La Sociedad Teosófica

La Sociedad Teosófica fue oficialmente fundada en Nueva York el 17 de noviembre de 1875 por Helena P. Blavatsky y Henry S. Olcott, además de otras personas. Tiene su cede central en Adyar, estado de Chennai (Madrás), India, y los siguientes son sus objetivos:

1º) Formar un núcleo de la Fraternidad Universal de la Humanidad sin distinción de raza, credo, sexo, casta o color.

2º) Fomentar el estudio comparado de las religiones, filosofías y ciencias.

3º) Investigar las leyes inexplicadas de la naturaleza y los poderes latentes en el Hombre.

Los cuales, respectivamente, persiguen alcanzar los siguientes resultados:

1º) Generar condiciones de vida humana que permitan al ser humano revelar su divinidad. Experimentar la unidad de la vida.

2º) Hacer accesible a la humanidad la Ciencia Espiritual o Sofía. Vivir en la ciencia. Revelar un universo Inteligente.

3º) Despertar las cualidades de la Sexta Raza con apertura a la conciencia espiritual. Desarrollo de los poderes Ilimitados del ser humano.

Leer más sobre los 3 Objetivos de la ST >>>

LIBERTAD DE PENSAMIENTO

Texto Resolutivo Acordado por el Consejo General de la Sociedad Teosófica

«Como quiera que la Sociedad Teosófica se ha difundido ampliamente por todo el mundo y cuenta entre sus miembros con practicantes de todas las religiones que no renuncian a los dogmas particulares de su respectiva fe, conviene tener presente que ninguna doctrina ni opinión, sea quien sea quien la enseñe o mantenga, liga de modo alguno a ningún miembro de la Sociedad, pues todos son libres de aceptarlas o rechazarlas. El único requisito para formar parte de la Sociedad Teosófica es la aceptación de sus Objetivos.
Ningún instructor o tratadista desde H. P. Blavatsky a los actuales, tiene autoridad para imponer sus enseñanzas u opiniones a los demás. Todos los miembros tienen el mismo derecho para adherirse al instructor o a la Escuela filosófica que prefieran, pero no tienen derecho a forzar a otro a que abrace la misma opinión.
A ningún miembro de la Sociedad se le puede negar el derecho al voto, ni el de ser candidato a cargos oficiales a causa de las opiniones que mantenga o de la escuela filosófica a la que pertenezca, pues las opiniones y creencias no confieren privilegios ni inflingen castigos.
Los miembros de la Sociedad Teosófica mantienen y defienden estos principios fundamentales de la Sociedad, obran de acuerdo con ellos, y ejercen su derecho de libertad de pensamiento, y el de su consiguiente expresión, dentro de los límites de la cortesía, respeto y consideración de los demás».

LIBERTAD DE LA SOCIEDAD

La Sociedad Teosófica, si bien coopera con toda otra organización cuyos objetivos y cuya actividad hacen que esa cooperación sea posible, debe y tiene que permanecer completamente independiente de ellas, sin obligarse a ningún objetivo, excepto los suyos propios y tiene que desarrollar su propia tarea sobre las líneas más tolerantes e inclusivas, de manera que avance hacia su propia meta, según se indica y está implícito en el título abstracto de «Sociedad Teosófica».
Puesto que la Fraternidad Universal y la Sabiduría son indefinidas e Ilimitadas, y puesto que para cada uno y todos los miembros de la Sociedad Teosófica existe libertad de pensamiento y acción, la Sociedad permanece libre de afiliación e identificación con cualquier otra organización.

EL PROGRAMA ORIGINAL DE LA SOCIEDAD TEOSÓFICA

Helena Blavatsky

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es HPB0.jpgA fin de no dejar lugar para equivocaciones, se le debe recordar a los miembros de la Sociedad Teosófica el origen de la Sociedad en 1875. Enviada a los Estados Unidos en 1873 con el propósito de organizar un grupo de trabajadores en el plano psíquico, dos años después, la escritura recibió órdenes de su Maestro e Instructor de formar el núcleo de una Sociedad regular cuyos objetos fueron enunciados de forma general de la siguiente manera:

1. Hermandad Universal;

2. No hacer distinción entre los miembros debido a razas, credos o posiciones sociales, sino que cada miembro tendría que ser juzgado y tratado por sus propios méritos personales.

3. Estudiar las filosofías del Oriente especialmente las de la India, presentándolas gradualmente al público en varias obras que interpreten las religiones exotéricas a la luz de las enseñanzas esotéricas.

4. Oponerse al dogmatismo materialista y teológico en toda forma posible, demostrando la existencia de fuerzas ocultas desconocidas para la ciencia, en la naturaleza; y la presencia de poderes psíquicos y espirituales en el hombre; tratando al mismo tiempo de ampliar los puntos de vista de los Espiritistas o Espiritualistas, demostrándoles que hay otros agentes, muchos otros, trabajando en la producción de fenómenos además de los “Espíritus ” de los muertos. La superstición tenía que ser desenmascarada y evitada; y demostrar de la mejor manera posible, que hay fuerzas ocultas, benéficas y maléficas que siempre están alrededor de nosotros y que manifiestan su presencia de diferentes maneras. Tal era el programa en sus rasgos generales. No se les dijo a los dos Fundadores principales lo que tenían que hacer, o como tenían que lograr y alentar el crecimiento de la Sociedad y obtener los resultados deseados; ni tampoco se les dieron ningunas ideas definidas respecto a su organización externa, la cual fue dejada completamente en sus manos. Por lo tanto, ya que la abajo firmante no tenía capacidad para el trabajo mecánico de formación y administración de una Sociedad, la organización de esta última quedó en manos del Coronel H.S.Olcott, allí mismo elegido por los fundadores y miembros primitivos como Presidente de por vida .Pero si no se les dijo a los dos Fundadores lo que tenían que hacer claramente fueron instruidos acerca de lo que nunca deberían hacer ,lo que tenían que evitar y lo que nunca debiera llegar a ser la Sociedad. Se mostraron como futuros contrastes de nuestra Sociedad a las organizaciones eclesiásticas y a las sectas Cristianas y Espiritualistas, o dicho de manera más clara:…

 Seguir leyendo>>>


282total visits,5visits today