   Seguidamente, voy a analizar muy someramente, pues trato de no hacer este escrito demasiado extenso, lo que significa el Loto Blanco y para ello me voy a valer de parte de las palabras pronunciadas por K. Parvati Kumar en una de sus visitas a Europa.

   “El tema de El Loto Blanco es muy sagrado, tan sagrado que tenemos que entrar en él con mucha humildad y sencillez. Un loto blanco nos revela muchos secretos si somos capaces de pararnos un instante para mirarlo y hablar con él. Cuando hablamos con él nos da una sonrisa por respuesta, ya que todos aquellos seres que están llenos de Conciencia responden sólo con sonrisas y no mediante palabras. El loto blanco es una de tales Conciencias”.

   “La flor de loto es un excelente ejemplo de Conciencia cuyo único objetivo es hacer que sus pétalos se conviertan en flor. Su proceso de crecimiento no es tan largo y penoso como el de otras plantas, como por ejemplo, el rosal, que tiene muchas espinas y abundantes hojas, más numerosas casi siempre que las mismas rosas. Esto significa que aparte de algunas cosas esenciales, hay muchas otras que no lo son. El hombre común tiene muchas cosas superfluas y pocas esenciales, pero un Maestro de Sabiduría sólo tiene cosas esenciales y nada superfluo”.

   “Si observamos la flor de loto vemos que no hay en ella nada de superfluo y su único plan es desarrollarse y ofrecer la belleza de su fragancia y de su luz. Pero el loto no nos muestra su tallo que es como la personalidad, sino que nos muestra sólo lo esencial, la belleza y el perfume, lo espiritual, y no lo superfluo”.

  “El loto nos da un excelente mensaje para que nos separemos de las cosas banales y nos quedemos en lo esencial al relacionarnos con los demás seres.
Si podemos irradiar luz y amor en todo momento, si podemos irradiar una sonrisa en todo momento, sólo entonces podemos compararnos al loto. Un loto siempre nos manda un mensaje al decirnos: ‘Muestra lo hermoso que llevas en ti, muestra la luz que hay dentro de ti, muestra cómo se está abriendo tu corazón al Amor, muestra la ternura, pero que todo esto suceda inadvertidamente y en silencio’. El loto nos puede transmitir muchos mensajes”.

   “El loto vive en los tres mundos. Tiene sus raíces en la tierra, su tallo en el agua y su flor por encima de ella. La triple existencia del loto es como la triple existencia del ser humano. El loto no pierde el contacto con la tierra a pesar de que pueda vivir en la Conciencia Superior”.

   “Como el loto tiene su tallo, el ser humano tiene la columna vertebral, e igual que crece la flor del loto sobre sus tallo, así también crece la cabeza en el ser humano. En el caso del ser humano común, el loto de la cabeza está cerrado, mas cuando se trata de un hombre de sabiduría, el loto se despliega. Los seres humanos son como capullos de loto y los Maestros son como lotos florecidos”.

   Estas pocas líneas, tan poéticamente redactadas, pero no por ello carentes de sabiduría, nos muestran la gran concordancia entre el ser humano y la flor de loto. En la página anterior aparece una conocida descripción comparativa del loto y el ser humano, y en ésta, un poco más arriba, hay otra imagen que es una fotografía de una flor de loto blanco del estanque del Templo Buddhista existente en Adyar. Como se sabe, el loto es considerada una planta sagrada en varios países orientales y lo era también en Egipto en la época del máximo esplendor espiritual de este gran país.

   El loto puede ser considerado como la perfecta evolución y crecimiento del ser humano y el color blanco es el de la pureza, Mayo es el mes de la pureza y en este mes desencarnó HPB. Por lo tanto, considerar este día, 8 de Mayo, día del Loto Blanco en referencia a HPB, es algo perfectamente lógico y natural, ya que HPB era como una flor de loto en todo su esplendor y la pureza, el color blanco, era una de sus características.
Cuando en el curso de los años me ha sido necesario exponer algo acerca de HPB, siempre me he preguntado algo parecido a; y este año, ¿qué digo? Sin ninguna duda, en todas las ocasiones, he hallado motivos más que sobrados para, sin establecer un culto a la personalidad, hacer referencia a situaciones, cualidades o características que, además de ser veraces, fueran motivo de enseñanza para todos los asistentes. Esta muy singular mujer fue tan distinta a todo lo existente en su época, y puede decirse que en la actual también, que con facilidad puede uno encontrar motivos más que bastantes para poder salir airoso en todas cuantas ocasiones sea necesario exponer algo acerca de la fundadora de la ST. Esto demuestra muy a las claras lo que fue HPB. Seguidamente, me propongo hacer una no muy larga referencia a tres de las peculiaridades o actuaciones que adornaron la encarnación en la que fue conocida como HPB en el siglo XlX.

   Siendo una mujer joven se le apareció su Maestro, Quien le expuso las posibilidades que tenía de poder llevar a cabo una labor determinada con todos los inconvenientes subsiguientes en el plano físico. Ni que decir tiene que ella aceptó con todas las consecuencias ya asumidas, y desde ese momento vivió, luchó, se esforzó y sufrió para poder realizar la tarea que le fue encomendada. Para ello viajó por casi todo el mundo en aquellos años en los que una mujer sola era una enorme rareza, y se sobrepuso a todos cuantos sinsabores le salieron al paso. Esta situación perduró hasta los últimos de su vida por una u otra razón, y entre los motivos que amargaron esos años están las distintas enfermedades que padeció como consecuencia del cuerpo que tuvo que habitar, por razones que desconocemos, pero que quizás, podemos figurarnos, y por la facilidad de que disponía para la realización de fenómenos de muchas clases, a los que ella era tan contraria, pero que asumía como necesarios.

   Expongo todo lo anterior, como una muy corta muestra de su entrega, su dedicación, su celo y en definitiva, su devoción por la causa de su Maestro, porque la palabra devoción tiene un significado mucho más amplio, profundo y esotérico de lo que usualmente solemos conceder a ese término. La vida de HPB fue, pues, una entrega total y sin reservas a la causa de la humanidad, pero hay que reconocer que no ha sido la única en la época actual que se ha comportado de esa manera, pues otros seres antes y después de ella, también han mostrado esa imprescindible cualidad para progresar en el campo espiritual, pero me refiero a HPB y en ella me centro. De una u otra forma, esa devoción, esa entrega sin reservas, no es fácil encontrarla entre los seres humanos que formamos la humanidad, sobre todo cuando se trata de una entrega total y completamente inegoísta, como es el caso de HPB, pues normalmente los seres humanos nos movemos impelidos por el egoísmo en cualquiera de sus facetas, que son muchas y muy variadas. Esta es la razón por la que he deseado hacer hincapié en esta cualidad innata en HPB como una de las tres peculiaridades a las que me he referido. (Por favor, observad los ojos de la fotografía adjunta).

   La siguiente ‘peculiaridad’, y como consecuencia de lo antes mencionado, es la creación de la ST. No creo que sea exagerado decir que el trabajo principal de nuestra HPB fue la creación de la ST junto con el Cor. Olcott. Llegado a este punto, las ideas brotan como lo hace una catarata, con fuerza, con continuidad, de forma espontánea, y, ¿porqué no? ilusionadamente, pero como no se trata de escribir para enseñar nada, sino solamente hacer una corta referencia a lo creado por HPB, expongo algo de lo que, a mi entender, puede ser más destacable para el propósito que me he marcado.

   La creación de la ST, según entiendo yo, marcó un hito en la historia moderna de la humanidad, porque facilitó a occidente, en oriente ha sido algo consustancial con las creencias de los seres humanos en términos generales, la existencia de la reencarnación y del karma que rectamente comprendidas hacen desaparecer muchos conceptos erróneos, pesares y sinsabores. Hasta cierto punto, la reencarnación puede ser comprendida con cierta facilidad con la mente inferior, pero el karma no es tan fácil de entender, ya que los seres humanos solemos emplear con demasiada frecuencia aquello de ‘eso no se refiere a mí’, por desconocimiento de lo que verdaderamente es y significa el karma al establecer un juicio basado en la personalidad. De todas formas, día llegará en que ambas, reencarnación y karma, sean también consustanciales con el pensamiento, modo de ser y forma de actuar en occidente. Pero además de estas dos leyes, inherentes a la Doctrina Esotérica, la Sabiduría Antigua o Sabiduría Divina, la ST facilitó al ser humano la seguridad de que dentro de sí tiene todo lo que necesita para progresar espiritualmente sin necesidad de adherirse a nada ni a nadie externo a si mismo, pues se trata de una búsqueda interna y la creación del carácter. La creación del carácter es en realidad el trabajo personal que representa el progreso espiritual, y como es personal, precisa de constancia, voluntad, confianza en sí mismo, entre otras muchas cualidades, y libertad. La libertad en el ser humano es imprescindible dentro de la ST. La libertad es la piedra angular en la que se basa la ST, y ella tiene que ser la base para el progreso interno espiritual del ser humano, la libertad de actuación y de pensamiento, practicada “dentro de los límites de la cortesía”, como decía Jinarajadasa, facilita la afirmación íntima de que lo que alguien consigue tenga el carácter de algo seguro y elaborado por uno mismo. Todo cuanto, de alguna manera, se oponga a la libertad, va en contra de los principios más elementales de la Teosofía, ya que la mayor parte de la veces, coartar la libertad presupone oponerse a la evolución. No podemos olvidar que la ST enarbola la bandera de la libertad y que una resolución de su Consejo General se refiere precisamente a la libertad de pensamiento.

   Estos son los aspectos, entre otros muchos que se pueden mencionar, en los que me he basado para poner de manifiesto el gran esfuerzo y trabajo de HPB y HSO (es imposible omitir este último nombre al hablar de la creación de la ST) al dar al mundo la Teosofía en esta época, empleando el nombre de Teosofía.

   La tercera peculiaridad que deseo resaltar de HPB, es el ejemplo mostrado a todos con su vida. En el mundo estamos tan acostumbrados a escuchar a personas que nos hablan de cosas incluso sublimes, que nos gustan de alguna manera, y por la razón que sea, sabemos que esas personas en su vida pública o de familia hacen caso omiso a lo que trataron de comunicarnos, que casi siempre puede pasarnos desapercibido el hecho. Esto es perfectamente contrario a lo que debe de ser una actitud de elevación espiritual. Y como éste no fue el caso de HPB creo que es una obligación ponerlo de manifiesto.

   El ejemplo de la vida del ser que conocimos como HPB debería ser seguido por muchas más personas, y no me refiero a sus viajes y demás aspectos externos suyos, que no dejan de asombrar, sino al aspecto ético y moral de esa mujer, a su entereza, a su lealtad , a su amor al Maestro, a la seguridad que mostró en lo que hacía, al cumplimiento del deber, a su valor. El cumplimiento del deber es una de las facetas de la pureza, y de las más importantes, y ella lo llevó a cabo sin ninguna duda. El valor. Sin esta cualidad nadie puede osar avanzar en el camino espiritual y ella lo mostró en casi todas las ocasiones en las que actuó, incluyendo el valor en el plano físico. De no ser así, ¿cómo habría podido viajar en dos ocasiones, o más, al Tibet andando y escalando las montañas en una época en la que abundaban los salteadores de caminos? Baste esto como un ejemplo, quizá, de no mucha importancia. Pero tampoco podemos olvidar el valar que demostró al enfrentarse a los mil y un problemas, ataques e injurias a los que fue sometida por ofrecerse como medio para realizar el trabajo ímprobo que realizó.

   Sí, el ejemplo de HPB puede servirnos de paradigma, de una suerte de ideal a imitar, de algo en lo que fijar nuestra atención. El ejemplo de HPB habla de ella como nadie más puede hacerlo por mucho que nos esforcemos. Viajó mucho, ya se ha dicho, enseñó mucho, escribió obras, algunas de las cuales aun no han sido valoradas en su justa medida, trabajó mucho, pero lo que se pone más de manifiesto es el ejemplo de una vida vivida de forma honesta, moral, ética, sincera y espiritual desde el punto de vista del ocultismo.

   Lamento haberme extendido mucho más de lo que pensaba hacerlo al comenzar a escribir estas líneas. Espero que no haya terminado por ser pesado o aburrido, y si así ha sida, pido perdón, pero creo que se comprenderá fácilmente que al hablar de HPB, al ser tan grande la figura de esta singular y extraordinaria mujer, realmente se tenga dificultad para terminar lo que se desea comunicar. En verdad, al decir HPB uno puede resumir el pensamiento solamente en una palabra, ASOMBRO.

   Esto es una pequeña parte de lo que he deseado comunicar en estas líneas. El Loto Blanco representa al ser perfeccionado (no perfecto) y el blanco la pureza y por ello el día 8 de Mayo, dedicado a la memoria de HPB, es el Día del Loto Blanco, o como terminó su alocución K. Parvathi Kumar, referido al inicio de estas líneas; “Esta charla está dedicada a Helena Petrovna Blavatsky que es la fuerza de la que emana la Sabiduría del Loto Blanco. Esta fue HPB, este es el Día del Loto Blanco”.

F.P.M.
5-5-07

 

*

DÍA DE LA FUNDACIÓN
17 de noviembre

“El 17 de noviembre de cada año es un día de gran celebración para la Sociedad Teosófica en todo el mundo. En este día fue oficialmente proclamada la fundación de la Sociedad en New York, y desde entonces ha continuado derramando su luz espiritual, iluminado las sendas de razas, religiones  nacionalidades; lo mismo que las conciencias de los individuos. Para todos los teósofos este es un Día de Recordación en que todos expresamos gratitud a los dos Beneméritos Fundadores de nuestra Sociedad, el Coronel H. S. Olcott y Mme. H. P. Blavatsky. También recordamos en este día a aquellos otros Grandes Teósofos que contribuyeron mucho en el pasado con su vida y su trabajo, a la vigorización de este Movimiento que está impulsando la Fraternidad Universal. Recordamos especialmente a la Dra. Annie Besant, a Monseñor C. W. Leadbeater, al Dr. Jorge Arundale, al Sr. Jinarajadasa, y todos aquellos que se han destacado por su aportación a la labor y al moderno pensamiento Teosófico. Recordamos igualmente a muchos trabajadores “desconocidos” de todas las Secciones Nacionales, que con su silencioso sacrificio han capacitado a la Sociedad Teosófica para crecer como Movimiento fuerte y dinámico, para constituirse en eficaz experimento de transformación social del mundo.”

 

 

Sociedad Teosófica  -  Emblema  -  Fundadores  -  Adyar  - Celebraciones  -  Rama Rakoczy  -  Curso Teosofía - Biblioteca

   Artículos  -  Eventos  -  OTS  -  Ramas y Grupos  -  STE  -  FTE  -  FTI   -  Asala  -  Wesak   -  Enlaces  -  Sumario - Videoteca